¿Por qué Chi­na nos com­pra deu­da y EEUU no? – Daniel Badia

La dis­tan­cia entre Madrid y Nue­va York es de 5.924 kiló­me­tros, unos 4.500 kiló­me­tros menos que entre Madrid y Pekín. Sin embar­go, la rela­ción entre el Teso­ro Públi­co y los chi­nos es más cer­ca­na que la del orga­nis­mo de finan­cia­ción del Gobierno y los ame­ri­ca­nos. Y es que el sal­do vivo de deu­da públi­ca espa­ño­la que está en manos de los pri­me­ros ha aumen­ta­do de for­ma con­si­de­ra­ble en los últi­mos años, mien­tras que ape­nas lo ha hecho en el caso de los estadounidenses.

En este sen­ti­do, se podría decir que, en los nume­ro­sos road shows o pre­sen­ta­cio­nes entre ins­ti­tu­cio­na­les que ha rea­li­za­do el Gobierno a lo lar­go del año, Sole­dad Núñez, direc­to­ra gene­ral del Teso­ro Públi­co, ha sabi­do ganar­se mejor a los inver­so­res chi­nos que José Manuel Cam­pa, secre­ta­rio de Esta­do de Eco­no­mía, a los esta­dou­ni­den­ses. Sin embar­go, la res­pues­ta a la pre­gun­ta de Por qué nos com­pran deu­da los chi­nos y no los ame­ri­ca­nos es mucho más compleja.

Según datos del Teso­ro a 30 de sep­tiem­bre, Chi­na tie­ne un impor­te neto inver­ti­do en deu­da públi­ca espa­ño­la de unos 43.146,72 millo­nes de euros. El inte­rés por los títu­los del Teso­ro ha aumen­ta­do en los últi­mos años, prin­ci­pal­men­te des­de 2008. Han pasa­do de tener unos 5.136 millo­nes de euros (4% del sal­do de deu­da que se encon­tra­ba en manos de inver­so­res no resi­den­tes en 2005 ó 128.410 millo­nes) a en torno 43.146 millo­nes en sep­tiem­bre de 2010 (19% de un volu­men actual entre extran­je­ros de 227.088 millones).

Por su par­te, los ame­ri­ca­nos ape­nas han aumen­ta­do su expo­si­ción. En estos momen­tos, cuen­tan con poco más 4% del total del impor­te de deu­da en manos de inver­so­res forá­neos: unos 9.000 millo­nes de euros. “Los chi­nos tie­nen dine­ro, mien­tras que los ame­ri­ca­nos lo deben todo”. Así de tajan­te se mues­tra José Car­los Díez, eco­no­mis­ta jefe de Inter­mo­ney. “Los ame­ri­ca­nos tie­nen unas tasas de aho­rro más bajas y no quie­ren correr ries­go de cam­bio. Y en Chi­na, tan­to los ban­cos cen­tra­les como los fon­dos sobe­ra­nos o algu­nos ban­cos y ase­gu­ra­do­ras esta­ta­les tie­nen varios billo­nes de dóla­res de aho­rro líqui­do”, aña­de Gui­ller­mo de la Dehe­sa, pre­si­den­te del CEPR (Cen­tre for Eco­no­mic Policy Research).

Reser­vas
Las reser­vas de Chi­na, las mayo­res de todo el mun­do, aumen­ta­ron en 194.000 millo­nes de dóla­res (en torno a 139.640 millo­nes de euros) en el últi­mo tri­mes­tre, has­ta alcan­zar un récord de 2,65 billo­nes de dóla­res. “La mayor deman­da por par­te de los inver­so­res asiá­ti­cos pue­de deber­se a la nece­si­dad de diver­si­fi­car sus reser­vas en dife­ren­tes mone­das, lo que ayu­da no sólo a Espa­ña, sino al euro en gene­ral”, indi­ca Sil­vio Peruz­zo, eco­no­mis­ta de RBS. En este sen­ti­do, Chi­na se mos­tró dis­pues­ta este fin de sema­na a ayu­dar a Por­tu­gal para que sal­ga de la crisis.

Ni siquie­ra en los momen­tos más ten­sos de la deu­da sobe­ra­na, los chi­nos, en este caso la Admi­nis­tra­ción Esta­tal de Divi­sas de Chi­na (Safe, en sus siglas en inglés) le ha dado la espal­da al Gobierno espa­ñol. Se que­dó con el 9% de una emi­sión de 6.000 millo­nes a diez años que eje­cu­tó con éxi­to el Teso­ro el pasa­do 6 de julio, es decir, con unos 540 millo­nes, y duran­te los días siguien­tes reali­zó nue­vas com­pras en el mer­ca­do secun­da­rio, has­ta los 1.000 millones.

“Es difí­cil con­ven­cer a los ame­ri­ca­nos por­que no cono­cen bien el mer­ca­do y no se atre­ven a inver­tir mucho dine­ro fue­ra”, expli­can fuen­tes de Eco­no­mía. “Se ha hecho cam­pa­ña en los dos sitios, pero en Chi­na está Safe, que tie­ne un múscu­lo finan­cie­ro impor­tan­te y supo­ne una vía rápi­da para obte­ner finan­cia­ción”, aña­den fuen­tes del Ser­vi­cio de Estu­dios de un ban­co espa­ñol. Éste es, sin duda, un apo­yo impor­tan­te en un momen­to en el que el Gobierno con­ti­núa con su ardua tarea de redu­cir el défi­cit. En 2010, ha emi­ti­do más de 185.000 millo­nes entre letras, bonos y obli­ga­cio­nes y, según los Pre­su­pues­tos de 2011, colo­ca­rá otros 192.000 millo­nes el año que viene.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.