El impe­rio en el ban­qui­llo de los acu­sa­dos- Fidel Cas­tro

Julian Assan­ge, un hom­bre que hace varios meses muy pocos cono­cían en el mun­do, está demos­tran­do que el más pode­ro­so impe­rio que ha exis­ti­do en la his­to­ria podía ser desa­fia­do.

El audaz desa­fío no pro­ve­nía de una super­po­ten­cia rival; de un Esta­do con más de cien armas nuclea­res; de un país con cien­tos de millo­nes de habi­tan­tes; de un gru­po de nacio­nes con enor­mes recur­sos natu­ra­les, de los cua­les Esta­dos Uni­dos no podía pres­cin­dir; o de una doc­tri­na revo­lu­cio­na­ria capaz de estre­me­cer has­ta los cimien­tos al impe­rio que se basa en el saqueo y la explo­ta­ción del mun­do.

Era solo una per­so­na que ape­nas se había oído men­cio­nar en los medios de pren­sa. Aun­que es ya famo­so, poco se cono­ce de él, excep­to la muy publi­ci­ta­da impu­tación de rela­cio­nes amo­ro­sas con dos damas, sin la debi­da pre­cau­ción en los tiem­pos del VIH. No se ha escri­to toda­vía un libro sobre su ori­gen, su edu­ca­ción, o sus ideas filo­só­fi­cas y polí­ti­cas.

No se cono­cen, inclu­so, las moti­va­cio­nes que lo con­du­je­ron al con­tun­den­te gol­pe que pro­pi­nó al impe­rio. Solo se sabe que moral­men­te lo ha pues­to de rodi­llas.

La agen­cia de noti­cias AFP infor­mó hoy que el “crea­dor de Wiki­leaks segui­rá en pri­sión pese a obte­ner liber­tad bajo fian­za […] pero debe­rá per­ma­ne­cer entre rejas has­ta que se resuel­va la ape­la­ción pre­sen­ta­da por Sue­cia, país que recla­ma su extra­di­ción por pre­sun­tos deli­tos sexua­les.”

“…la abo­ga­da que repre­sen­ta al Esta­do sue­co, […] anun­ció su inten­ción de ape­lar la deci­sión de libe­rar­lo.”

“…el juez Ridd­le esta­ble­ció como con­di­cio­nes el pago de una fian­za de 380.000 dóla­res, el uso de un bra­za­le­te elec­tró­ni­co y el cum­pli­mien­to de un toque de que­da.”

El pro­pio des­pa­cho infor­mó que en caso de ser libe­ra­do “…debe­rá resi­dir en una pro­pie­dad de Vaughan Smith, su ami­go y pre­si­den­te del Frontli­ne Club, el club de perio­dis­tas de Lon­dres don­de Wiki­leaks tie­ne esta­ble­ci­do des­de hace sema­nas su cuar­tel gene­ral…”

Assan­ge decla­ró: “‘Mis con­vic­cio­nes no vaci­lan. Me man­ten­go fiel a los idea­les que he expre­sa­do. Si algo ha hecho este pro­ce­so, ha sido aumen­tar mi deter­mi­na­ción de que estos son ver­da­de­ros y correc­tos’…”

El valien­te y bri­llan­te cineas­ta nor­te­ame­ri­cano Michael Moo­re decla­ró que ha ofre­ci­do a Wiki­leaks su pági­na web, sus ser­vi­do­res, sus nom­bres de domi­nio y todo lo que pue­da pro­por­cio­nar­le para “…’man­te­ner Wiki­leaks vivo y prós­pe­ro mien­tras sigue tra­ba­jan­do para expo­ner crí­me­nes que se tra­ma­ron en secre­to y se come­tie­ron en nues­tro nom­bre y con nues­tros dóla­res des­ti­na­dos a impues­tos’…”

Assan­ge, afir­mó Moo­re, “está sufrien­do ‘un ata­que tan des­pia­da­do’ […] ‘por­que ha aver­gon­za­do a quie­nes han ocul­ta­do la ver­dad’.”

“…’inde­pen­dien­te­men­te de que Assan­ge sea cul­pa­ble o ino­cen­te […] tie­ne dere­cho a que se pague su fian­za y a defen­der­se’. […] ‘me he uni­do ‑por ello- a los cineas­tas Ken Loach y John Pil­ger y a la escri­to­ra Jemi­ma Jan y he ofre­ci­do dine­ro para la fian­za’.”

La con­tri­bu­ción de Moo­re se ele­vó a 20 mil dóla­res.

El barra­je del gobierno nor­te­ame­ri­cano con­tra Wiki­leaks ha sido tan bru­tal que, según son­deos de ABC News/​Washington Post, dos de cada tres esta­dou­ni­den­ses quie­ren lle­var a Assan­ge ante los tri­bu­na­les de Esta­dos Uni­dos por haber divul­ga­do los docu­men­tos. Nadie se ha atre­vi­do, en cam­bio, a impug­nar las ver­da­des que con­tie­nen.

No se cono­cen deta­lles del plan ela­bo­ra­do por los estra­te­gas de Wiki­leaks. Se sabe que Assan­ge dis­tri­bu­yó un volu­men impor­tan­te de comu­ni­ca­cio­nes a cin­co gran­des trans­na­cio­na­les de la infor­ma­ción, que en este momen­to poseen el mono­po­lio de muchas noti­cias, algu­nas de ellas tan extre­ma­da­men­te mer­ce­na­rias, reac­cio­na­rias y pro fas­cis­tas como la espa­ño­la PRISA y la ale­ma­na Der Spie­gel, que las están uti­li­zan­do para ata­car a los paí­ses más revo­lu­cio­na­rios.

La opi­nión mun­dial segui­rá de cer­ca todo lo que ocu­rra en torno a Wiki­leaks.

Sobre el gobierno dere­chis­ta sue­co y la mafia gue­rre­ris­ta de la OTAN, que tan­to gus­tan de invo­car la liber­tad de pren­sa y los dere­chos huma­nos, cae­rá la res­pon­sa­bi­li­dad de que se pue­da cono­cer o no la ver­dad sobre la cíni­ca polí­ti­ca de Esta­dos Uni­dos y sus alia­dos.

Las ideas pue­den ser más pode­ro­sas que las armas nuclea­res.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *