Los esta­dos fran­cés y espa­ñol, siguen en guerra

Ni siquie­ra habían pasa­do 24 horas des­de el comu­ni­ca­do en el que la orga­ni­za­ción arma­da vas­ca ETA decla­ra una tre­gua, veri­fi­ca­ble inter­na­cio­nal­men­te y se adhie­re a los acuer­dos de Ger­ni­ka cuan­do el esta­do espa­ñol ha mos­tra­do, vía por los hechos con­su­ma­dos, que ellos con­ti­núan en guerra.

Dos jóve­nes vas­cos han sido dete­ni­dos en Zibu­ru y Zarautz recep­ti­va­men­te, acu­sa­dos de per­te­ne­cer a la orga­ni­za­ción arma­da vas­ca. Lla­ma la aten­ción, la coin­ci­den­cia de dos fac­to­res. El pri­me­ro que estas deten­cio­nes se hayan pro­du­ci­do cuan­do ni siquie­ra se había dige­ri­do el anun­cio de ETA, dan­do la impre­sión (pese a que lo nie­gan) que es una res­pues­ta al mismo.

La otra es pre­ci­sa­men­te, el hecho de que haya habi­do una deten­ción a cada lado de la fal­sa muga o fron­te­ra que divi­de Eus­kal Herria, entre los ocu­pan­tes fran­cés y espa­ñol. Tan­to poli­cías fran­ce­ses como guar­dias civi­les espa­ño­les han inter­ve­ni­do en una ope­ra­ción poli­cial que ha impli­ca­do a los dos esta­dos que opri­men al pue­blo vas­co. ¿Casua­li­dad? Difí­cil­men­te se pro­du­cen casua­li­da­des en la polí­ti­ca y menos en la polí­ti­ca vas­ca y de nue­vo el temor a que estos jóve­nes sean tor­tu­ra­dos ate­na­za a la socie­dad vasca.

Los par­ti­dos espa­ño­les, el tán­dem PP-PSOE y sus mona­gui­llos de IU ya han mani­fes­ta­do que este ges­to de ETA, “les pare­ce insu­fi­cien­te” y los regio­na­lis­tas de Ara­lar y PNV, hablan en el mis­mo tono, ali­neán­do­se con las tesis espa­ño­las. No se podía espe­rar otra cosa de los “demó­cra­tas”.

El movi­mien­to pro amnis­tía con­si­de­ra que estas deten­cio­nes son la «res­pues­ta con­jun­ta» de los esta­dos espa­ñol y fran­cés a la deci­sión de ETA.

«Que­re­mos denun­ciar que estos arres­tos son pro­pa­gan­da pura, pro­pa­gan­da de gue­rra. No es casua­li­dad la deten­ción de dos jóve­nes que tie­nen una vida total­men­te públi­ca al día siguien­te de la decla­ra­ción», ha sub­ra­ya­do antes de apos­ti­llar que tras ellas hay «una deci­sión política».

Ha mos­tra­do su preo­cu­pa­ción por la situa­ción en la que pue­da encon­trar­se la joven zarauz­ta­rra en manos de la Guar­dia Civil

En definitiva…se pue­de decir que a estas altu­ras, en Eus­kal Herria las úni­cas expre­sio­nes vio­len­tas son las que pro­ta­go­ni­za el espa­ño­lis­mo y sus tris­tes mona­gui­llos de dere­cha e izquierda.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.