Vio­la­cio­nes y ejér­ci­to – Ame­co­Press

Lite­ra­tu­ra que vin­cu­la a los ejér­ci­tos a actos de vio­la­ción de muje­res. Gru­pos meri­to­rios del femi­nis­mo y del anti­mi­li­ta­ris­mo, entre otros Muje­res de Negro, han carac­te­ri­za­do muy bien esta cara del mili­ta­ris­mo. Tex­tos como “Las muje­res y las gue­rras“, el “Atlas del Esta­do de la mujer en el Mun­do“, “Vidas rotas, crí­me­nes con­tra muje­res en situa­cio­nes de con­flic­to” , “muje­res a favor de la paz” y tan­tos otros dan cuen­ta de esta rela­ción.

Una vez más, con­ta­mos con denun­cias en este sen­ti­do: fun­cio­na­rios de la ONU denun­cian al ejér­ci­to de la repú­bli­ca demo­crá­ti­ca de El Con­go de vio­lar el día de año nue­vo al menos a 50 muje­res del pobla­do de Fici (se espe­ra que el núme­ro de denun­cias siga cre­cien­do y que no se sepa el total por el mie­do a las repre­sa­lias).

Nor­mal­men­te los ejér­ci­tos reac­cio­nan a estas denun­cias dicien­do que son algo espo­rá­di­co, resi­dual y res­pon­sa­bi­li­dad de des­con­tro­la­dos, no una cues­tión que tie­ne que ver con el ejér­ci­to. Así ha pasa­do en esta oca­sión, en que el ejér­ci­to se lava las manos y pre­ten­de que ha sido cosa de unos sol­da­dos por su cuen­ta, como si la pro­pia estruc­tu­ra y la pro­pia cul­tu­ra mili­tar no tuvie­ran nada que ver en los actos que comen­ten quie­nes a ellos se aco­gen.

Una vez más las muje­res son per­de­do­ras por par­ti­da doble en la gue­rra y una vez más no se hará nada para evi­tar­lo.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *