Que­re­mos una selec­ción ofi­cial – Iña­ki Sarrie­gi

Nues­tra selec­ción no es una selec­ción como las demás. No anda corrien­do sobre la hier­ba de los cam­pos del mun­do entre los aplau­sos de su pue­blo, en otras tie­rras… No son noti­cia sus lan­za­mien­tos al palo, sus remon­ta­das o sus penal­tis falla­dos. Nadie dis­cu­te sobre su esque­ma de jue­go, sobre el 4−4−2 o el 4−5−1. La mayo­ría de los titu­la­res pro­vie­ne de los des­acuer­dos sobre su nom­bre o de lo que pone en una pan­car­ta. Nues­tra selec­ción no vive sus penas y sin­sa­bo­res como todas las demás. Los pro­ble­mas de nues­tra selec­ción son más pro­fun­dos y dolo­ro­sos que los del res­to de selec­cio­nes. Nues­tro pro­ble­ma es ser o no ser. Y todo eso nos preo­cu­pa, y mucho.

Vivi­mos con tris­te­za lo que esta ocu­rrien­do y enten­de­mos las razo­nes que han lle­va­do a nues­tros juga­do­res a no jugar el par­ti­do amis­to­so los últi­mos dos años. Por­que no es lo mis­mo jugar que dispu­tar. Cuan­do los juga­do­res quie­ren com­pe­tir, la Fede­ra­ción se con­for­ma con el mero hecho de jugar. Es del todo com­pren­si­ble el dolor de los juga­do­res, su enfa­do. Son depor­tis­tas pro­fe­sio­na­les con aspi­ra­cio­nes a lo máxi­mo, con sen­ti­mien­tos, alma, cora­zón, pasión. Como todo fut­bo­lis­ta pro­fe­sio­nal, tam­bién los juga­do­res vas­cos aspi­ran a com­pe­tir con su selec­ción.

Noso­tros tam­bién tene­mos el sen­ti­mien­to de per­te­nen­cia a un pue­blo y soña­mos con que algún día nues­tra selec­ción sea ofi­cial y nos repre­sen­te en el mun­do. Ése es el obje­ti­vo con que naci­mos y el queha­cer que segui­mos.

Esta vez, ante la pers­pec­ti­va de pasar un año más en fue­ra de jue­go y demos­tran­do de nue­vo un gran sen­ti­do de la res­pon­sa­bi­li­dad y de com­pro­mi­so con sus colo­res, los fut­bo­lis­tas vas­cos en su con­jun­to han sido capa­ces de cam­biar de estra­te­gia y salir a jugar. Aun sien­do cons­cien­tes de que la Fede­ra­ción sigue estan­ca­da y resig­na­da en sus tris­tes intere­ses, en un calle­jón sin sali­da, los ver­da­de­ros acto­res y pro­ta­go­nis­tas de este depor­te, es decir nues­tros fut­bo­lis­tas, han cana­li­za­do su enfa­do hacia nue­vos cami­nos y han des­blo­quea­do una situa­ción que no favo­re­ce a nadie. Por eso, este año tam­po­co han esta­do solos, han teni­do el apo­yo de una inmen­sa mayo­ría de afi­cio­na­dos para exten­der a todo Eus­kal Herria su gri­to de rabia e ilu­sión.

Con esa inten­ción publi­ca­ron los juga­do­res de fút­bol vas­cos su últi­mo comu­ni­ca­do, con pala­bras de enfa­do, pala­bras de ilu­sión, con inten­ción de empe­zar de nue­vo. Cree­mos que debe­mos apo­yar­les, por­que ellos son los baluar­tes que con­du­ci­rán a este país hacia el camino de la ofi­cia­li­dad. Todos los que esta­mos a favor de esa ofi­cia­li­dad debe­mos tener las manos exten­di­das y tra­ba­jar en equi­po, inven­tar nue­vos cami­nos que con­duz­can hacia esa anhe­la­da ofi­cia­li­dad. Pedi­mos poder ele­gir, sin impo­si­cio­nes. Y cree­mos que es res­pon­sa­bi­li­dad de todos tra­ba­jar por con­se­guir ese dere­cho.

Un camino no de pie­dras, como has­ta aho­ra, sino de hier­ba, como les gus­ta a nues­tros depor­tis­tas. Y como corres­pon­de a una selec­ción de fút­bol, como le corres­pon­de a nues­tro pue­blo. Es lo que está recla­ma­do una mayo­ría de la socie­dad vas­ca.

Por ello, y uti­li­zan­do estos medios, que­re­mos feli­ci­tar y dar las gra­cias a la socie­dad vas­ca en gene­ral y a la afi­ción en par­ti­cu­lar por el apo­yo incon­di­cio­nal que se vivió el día 29 en Bil­bao por la deman­da de la ofi­cia­li­dad, demos­tran­do, una vez más, que están muy ani­ma­dos y con ganas para, entre todos, tra­zar el camino hacia esa ofi­cia­li­dad.

Esta­mos dis­pues­tos a apor­tar nues­tro gra­ni­to de are­na a modo de expe­rien­cia, para que entre todos (Fede­ra­ción, clu­bes, juga­do­res…) en un futu­ro pró­xi­mo con­si­ga­mos lograr que nues­tra selec­ción sea como las demás, ofi­cial, y pue­da repre­sen­tar al con­jun­to de los vas­cos allá don­de se dis­pu­ten com­pe­ti­cio­nes ofi­cia­les entre nacio­nes.

(*) Apo­yan este tex­to Iña­ki Alki­za, José María Arra­te, Jose Artetxe, Ramón Aznar, Leo Bara­ñano, Iña­xio Kor­ta­ba­rria, Juan Mari Lasa y Angel Segu­ro­la

.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *