Los «ser­vi­cios» de CST Glo­bal israe­lí se des­plie­gan en Amé­ri­ca Lati­na

israel_cst_global.jpg

La inje­ren­cia de Israel en Amé­ri­ca Lati­na tie­ne entre sus pun­tas de lan­za a las empre­sas de segu­ri­dad pri­va­da


Resu­men Latinoamericano/​AVN - Mar­ca­da como una facha­da del Mos­sad israe­lí, la empre­sa de segu­ri­dad pri­va­da CST Glo­bal tie­ne una his­to­ria simi­lar a otras fir­mas que ope­ran en Amé­ri­ca Lati­na como las bri­tá­ni­cas Dyn­Corp o Defen­se Sys­tem LTD (DSL), don­de el sim­ple ase­so­ra­mien­to a las fuer­zas mili­ta­res de varios paí­ses lati­noa­me­ri­ca­nos, es pues­to cada vez más en tela de jui­cio.

Regis­tra­da legal­men­te en ciu­dad hebrea de Petaj Tik­va, la fir­ma es pre­si­di­da por el gene­ral reti­ra­do Israel Ziv y por el ex bri­ga­dier gene­ral Yosi Kuper­was­ser, quien se desem­pe­ñó como jefe del Depar­ta­men­to de Inves­ti­ga­ción del Ser­vi­cio de Inte­li­gen­cia mili­tar israe­lí.

Con un nue­vo auge, lue­go del anun­cio de Esta­dos Uni­dos para empren­der su lucha con­tra el terro­ris­mo glo­bal, las fir­mas de segu­ri­dad pri­va­das, en espe­cial de ori­gen hebreo, se mul­ti­pli­ca­ron por el mun­do, brin­dan­do ser­vi­cios de gue­rra y cobran­do con­tra­tos millo­na­rios.

Como seña­ló Boris Kanz­lei­ter en su artícu­lo “Gue­rra y Paz S.R.L. Ejér­ci­tos y cor­po­ra­cio­nes mili­ta­res pri­va­das como acto­res de las nue­vas gue­rras”, con los ata­ques a las Torres Geme­las de Nue­va York en 2001 y lue­go de las inva­sio­nes a Afga­nis­tán e Irak, “se agu­di­za­ron nume­ro­sos con­flic­tos regio­na­les, así como las «nece­si­da­des de segu­ri­dad», ima­gi­na­rias o reales, que crea­ron nue­vos ámbi­tos de misio­nes”, para las deno­mi­na­das com­pa­ñías mili­ta­res pri­va­das (CMP) y com­pa­ñías de segu­ri­dad pri­va­das (CSP).

Más allá del ase­so­ra­mien­to que ven­den empre­sas como CST Glo­bal, es cono­ci­do el entre­na­mien­to que brin­dan, las ope­ra­cio­nes de inte­li­gen­cia que rea­li­zan y el apo­yo a los ejér­ci­tos regu­la­res, lo cual per­mi­te a los gobier­nos per­mi­si­bles loca­les aho­rrar cos­tos huma­nos pro­pios y obte­ner resul­ta­dos efi­ca­ces sin media­cio­nes, pero al mis­mo tiem­po dejar pene­trar a fuer­zas extran­je­ras en sus sis­te­mas de segu­ri­dad públi­ca y pri­va­da del país que oca­sio­nan serias debi­li­da­des en las capa­ci­da­des defen­si­vas de los Esta­dos.

Por su par­te, estas com­pa­ñías son un canal de infor­ma­ción para las estruc­tu­ras de inte­li­gen­cia a nivel mun­dial, y el caso de las rela­cio­nes del Mos­sad con las CSP está docu­men­ta­do en diver­sas inves­ti­ga­cio­nes.

Las manos de CST Glo­bal en Colom­bia

CST Glo­bal tuvo su momen­to de mayor esplen­dor lue­go de la Ope­ra­ción Jaque orga­ni­za­da por el gobierno del ex pre­si­den­te Álva­ro Uri­be para libe­rar a 15 rete­ni­dos de las Fuer­zas Arma­das Revo­lu­cio­na­rias de Colom­bia (Farc), entre las que se encon­tra­ba Ingrid Betan­court.

Según una inves­ti­ga­ción del perio­dis­ta gua­te­mal­te­co Percy Alva­ra­do, esta fir­ma, ade­más de ope­rar en Perú y Hon­du­ras, man­tie­ne con­tra­tos con el Esta­do colom­biano por 10 millo­nes de dóla­res, “el cual inclu­ye no solo el abas­to de armas y logís­ti­ca de gue­rra, sino tam­bién ase­so­ra­mien­to en con­tra­in­sur­gen­cia y labo­res de inte­li­gen­cia”.

Aun­que CST Glo­bal afir­ma no tener rela­ción algu­na de subor­di­na­ción con el gobierno de Tel Aviv, es seña­la­da como pie­za esen­cial del com­ple­jo mili­tar-indus­trial israe­lí, ya que es par­te del gru­po Mikal, la segun­da com­pa­ñía pri­va­da israe­lí pro­duc­to­ra de arma­men­to.

Lue­go de la Ope­ra­ción Jaque, medios de comu­ni­ca­ción de Israel reve­la­ron que detrás de ese ope­ra­ti­vo estu­vo la mano de CST Glo­bal, aun­que en ese momen­to el gobierno colom­biano negó la infor­ma­ción.

Para ese enton­ces, la cade­na BBC con­sul­tó al minis­tro de Defen­sa de Colom­bia, Juan Manuel San­tos, quien ase­ve­ró que “Israel tie­ne unas de las mejo­res inte­li­gen­cias del mun­do. El terro­ris­mo se com­ba­te sobre todo y ante todo con Inte­li­gen­cia y es mucho lo que Israel nos pue­de ense­ñar y ayu­dar en ese tema”.

La BBC tam­bién pre­gun­tó a una fuen­te de la empre­sa, que pidió no ser iden­ti­fi­ca­da, quien mani­fes­tó: “hemos actua­do allí y apor­ta­mos a la mejo­ra de sus capa­ci­da­des y más que nada a su for­ma de orga­ni­zar­se para lidiar con el terro­ris­mo”.

El miem­bro de CST Glo­bal sos­tu­vo que en Colom­bia el rol de la fir­ma es lograr “una mayor capa­ci­dad de com­bi­nar mejor la inte­li­gen­cia y las capa­ci­da­des ope­ra­ti­vas, la capa­ci­dad de poner en prác­ti­ca los pla­nes de for­ma más efec­ti­va en base a la inte­li­gen­cia que exis­te”.

Des­pués del ata­que a Angos­tu­ra, terri­to­rio ecua­to­riano, por par­te del Ejér­ci­to de Colom­bia, don­de fue ase­si­na­do el jefe de las Farc, Raúl Reyes, tam­bién se des­per­ta­ron fuer­tes sos­pe­chas de que en el ope­ra­ti­vo par­ti­ci­pa­ron miem­bros de CST Glo­bal.

Perú y Hon­du­ras com­pran los ser­vi­cios de CST Glo­bal

En abril de 2010 las agen­cias inter­na­cio­na­les de noti­cias reco­no­cían que en la últi­ma déca­da Israel y Perú estre­cha­ron sus rela­cio­nes en mate­ria de defen­sa, con una fuer­te coope­ra­ción en el inter­cam­bio de infor­ma­ción de inte­li­gen­cia, ven­ta de arma­men­to y asis­ten­cia a las fuer­zas arma­das por par­te de ins­truc­to­res hebreos.

En 2009 se cono­ció que el Minis­te­rio de Defen­sa israe­lí dio vía libre a Glo­bal CST para entre­nar a las Fuer­zas Arma­das perua­nas por un cos­to de 9 millo­nes de dóla­res anua­les.

Este acuer­do fue con­fir­ma­do por el Coman­do Con­jun­to del Ejér­ci­to de Perú, con el argu­men­to de capa­ci­tar a los mili­ta­res para enfren­tar al nar­co­trá­fi­co y a los peque­ños gru­pos que toda­vía que­dan de la gue­rri­lla Sen­de­ro Lumi­no­so.

Antes de este acuer­do, CST Glo­bal ya había ven­di­do al gobierno peruano equi­pos de visión noc­tur­na por un valor de 3 millo­nes de dóla­res.

Con res­pec­to a Hon­du­ras, la pre­sen­cia de la inte­li­gen­cia israe­lí en esa nación cen­troa­me­ri­ca­na se remon­ta a las déca­das de 70 y 80, cuan­do gru­pos de éli­te lle­va­ban ade­lan­te una gue­rra sucia con­tra las orga­ni­za­cio­nes gue­rri­lle­ras.

CST Glo­bal es seña­la­da por abas­te­cer armas y medios de gue­rra al régi­men hon­du­re­ño que derro­có en 2009 al pre­si­den­te legí­ti­mo Manuel Zela­ya.

En Hon­du­ras ade­más ope­ran empre­sas de ori­gen israe­lí como Alfa­com, Inter­com, Inter­na­tio­nal Secu­rity and Defen­se Sys­tems y Secu­rity and Inte­lli­gen­ce Advi­sing.

Las estre­chas rela­cio­nes entre los gol­pis­tas de Hon­du­ras e Israel que­da­ron demos­tra­das cuan­do el gobierno de Tel Aviv fue uno de los pri­me­ros en reco­no­cer al régi­men de Por­fi­rio Lobo, ele­gi­do en comi­cios ile­gí­ti­mos.

En noviem­bre pasa­do se anun­ció que ambos paí­ses sus­cri­bi­rán una car­ta de inten­cio­nes que per­mi­ta impul­sar una serie de pro­gra­mas y pro­yec­tos, entre ellos, de segu­ri­dad nacio­nal.

Como ase­ve­ró en el artícu­lo ya cita­do el inves­ti­ga­dor Boris Kanz­lei­ter, uno de los mayo­res ries­gos del fun­cio­na­mien­to de estas empre­sas es que “los lími­tes entre las misio­nes lega­les y los mer­ce­na­rios ile­ga­les son difí­ci­les de esta­ble­cer”.

Aun­que su fun­cio­na­mien­to es cues­tio­na­do y el con­trol legal y judi­cial sobre estas fir­mas es muy frá­gil, la vida públi­ca de CST Glo­bal no pier­de fuer­za.

El año pasa­do la empre­sa orga­ni­zó, jun­to a la com­pa­ñía Sig­ma, un encuen­tro a nivel mun­dial con dece­nas de ofi­cia­les, coman­dan­tes y ex miem­bros de cuer­pos de eli­te de los cin­co con­ti­nen­tes.

A tra­vés de uno de sus miem­bros, CST Glo­bal indi­có que del encuen­tro sal­drían ense­ñan­zas para “afron­tar una fuer­za enemi­ga, una orga­ni­za­ción gue­rri­lle­ra, o un gru­po delic­ti­vo”.

Con equi­pos de últi­ma tec­no­lo­gía, sin un mar­co legal fuer­te que las con­tro­le y con un poder de fue­go en oca­sio­nes supe­rior a los ejér­ci­tos regu­la­res, fir­mas como CST Glo­bal se des­plie­gan en Amé­ri­ca Lati­na man­te­nien­do fuer­tes lazos con los ser­vi­cios de inte­li­gen­cia y bajo la con­sig­na de des­te­rrar del mapa cual­quier gobierno o movi­mien­to polí­ti­co que sea acu­sa­do de ima­gi­na­rios víncu­los con el terro­ris­mo.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: