Wiki­Leaks pone al des­cu­bier­to las con­ver­sa­cio­nes de gue­rra entre EE.UU. e Israel.

Los cables diplo­má­ti­cos esta­dou­ni­den­ses cita­dos por el perió­di­co norue­go Aften­pos­ten ponen al des­cu­bier­to las dis­cu­sio­nes entre legis­la­do­res esta­dou­ni­den­ses y altos car­gos israe­líes sobre los pre­pa­ra­ti­vos para la pró­xi­ma gue­rra en Orien­te Pró­xi­mo.

Estos docu­men­tos dejan cla­ro tan­to los pre­pa­ra­ti­vos de Israel para otra gue­rra impor­tan­te en la región como el total apo­yo de miem­bros del Con­gre­so esta­dou­ni­den­se, demó­cra­tas y repu­bli­ca­nos, de visi­ta en Israel, que apa­ren­te­men­te se subor­di­nan a las exi­gen­cias secre­tas del Esta­do israe­lí.

Aften­pos­ten, el prin­ci­pal perió­di­co norue­go, infor­ma­ba el mes pasa­do que tie­ne los 250.000 cables diplo­má­ti­cos secre­tos esta­dou­ni­den­ses que había obte­ni­do Wiki­Leaks y ha empe­za­do a publi­car artícu­los basa­dos en estos estos docu­men­tos aun­que no repro­du­ce los pro­pios cables.

Uno de los cables de la emba­ja­da esta­dou­ni­den­se en Tel Aviv al Depar­ta­men­to de Esta­do en Washing­ton cuen­ta una reu­nión entre una dele­ga­ción del Con­gre­so esta­dou­ni­den­se de visi­ta [en Israel] y enca­be­za­da por el ex-repre­sen­tan­te demo­crá­ti­co Ike Skel­ton (pre­si­den­te del Comi­té de Ser­vi­cios Arma­dos del Con­gre­so) y el tenien­te gene­ral Gabi Ash­ke­na­zi, jefe del Esta­do Mayor israe­lí, que tuvo lugar el 15 de noviem­bre de 2009. Otro deta­lla un resu­men infor­ma­ti­vo entre­ga­do por gene­ra­les israe­líes a otra dele­ga­ción diri­gi­da por la sena­do­ra esta­dou­ni­den­se Kirs­ten Gilli­brand (demó­cra­ta, Nue­va York) los días 2 y 3 de sep­tiem­bre de ese mis­mo año.

El dia­rio norue­go infor­ma­ba de que los cables envían un “men­sa­je cla­ro” de que “los pre­pa­ra­ti­vos mili­ta­res israe­líes para una nue­va gue­rra en Orien­te Pró­xi­mo están en pleno desa­rro­llo”.

En el cable de noviem­bre de 2009 se cita­ba al gene­ral Ash­ke­na­zi dicien­do que el ejér­ci­to israe­lí se está pre­pa­ran­do para empren­der una nue­va gue­rra “en las mis­mas zonas en las que tuvie­ron lugar las gue­rras ante­rio­res, con­cre­ta­men­te Líbano y la Fran­ja de Gaza”.

Dijo a los miem­bros del Con­gre­so esta­dou­ni­den­se de visi­ta: “Estoy pre­pa­ran­do al ejér­ci­to israe­lí para una gue­rra muy impor­tan­te ya que es más fácil redu­cir una ope­ra­ción más peque­ña que lo con­tra­rio”.

Ash­ke­na­zi dio a los legis­la­do­res esta­dou­ni­den­ses una esti­ma­ción exa­ge­ra­da de la supues­ta ame­na­za para Israel que plan­tean Irán, el movi­mien­to liba­nés Hiz­bo­lá y el movi­mien­to Hamás que gobier­na Gaza. Estas afir­ma­cio­nes con­cuer­dan con la inva­ria­ble prác­ti­ca israe­lí de des­cri­bir cada una de sus gue­rras de agre­sión como un acto inevi­ta­ble de defen­sa pro­pia.

Afir­mó que los misi­les balís­ti­cos ira­níes jun­to con los cohe­tes alma­ce­na­dos por Hiz­bo­lá y Hamás supo­nen una ame­na­za para un millón de israe­líes, inclui­dos los que viven en Tel Aviv.

El gene­ral afir­mó que Hiz­bo­lá tie­ne 40.000 cohe­tes alma­ce­na­dos. Curio­sa­men­te, el resu­men infor­ma­ti­vo entre­ga­do por el ejér­ci­to israe­lí a la sena­do­ra Gilli­brand ape­nas dos meses antes situa­ba esta cifra en 20.000, inclu­yen­do cohe­tes anti­tan­que y otras armas que se usa­rían sólo en la defen­sa del terri­to­rio liba­nés de los ata­ques israe­líes.

El jefe del Esta­do Mayor israe­lí con­fió a la dele­ga­ción esta­dou­ni­den­se que el ejér­ci­to israe­lí está envian­do con­ti­nua­men­te avio­nes [no tri­pu­la­dos] dro­ne sobre Líbano, en cla­ra vio­la­ción de la sobe­ra­nía de este país, para iden­ti­fi­car obje­ti­vos de ata­que. Tam­bién expre­só su gra­ti­tud a la Agen­cia de Segu­ri­dad Nacio­nal (NSA, en sus siglas en inglés) de Esta­dos Uni­dos por su ayu­da para espiar a los enemi­gos de Israel.

El cable tam­bién cita que Ash­ke­na­zi dijo a los repre­sen­tan­tes esta­dou­ni­den­ses que en la pró­xi­ma gue­rra Israel no acep­ta­rá nin­gu­na res­tric­ción a lle­var a cabo la gue­rra en zonas urba­nas. Al pare­cer esta­ba advir­tien­do de que el ejér­ci­to se com­por­ta­ría de for­ma aún más bes­tial que duran­te la ope­ra­ción Plo­mo Fun­di­do, la inva­sión de tres sema­nas de Gaza en 2008 – 2009. Aque­lla ope­ra­ción aca­bó con las vidas de más de 1.400 pales­ti­nos, inclu­yen­do más de 900 civi­les, más de la mitad de los cua­les eran muje­res y niños. Ash­ke­na­zi ase­gu­ró a los miem­bros del Con­gre­so que aun­que se pue­den come­ter “erro­res”, el ejér­ci­to israe­lí nun­ca ata­ca inten­cio­na­da­men­te a civi­les.

Una afir­ma­ción simi­lar se hacía en el resu­men infor­ma­ti­vo entre­ga­do en sep­tiem­bre de 2009 a la dele­ga­ción enca­be­za­da por la sena­do­ra Gilli­brand. El gene­ral israe­lí Yoav Galant dijo a los polí­ti­cos esta­dou­ni­den­ses que el ejér­ci­to israe­lí había actua­do con “gran con­trol” y “poder limi­ta­do”, afir­ma­cio­nes que al pare­cer fue­ron acep­ta­das sin la menor duda por Gilli­brand y sus cole­gas.

El alto car­go israe­lí afir­mó que a pesar de la des­truc­ción gene­ra­li­za­da cau­sa­da por la ofen­si­va israe­lí, Hamás había logra­do obte­ner tan­tas armas como tenía antes de la inva­sión, lo que sig­ni­fi­ca­ba que la pró­xi­ma gue­rra israe­lí sería “más difí­cil” que esta últi­ma.

Un cable dife­ren­te publi­ca­do por Wiki­Leaks el pasa­do noviem­bre des­cu­bre las actas de la reu­nión de noviem­bre de 2009 del Gru­po Con­jun­to Polí­ti­co Miliar (JPMG, en sus siglas en inglés), un orga­nis­mo esta­dou­ni­den­se-israe­lí que coor­di­na la polí­ti­ca mili­tar entre ambos gobier­nos. El prin­ci­pal tema de dis­cu­sión fue el pro­gra­ma nuclear de Irán, con los altos car­gos mili­ta­res israe­líes advir­tien­do de que se aca­ba­ba el tiem­po en el perio­do pre­vio a un ata­que mili­tar con­tra ins­ta­la­cio­nes ira­níes.

“El gobierno de Israel des­cri­bió el año 2010 como uno crítico―si los ira­níes siguen pro­te­gien­do y afian­zan­do sus empla­za­mien­tos nuclea­res, será más difí­cil ata­car­los y dañar­los”, afir­ma el docu­men­to. “Enton­ces ambas par­tes dis­cu­tie­ron la pró­xi­ma entre­ga a Israel de bom­bas anti­bún­que­res y se seña­ló que la trans­fe­ren­cia se debe­ría hacer dis­cre­ta­men­te para evi­tar acu­sa­cio­nes de que el gobierno de Esta­dos Uni­dos está ayu­dan­do a Israel a pre­pa­rar un ata­que a Irán”.

La bom­ba GBU-28 es una bom­ba guia­da por láser de 5.000 libras de peso desa­rro­lla­da por el ejér­ci­to esta­dou­ni­den­se como pre­pa­ra­ción para la Gue­rra del Gol­fo de 1991 con­tra Iraq. Fue dise­ña­da para pene­trar bajo tie­rra y a tra­vés de hor­mi­gón para des­truir los cen­tros de man­do y de con­trol ira­quíes. Aften­pos­ten infor­ma de que Israel ha obte­ni­do de Esta­dos Uni­dos cien de estas pode­ro­sas bom­bas para emplear­las con­tra Irán.

Word Socia­list Web Site. Tra­du­ci­do del inglés para Rebe­lión por Bea­triz Mora­les Bas­tos.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *