Ezker Aber­tza­lea a la socie­dad vas­ca

La deci­sión adop­ta­da por la orga­ni­za­ción ETA de decla­rar un alto el fue­go PERMANENTE, GENERAL Y VERIFICABLE abre de for­ma cla­ra e ine­quí­vo­ca la opor­tu­ni­dad de avan­zar de for­ma irre­ver­si­ble hacia un mar­co de paz y solu­cio­nes demo­crá­ti­cas. Una deci­sión uni­la­te­ral que no duda­mos en cali­fi­car de valien­te, de alcan­ce his­tó­ri­co y deter­mi­nan­te para impul­sar una nue­va fase polí­ti­ca.

La Izquier­da Aber­tza­le con­si­de­ra que el ALTO EL FUEGO PERMANENTE, GENERAL Y VERIFICABLE decla­ra­do por ETA res­pon­de satis­fac­to­ria­men­te a la deman­da que la Comu­ni­dad Inter­na­cio­nal en Bru­se­las e impor­tan­tes sec­to­res de la socie­dad vas­ca rea­li­za­ron en Ger­ni­ka, tan­to a ETA como al Gobierno Espa­ñol, para apor­tar a un esce­na­rio de no vio­len­cia con garan­tías y nor­ma­li­za­ción polí­ti­ca.

Esta deci­sión de alto el fue­go pro­fun­di­za de for­ma ple­na la apues­ta por un pro­ce­so demo­crá­ti­co que vie­ne plan­tean­do la izquier­da aber­tza­le crean­do las con­di­cio­nes nece­sa­rias para una inapla­za­ble nor­ma­li­za­ción polí­ti­ca como ante­sa­la de un pro­ce­so de dia­lo­go y nego­cia­ción inclu­si­vo e inte­gral entre todas las fuer­zas polí­ti­cas vas­cas. Por ello, enten­de­mos se cum­plen los requi­si­tos para la pues­ta en mar­cha del Gru­po Inter­na­cio­nal de Con­tac­to anun­cia­do hace unas sema­nas por repre­sen­tan­tes de la Decla­ra­ción de Bru­se­las.

Ante un acon­te­ci­mien­to de esta enver­ga­du­ra el Esta­do, Gobierno del PSOE, con­jun­to de la cla­se polí­ti­ca y agen­tes socia­les y sin­di­ca­les deben valo­rar el alcan­ce de la mis­ma actuan­do con la res­pon­sa­bi­li­dad y altu­ra de miras que la socie­dad vas­ca y comu­ni­dad inter­na­cio­nal deman­dan para supe­rar defi­ni­ti­va­men­te el con­flic­to polí­ti­co y todas sus trá­gi­cas con­se­cuen­cias. Una deman­da que hace­mos exten­si­ble por su impli­ca­ción y res­pon­sa­bi­li­dad al Gobierno fran­cés.

Con todo ello espe­ra­mos, mas allá de poses y de dis­cur­sos que pre­ten­den man­te­ner las iner­cias clá­si­cas de cada opción polí­ti­ca, que el incues­tio­na­ble valor de la deci­sión sin pre­ce­den­tes adop­ta­da por ETA abra una eta­pa en el que se empie­ce a cons­truir posi­ti­va­men­te el esce­na­rio que la mayo­ría de la socie­dad vas­ca e, inclu­so la espa­ño­la, desean. En este sen­ti­do, abor­dar una lec­tu­ra de la decla­ra­ción de ETA en tér­mi­nos de sufi­cien­cia e insu­fi­cien­cia, man­te­ni­mien­to de pre­sun­tos tute­la­jes o su no des­apa­ri­ción es un irres­pon­sa­ble inten­to de des­vir­tuar su con­te­ni­do y enga­ñar a la socie­dad.

Por ulti­mo, la izquier­da aber­tza­le, reafir­mán­do­se en la apues­ta polí­ti­ca defi­ni­da en “Zutik Eus­kal Herria”, en el impul­so de un nue­vo pro­yec­to polí­ti­co y orga­ni­za­ti­vo con com­pro­mi­sos fir­mes por las vías polí­ti­cas y demo­crá­ti­cas, ape­la al tra­ba­jo mili­tan­te en pue­blos y barrios y lla­ma a la socie­dad vas­ca a cons­truir, con ilu­sión y com­pro­mi­so, un futu­ro de paz y solu­cio­nes demo­crá­ti­cas.

EUSKAL HERRIA, Urta­rri­lla­ren 11a

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *