Izquier­da Aber­tza­le, EA y Alter­na­ti­ba lla­man a la Huel­ga Gene­ral-Ezker Aber­tza­lea.

Esta­mos a las puer­tas de la ter­ce­ra huel­ga gene­ral con­vo­ca­da por la mayo­ría sin­di­cal vas­ca en el últi­mo año y medio. Estas tres huel­gas tie­nen un deno­mi­na­dor común: que no sea la cla­se tra­ba­ja­do­ra la que pague la cri­sis gene­ra­da por la ava­ri­cia sin limi­tes del capi­tal finan­cie­ro; que con la excu­sa de la cri­sis no se recor­ten más los dere­chos adqui­ri­dos tras déca­das de lucha.

Los dos pila­res cla­ves del acuer­do “Eus­kal Herria ezke­rre­tik” son la cons­truc­ción nacio­nal y la cons­truc­ción social. Son dos caras de la mis­ma mone­da. En la pre­sen­ta­ción del acuer­do sub­ra­ya­mos la nece­si­dad de dar res­pues­ta fir­me a las medi­das eco­nó­mi­cas y socia­les que pre­ten­den man­te­ner la hege­mo­nía de los mer­ca­dos menos­pre­cian­do los dere­chos de los tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras.

Una prác­ti­ca que los actua­les Gobier­nos de Gas­teiz, Iru­ña y Madrid (apo­ya­do por el PNV) lle­van a la prác­ti­ca y que su últi­ma apor­ta­ción es el aumen­to de la edad de jubi­la­ción a los 67 años de edad que lle­va pare­jo el aumen­to del núme­ro de años que hay que tener coti­za­dos para tener dere­cho a una pen­sión.

Esta medi­da, y ya van unas cuan­tas, supo­ne un cla­ro retro­ce­so en los dere­chos socia­les y labo­ra­les de los tra­ba­ja­do­res, y una vez más, recae las con­se­cuen­cias de la cri­sis sobre los sec­to­res más des­fa­vo­re­ci­dos, en espe­cial la juven­tud, las per­so­nas inmi­gran­tes y las muje­res, que están sien­do doble­men­te cas­ti­ga­das por esta cri­sis.

El Gobierno del Rei­no de Espa­ña ha eje­cu­ta­do al pie de la letra las exi­gen­cias más into­le­ra­bles de los pode­res ban­ca­rios, que úni­ca­men­te aspi­ran a man­te­ner intac­tos sus insul­tan­tes már­ge­nes de bene­fi­cio a cos­ta de la rui­na colec­ti­va. Es la ban­ca pri­va­da quien real­men­te nos gobier­na, la mis­ma que se ha apro­pia­do ava­ri­cio­sa­men­te de los che­ques mul­ti­mi­llo­na­rios de Zapa­te­ro a la vez que nos sus­trae unos sucu­len­tos intere­ses median­te la com­pra de deu­da públi­ca esta­tal.

De esta for­ma, la ban­ca pri­va­da recla­ma liqui­dez a la patro­nal, y la patro­nal recla­ma al gobierno espa­ñol una refor­ma labo­ral aplau­di­da sin pudor por el PSOE y el PNV.

Por ello, con­si­de­ra­mos ple­na­men­te jus­ti­fi­ca­da y apo­ya­mos la huel­ga con­vo­ca­da para el pró­xi­mo día 27 por la mayo­ría sin­di­cal vas­ca.

No cabe duda de que la refor­ma de las pen­sio­nes y su supues­ta invia­bi­li­dad, no es más que un inten­to por aca­bar con el sis­te­ma públi­co para pri­va­ti­zar el sis­te­ma al que nos opo­ne­mos tajan­te­men­te.

Lejos de crear empleo y redu­cir la pre­ca­rie­dad labo­ral, se ha debi­li­ta­do gra­ve­men­te la posi­ción de los tra­ba­ja­do­res, y los gobier­nos les aban­do­nan al albur de los intere­ses espe­cu­la­do­res.

Eus­ko Alkar­ta­su­na, Izquier­da aber­tza­le y Alter­na­ti­ba defen­de­mos la jus­ti­cia social, y todos estos recor­tes socia­les, supo­nen tam­bién una agre­sión fron­tal a nues­tra sobe­ra­nía, y la nega­ción de fac­to de ese mar­co pro­pio de rela­cio­nes labo­ra­les que pro­cla­ma­mos. La ciu­da­da­nía vas­ca pade­ce la impo­si­ción de un mar­co esta­tal de deci­sión y diá­lo­go social cuyo mode­lo es mimé­ti­ca­men­te tras­la­da­do a la CAV y Nafa­rroa, no res­pe­tan­do la reali­dad social, polí­ti­ca, eco­nó­mi­ca y sin­di­cal del con­jun­to de Eus­kal Herria.

Recla­ma­mos el dere­cho que todo el mun­do pue­da acce­der a una pen­sión dig­na, y por ello es nece­sa­rio crear empleo, pero empleo de cali­dad, a mayor sala­rio, mayor coti­za­ción. Que las per­so­nas jóve­nes y las muje­res pue­dan incor­po­rar­se al mer­ca­do labo­ral, en igual­dad de con­di­cio­nes y opor­tu­ni­da­des. La implan­ta­ción de una fis­ca­li­dad pro­gre­sis­ta y pro­gre­si­va. Y, como hemos seña­la­do ante­rior­men­te, que Eus­kal Herria ten­ga capa­ci­dad e ins­tru­men­tos para que deci­da­mos nues­tro sis­te­ma de pen­sio­nes, o sea, un mar­co pro­pio de deci­sión.

Todos estos moti­vos, nos lle­van a apo­yar ine­quí­vo­ca­men­te la huel­ga gene­ral con­vo­ca­da por la mayo­ría sin­di­cal vas­ca para el pró­xi­mo jue­ves 27 de enero.

Esta Huel­ga Gene­ral no res­pon­de úni­ca­men­te a la rabia o al enfa­do. Es el camino para con­ti­nuar tra­ba­jan­do por el ver­da­de­ro cam­bio. Tene­mos que con­ti­nuar tra­ba­jan­do por otro mode­lo eco­nó­mi­co, social y polí­ti­co. Un nue­vo mode­lo en el los ciu­da­da­nos y ciu­da­da­nas no este­mos al ser­vi­cio de un mode­lo eco­nó­mi­co que bene­fi­cia a unos pocos, sino que sea la eco­no­mía la que este al ser­vi­cio de los intere­ses popu­la­res. Los vas­cos y vas­cas tene­mos que salir a la calle, movi­li­zar­nos para que nues­tros dere­chos sean res­pe­ta­dos.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *