El Colec­ti­vo de [email protected] [email protected] [email protected], va a inci­dir en el pro­ce­so

Eus­kal Pre­so Poli­ti­koen Kolek­ti­boa (EPPK) ha remi­ti­do a GARA un comu­ni­ca­do en el que refle­xio­na sobre el año que está a pun­to de con­cluir y que comen­zó con una diná­mi­ca de pro­tes­ta con­tra la polí­ti­ca car­ce­la­ria. Tras des­ta­car la ini­cia­ti­va polí­ti­ca toma­da por la izquier­da aber­tza­le y denun­ciar el reno­va­do inten­to de los esta­dos por crear divi­sio­nes entre los pre­sos, el Colec­ti­vo anun­cia su volun­tad de influir en la actual situa­ción a tra­vés de accio­nes polí­ti­cas.

Según acla­ra, a día de hoy la labor prin­ci­pal de EPPK es la de «acti­var su carác­ter de agen­te polí­ti­co e inci­dir. Habrá ini­cia­ti­vas ‑pre­ci­sa-; mos­tran­do nues­tro pro­pio pun­to de vis­ta, ponien­do sobre la mesa apor­ta­cio­nes… Sin nin­gu­na duda, tene­mos que for­ta­le­cer las rela­cio­nes entre los agen­tes».

«El nue­vo camino»

En esta línea, EPPK abo­ga por un «com­pro­mi­so sin­ce­ro y prác­ti­co entre todos» que posi­bi­li­te «dar una velo­ci­dad ade­cua­da al pro­ce­so que nece­si­ta Eus­kal Herria. Y es ahí pre­ci­sa­men­te don­de pre­ve­mos el regre­so a casa de todos los repre­sa­lia­dos», aña­de.
Antes de lle­gar a ese pun­to, EPPK des­ta­ca que la ini­cia­ti­va polí­ti­ca de la izquier­da aber­tza­le ha teni­do como con­se­cuen­cia el for­ta­le­ci­mien­to de «la con­fian­za en nues­tra lucha». Cita que la apues­ta por el pro­ce­so demo­crá­ti­co se adop­tó tras «refle­xio­nes pro­fun­das, exten­sos deba­tes y deci­sio­nes polí­ti­cas», y apun­ta que el nue­vo camino empren­di­do «debe lle­var­nos a la solu­ción demo­crá­ti­ca defi­ni­ti­va: es decir, el reco­no­ci­mien­to de Eus­kal Herria, la acep­ta­ción del dere­cho a deci­dir sobre su futu­ro y el res­pe­to a esa deci­sión».

«Por enci­ma de la cruel polí­ti­ca que bus­ca nues­tro ais­la­mien­to polí­ti­co, EPPK se impli­ca­rá en ese nue­vo reco­rri­do polí­ti­co; inci­di­re­mos en él, cómo no», dice el comu­ni­ca­do. Los pre­sos indi­can que deben con­se­guir­se con­di­cio­nes demo­crá­ti­cas míni­mas que inclu­yan el fin de los ata­ques del Esta­do a los pre­sos y el reco­no­ci­mien­to de su esen­cia polí­ti­ca. «En este camino, son urgen­tes la excar­ce­la­ción de quie­nes sufren enfer­me­da­des gra­ves y los que han cum­pli­do la con­de­na, aca­bar con el ais­la­mien­to y ser reagru­pa­dos en Eus­kal Herria, due­ños de nues­tros dere­chos», deta­lla EPPK.

Tras recor­dar que «lle­va­mos déca­das en esta trin­che­ra como mili­tan­tes polí­ti­cos», cons­ta­tan que los esta­dos espa­ñol y fran­cés «no nos darán nada por volun­tad pro­pia y gra­tis», por lo que ani­man a unir fuer­zas para lograr un mar­co demo­crá­ti­co: «Ten­de­mos la mano a los ciu­da­da­nos vas­cos que son acti­vos direc­tos y a todos los agen­tes, sobre todo al colec­ti­vo de exi­lia- dos polí­ti­cos al que sen­ti­mos muy cer­ca». Y mues­tra su ilu­sión de cara a la movi­li­za­ción del 8 de enero en Bil­bo: «Ahí nos ten­dréis (…) Acti­ve­mos las fuer­zas acu­mu­la­das. Eus­kal Herria tie­ne sólo una solu­ción polí­ti­ca y demo­crá­ti­ca: la amnis­tía y la auto­de­ter­mi­na­ción».

«A la puer­ta de las cel­das»

En el comu­ni­ca­do, EPPK infor­ma de otra cues­tión que ha alcan­za­do bas­tan­te eco en los medios de difu­sión en los últi­mos tiem­pos. «Con fre­cuen­cia tene­mos a los repre­sen­tan­tes del Gobierno al lado de las puer­tas de estas cel­das en que nos tie­nen pre­sos, hacien­do tal o cual pro­pues­ta u ofer­ta, ade­más de chan­ta­jes y ame­na­zas. Andan lla­man­do a la puer­ta, pre­so a pre­so, ofre­cien­do bene­fi­cios peni­ten­cia­rios y opcio­nes de salir a la calle si se fir­ma tal o cual tex­to». Con­cre­ta que «nos ofre­cen opcio­nes de salir de la cár­cel y de ali­viar nues­tro modo de vida a cam­bio de dejar EPPK, dar paso al arre­pen­ti­mien­to polí­ti­co y dejar­les exhi­bir­nos como tro­feos con­se­gui­dos en un safa­ri. Para quie­nes man­te­ne­mos nues­tros prin­ci­pios y dig­ni­dad y no acep­ta­mos ese camino, en cam­bio, el empeo­ra­mien­to de las con­di­cio­nes es auto­má­ti­co».

El Colec­ti­vo de Pre­sos Polí­ti­cos recuer­da que éste «no es un jue­go nue­vo, sino tan vie­jo como la exis­ten­cia de EPPK», pero cons­ta­ta que se ha endu­re­ci­do en los últi­mos meses. Al res­pec­to, remar­ca que «la cohe­sión y el com­pro­mi­so polí­ti­co con nues­tro pue­blo son nues­tras herra­mien­tas más pode­ro­sas y lo segui­rán sien­do. Ésta es la apor­ta­ción sin­ce­ra, huma­na y polí­ti­ca, que hace­mos al camino hacia la amnis­tía y la auto­de­ter- mina­ción». Y en con­se­cuen­cia con todo ello, recla­man a los man­da­ta­rios de París y Madrid que apues­ten tam­bién por el pro­ce­so demo­crá­ti­co y aban­do­nen estas manio­bras.

El comu­ni­ca­do se ini­cia con una men­ción a la pro­tes­ta rea­li­za­da por EPPK duran­te 2010 y con un recuer­do emo­ti­vo para Jon Anza, «secues­tra­do inclu­so des­pués de muer­to».

GARA

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *