2010- Anto­nio Alva­rez-Solis

El año 2010 pasa­rá a la his­to­ria como el año en que los pode­res fác­ti­cos acor­da­ron cerrar con una lla­ve barro­ca el Sis­te­ma libe­ral-bur­gués. 2010 es el año en que los últi­mos dere­chos huma­nos con que tra­tó de encu­brir la bur­gue­sía su mode­lo de explo­ta­ción social deja­ron de fun­cio­nar median­te una cíni­ca inver­sión de la razón. En nom­bre de la liber­tad del indi­vi­duo, el indi­vi­duo des­apa­re­ció.

Bajo la espe­cie del aumen­to de la rique­za, los pobres se mul­ti­pli­ca­ron. Esgri­mien­do la expan­sión del Dere­cho inter­na­cio­nal, pue­blos y Esta­dos fue­ron barri­dos de la exis­ten­cia dig­na. Pro­cla­man­do el celo por la segu­ri­dad la vida que­dó a mer­ced de intere­ses incon­fe­sa­bles. Blan­dien­do la ban­de­ra de la demo­cra­cia, la liber­tad se con­vir­tió en una estruc­tu­ra pobla­da de tor­tu­ra­do­res. Fren­te a la inte­li­gen­cia here­da­da, la medio­cri­dad recla­mó el gobierno. El arte se vul­ga­ri­zó, la cien­cia se some­tió al pre­cio, la infor­ma­ción fue enca­de­na­da, el tra­to humano se mani­fes­tó median­te la bru­ta­li­dad, la reli­gión fue des­truí­da por las igle­sias. Todo adqui­rió el tac­to de la ceni­za y el color de la tor­men­ta. Los medio­cres salie­ron de sus ter­mi­te­ras y pro­ce­die­ron a devo­rar cuan­to se opo­nía a su paso. La san­gre pasó a cons­ti­tuir un pro­duc­to des­pre­cia­do y la vida fue cani­ba­li­za­da por la exis­ten­cia. 2010 fue un año orwe­lliano y los seres huma­nos acep­ta­ron la gran­ja como ámbi­to de repro­duc­ción.

La noble­za fue degra­da bajo la acu­sa­ción de locu­ra y la cali­dad de las emo­cio­nes se reba­jó a la mani­fes­ta­ción del gri­to. En el año 2010 se tachó de terro­ris­mo a todas las liber­ta­des com­ba­tien­tes, que fue­ron enca­de­na­das con la mise­ria solem­ne de las leyes. Mien­tras, el hori­zon­te alum­bra­ba otra armo­nía hecha, como siem­pre, de dolor y de espe­ran­za.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *