Segi con­ti­núa des­nu­dan­do al fas­cis­mo espa­ñol con cons­tan­cia, sudor y lágri­mas

correo

Otra vez más las fuer­zas repre­si­vas espa­ño­las se han acer­ca­do has­ta los domi­ci­lios de la juven­tud vas­ca para lle­var­se impu­ne­men­te a un nue­vo lote de futu­ros pri­sio­ne­ras y pri­sio­ne­ros polí­ti­cos. Nue­ve nue­vos secues­tra­dos más, en todos los herrial­des de Hego Eus­kal Herria. Con la habi­tual fal­ta de ver­güen­za que les carac­te­ri­za, han habla­do de comi­sa­rios polí­ti­cos de ETA con el fin de seguir into­xi­can­do y encu­brien­do su gue­rra con­tra la socie­dad civil vas­ca.

Estas agre­sio­nes recuer­dan a otras simi­la­res vivi­das por déca­das en Eus­kal Herria. Como siem­pre ha suce­di­do, las res­pues­tas soli­da­rias a la repre­sión no se han hecho espe­rar, facul­ta­des, barrios, pue­blos, todo el espec­tro social vas­co ha seña­la­do cla­ra­men­te al fas­cis­mo espa­ñol excep­to el PNV, que aplau­de por deba­jo de la mesa estas reda­das bus­can­do la impo­si­ble derro­ta poli­cial de la Izquier­da Aber­tza­le, el hecho cla­ro es que Loka­rri, Ara­lar, EA, la Izquier­da Aber­tza­le han habla­do niti­da­men­te.

Las orga­ni­za­cio­nes de apo­yo a los pre­sos polí­ti­cos vas­cos y las dedi­ca­das a la erra­di­ca­ción de esta lacra como el TAT han seña­la­do con visi­ble preo­cu­pa­ción el ries­go de tor­tu­ra que se cier­ne sobre todos estos mili­tan­tes aber­tza­les.

Pérez Rubal­ca­ba no ha per­di­do una bue­na oca­sión de callar la boca y como habi­tual­men­te se ha des­pa­cha­do con las habi­tua­les san­de­ces para con­su­mo de la Espa­ña neo fran­quis­ta que siem­pre pide más car­ne vas­ca en la tri­tu­ra­do­ra.

Las movi­li­za­cio­nes por su liber­tad y la exi­gen­cia del cono­ci­mien­to de su esta­do físi­co y psí­qui­co con­ti­nua­rán en los pró­xi­mos días a la espe­ra de que los agen­tes socia­les, polí­ti­cos y sin­di­ca­les que poyan una paz jus­ta y la liber­tad de Eus­kal Herria res­pon­dan a esta nue­va agre­sión neo fas­cis­ta con­tra la paz pro­ta­go­ni­za­da por los pode­res polí­ti­cos espa­ño­les.

Boltxe Kolek­ti­boa ante los secues­tros lega­les e inad­mi­si­bles de más jóve­nes aber­tza­les

Inca­paz como es el poder espa­ñol de asu­mir la demo­cra­cia por volun­tad pro­pia vuel­ve por don­de sue­le alar­dean­do ade­más de los secues­tros inter­mi­na­bles de jóve­nes vas­cos. Odian a Segi por­que es la prue­ba feha­cien­te de que la memo­ria his­tó­ri­ca com­ba­tien­te vas­ca no ha sido dete­ni­da como ha suce­di­do en otras par­tes del esta­do. No han dete­ni­do a este pue­blo y ade­más no deten­drán el logro de los obje­ti­vos polí­ti­cos que se ha plan­tea­do para sí.

Podrán arran­car todas las flo­res, pero no deten­drán la pri­ma­ve­ra, dijo alguien y lo rati­fi­ca­mos hoy y aquí. Cada ven­gan­za poli­cial ade­re­za­da con la mano levan­ta­da de los de la Audien­cia Nacio­nal sir­ve para que miles de jóve­nes tomen con­cien­cia de que están lle­ván­do­se a los suyos, a las suyas a la fuer­za hacia las pri­sio­nes espa­ño­las. No es casua­li­dad que tan­to las fami­lias de Rubal­ca­ba como las de Barrio­nue­vo, Vera, Gon­za­lez hayan sido fas­cis­tas para enten­der esta sim­bio­sis espa­ño­la que fusio­na las siglas socia­lis­tas con las esen­cias patrias joséan­to­nia­nas.

Las casua­li­da­des, no exis­ten. No hubo rup­tu­ra y no hay demo­cra­cia. Los tics de la Espa­ña negra y nacio­nal están de nue­vo aquí.

Des­de Boltxe Kolek­ti­boa nues­tro abra­zo calu­ro­so a las per­so­nas dete­ni­das, a sus fami­lias y a toda la juven­tud aber­tza­le, inde­pen­den­tis­ta y socia­lis­ta en la cer­te­za de que no van a dete­ner la pri­ma­ve­ra de la liber­tad nacio­nal y social de nues­tro pue­blo por mucho que nos hagan sufrir.

Nos vemos en la calle pero sobre todo, nos vemos el 8 de Enero, Rubal­ca­ba, ese día Eus­kal Herria va a ser un cla­mor.

Pre­soak Kale­ra, Amnis­tia Osoa!

Eus­kal Gaz­te­ria, Aurre­ra!.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *