El Friendship cri­ti­ca la res­pues­ta del Gobierno espa­ñol a la decla­ra­ción de ETA

Los euro­par­la­men­ta­rios Bair­bre de Brún. Fra­nçois Alfon­si, Cathe­ri­ne Grè­ze, Oriol Jun­que­ras y Tat­ja­na Žda­no­ka han ofre­ci­do una com­pa­re­cen­cia en Estras­bur­go en la que han hecho hin­ca­pié en «la impor­tan­cia» del alto el fue­go decla­ra­do por ETA, que a su jui­cio ha res­pon­di­do tan­to a la Decla­ra­ción de Bru­se­las como al Acuer­do de Ger­ni­ka.

Una «res­pues­ta posi­ti­va» que, según han remar­ca­do, posi­bi­li­ta que el Gru­po Inter­na­cio­nal de Con­tac­to comien­ce a tra­ba­jar.

Los inte­gran­tes del Friendship han insis­ti­do en que la últi­ma decla­ra­ción de ETA tie­ne que ser enten­di­da como «un paso cru­cial para la paz» en Eus­kal Herria. «No debe­mos olvi­dar que paz en el País Vas­co supo­ne paz en el cora­zón de Euro­pa», han des­ta­ca­do.

Sin embar­go, los euro­dipu­tados se han mos­tra­do «decep­cio­na­dos» con la res­pues­ta del Gobierno espa­ñol y han cri­ti­ca­do que ha «refor­za­do la repre­sión» con las últi­mas deten­cio­nes.

«El con­tex­to polí­ti­co es total­men­te dis­tin­to al del pasa­do. ETA está deca­pi­ta­da, con la mayor par­te de sus miem­bros en pri­sión y una ver­da­de­ra pre­sión por par­te de Bata­su­na», ha seña­la­do la euro­dipu­tada eco­lo­gis­ta Cathe­ri­ne Grè­ze, para aña­dir que «hay un cam­bio estra­té­gi­co de lo polí­ti­co-mili­tar a lo polí­ti­co», lo que en su opi­nión debe­ría lle­var al Gobierno de Zapa­te­ro a dar otro tipo de res­pues­ta.

En la mis­ma línea, el euro­par­la­men­ta­rio cor­so Fra­nçois Alfon­si ha dicho enten­der el «escep­ti­cis­mo» del Eje­cu­ti­vo espa­ñol, pero le ha pedi­do que no blo­quee la reso­lu­ción del con­flic­to y que apro­ve­che la opor­tu­ni­dad de paz que se pre­sen­ta.

Para Oriol Jun­que­ras (ERC), la acti­tud de Madrid «no es la ade­cua­da» y está «fue­ra de los están­da­res habi­tua­les en este tipo de pro­ce­sos en Euro­pa».

Que la UE se impli­que

El Friendship con­si­de­ra que tras la decla­ra­ción de ETA se abre «un camino espe­ran­za­dor» para la socie­dad vas­ca y entien­de que en esta situa­ción es nece­sa­rio que la izquier­da aber­tza­le sea lega­li­za­da, que las polí­ti­cas «peni­ten­cia­ria y de segu­ri­dad» se adap­ten a la nue­va situa­ción y se uti­li­cen «como herra­mien­tas para la res­lu­ción del con­flic­to en vez de para per­pe­tuar­lo».

Ade­más, creen que la Unión Euro­pea debe invo­lu­crar­se en la reso­lu­ción del con­flic­to en Eus­kal Herria y recuer­dan que el caso irlan­dés «es un ejem­plo de cómo Euro­pa pue­de ayu­dar a supe­rar situa­cio­nes difí­ci­les».

Final­men­te, se reafir­man en su com­pro­mi­so para tra­ba­jar por un pro­ce­so de paz en Eus­kal Herria y ani­man a sus «cole­gas» y a la socie­dad vas­ca a hacer lo mis­mo.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *