Femi­nis­tas vas­cas con­flic­ti­vas y con­flic­tua­das – Gara

El pasa­do 8 de enero, en las calles de Bil­bo, ciu­dad de puen­tes y dis­tan­cias, en este pun­to extra­or­di­na­rio de cir­cu­la­cio­nes y cir­cui­tos, se impu­so una fre­cuen­cia: flu­jos y afec­tos de mate­ria vivien­te y huma­na impo­si­ble de inhi­bir… se tra­ta pues de una meta­mor­fo­sis poten­cial, ya que aque­llo que se pre­ten­de cap­tu­rar huye bajo nue­vas for­mas. Por suer­te, siem­pre hay una dife­ren­cia fun­da­men­tal entre los flu­jos vivien­tes y los axio­mas que pre­ten­den subor­di­nar­los a cen­tros de con­trol. Pero los flu­jos plan­tean algu­nos pro­ble­mas de orga­ni­za­ción que no debe­mos pasar por alto. Los flu­jos hacen que nos mova­mos y actue­mos, pero ¿con quié­nes y hacia dón­de que­re­mos des­pla­zar­nos?

Sin duda, para cual­quier suje­to polí­ti­co, y por supues­to, para el suje­to del femi­nis­mo, es impor­tan­te saber cuál es la mejor mane­ra de dis­po­ner la vida polí­ti­ca para que se pue­da pro­du­cir el reco­no­ci­mien­to y la repre­sen­ta­ción. En este sen­ti­do, las femi­nis­tas que desea­mos tomar par­te en la cons­truc­ción de Eus­kal Herria, debe­mos plan­tear nue­vas ideas que pue­dan ser úti­les para una polí­ti­ca demo­crá­ti­ca radi­cal.

En pri­mer lugar, ten­dría­mos que hacer un esfuer­zo por ana­li­zar los tipos de expre­sión posi­bles en los lími­tes del dolor, la humi­lla­ción, la año­ran­za y la rabia, ya que estas expre­sio­nes están vin­cu­la­das a la capa­ci­dad de socia­li­dad y de super­vi­ven­cia. Butler nos ani­ma a recon­si­de­rar la mane­ra de con­cep­tua­li­zar el cuer­po en el ámbi­to de la polí­ti­ca. La crí­ti­ca de la vio­len­cia debe empe­zar por la pre­gun­ta de la repre­sen­ta­bi­li­dad de la vida como tal: «¿Qué per­mi­te a una vida vol­ver­se visi­ble en su pre­ca­rie­dad y en su nece­si­dad de cobi­jo, y qué es lo que nos impi­de ver o com­pren­der cier­tas vidas de esta mane­ra?».

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *