Esta­dos Uni­dos ame­na­za otra vez a Vene­zue­la – Cuba­de­ba­te

Philip Crowley

Si Vene­zue­la impi­de que el nue­vo emba­ja­dor de Esta­dos Uni­dos en Cara­cas asu­ma el car­go, la medi­da ten­drá con­se­cuen­cias, advir­tió el Depar­ta­men­to de Esta­do del país nor­te­ame­ri­cano.

El por­ta­voz del Depar­ta­men­to de Esta­do, P.J. Crow­ley, dijo que el minis­tro de Rela­cio­nes Exte­rio­res de Vene­zue­la infor­mó a la emba­ja­da de Washing­ton que el Gobierno del pre­si­den­te Hugo Chá­vez había reti­ra­do la apro­ba­ción del nue­vo emba­ja­dor, Larry Pal­mer, cuyo nom­bra­mien­to aguar­da la con­fir­ma­ción en el Sena­do esta­dou­ni­den­se.

“Obvia­men­te, eso tie­ne con­se­cuen­cias en tér­mi­nos de nues­tra rela­ción con Vene­zue­la”, dijo Crow­ley en con­fe­ren­cia de pren­sa.

“Les hemos adver­ti­do que si ellos reti­ran el con­sen­ti­mien­to, esto ten­dría un impac­to en nues­tras rela­cio­nes actua­les. Ellos han toma­do esta deci­sión. Y obvia­men­te vamos a eva­luar qué hacer a la luz de ella”, agre­gó.

Washing­ton y Cara­cas han teni­do fuer­tes des­acuer­dos en torno al nom­bra­mien­to de Pal­mer ocu­rri­do en agos­to, cuan­do Chá­vez dijo que no se le per­mi­ti­ría asu­mir su car­go debi­do a que el diplo­má­ti­co había insul­ta­do al gobierno boli­va­riano y men­ti­do aún antes de lle­gar a Cara­cas.

Pal­mer dijo recien­te­men­te a un sena­dor esta­dou­ni­den­se que la moral era baja en la Fuer­za Arma­da vene­zo­la­na y que había cla­ros víncu­los entre fun­cio­na­rios de ese país y la gue­rri­lla colom­bia­na FARC.

Crow­ley dijo que Esta­dos Uni­dos no tenía inten­ción de reti­rar la nomi­na­ción de Pal­mer y se negó a decir si como repre­sa­lia podría anu­lar la acre­di­ta­ción para el emba­ja­dor de Vene­zue­la en Washing­ton.

“Cuan­do deci­da­mos qué hacer, se lo hare­mos saber”, ase­gu­ró. Crow­ley sos­tu­vo que Esta­dos Uni­dos sigue con­ven­ci­do de que Pal­mer es la per­so­na ade­cua­da para el tra­ba­jo.

“Cree­mos que, pre­ci­sa­men­te por­que hay ten­sio­nes en la rela­ción, es impor­tan­te para man­te­ner las comu­ni­ca­cio­nes diplo­má­ti­cas al más

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *