Pun­tua­li­zan­do al Bor­bón- Car­los Tena

Una de las alu­sio­nes que dejó caer como si fue­ra una feli­ci­ta­ción navi­de­ña pin­ta­da de fal­sa fir­me­za, fue aque­lla en la que exhor­ta­ba a los ciu­da­da­nos a des­te­rrar el des­áni­mo y levan­tar la cabe­za ante la cri­sis, como si él o los miem­bros de su fami­lia corrie­sen la mis­ma suer­te que los curran­tes de UPS, la Sani­dad públi­ca, los pen­sio­nis­tas o los fun­cio­na­rios de la comu­ni­dad mur­cia­na. La des­fa­cha­tez sin lími­te de este mul­ti­mi­llo­na­rio al que le lle­gan de nues­tro bol­si­llo, cada año, nue­ve millo­nes de euros, para que se los gas­te en tra­jes, rega­los y buen cham­pag­ne, es de las que cla­man al fir­ma­men­to por inopor­tu­na y desvergonzada.

Pero tam­bién des­ta­can las ausen­cias volun­ta­rias, tan nece­sa­rias como la de alen­tar a los vas­cos a que apues­ten por el pro­ce­so de paz que ini­ció la izquier­da aber­tza­le, y que apo­yan no sólo cien­tos de miles de ciu­da­da­nos que no viven o tra­ba­jan en Eus­ka­di, sino dece­nas de par­ti­dos polí­ti­cos, aso­cia­cio­nes civi­les, sin­di­ca­tos y ayun­ta­mien­tos. Para el momio, aca­bar con el terro­ris­mo es una cole­ti­lla tan bur­da como estú­pi­da; lo que no dijo es si se refe­ría al que pro­cla­ma, jalea y ani­ma Feli­pe Gon­zá­lez, como cuan­do su Mis­ter Hyde salía de las som­bras como Señor X, jun­to a sus Galin­dos, Barrio­nue­vos, Cor­cue­ras y demás carro­ña, afir­man­do que de haber podi­do habría hecho volar a todos los eta­rras. Tama­ño dis­pa­ra­te le hacen al sevi­llano can­di­da­to idó­neo al Pre­mio Nobel de la Insen­sa­tez. Apo­lo­gía del terro­ris­mo de esta­do, aplau­di­da en las sedes de Fuer­za Nue­va y la Fun­da­ción Fran­cis­co Fran­co, en el redil de Fede­ri­co Jimé­nez Losan­tos, Rosa Díez y Fer­nan­do Savater.

(…) El neo­li­be­ral Josu Erko­re­ka, por­ta­voz del PNV en Las Cor­tes, pun­tua­li­za­ba la omi­sión cla­mo­ro­sa sobre la sen­ten­cia del Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal en el tema del esta­tu­to cata­lán y ha des­ta­ca­do la refe­ren­cia iné­di­ta al Prín­ci­pe, hecha en cla­ve ine­quí­vo­ca­men­te suce­so­ria. O sea, miran­do el dedo del que seña­la el cie­lo y sil­ban­do Des­de San­tur­ce a Bil­bao con cara de Patxi López.

Por su par­te, mere­ce la pena denun­ciar la tibie­za del secre­ta­rio gene­ral de ERC, Joan Ridao quien, en la mejor línea monár­qui­ca y con­tem­pla­ti­va, se limi­tó a decir que la uni­dad que pide el Rey es muy difí­cil de lograr. Los mili­tan­tes del par­ti­do cata­lán debe­rían, ya mis­mo, pedir la dimi­sión del tal Ridao y de toda la cúpu­la del otro­ra par­ti­do repu­bli­cano y de izquier­das. Algo pare­ci­do podría­mos suge­rir a los ami­gos y socios del galle­go BNG (…)

Y un deta­lle final, digno de Can­ti­flas, se pro­du­jo cuan­do el Bor­bón pedía más sacri­fi­cios para dejar a nues­tros hijos y nie­tos un país cada vez mejor… Natu­ral­men­te se refe­ría a los suyos. Y se le notó has­ta en el énfasis. (…)

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.