El nue­vo sue­ño ame­ri­cano ; visi­tar Cuba- Car­los Tena

El gobierno del pre­si­den­te Oba­ma puso en mar­cha, hace tan solo unas sema­nas, nue­vas medi­das des­ti­na­das a per­mi­tir más via­jes des­de Esta­dos Uni­dos a Cuba, gene­ran­do entre la pobla­ción todo tipo de reac­cio­nes (furi­bun­das entre la mafia de Flo­ri­da, y más tem­pla­das en el res­to de la nación), y que de inme­dia­to hizo que me pre­gun­ta­ra si entre esos ciu­da­da­nos con pasa­por­te USA (fue­sen o no de ori­gen cubano), no inten­ta­rá colar­se en la isla algún sayón con avie­sas inten­cio­nes, como se vie­ne dan­do des­de 1960, cuan­do la CIA y el FBI, con­tan­do con el apo­yo de cien­tos de mer­ce­na­rios y terro­ris­tas, come­tían todo tipo de aten­ta­dos, tra­tan­do en vano de ase­si­nar a Fidel Cas­tro en más de 638 oca­sio­nes*.

El jui­cio can­tin­fle­ro con­tra Luís Posa­da Carri­les (nacio­na­li­za­do en Vene­zue­la) que vie­ne cele­brán­do­se en la ciu­dad de El Paso (Texas), no deja dudas acer­ca de la con­di­ción de la jus­ti­cia nor­te­ame­ri­ca­na en su ine­quí­vo­ca voca­ción por reme­dar la que Ful­gen­cio Batis­ta impul­só en Cuba duran­te su dic­ta­du­ra, o lo que es aún más terri­ble, imi­tar la que estu­vo vigen­te duran­te el III Reich. Tam­po­co deja lugar a dudas la par­cia­li­dad, sub­je­ti­vi­dad y arbi­tra­rie­dad de los jue­ces, fis­ca­les y demás fun­cio­na­rios en esa far­sa pro­ce­sal, comen­zan­do con el car­go por el que el terro­ris­ta más san­gui­na­rio de cuan­tos pro­te­gen los sena­do­res repu­bli­ca­nos del esta­do de La Flo­ri­da se sien­ta en el ban­qui­llo: sim­ple­men­te es un men­ti­ro­so, que acce­dió a terri­to­rio yan­qui fal­sean­do docu­men­tos y fecha de entra­da.

Todo lo que los gobier­nos de Vene­zue­la y Cuba han demos­tra­do feha­cien­te­men­te, no vale para la jus­ti­cia de Oba­ma, a la hora no ya de juz­gar a Posa­da por crí­me­nes como la vola­du­ra del avión de Cuba­na de Avia­ción (Vue­lo 455, el 6 de octu­bre de 1976. Bar­ba­dos, 1976), que cos­tó 73 víc­ti­mas ino­cen­tes, sino siquie­ra para extra­di­tar al ase­sino en cues­tión, a quien espe­ra la jus­ti­cia vene­zo­la­na des­de hace más de una déca­da. No vale igual­men­te que el pro­pio mer­ce­na­rio ex agen­te de la CIA, admi­tie­ra públi­ca­men­te el san­grien­to hecho, en una entre­vis­ta publi­ca­da por el dia­rio esta­dou­ni­den­se The New York Times en Julio de 1998; ni las recien­tes decla­ra­cio­nes del terro­ris­ta sal­va­do­re­ño Fran­cis­co Chá­vez Abar­ca*, dete­ni­do en Cara­cas y extra­di­ta­do a La Haba­na en 2010. Los magis­tra­dos yan­quis se nie­gan a incluir cual­quier tes­ti­mo­nio con­tra Carri­les. Algo hue­le a podri­do en El Paso.

Vol­vien­do a los via­jes de EEUU a Cuba, estoy con­ven­ci­do de que por par­te del gobierno de la Revo­lu­ción, se toma­rán las medi­das téc­ni­cas, aero­náu­ti­cas, poli­cia­les y de todo tipo, para evi­tar que entre los tres millo­nes de turis­tas nor­te­ame­ri­ca­nos (que se espe­ran a lo lar­go de los pró­xi­mos años), arri­be a terri­to­rio cubano un solo visi­tan­te con inten­cio­nes cri­mi­na­les, o lo que es más correc­to, un ase­sino dis­fra­za­do de sim­pá­ti­co tro­ta­mun­dos; como tam­bién ten­go la cer­te­za de que entre las auto­ri­da­des del gobierno de Barak Oba­ma, exis­ti­rán fun­cio­na­rios que tra­ten de que no se expor­te más terro­ris­mo hacia la isla, sen­ci­lla­men­te por­que se pone en jue­go la vida de sus con­ciu­da­da­nos, aun­que este últi­mo dato no sea de impor­tan­cia capi­tal para Ilea­na Ross Lethi­nen, alias La Loba, o los her­ma­nos Díaz Balart, Orlan­do Bosch o cual­quie­ra de los impli­ca­dos en hechos delic­ti­vos con­tra la isla más dig­na del glo­bo.

Tam­bién es cier­to que las medi­das anun­cia­das por la admi­nis­tra­ción de Oba­ma el pasa­do 14 de enero, no impli­can el levan­ta­mien­to del embar­go esta­dou­ni­den­se a la isla, sino que faci­li­tan en par­te el turis­mo esta­dou­ni­den­se, así como las visi­tas orga­ni­za­das por escue­las, igle­sias y gru­pos cul­tu­ra­les, per­mi­tién­do­les orga­ni­zar vue­los chár­ter como par­te de un plan des­ti­na­do a aumen­tar los con­tac­tos per­so­na­les entre ambos paí­ses. Ese gra­dual, pero impa­ra­ble aumen­to de las visi­tas de nor­te­ame­ri­ca­nos a Cuba, se vie­ne cons­ta­tan­do des­de hace pocas fechas.

Un visi­tan­te que lle­gó a la mis­ma casa de hués­pe­des en la que yo mis­mo me alo­jé en La Haba­na, del 5 de noviem­bre al 20 de diciem­bre de 2010, me ase­gu­ró que en ese últi­mo mes del año hubo unos 20 vue­los dia­rios pro­ce­den­tes de Mia­mi. Aho­ra, las agen­cias de via­jes podrán orga­ni­zar vue­los muy eco­nó­mi­cos con pro­pó­si­tos cul­tu­ra­les, que podrían (si la admi­nis­tra­ción Oba­ma inter­pre­ta con fle­xi­bi­li­dad sus pro­pias reglas) incluir cual­quier temá­ti­ca: des­de obser­va­ción del toco­ro­ro o el totí, la cría de coco­dri­los, o las visi­tas a los tem­plos de san­te­ría en Regla o Gua­na­ba­coa.

Sin embar­go, los agen­tes turís­ti­cos en la zona (Repú­bli­ca Domi­ni­ca­na, Méxi­co, Jamai­ca, Puer­to Rico, etc.) se han mos­tra­do algo preo­cu­pa­dos por el más que pro­ba­ble des­vío del turis­mo de los USA hacia la Mayor de las Anti­llas, en detri­men­to de otros des­ti­nos. “No va a haber una explo­sión inme­dia­ta de turis­mo esta­dou­ni­den­se a Cuba por estas medi­das, pero eso even­tual­men­te ocu­rri­rá”, dice Andy Dauhaj­re, un cono­ci­do eco­no­mis­ta que diri­ge la Fun­da­ción Eco­no­mía y Desa­rro­llo de Repú­bli­ca Domi­ni­ca­na, “…pero cuan­do eso ocu­rra, va a haber un impac­to sig­ni­fi­ca­ti­vo sobre varios des­ti­nos turís­ti­cos como Can­cún, Baha­mas, Jamai­ca y Repú­bli­ca Domi­ni­ca­na”. Un estu­dio del FMI de 2008, titu­la­do Se aca­ba­ron las vaca­cio­nes: Impli­ca­cio­nes para el Cari­be de una Aper­tu­ra del turis­mo de Esta­dos Uni­dos a Cuba, con­cluía que el levan­ta­mien­to total de la prohi­bi­ción a los via­jes a la isla pro­du­ci­ría un cam­bio sís­mi­co en la indus­tria turís­ti­ca de aquel área.

A todo esto, lo más impor­tan­te en torno a las nue­vas medi­das y su posi­ble alcan­ce, sur­ge de la decla­ra­ción del Min­rex, ese mis­mo 14 de enero de 2011, publi­ca­da, radia­da y leí­da en todos los medios de difu­sión, con obje­to de cla­ri­fi­car la ver­da­de­ra reper­cu­sión social, eco­nó­mi­ca y polí­ti­ca de ese decre­to del gobierno Oba­ma*.

Por mi par­te, bien­ve­ni­dos sean los ciu­da­da­nos nor­te­ame­ri­ca­nos hones­tos y pací­fi­cos que lle­guen a Cuba des­de los USA. Nadie duda de que ambos pue­blos pue­den y deben man­te­ner una polí­ti­ca común fra­ter­nal y de cola­bo­ra­ción mutua. La Revo­lu­ción podría ayu­dar al pre­si­den­te Oba­ma en muchas mate­rias, y Barak podría demos­trar su inte­li­gen­cia y cora­je toman­do algu­nas valien­tes deci­sio­nes, como las que Car­ter dic­tó duran­te su man­da­to a fina­les de los 70.

Es pre­ci­so el levan­ta­mien­to gra­dual del embar­go y la dero­ga­ción de la ley Helms-Bur­ton. Ah, y una visi­ta ofi­cial a La Haba­na para char­lar con Raúl Cas­tro.

Pero me hago una pre­gun­ta: ¿Sabe el pre­si­den­te de los USA qué es la liber­tad?

Notas.- (Link de enla­ce): http://​docu​men​ta​le​sa​ton​li​ne​.blogs​pot​.com/​2​0​1​0​/​0​5​/​6​3​8​-​m​a​n​e​r​a​s​-​d​e​-​m​a​t​a​r​-​c​a​s​t​r​o​2​0​0​6​.​h​tml

(2) El terro­ris­ta de nacio­na­li­dad sal­va­do­re­ña, Fran­cis­co Chá­vez Abar­ca, con­fe­só haber sido con­tra­ta­do por el pró­fu­go Luis Posa­da Carri­les para rea­li­zar actos des­es­ta­bi­li­za­do­res en Vene­zue­la. Asi­mis­mo, Chá­vez Abar­ca con­fe­só que reci­bía ins­truc­cio­nes en cla­ve a tra­vés de un correo elec­tró­ni­co don­de men­cio­na­ba un res­tau­ran­te ubi­ca­do cer­ca del Aero­puer­to Inter­na­cio­nal Simón Bolí­var de Mai­que­tía, don­de se encon­tra­ría con tres per­so­nas, entre ellos dos vene­zo­la­nos para ini­ciar con el plan des­es­ta­bi­li­za­dor. Según el terro­ris­ta, en esa reu­nión se bus­ca­ba pla­ni­fi­car dis­tur­bios y eva­luar los sitios don­de se pudie­ran ini­ciar. El terro­ris­ta afir­mó que los que esta­ban con­tra­tan­do estas accio­nes en con­tra del Gobierno vene­zo­lano esta­ban dis­pues­tos a rea­li­zar lo que fue­ra nece­sa­rio para lograr su come­ti­do. El dete­ni­do con­fe­só, ante las cáma­ras de TELESUR, que fue envia­do a Vene­zue­la para rea­li­zar accio­nes de cons­pi­ra­ción y que inten­tó entrar al país con pasa­por­te fal­so, y que par­ti­ci­pó con la ayu­da de Posa­da Carri­les en los aten­ta­dos con­tra sitios turís­ti­cos en La Haba­na en 1997, en uno de los cua­les per­dió la vida el joven ita­liano Fabio Di Cel­mo.

(3) DECLARACION DEL MINREX (Minis­te­rio de Asun­tos Exte­rio­res de la Repú­bli­ca de Cuba)

14 de enero del 2011, el Gobierno de los Esta­dos Uni­dos anun­ció nue­vas medi­das sobre Cuba. Aun­que habrá que espe­rar por la publi­ca­ción de las regu­la­cio­nes para cono­cer su ver­da­de­ro sig­ni­fi­ca­do, de acuer­do con la infor­ma­ción pre­li­mi­nar dada a cono­cer por la Ofi­ci­na de Pren­sa de la Casa Blan­ca, las medi­das con­sis­ten en:

- Auto­ri­zar los via­jes de nor­te­ame­ri­ca­nos a Cuba con fines aca­dé­mi­cos, edu­ca­cio­na­les, cul­tu­ra­les y reli­gio­sos.

- Per­mi­tir a ciu­da­da­nos nor­te­ame­ri­ca­nos enviar reme­sas a ciu­da­da­nos cuba­nos en can­ti­da­des limi­ta­das.

- Auto­ri­zar a los aero­puer­tos inter­na­cio­na­les de EE.UU. a soli­ci­tar per­mi­so para ope­rar vue­los chár­ter direc­tos a Cuba bajo deter­mi­na­das con­di­cio­nes.

La adop­ción de estas medi­das es el resul­ta­do del esfuer­zo de amplios sec­to­res de la socie­dad nor­te­ame­ri­ca­na que duran­te años han recla­ma­do mayo­ri­ta­ria­men­te el levan­ta­mien­to del geno­ci­da blo­queo con­tra Cuba y la eli­mi­na­ción de la absur­da prohi­bi­ción de los via­jes a nues­tro país.

Es expre­sión tam­bién del reco­no­ci­mien­to del fra­ca­so de la polí­ti­ca de los Esta­dos Uni­dos con­tra Cuba y de que bus­ca nue­vas vías para lograr sus obje­ti­vos his­tó­ri­cos de domi­na­ción de nues­tro pue­blo. Aun­que las medi­das son posi­ti­vas, se que­dan muy por deba­jo de esos jus­tos recla­mos, tie­nen un alcan­ce muy limi­ta­do y no modi­fi­can la polí­ti­ca con­tra Cuba.

El anun­cio de la Casa Blan­ca se limi­ta, en lo fun­da­men­tal, a res­ta­ble­cer algu­nas de las dis­po­si­cio­nes que estu­vie­ron en vigor en la déca­da del noven­ta bajo el gobierno del pre­si­den­te Clin­ton y fue­ron eli­mi­na­das por Geor­ge W. Bush a par­tir del 2003.

Las medi­das solo bene­fi­cian a deter­mi­na­das cate­go­rías de nor­te­ame­ri­ca­nos y no res­ti­tu­yen el dere­cho a via­jar a Cuba de todos los ciu­da­da­nos nor­te­ame­ri­ca­nos, que segui­rán sien­do los úni­cos en todo el mun­do que no pue­den visi­tar nues­tro país libre­men­te.

Estas medi­das con­fir­man que no hay volun­tad para cam­biar la polí­ti­ca de blo­queo y des­es­ta­bi­li­za­ción con­tra Cuba. Al anun­ciar­las, los fun­cio­na­rios del Gobierno de los Esta­dos Uni­dos deja­ron bien cla­ro que el blo­queo se man­ten­drá intac­to y que se pro­po­nen usar las nue­vas medi­das para for­ta­le­cer los ins­tru­men­tos de sub­ver­sión e inje­ren­cia en los asun­tos inter­nos de Cuba. Esto con­fir­ma la denun­cia expues­ta en la decla­ra­ción del MINREX del 13 de enero pasa­do.

Cuba siem­pre ha favo­re­ci­do los inter­cam­bios con el pue­blo nor­te­ame­ri­cano, sus uni­ver­si­da­des, sus ins­ti­tu­cio­nes aca­dé­mi­cas, cien­tí­fi­cas y reli­gio­sas. Todos los obs­tácu­los que entor­pe­cen las visi­tas de los esta­dou­ni­den­ses a Cuba siem­pre han esta­do, y siguen estan­do hoy, del lado del gobierno de Esta­dos Uni­dos.

Si exis­tie­ra un inte­rés real en ampliar y faci­li­tar los con­tac­tos entre nues­tros pue­blos, Esta­dos Uni­dos debe­ría levan­tar el blo­queo y eli­mi­nar la prohi­bi­ción que hace de Cuba el úni­co país al que los nor­te­ame­ri­ca­nos no pue­den via­jar

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *