Absuel­ta la agen­te acu­sa­da de matar de un porra­zo a M. Ange­les Ama­dor- Apur­tu

Una agen­te de la Poli­cía Muni­ci­pal de Pam­plo­na ha sido absuel­ta por la muer­te de María Ange­les Ama­dor, que falle­ció tras reci­bir un porra­zo el 28 de julio de 2007. Ade­más, varios fami­lia­res y alle­ga­dos de la falle­ci­da han sido con­de­na­dos a dis­tin­tas penas por deli­tos de aten­ta­do con­tra la auto­ri­dad y lesio­nes.

policia municipal iruñea
La muer­te de María Ange­les Ama­dor vol­vió a poner en cues­tión la deri­va repre­si­va de la Poli­cía Muni­ci­pal de Iru­ñea.

«Les gri­té que no pega­sen a mi madre, que esta­ba trans­plan­ta­da del riñón».

VIDEO: «EL ASESINATO DE MI MADRE NO SE PUEDE TIRAR A LA BASURA».

María Ange­les Ama­dor murió en la UCI del Hos­pi­tal de Nava­rra el 5 de agos­to de 2007, a con­se­cuen­cia de unos hechos suce­di­dos en la Rotxa­pea el 28 de julio ante­rior.

Su hijo, Miguel Angel Jimé­nez Ama­dor, denun­ció públi­ca­men­te en su día que él y sus fami­lia­res ‑de raza gita­na- acu­dían a una fies­ta de «peti­ción de mano» y que vie­ron que «había varias fur­go­ne­tas de Poli­cía Muni­ci­pal deba­jo de la casa de mi her­ma­na». Dijo que su padre, Pau­lino, se acer­có a pre­gun­tar qué ocu­rría. Al pare­cer, los muni­ci­pa­les tenían espo­sa­da a una per­so­na a la que cono­cían y Pau­lino «les comen­tó que no le pega­sen». Enton­ces, afir­mó Miguel Angel, les llo­vie­ron los gol­pes.

«Yo me ade­lan­té y me metí en medio, y empe­za­ron a gol­pear­me y a lan­zar insul­tos racis­tas… Fue una pali­za de para qué con­tar», reme­mo­ró. Miguel Angel, de 30 años, aña­dió que mien­tras sufría los porra­zos tuvo tiem­po de avi­sar­les de que su madre María Anto­nia, que les acom­pa­ña­ba, esta­ba enfer­ma: «Les gri­té varias veces que no le pega­sen, que esta­ba tras­plan­ta­da del riñón, pero siguie­ron…», rela­tó com­pun­gi­do.

La mujer, de 52 años, sufrió una hemo­rra­gia de tron­co cere­bral. Su salud era pre­ca­ria ante­rior­men­te. Según la ver­sión de la fami­lia, cohe­ren­te con el par­te médi­co emi­ti­do en el hos­pi­tal don­de fue aten­di­da por trau­ma­tis­mo cra­neal, sufrió un porra­zo en la cabe­za. Miguel Angel, su hijo, seña­la­ba que «por ser la Poli­cía Muni­ci­pal no tie­nen dere­cho a gol­pear así a la gen­te, somos per­so­nas y nos tra­ta­ron como a perros, aun­que estu­vié­ra­mos enfer­mos». Y es que no sólo la falle­ci­da María Anto­nia Ama­dor con­va­le­cía del tras­plan­te, sino que tam­bién el pro­pio Miguel Angel sufre una dis­fun­ción sen­si­ti­va en media par­te del cuer­po, apre­cia­ble al pri­mer gol­pe de vis­ta dado que cami­na apo­ya­do en un bas­tón. Pero él tam­bién fue gol­pea­do: mos­tró tras la rue­da de pren­sa que en su pier­na dere­cha, jun­to al tobi­llo, toda­vía tie­ne la mar­ca de un porra­zo: «Me rom­pie­ron un múscu­lo», denun­ció.

«Se veía venir»

En su día, la pla­ta­for­ma Iru­ñea Gu Geu seña­ló que lo ocu­rri­do fue «algo que se veía venir». La pla­ta­for­ma ya venía aler­ta­do de las actua­cio­nes de la Poli­cía Muni­ci­pal de Iru­ñea, en las que des­ta­ca­ban dos aspec­tos: la «bru­ta­li­dad» y la «impu­ni­dad». «La situa­ción es lími­te», con­clu­ye­ron tras este caso, por lo que exi­gie­ron tan­to el cese del jefe del cuer­po poli­cial, Simón San­ta­ma­ría, como el impul­so a un amplio deba­te social sobre la iden­ti­dad y las fun­cio­nes de la Poli­cía Muni­ci­pal de Iru­ñea.

Tras apun­tar con nume­ro­sos ejem­plos que este tipo de car­gas y otras actua­cio­nes repre­si­vas son nor­ma con­tra ini­cia­ti­vas popu­la­res, inclu­so de carác­ter fes­ti­vo, mati­za­ron que hay colec­ti­vos espe­cial­men­te des­pro­te­gi­dos, como el de los inmi­gran­tes o el de los gita­nos.

De 2007 has­ta hoy, se han veni­do suce­dien­do nue­vas agre­sio­nes y actua­cio­nes vio­len­tas de la Poli­cía Muni­ci­pal, sobre todo enfo­ca­das hacia el movi­mien­to popu­lar y las per­so­nas inmi­gran­tes o de raza gita­na. Hace unos meses se hizo públi­co este video, que mues­tra los modos de la poli­cía diri­gi­da por el mili­tar ceu­tí Simón San­ta­ma­ría.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *