¿Res­ca­te para la eco­no­mía espa­ño­la? No, gra­cias – Antón Bor­ja

La situa­ción de la eco­no­mía espa­ño­la, en 2011, está afec­ta­da por difi­cul­ta­des eco­nó­mi­cas, tan­to por el défi­cit de la balan­za comer­cial (cer­ca de 50.000 M de euros en 2010) y el défi­cit de la balan­za por cuen­ta corrien­te ( 40.000 M de euros en 2010) como por la fuer­te rece­sión de la cons­truc­ción y el impre­sio­nan­te volu­men de cré­di­tos con­ce­di­dos por los ban­cos al sec­tor inmobiliario(en cri­sis) que alcan­za la cifra de 430.000 M. de euros. El nivel muy ele­va­do de la deu­da del sec­tor pri­va­do (fami­lias más empre­sas), con una cifra de 2,4 billo­nes de euros es otro fac­tor que las­tra el poten­cial de cre­ci­mien­to de la eco­no­mía. Por ello, las pre­vi­sio­nes de cre­ci­mien­to del PIB para 2011, es de 0,7 % y del 1,8% para 2012.

Los pro­ble­mas de los ban­cos están estre­cha­men­te rela­cio­na­dos con los cré­di­tos impa­ga­dos de las inmo­bi­lia­rias, lo que ha obli­ga­do a los ban­cos a embar­gar pisos, tan­to de segun­da mano ( 300.000) como en cons­truc­ción y sue­lo edi­fi­ca­ble (600.000 ).Se esti­ma que el dife­ren­cial entre el valor con­sig­na­do de dichas vivien­das en el balan­ce y el valor real, en 2011, es de

un 30% , y van a seguir des­va­lo­ri­zán­do­se. Ade­más los ban­cos poseen títu­los de deu­da públi­ca por valor de 203.000 M de euros.

La deu­da públi­ca espa­ño­la alcan­za­rá un valor cer­cano a los 700.000 M de euros en 2011, pagán­do­se un tipo de inte­rés pró­xi­mo al 3% (sal­vo la deu­da a lar­go pla­zo cuyo tipo de inte­rés es de 5,6%).

Este con­jun­to de fac­to­res y los efec­tos rece­si­vos en la eco­no­mía que ori­gi­na el plan de aus­te­ri­dad vigen­te hacen muy difí­cil cum­plir los com­pro­mi­sos que exi­ge la U.Europea. A con­si­de­rar, asi­mis­mo, que el volu­men de la deu­da pri­va­da es de 2,35 billo­nes de euros (1,4 billo­nes de deu­da empre­sa­rial y el res­to deu­da de las fami­lias) .Es decir , más de tres billo­nes de euros entre deu­da públi­ca y pri­va­da.

Los mer­ca­dos finan­cie­ros ana­li­zan la eco­no­mía con­si­de­ran­do todas las deu­das, tan­to públi­cas como pri­va­das, y con­clu­yen que la fra­gi­li­dad tan­to de la diná­mi­ca eco­nó­mi­ca actual como el volu­men cre­cien­te de las deu­das públi­cas, hacen poco fia­ble dicha deu­da y por ello se pro­du­ce el aumen­to del tipo de inte­rés exi­gi­do, espe­cial­men­te en las deu­das a lar­go pla­zo.

Por todo lo ante­rior muchos ana­lis­tas y res­pon­sa­bles finan­cie­ros augu­ran un res­ca­te, tan­to en el caso por­tu­gués como en el espa­ñol, dado que entien­den que el Esta­do no pue­de hacer fren­te a los com­pro­mi­sos de su deu­da. La U.Europea, a tra­vés de su “fon­do de res­ca­te” (FSEF) pro­por­cio­na un prés­ta­mo para liqui­dar las deu­das pen­dien­tes e impo­ne un con­jun­to de medi­das diri­gi­das a garan­ti­zar la devo­lu­ción del prés­ta­mo con­ce­di­do.

Las medi­das, de cor­te neo­li­be­ral, han supues­to en el res­ca­te irlan­dés el des­pi­do de 24.000 fun­cio­na­rios, reba­ja del suel­do de los fun­cio­na­rios públi­cos en un 15%, redu­cir el sala­rio medio en un 11%, redu­cir las pen­sio­nes en un 10% y ele­var el IVA has­ta el 23%.El ven­ta­jo­so impues­to de socie­da­des que­da inal­te­ra­do en el 12,5%.

El res­ca­te espa­ñol.

En el caso espa­ñol será pare­ci­do al caso irlan­dés y, como seña­la J.Torres, el res­ca­te inclui­ría:

-Recor­te de gas­to públi­co, inclu­yen­do tan­to reduc­ción de per­so­nal como de suel­dos en todas las Admi­nis­tra­cio­nes, y espe­cial­men­te los gas­tos sociales(educación, sanidad…).Disminución de gas­to públi­co corrien­te y en inver­sio­nes( infra­es­truc­tu­ras, I+D+i.).

-Pro­fun­di­za­ción en la refor­ma labo­ral, espe­cial­men­te en la nego­cia­ción colec­ti­va, dis­mi­nu­yen­do el poder sin­di­cal exis­ten­te.

-Refor­ma del sis­te­ma de pen­sio­nes, amplian­do la edad de jubi­la­ción, perio­do de cómpu­to de años…

-Refor­ma fis­cal, ele­van­do impues­tos indi­rec­tos y dis­mi­nu­yen­do el impues­to de socie­da­des.

-Pri­va­ti­za­ción de las empre­sas públi­cas exis­ten­tes, como en el caso AENA.

-Recon­si­de­ra­ción del mar­co ins­ti­tu­cio­nal en sin­to­nía con lo pre­sen­ta­do por los 50 gran­des empre­sa­rios ante el Rey. Es decir, fusio­nan­do ayun­ta­mien­tos meno­res y dipu­tacio­nes, y modi­fi­can­do el sis­te­ma de finan­cia­ción de las comu­ni­da­des autó­no­mas.

Par­te de este tipo de medi­das ya se han pues­to en mar­cha, pero si se lle­var a

cabo el res­ca­te, aumen­ta­ría, aun más, el poder de la ban­ca y de la gran empre­sa y se debi­li­ta­ría , aun más, el defi­cien­te mar­co demo­crá­ti­co.

Úni­ca­men­te los espe­cu­la­do­res están intere­sa­dos en pla­nes de res­ca­te. Al emi­tir­se bonos de deu­da públi­ca, median­te ope­ra­cio­nes espe­cu­la­ti­vas, se gene­ra una pri­ma de ries­go ele­va­da con­tra dichos bonos. A la vez se rea­li­zan com­pras espe­cu­la­ti­vas de acti­vos del segu­ro sobre la deu­da, se cobra un alto inte­rés des­pués de haber gene­ra­do ese ries­go. Se gene­ra de este modo la nece­si­dad de un plan de res­ca­te, ase­gu­ran­do la obten­ción de sus prés­ta­mos y de sus intere­ses. No es casua­li­dad que en los pla­nes de res­ca­te de Irlan­da y Gre­cia, los gran­des bene­fi­cia­dos han sido ban­cos ale­ma­nes e ingle­ses.

Hay que seña­lar que el Ban­co Cen­tral Euro­peo (BCE), ante la situa­ción crea­da y con­tra­vi­nien­do sus pro­pias nor­mas, ha com­pra­do deu­da públi­ca de varios paí­ses, de modo que en el perio­do mayo-diciem­bre 2010, ha alcan­za­do la cifra de 69.810 M de euros.

Por otra par­te hay otros fac­to­res que empu­jan al res­ca­te eco­nó­mi­co espa­ñol, dado que los pla­nes de aus­te­ri­dad exis­ten­tes en varios paí­ses euro­peos no favo­re­cen el desa­rro­llo del comer­cio espa­ñol. Ade­más si empeo­ra la situa­ción grie­ga, irlan­de­sa o la de Por­tu­gal o inclu­so aumen­tan las difi­cul­ta­des eco­nó­mi­cas y de endeu­da­mien­to en los casos ita­liano y bel­ga, el ries­go de res­ca­te para la eco­no­mía espa­ño­la aumen­ta­rá.

Es sig­ni­fi­ca­ti­vo que, en enero 2011, se haya enca­re­ci­do la deu­da públi­ca por­tu­gue­sa y espa­ño­la al subir la pri­ma de ries­go (dife­ren­cia de intere­ses que se pagan en los bonos a 10 años res­pec­to a los de Ale­ma­nia). Los bonos espa­ño­les se han ven­di­do al 5,5% de inte­rés, pre­cio sufi­cien­te­men­te preo­cu­pan­te ante las nue­vas emi­sio­nes de miles de millo­nes de euros, a 5 años, que ori­gi­na un mon­tan­te impor­tan­te de intere­ses.

Ante la acti­vi­dad con­ti­nua­da de los espe­cu­la­do­res, la U.Europea no está toman­do deci­sio­nes que evi­ten que la lógi­ca espe­cu­la­ti­va mar­que la agen­da de los mer­ca­dos. De ahí el rebro­te de la subi­da de tipos de inte­rés exi­gi­do a las deu­das públi­cas de cier­tos Esta­dos.

Asi­mis­mo, hay que afir­mar que el plan de res­ca­te está mal dise­ña­do ya que tien­de a empeo­rar los pro­ble­mas de sol­ven­cia del res­ca­ta­do. El EFSF no com­pra al res­ca­ta­do par­te de la deu­da sino que le da liqui­dez con prés­ta­mos caros ( 6% a Irlan­da) a cin­co años aña­dien­do así más deu­da cara a la ele­va­da del res­ca­ta­do, ali­vian­do tem­po­ral­men­te su liqui­dez pero agra­van­do más su sol­ven­cia.

Sali­da del euro.

A la vis­ta de lo ante­rior muchos ana­lis­tas como Krug­man ( pre­mio Nobel de eco­no­mía) plan­tean la sali­da del euro de la eco­no­mía espa­ño­la y de otras eco­no­mías peri­fé­ri­cas como la por­tu­gue­sa.

La sali­da del euro de la eco­no­mía espa­ño­la supon­dría un páni­co finan­cie­ro ya que los ban­cos ale­ma­nes, entre otros, ten­drían que acep­tar pese­tas en vez de euros, deva­lua­das un 30 – 40% res­pec­to al euro. Los mer­ca­dos finan­cie­ros apro­ve­cha­rían la coyun­tu­ra para rea­li­zar una ofen­si­va espe­cu­la­ti­va gene­rán­do­se un ciclo deva­lua­ción-infla­ción-aus­te­ri­dad. La deu­da aumen­ta­ría brus­ca­men­te de volu­men debi­do a la deva­lua­ción y habría pro­ble­mas de liqui­dez. Al haber una rece­sión de 3 – 4% , aumen­ta­ría el des­em­pleo y dis­mi­nui­rían las rentas.Volver a la pese­ta exi­ge tener un buen exce­den­te comer­cial y las cuen­tas públi­cas en orden, con bajos défi­cits públi­cos, lo que supo­ne recor­tes sociales..Asimismo aumen­ta­ría la depen­den­cia del FMI dado que habría que for­ma­li­zar prés­ta­mos en con­di­cio­nes res­tric­ti­vas social­men­te.

Ante esta dis­yun­ti­va tan nefas­ta res­ca­te-sali­da del euro, muchos ana­lis­tas y res­pon­sa­bles polí­ti­cos como Junc­ker y Tre­mon­ti han plan­tea­do otro tipo de medi­das. Siguien­do a J.M Zufiaur, de ATTAC, pode­mos cla­si­fi­car­las del siguien­te modo: 1) Rees­truc­tu­ra­ción (dis­mi­nu­ción) de de deu­das de los Esta­dos más fra­gi­li­za­dos y com­pra masi­va, por par­te del BCE, de la deu­da públi­ca, evi­tan­do así las prac­ti­cas espe­cu­la­ti­vas actua­les. 2) Crear una Agen­cia Euro­pea de la deu­da y mutua­li­zar las deu­das has­ta un 60% del valor total. 3) Emi­tir euro-obli­ga­cio­nes con el fin de redu­cir el dife­ren­cial de los tipos de inte­rés de los cré­di­tos entre los Esta­dos. 4) Prohi­bir ven­tas a cor­to pla­zo de segu­ros de la deu­da, como han pro­pues­to los ale­ma­nes. 5) Favo­re­cer el fede­ra­lis­mo fis­cal entre regio­nes euro­peas muy favo­re­ci­das y las poco favo­re­ci­das, como se hace entre los “Län­der” ale­ma­nes y los Esta­dos fede­ra­les de EEUU. 6) Mayor armo­ni­za­ción fis­cal y un pre­su­pues­to comu­ni­ta­rio que pase del 1% actual al 3%, al menos, del PIB comu­ni­ta­rio.

Pero en la cum­bre euro­pea del 16 – 17 de diciem­bre pasa­do han recha­za­do este tipo de medi­das y en cam­bio han acor­da­do crear un Fon­do de apo­yo per­ma­nen­te (que se crea­rá en enero de 2013) que se acti­va­rá para sal­va­guar­dar la esta­bi­li­dad del euro. Pero se ha recha­za­do ampliar los 750.000 M de euros del fon­do de res­ca­te actual. Eso sí , se ha habla­do de la posi­bi­li­dad de rees­truc­tu­rar la deu­da de un Esta­do, a par­tir de 2013 ¡cuan­do el 85% de los acree­do­res estén de acuer­do! Es decir, nun­ca.

De cual­quier modo, ante la gra­ve­dad y fra­gi­li­dad finan­cie­ra de varios Esta­dos, es posi­ble que, antes de 2013 haya que adop­tar medi­das para evi­tar la cri­sis defi­ni­ti­va del euro. José Luis Leal, repre­sen­tan­te sig­ni­fi­ca­ti­vo de la ban­ca espa­ño­la ha seña­la­do que si no se emi­ten euro-obli­ga­cio­nes, pue­den rea­li­zar­se emi­sio­nes de bonos esta­ta­les con un res­pal­do total o par­cial de la U.Europea .

Es evi­den­te que exis­ten diver­sas orien­ta­cio­nes, des­de la pers­pec­ti­va neo­li­be­ral, en la evo­lu­ción de la U.Europea exis­ten­te. Res­ca­tar la eco­no­mía espa­ño­la sería un error gra­ve, des­de una pers­pec­ti­va glo­bal neo­li­be­ral, dado que supon­dría la prue­ba de fue­go en la euro­zo­na al des­es­ta­bi­li­zar­la, con ries­go de gene­rar una pos­te­rior cri­sis del euro.

Hacia una sali­da de la cri­sis favo­ra­ble para los tra­ba­ja­do­res.

¿Qué tipo de medi­das y orien­ta­cio­nes, de cor­te anti­neo­li­be­ral, serían nece­sa­rias para una evo­lu­ción de la cri­sis favo­ra­ble a los intere­ses de los tra­ba­ja­do­res?

Es evi­den­te que antes de varios años, al menos 4 – 5 años, no será posi­ble redu­cir la tasa de paro de for­ma drás­ti­ca. La can­ti­dad de fac­to­res que influ­yen, tan­to de cor­te inter­na­cio­nal como en el pro­pio mar­co exis­ten­te de la eco­no­mía espa­ño­la, hace difí­cil ela­bo­rar una “hoja de ruta” pre­ci­sa, pero si es posi­ble ade­lan­tar cier­tas medi­das y orien­ta­cio­nes, a cor­to y medio pla­zo, que enca­rri­len y mar­quen una pers­pec­ti­va más sanea­da eco­nó­mi­ca y social­men­te.

No hay que olvi­dar que en pleno perio­do de cri­sis, años 2009 – 2010, los bene­fi­cios empre­sa­ria­les han pasa­do de un valor 80 has­ta un valor de 140 (valor 100 para 2002, y a pre­cios cons­tan­tes); y en cam­bio la masas sala­rial per­ci­bi­da por las fami­lias han pasa­do de un valor 127 a 118, entre los años 2008 – 2010 (valor 100 para 2002, a pre­cios constantes).La cri­sis está sir­vien­do para pola­ri­zar , aun más, las ren­tas entre el sec­tor capi­ta­lis­ta y los tra­ba­ja­do­res.

Entre las medi­das a cor­to pla­zo:

-El gobierno espa­ñol debe pre­sio­nar al BCE para que tome la deci­sión de com­prar deu­da sobe­ra­na a lar­go pla­zo, como hacen el Ban­co de Ingla­te­rra y la Reser­va Fede­ral de EEUU, con sus res­pec­ti­vas emi­sio­nes de deu­da y evi­tan­do, de esta mane­ra, el nego­cio espe­cu­la­ti­vo de la com­pra de deu­da públi­ca.

-Limi­ta­ción de la ven­ta de segu­ros sobre la deu­da públi­ca, evi­tan­do prác­ti­cas espe­cu­la­do­ras.

-Prohi­bi­ción a los ban­cos de depó­si­tos que ges­tio­nen el aho­rro de par­ti­cu­la­res en ope­ra­cio­nes espe­cu­la­ti­vas. No tener filia­les en paraí­sos fis­ca­les.

-Sanea­mien­to de las cuen­tas públi­cas que pase por una refor­ma fis­cal en la que se inclu­yan medi­das que van des­de la mayor impo­si­ción a las ren­tas altas,y a las SICAV, jun­to con una lucha efi­caz con­tra el frau­de fis­cal ( se esti­ma, al menos, en 80.000 M de euros) y la implan­ta­ción de un impues­to a las tran­sac­cio­nes finan­cie­ras inter­na­cio­na­les.

-Fre­na­do al pro­ce­so de pri­va­ti­za­ción de las Cajas de Aho­rros y trans­for­ma­ción de dichas Cajas en un sis­te­ma de Ban­ca Públi­ca, que cola­bo­re con el ICO en faci­li­tar el cré­di­to a las peque­ñas empre­sas, a los autó­no­mos y a las fami­lias. Reor­ga­ni­za­ción terri­to­rial de las Cajas, man­te­nien­do su carác­ter públi­co, median­te fór­mu­las jurí­di­cas, que favo­rez­can el con­trol social de las mis­mas.

-Trans­pa­ren­cia de los balan­ces ban­ca­rios de modo que no haya res­ca­te de ban­cos en caso de quie­bras de enti­da­des finan­cie­ras muy endeu­da­das.

En para­le­lo, y con pers­pec­ti­va de medio pla­zo, es nece­sa­rio un con­jun­to arti­cu­la­do de medi­das de fomen­to del con­su­mo (espe­cial­men­te el gas­to social) y de la inver­sión que gene­re empleo. Es evi­den­te que esta orien­ta­ción pasa por enfren­tar­se al plan de aus­te­ri­dad exis­ten­te y con­se­guir la dis­mi­nu­ción-rees­truc­tu­ra­ción de la deu­da, nego­cian­do con los acree­do­res finan­cie­ros, en su caso.

Poten­cia­ción de un sec­tor públi­co que abar­que tan­to la pres­ta­ción de bie­nes y ser­vi­cios públi­cos como el desa­rro­llo de la ban­ca públi­ca que pro­vea de recur­sos al apa­ra­to pro­duc­ti­vo, Sec­tor públi­co que lide­re la dina­mi­za­ción de sec­to­res pro­duc­ti­vos des­de una ópti­ca de desa­rro­llo sos­te­ni­ble y de prio­ri­zar la polí­ti­ca indus­trial, en sus diver­sos aspec­tos, tan­to tec­no­ló­gi­cos como cien­tí­fi­cos, comer­cia­les y de infra­es­truc­tu­ras necesarias.En el caso del sec­tor ener­gé­ti­co, dada su vital impor­tan­cia en el mode­lo pro­duc­ti­vo a recon­fi­gu­rar , debe exis­tir una empre­sa públi­ca que poten­cie las ener­gías reno­va­bles, reor­de­ne la acti­vi­dad pri­va­da exis­ten­te, con­si­de­ran­do la ener­gía como un fac­tor estra­té­gi­co al ser­vi­cio del teji­do pro­duc­ti­vo y de la socie­dad.

Des­de esta pers­pec­ti­va ha de arti­cu­lar­se un con­jun­to de medi­das entre las que des­ta­ca­ría las rela­cio­na­das con la mayor demo­cra­ti­za­ción eco­nó­mi­ca de las empresas(que abar­ca medi­das des­de el mejor repar­to de la rique­za pro­du­ci­da en su inte­rior, mayor pro­tec­ción en la salud de los tra­ba­ja­do­res, reduc­ción de la jor­na­da labo­ral, has­ta mayor pro­ta­go­nis­mo de los colec­ti­vos labo­ra­les en la diná­mi­ca de las empre­sas), mayor nivel tec­no­ló­gi­co de las mis­mas, lo que con­lle­va prio­ri­zar inver­sio­nes espe­cí­fi­cas( fun­da­men­tal­men­te públi­cas) en sec­to­res de alto nivel tec­no­ló­gi­co, así como la mejo­ra de cua­li­fi­ca­ción pro­fe­sio­nal y sala­rial del con­jun­to de los tra­ba­ja­do­res.

Sola­men­te una orien­ta­ción estra­té­gi­ca, a medio pla­zo, y des­de un plan­tea­mien­to de mode­lo terri­to­rial sos­te­ni­ble de eco­no­mía, pro­por­cio­na­rá una res­pues­ta cohe­ren­te a los retos que se plan­tean en un inme­dia­to futu­ro.

Los desa­fíos de la eco­no­mía espa­ño­la son comu­nes a varios Esta­dos euro­peos en diver­so gra­do. La cri­sis euro­pea obli­ga a repen­sar estra­te­gias dife­ren­tes de los pla­nes de aus­te­ri­dad exis­ten­tes, para repen­sar la U.Europea con mayor cohe­sión social y pro­duc­ti­va. Ya vemos que las éli­tes diri­gen­tes y las ins­ti­tu­cio­nes euro­peas actua­les no van por ese tipo de cami­nos. Está cla­ro que deben cons­truir­se nue­vas sen­das que vayan con­for­man­do otro pro­yec­to europeo.¿Será posi­ble? Los pue­blos euro­peos tie­nen la pala

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *