El colec­ti­vo de [email protected] [email protected], salu­da el acuer­do de Ger­ni­ka y se dis­po­ne a actuar como agen­te polí­ti­co acti­vo

Tras el comu­ni­ca­do de Eus­ka­do Ta Aska­ta­su­na en el que decla­ró un alto el fue­go per­ma­nen­te, gene­ral y veri­fi­ca­ble, el Colec­ti­vo de Pre­sos Polí­ti­cos Vas­cos (EPPK) ha vuel­to a posi­cio­nar­se des­de las cár­ce­les. En una nota fecha­da el pasa­do mar­tes los reclu­sos de la orga­ni­za­cion arma­da ins­tan a los fir­man­tes del Acuer­do de Ger­ni­ka a abrir un perio­do de inter­lo­cu­ción con el obje­ti­vo de enta­blar unas rela­cio­nes nor­ma­li­za­das.

«El acuer­do sitúa la amnis­tía como una de las cla­ves que posi­bi­li­ta­rán cons­truir de modo demo­crá­ti­co la Eus­kal Herria del futu­ro (…). Ello requie­re res­pe­to y reco­no­ci­mien­to a los dere­chos de los pre­sos polí­ti­cos vas­cos. Estos temas men­cio­na­dos están com­ple­ta­men­te liga­dos a EPPK y le afec­tan muy direc­ta­men­te», indi­ca el colec­ti­vo, tras sub­ra­yar que la Decla­ra­ción de Ger­ni­ka «tie­ne impor­tan­cia».

Al igual que en el comu­ni­ca­do de diciem­bre, EPPK ase­gu­ra que se impli­ca­rá en el nue­vo esce­na­rio polí­ti­co, para lo que pide un espa­cio como agen­te polí­ti­co acti­vo. Una deman­da que hicie­ron suya los miles de per­so­nas que reco­rrie­ron las calles de Bil­bo el pasa­do día 8 en la mani­fes­ta­ción a favor de los dere­chos de los pre­sos: «Siguien­do lo que hemos hecho duran­te lar­gos años, tam­bién en este momen­to EPPK actua­rá como agen­te polí­ti­co acti­vo. Como en toda la exis­ten­cia de nues­tro Colec­ti­vo, des­de las cel­das en las que esta­mos, en las que nos tie­nen, man­te­ne­mos la fir­me volun­tad de hacer nues­tra humil­de apor­ta­ción al pro­ce­so de libe­ra­ción de Eus­kal Herria. En el pro­ce­so demo­crá­ti­co que tie­ne como obje­ti­vo cons­truir un mar­co demo­crá­ti­co para Eus­kal Herria, tene­mos todo el dere­cho a ser par­te acti­va en los deba­tes para defi­nir el pro­ce­so mis­mo y para hacer nues­tras apor­ta­cio­nes, tene­mos dis­po­si­ción para ello, y tam­bién ganas».

A la hora de ana­li­zar la situa­ción de los pre­sos, el Acuer­do de Ger­ni­ka exi­ge la supre­sión de la actual polí­ti­ca peni­ten­cia­ria (fin de la dis­per­sión, excar­ce­la­ción de los pre­sos enfer­mos, con­ce­sión de liber­ta­des con­di­cio­na­les a todos los reos pena­dos que hayan cum­pli­do los requi­si­tos lega­les, así como de los pre­ven­ti­vos, y la dero­ga­ción de la doc­tri­na Parot). Unas medi­das que, según los fir­man­tes de la decla­ra­ción, ayu­da­rían a esta­ble­cer una amnis­tía que con­duz­ca a la ausen­cia total de reclu­sos y refu­gia­dos.

foto

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *