Duran­go debe reti­rar la pla­ca de Txi­ki y Otae­gi, por man­da­to espa­ñol

En pleno cen­tro de Bil­bo, en la pla­za Moyua, en el edi­fi­cio de hacien­da per­vi­ve aun un escu­do fran­quis­ta que des­de lo alto del edi­fi­cio insul­ta todos los días a [email protected] bil­bo­ta­rrak, con águi­la, yugo y fle­chas inclui­das. A poca dis­tan­cia esta el paseo Sán­chez-Maza, el tal Sán­chez-Maza fue uno de los fun­da­do­res de la ban­da cri­mi­nal Falan­ge espa­ño­la y aun­que parez­ca men­ti­ra, posee una calle en la capi­tal biz­kai­ta­rra.

No pare­ce que estos dos ejem­plos, (hay mas en el mis­mo Bil­bo, Biz­kaia y la tota­li­dad de Hego Eus­kal Herria) moles­ten a la jus­ti­cia espa­ño­la, pese a los años tras­cu­rri­dos y leyes de memo­ria his­tó­ri­ca, no mue­ven un dedo para orde­nar la reti­ra­da de seme­jan­te ofen­sa a las per­so­nas que habi­ta­mos esta tie­rra.

Bajo el escu­do del yugo y las fle­chas se ase­sino a mucha gen­te en Eus­kal Herria y esos crí­me­nes entre otros con­ta­ron con la entu­sias­ta par­ti­ci­pa­ción del par­ti­do fun­da­do por Sán­chez-Maza.

Con­tra ese régi­men fas­cis­ta y cri­mi­nal, que opri­mía a nues­tro pue­blo, lucha­ron entre [email protected] Txi­ki y Otae­gi, de la mane­ra que ellos con­si­de­ra­ron con­ve­nien­te. Son dos lucha­do­res anti­fas­cis­tas y anti­fran­quis­tas, que inme­dia­ta­men­te se implan­ta­ron los ayun­ta­mien­tos demo­crá­ti­cos en Hego Eus­kal Herria, vie­ron como sus nom­bres se recor­da­ban en infi­ni­dad de luga­res, calles y pue­blos de esta tie­rra.

Mien­tras en gran can­ti­dad de luga­res se con­de­na el fas­cis­mo y se borra de las calles toda basu­ra nazi-fas­cis­ta, en el esta­do espa­ñol, no solo se man­tie­ne su apes­to­sa sim­bo­lo­gía, ofen­si­va a toda per­so­na hones­ta, sino que ade­más se orde­na reti­rar pla­cas y calles a las per­so­nas que lucha­ron con­tra ese régi­men fas­cis­ta dan­do en ello, inclu­so su vida.

Txi­ki y Otae­gi, murie­ron ase­si­na­dos por un pelo­tón de fusi­la­mien­to espa­ñol, en ple­na dic­ta­du­ra fran­quis­ta, en cual­quier lugar del mun­do la jus­ti­cia, no solo man­ten­dría su memo­ria sino que orde­na­ría la reti­ra­da inme­dia­ta de la sim­bo­lo­gía de sus cri­mi­na­les.

No es el caso del esta­do espa­ñol. Un juez espa­ñol, des­ti­na­do en Bil­bo, en el juz­ga­do con­ten­cio­so-admi­nis­tra­ti­vo núme­ro 3, ha orde­na­do que se reti­ren de inme­dia­to las pla­cas que recuer­dan a los lucha­do­res anti­fas­cis­tas. Que sepa­mos no ha movi­do un dedo por la reti­ra­da del apes­to­so sím­bo­lo que hay en Moyua ni por­que uno de los fun­da­do­res de falan­ge, par­ti­do terro­ris­ta y fas­cis­ta se vea pri­va­do de una vez y por todas de una calle en Bil­bo.

Spain is dife­rent, se decía hace unos años y bien que es dife­ren­te. ¿Alguien se ima­gi­na en Ber­lín un paseo dedi­ca­do a Hitler o en una pla­za de Múnich la cruz gama­da? Pues eso lo tene­mos en Bil­bo gra­cias a la jus­ti­cia espa­ño­la.

Y lue­go nos pre­gun­tan por­que somos inde­pen­den­tis­tas…..

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *