«Nos quie­ren ani­qui­lar físi­ca­men­te»- [email protected] del PCE® y GRAPO

El obje­to de este comu­ni­ca­do es denun­ciar la cam­pa­ña de ensa­ña­mien­to y ani­qui­la­ción que está lle­van­do a cabo el Esta­do fas­cis­ta y terro­ris­ta espa­ñol con­tra el Colec­ti­vo de Pre­sos Polí­ti­cos del PCE® y de los GRAPO.

Aun­que esta situa­ción no es nue­va, pues lle­va­mos ya muchos años sopor­tan­do un plan meticu­losa­men­te dise­ña­do para que rene­gue­mos de nues­tras ideas demo­crá­ti­co-revo­lu­cio­na­rias y para que aban­do­ne­mos nues­tra jus­ta línea de Resis­ten­cia, en los últi­mos tiem­pos esa cam­pa­ña se ha incre­men­ta­do de for­ma sig­ni­fi­ca­ti­va en todos los terre­nos, empe­zan­do por el judi­cial. Si siem­pre hemos denun­cia­do que los jui­cios cele­bra­dos en la Audien­cia Nacio­nal son una autén­ti­ca far­sa, últi­ma­men­te se ha dado un paso más en ese sen­ti­do con la cele­bra­ción de con­ti­nuos mon­ta­jes jurí­di­co-poli­cia­les para encar­ce­lar de por vida a Manuel Pérez Mar­tí­nez, Secre­ta­rio Gene­ral del PCE® o para con­de­nar a cade­na per­pe­tua a otros diri­gen­tes comu­nis­tas como Juan Gar­cía Mar­tín. Habría que retro­ce­der a la épo­ca fran­quis­ta, en la que los tri­bu­na­les mili­ta­res apli­ca­ban sin des­can­so las leyes de «repre­sión de la maso­ne­ría y el comu­nis­mo» o las de «ban­di­da­je y terro­ris­mo» para encon­trar una situa­ción simi­lar en ese terreno.

Hoy, esos mon­ta­jes pue­den tener lugar no sólo gra­cias al arse­nal de leyes repre­si­vas, las lla­ma­das «anti­te­rro­ris­tas», de las que se ha dota­do el Esta­do, sino par­ti­cu­lar­men­te a la últi­ma de ellas, a la fas­cis­ta Ley de Par­ti­dos, espe­cial­men­te dedi­ca­da a cri­mi­na­li­zar a las orga­ni­za­cio­nes de la resis­ten­cia polí­ti­ca, como es el caso del PCE®, las de soli­da­ri­dad con los pre­sos polí­ti­cos o las de la izquier­da aber­tza­le que en el País Vas­co luchan por­que se reco­noz­ca su pro­gra­ma inde­pen­den­tis­ta y el dere­cho del pue­blo vas­co a la auto­de­ter­mi­na­ción. Tam­po­co pode­mos olvi­dar que esa ley pen­de como una espa­da sobre el futu­ro de orga­ni­za­cio­nes sin­di­ca­les inde­pen­dien­tes, de jóve­nes anti­fas­cis­tas o de cual­quier otro colec­ti­vo que se radi­ca­li­ce al calor de la lucha de clases.

Los pre­sos polí­ti­cos somos los rehe­nes con que el Esta­do pre­ten­de chan­ta­jear al con­jun­to del movi­mien­to de resis­ten­cia orga­ni­za­do. Para ello ini­ció su polí­ti­ca de dis­per­sión y de ais­la­mien­to, ale­ján­do­nos cien­tos de km. de nues­tro entorno fami­liar y man­te­nién­do­nos a la mayo­ría en régi­men de abso­lu­to ais­la­mien­to. Esa cri­mi­nal polí­ti­ca sigue dan­do vuel­tas de tuer­ca: impi­dien­do nues­tras comu­ni­ca­cio­nes escri­tas, difi­cul­tan­do y en algu­nos casos supri­mien­do las comu­ni­ca­cio­nes con fami­lia­res y ami­gos, impo­nien­do humi­llan­tes cacheos a nues­tros alle­ga­dos, etc.

Su sed de ven­gan­za no pare­ce tener lími­tes. No con­ten­tos con impo­ner­nos dece­nas de años de cár­cel, el Esta­do fas­cis­ta espa­ñol se sacó de la man­ga la lla­ma­da Doc­tri­na Parot, gra­cias a la cual un buen núme­ro de pre­sos polí­ti­cos que ya habían cum­pli­do su con­de­na siguen en pri­sión. Este es el caso de Xai­me Simón Quin­te­la que lle­va más de 25 años encar­ce­la­do y a quien se le ha pro­lon­ga­do por 10 años más. Otro tan­to cabe decir del man­te­ni­mien­to en pri­sión de los pre­sos polí­ti­cos gra­ve­men­te enfer­mos, como Paco Cela Seoa­ne, Lau­reano Orte­ga Orte­ga, Car­men Muñoz Mar­tí­nez, Manuel Aran­go Rie­go, Mª José Baños Andu­jar, Isa­bel Apa­ri­cio Sán­chez y algu­nos otros, cuya libe­ra­ción inme­dia­ta exigimos.

Como es lógi­co, cual­quier pre­so desea salir de pri­sión y noso­tros no somos una excep­ción, pero no fui­mos encar­ce­la­dos por una cues­tión per­so­nal, sino por nues­tras ideas, y si sali­mos de ella será para defen­der las mis­mas ideas y pro­yec­tos demo­crá­ti­co-revo­lu­cio­na­rios por los que en su día fui­mos encar­ce­la­dos, de lo con­tra­rio aquí seguiremos.

Por todo ello, a par­tir del 1 de diciem­bre comen­za­re­mos unas jor­na­das de ayuno que, en prin­ci­pio, serán todos los mar­tes y vier­nes, tenien­do muy pre­sen­te que los com­pa­ñe­ros enfer­mos y los que lle­van más de vein­te años en pri­sión y han par­ti­ci­pa­do en lar­gas huel­gas de ham­bre podrían empeo­rar su ya deli­ca­do esta­do de salud.

¡Dero­ga­ción de la Ley de Partidos!
¡Libe­ra­ción inme­dia­ta de los pre­sos polí­ti­cos gra­ve­men­te enfer­mos y de los que ya han cum­pli­do su condena!
¡Reuni­fi­ca­ción de todos los pre­sos del PCE® y de los GRAPO en una mis­ma prisión!

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.