Refle­xio­nes sobre el momen­to eco­no­mi­co actual- Elkar­tzen

Como veni­mos afir­man­do en el docu­men­to sobre el aná­li­sis de los pre­su­pues­tos de los dos últi­mo años, cri­sis que ana­li­zá­ba­mos en exten­sión en sus orí­ge­nes y sus reper­cu­sio­nes a medio pla­zo sobre los sec­to­res popu­la­res de Eus­kal Herria, esta cri­sis no es coyun­tu­ral sino que es de pro­fun­da rees­truc­tu­ra­ción de las fuer­zas eco­nó­mi­cas, con un ata­que coor­di­na­do des­de todo los cen­tros de poder eco­nó­mi­co con­tra las eco­no­mías domés­ti­cas. Los hechos nos han ido dan­do la razón, no nos hallá­ba­mos ante una cri­sis del sis­te­ma finan­cie­ro, sino en una cri­sis de la base real de la eco­no­mía, que por su carác­ter estruc­tu­ral y no coyun­tu­ral supo­nía a su vez una reor­ga­ni­za­ción de posi­cio­nes estra­té­gi­cas de cla­se para vol­ver a maxi­mi­zar los bene­fi­cios (más pre­ca­rie­dad del mer­ca­do labo­ral, meno­res impues­tos al capi­tal, meno­res coti­za­cio­nes socia­les, mayo­res fon­dos públi­cos para el sec­tor pri­va­do, etc.). Los drás­ti­cos recor­tes socia­les en casi todos los paí­ses de la UE, la des­truc­ción de la eco­no­mía grie­ga, el hun­di­mien­to de Irlan­da y el aco­so finan­cie­ro a Por­tu­gal y Esta­do espa­ñol demues­tran que el sis­te­ma finan­cie­ro ha sali­do más for­ta­le­ci­do que nun­ca, y está apro­ve­chan­do el esta­do de incre­du­li­dad colec­ti­vo para en un pla­zo record vam­pi­ri­zar todos los recur­sos eco­nó­mi­cos posi­bles, en nom­bre de un mons­truo insa­cia­ble “el mer­ca­do”. Es a la luz de todos estos cam­bios, de los cua­les una gran par­te ya se han mate­ria­li­za­do en nues­tro pue­blo (refor­ma labo­ral, recor­te sala­rial masi­vo, recor­te del gas­to públi­co reves­ti­do de “nece­si­dad del sec­tor públi­co ante la pre­sión de los mer­ca­dos”, pér­di­da del poder adqui­si­ti­vo de las pen­sio­nes, subi­da del IVA, etc.) pero la otra está toda­vía pre­pa­rán­do­se en los cuer­pos jurí­di­cos del esta­do para dar ran­go de Ley a los ins­tru­men­tos de más pre­ca­ri­za­ción (refor­ma de las pen­sio­nes, mayo­res recor­tes en gas­to social, recor­te de plan­ti­llas del sec­tor públi­co, aumen­to del peso de la deu­da públi­ca y pri­va­da sobre la ciu­da­da­nía, mayo­res nive­les de repre­sión jurí­di­co-poli­cial para hacer fren­te a las posi­bles pro­tes­tas orga­ni­za­das, etc.) des­de don­de no pode­mos menos que asom­brar­nos, como ya lo seña­lá­ba­mos hace un año, “del ador­me­ci­mien­to” social fren­te a la con­so­li­da­ción de esta socie­dad pre­ca­ria, por eso pen­sa­mos que el aná­li­sis ideo­ló­gi­co y de los valo­res que nos impreg­nan debe de entrar de lleno en la mili­tan­cia social.

Si en el 2009 afir­má­ba­mos: “A final de 2009 que­da de mani­fies­to que la cri­sis no es sola­men­te cri­sis eco­nó­mi­ca, es cri­sis eco­ló­gi­ca, de sobe­ra­nía ali­men­ta­ria, de salud, de rela­cio­nes de géne­ro, y de valo­res; es una cri­sis del para­dig­ma de civi­li­za­ción desa­rro­lla­do por el capi­ta­lis­mo, en defi­ni­ti­va del mode­lo ideo­ló­gi­co en el que este se sus­ten­ta”, ¿qué pode­mos aña­dir al final de 2010 tras ver como por “exi­gen­cias de los mer­ca­dos”, es decir por ordeno y man­do del núcleo cen­tral del poder eco­nó­mi­co se ha des­trui­do Gre­cia, se ha ini­cia­do la des­truc­ción de Irlan­da, y se afi­lan los dien­tes para tra­gar­se a la penín­su­la Ibé­ri­ca?
Solo pode­mos seguir repi­tien­do que el mode­lo capi­ta­lis­ta enmas­ca­ra y ocul­ta los pila­res sobre los que se sus­ten­ta, y rele­ga tér­mi­nos como “ideo­lo­gía” a con­cep­tos mar­xis­tas des­fa­sa­dos, cuan­do la ideo­lo­gía no es más que el con­jun­to de ideas-valor o valo­res impe­ran­tes en una socie­dad. El aná­li­sis de esta ideo­lo­gía se hace nece­sa­rio en momen­tos de cri­sis, por­que sólo afian­zan­do valo­res dife­ren­tes a los que han con­du­ci­do a la cri­sis se pue­de salir de ella con éxi­to. Es cla­ve refle­xio­nar sobre los prin­ci­pa­les valo­res ideo­ló­gi­cos de la eco­no­mía de la glo­ba­li­za­ción. Todos los días des­de todos los fren­tes esta­mos some­ti­dos a su mani­pu­la­ción en la cons­truc­ción e inter­pre­ta­ción de la reali­dad.

Des­de el ini­cio de la eta­pa eco­nó­mi­ca redi­se­ña­da en los años de 1980, se fue inten­si­fi­can­do el ata­que ideo­ló­gi­co. La ofen­si­va neo­li­be­ral ha ido pro­vo­can­do que sus con­se­cuen­cias des­truc­to­ras sean cada vez más duras y evi­den­tes, por lo que las cla­ses domi­nan­tes han teni­do que mul­ti­pli­car y afi­nar los meca­nis­mos de asi­mi­la­ción y alie­na­ción para que las cla­ses popu­la­res admi­ta­mos tal y como está esta situa­ción y crea­mos que no exis­ten alter­na­ti­vas. Algu­nos de esos meca­nis­mos de asi­mi­la­ción y alie­na­ción son la con­cen­tra­ción y el con­trol de los Mass Media, la homo­ge­nei­za­ción del sis­te­ma edu­ca­ti­vo (Plan Bolo­nia) y la mani­pu­la­ción his­tó­ri­ca. Pero hay más, por ejem­plo: el con­su­mis­mo, el indi­vi­dua­lis­mo, la men­ta­li­dad mer­can­ti­lis­ta, la mani­pu­la­ción lin­güís­ti­ca, la apro­pia­ción de tér­mi­nos y sím­bo­los que his­tó­ri­ca­men­te han per­te­ne­ci­do a la izquier­da… Median­te la uti­li­za­ción de todos ellos, las cla­ses domi­nan­tes pre­ten­den des­truir toda crí­ti­ca, y divul­gan ideas que tie­nen como obje­ti­vo final cons­truir una reali­dad vir­tual que ocul­te la repre­sión y la explo­ta­ción.

Y a la vis­ta de la para­li­za­ción de las cla­ses popu­la­res ante la cri­sis actual, y del esca­so deba­te “des­de las ideas” de ver­da­de­ras alter­na­ti­vas de cam­bio, pode­mos afir­mar que el capi­ta­lis­mo está afian­zan­do sus obje­ti­vos. La iden­ti­dad colec­ti­va cede ante la iden­ti­dad indi­vi­dual, con­du­cién­do­nos a pro­ce­sos de desin­te­gra­ción social que hacen mer­mar la pre­sen­cia social colec­ti­va y difi­cul­tan la implan­ta­ción efec­ti­va de valo­res a que todos ape­la­mos cómo son la igual­dad o la soli­da­ri­dad.

Esta trans­mu­ta­ción de valo­res pro­vo­ca la acep­ta­ción, incons­cien­te o no, de la ideo­lo­gía glo­ba­li­za­do­ra neo­li­be­ral y some­te a las per­so­nas a vivir en el mun­do del silen­cio impues­to en nom­bre del orden. Estos valo­res han con­du­ci­do a que Eus­kal Herria sea al día de hoy una socie­dad pre­ca­ria a gol­pe de ley. Por­que la con­se­cuen­cia más gra­ve de la ofen­si­va neo­li­be­ral del Capi­ta­lis­mo es el con­ti­nuo aumen­to de la pre­ca­ri­za­ción gene­ral de las con­di­cio­nes de vida de la gran mayo­ría de la pobla­ción: inmi­gran­tes, muje­res, jóve­nes y per­so­nas mayo­res. Todo ello con la inter­ven­ción acti­va del Sec­tor Públi­co, tan­to a tra­vés de leyes que des­re­gu­lan y des­pro­te­gen el mer­ca­do labo­ral, social; que pri­va­ti­zan para espe­cu­lar con ellos dere­chos bási­cos como la vivien­da, la sani­dad, los cui­da­dos a per­so­nas depen­dien­tes, o el dere­cho a una pen­sión; que con una polí­ti­ca fis­cal regre­si­va car­ga sobre los hom­bros de la cla­se tra­ba­ja­do­ra el sos­te­ni­mien­to de todo su dise­ño, como a tra­vés de un sis­te­ma judi­cial que pena­li­za el no-aca­ta­mien­to y la disi­den­cia al mode­lo que se impo­ne

Pero la pre­ca­rie­dad exce­de el ámbi­to de las rela­cio­nes labo­ra­les y eco­nó­mi­cas y afec­ta a la tota­li­dad de ámbi­tos de la vida, pasan­do a ser un fenó­meno estruc­tu­ral. Aún más; las cla­ses domi­nan­tes están hacien­do de la pre­ca­rie­dad un nue­vo modo de opre­sión, la han trans­for­ma­do en un arma en su lucha de cla­ses.

EUSKAL HERRIA HOY: HACIA UNA SOCIEDAD PRECARIA A GOLPE DE LEY , AUMENTANDO LA DESIGUALDAD SOCIAL

Como ya se ha afir­ma­do, una de las con­se­cuen­cias más gra­ves de la ofen­si­va neo­li­be­ral del Capi­ta­lis­mo es la pre­ca­ri­za­ción gene­ral de las con­di­cio­nes de vida de la gran mayo­ría de la pobla­ción.

El obje­ti­vo de las polí­ti­cas neo­li­be­ra­les que las cla­ses domi­nan­tes y sus repre­sen­tan­tes polí­ti­co-ins­ti­tu­cio­na­les vie­nen apli­can­do es aumen­tar la acu­mu­la­ción de bene­fi­cios. Y esta solo es posi­ble si cada vez se saca más valor de la mano de obra (pagan­do menos), de las mate­rias pri­mas (explo­tan­do los recur­sos de otros pue­blos) y expo­lian­do mas feroz­men­te la natu­ra­le­za. Por ello, por un lado, inten­tan des­truir los dere­chos socia­les fru­to de la lucha lle­va­da a cabo duran­te déca­das por los sec­to­res obre­ros y popu­la­res. Y por otro lado, inten­tan pri­va­ti­zar los espa­cios que has­ta el momen­to han per­ma­ne­ci­do fue­ra de la lógi­ca mer­can­ti­lis­ta. Entre 2002 – 2008, según el Infor­me de la Hacien­da Vas­ca 2008, las ren­tas más altas han aumen­ta­do el 114,52% (un 126,53% en Biz­kaia, el herrial­de con mayor nivel de con­cen­tra­ción de la rique­za), mien­tras los sala­rios y pen­sio­nes han per­di­do valor adqui­si­ti­vo (ha sido mayor el IPC real que sus subi­das anua­les).

En Ara­ba, Biz­kaia y Gipuz­koa el 1,67% de la pobla­ción con­tro­la el 44,78% de la rique­za, mien­tras que el 8% sobre­vi­ve con ingre­sos infe­rio­res a 500€ al mes, y el 36,33% se situa­ba por deba­jo del Umbral de pobre­za (37,5% del PIB per capi­ta). De hecho en Biz­kaia (dón­de se con­cen­tra más del 50% de la pobla­ción de Eus­kal Herria), en la decla­ra­ción de IRPF 2008, fue­ron 213.000 per­so­nas las que decla­ra­ron ingre­sos infe­rio­res a 13.000 € anua­les , mien­tras que 8.708 con­tri­bu­yen­tes decla­ra­ron ingre­sos anua­les supe­rio­res a los 90.000 € anua­les.

Pero cabe seña­lar que estos datos son la pun­ta del ice­berg, ya que se basa en ren­tas con­tro­la­das por Hacien­da, dejan­do apar­te los 10.000 millo­nes de euros de frau­de fis­cal anual que se con­cen­tra mayor­men­te en el entorno este gru­po de super ricos.

En ese sen­ti­do, a que­da­do al des­cu­bier­to la inter­ven­ción del Sec­tor públi­co en favor de la ini­cia­ti­va pri­va­da, a tra­vés de leyes que des­re­gu­lan y des­pro­te­gen el mer­ca­do labo­ral, social, etc., a tra­vés de un sis­te­ma judi­cial que pena­li­za el no-aca­ta­mien­to y la disi­den­cia al mode­lo que se impo­ne y a tra­vés de los Pre­su­pues­tos, endeu­dán­do­se para con­ce­der todos los recur­sos que el sis­te­ma capi­ta­lis­ta nece­si­ta para man­te­ner­se en pie. Por mucho que la pro­pa­gan­da neo­li­be­ral diga lo con­tra­rio, el Sec­tor Publi­co inter­vie­ne en la eco­no­mía, y esa inter­ven­ción es en favor de las cla­ses domi­nan­tes, por­qué según ellos “así lo acon­se­jan los mer­ca­dos”, uti­li­zan­do varia­dos ins­tru­men­tos:

_​Ela­bo­ra refor­mas labo­ra­les que tie­nen por obje­ti­vo hacer des­apa­re­cer todo obs­tácu­lo que limi­te de algu­na mane­ra la explo­ta­ción de la fuer­za de tra­ba­jo. En 2010 hemos vivi­do la últi­ma refor­ma labo­ral ( Ley 352010, de 17 de sep­tiem­bre, de medi­das urgen­tes para la refor­ma del mer­ca­do de tra­ba­jo) dón­de ante el des­pi­do masi­vo en vez de dar una mayor pro­tec­ción a los tra­ba­ja­do­res, las indem­ni­za­cio­nes por des­pi­do se han hecho ridí­cu­las para faci­li­tar más si cabe el des­pi­do, a la vez que paga­mos noso­tros, a tra­vés del gas­to públi­co los sala­rios que las empre­sas deban a sus tra­ba­ja­do­res (Fon­do de Garan­tía Sala­rial) y se les ha abier­to la veda com­ple­ta a las ETTs. Ade­más se lega­li­zan las agen­cias de colo­ca­ción con áni­mo de lucro. Has­ta aho­ra solo eran lega­les las agen­cias de colo­ca­ción sin áni­mo de lucro.

Y como no, los empre­sa­rios reci­ben más ayu­das: se boni­fi­can en un 80% (antes en un 50%) las cuo­tas empre­sa­ria­les a la Segu­ri­dad Social si se pro­mue­ven deter­mi­na­das accio­nes.

Esta refor­ma, que nos pro­me­tían que iba a mejo­rar la con­tra­ta­ción, es un ins­tru­men­to para que la patro­nal siga aumen­tan­do los des­pi­dos y la pre­ca­rie­dad de los con­tra­tos. Noviem­bre ha cerra­do con 175.514 para­dos en Hego Eus­kal Herria, sien­do ya un 5,5% de las fami­lias las que tie­nen todos sus miem­bros en paro.

Todo ello acom­pa­ña­do con la supre­sión a par­tir del 1 de febre­ro de 2011 de la ayu­da de 426€ a los para­dos de lar­ga dura­ción.

_​Desa­rro­lla una polí­ti­ca de impues­tos regre­si­va: a los que tie­nen mucho les qui­tan cada vez menos y a los que tie­nen poco cada vez más. En 2010 El impues­to sobre el con­su­mo, IVA, ha subi­do en su tipo gene­ral del 16 al 18%, y no se han atre­vi­do a gra­var, ni aun­que fue­se en for­ma tes­ti­mo­nial, los ingre­sos del 2% de la pobla­ción más rica, las ope­ra­cio­nes de Bol­sa, los movi­mien­tos de capi­ta­les o cual­quier ele­men­to que afec­te al sis­te­ma finan­cie­ro. Así los gran­des Fon­dos de Inver­sión Patri­mo­nial y los Fon­dos de pen­sio­nes pri­va­dos, siguen tri­bu­tan­do solo el 1% y el 0% res­pec­ti­va­men­te, a pesar de ser dos focos de espe­cu­la­ción feroz, fren­te al 23% míni­mo del impues­to sobre las ren­tas de tra­ba­jo, el IRPF.

_​Dis­tri­bu­ye el gas­to públi­co hacia espe­cu­la­do­res y defrau­da­do­res redu­cien­do el gas­to ver­da­de­ra­men­te social. El año 2010 a sido el de la caí­da de las mas­ca­ras, hemos asis­ti­do a recor­tes pro­gre­si­vos, o ajus­tes pre­su­pues­ta­rios, de todas las par­ti­das de gas­to social apro­ba­das en los pre­su­pues­tos. Con lo cual los pre­su­pues­tos como docu­men­to han per­di­do toda su vali­dez jurí­di­ca y el Par­la­men­to ha demos­tra­do ser el con­vi­da­do de pie­dra. Unos pre­su­pues­tos deba­ti­dos y apro­ba­dos par­la­men­ta­ria­men­te (y ya muy insu­fi­cien­tes des­de su apro­ba­ción en gas­to social), ha sufri­do recor­tes suce­si­vos por deci­sión del Con­se­jo de Gobierno (sin inter­ven­ción par­la­men­ta­ria), así se ha baja­do el suel­do de los tra­ba­ja­do­res del sec­tor públi­co con carác­ter retro­ac­ti­vo y se han qui­ta­do recur­sos de dife­ren­tes par­ti­das de gas­to social, para des­viar­los hacía “la deman­da de los mer­ca­dos”, o sea hacia los cos­tes del endeu­da­mien­to y el man­te­ner como gas­tos estra­té­gi­cos el TAV, Pasia, el nue­vo San Mamés o el estu­dio de un nue­vo Gugenheim.

_​Legis­la a favor de la libe­ra­ción y pri­va­ti­za­ción de los bie­nes públi­cos, sani­dad, edu­ca­ción, vivien­da, etc. mien­tras que ejer­ce férreo con­trol sobre las ren­tas labo­ra­les. Así mien­tras el alqui­ler medio sigue superan­do los 950€ mes, el SMI esta en los 630€.

Para hacer efec­ti­va esta libe­ra­ción a tra­vés de los PRESUPUESTOS está redu­cien­do el gas­to publi­co, dejan­do en manos de la ini­cia­ti­va pri­va­da los ser­vi­cios públi­cos y socia­les.

El Gobierno espa­ñol apro­bó el Real Decre­to Ley, (BOE 24 de Mayo de 2010), en el que se con­cre­ta­ban los recor­tes del gas­to que se cen­tra­ban en la reduc­ción del sala­rio del per­so­nal al ser­vi­cio de la admi­nis­tra­ción, y en la reduc­ción de deter­mi­na­dos capí­tu­los del gas­to social (fun­da­men­tal­men­te las pen­sio­nes, la pres­ta­cio­nes por depen­den­cia y la pres­ta­ción por naci­mien­to).

En la Ara­ba, Biz­kaia y Gipuz­koa, tres días des­pués, Patxi López pre­sen­tó, el plan de ajus­te de su Gobierno. Una serie de medi­das y refor­mas poco con­cre­tas, segui­dis­tas en muchos de los casos a las adop­ta­das en Madrid, y que se cen­tran una vez más en dis­mi­nuir el gas­to social, y en des­truir empleo. En Nafa­rroa el Gobierno de Sanz pre­sen­ta­ba tam­bién su pro­pio paque­te de recor­tes el 7 de junio como pro­yec­to de Ley Foral.

Las últi­mas medi­das apro­ba­das por Zapa­te­ro (tras su comi­da con los res­pon­sa­bles de las mayo­res empre­sas del esta­do) de pri­va­ti­zar en un 30% las lote­rías y apues­tas del esta­do (una gran fuen­te de ingre­sos públi­cos), y un 49% la ges­tión de los dos mayo­res aero­puer­tos del esta­do (los de Madrid y Bar­ce­lo­na) mar­ca la línea que deben de seguir las admi­nis­tra­cio­nes auto­nó­mi­cas, de mayo­res nive­les de pri­va­ti­za­ción y de mili­ta­ri­za­ción de los sec­to­res que se atre­van a defen­der sus dere­chos.

Con este ata­que con­ti­nua­do cada vez más la pre­ca­rie­dad exce­de el ámbi­to de las rela­cio­nes labo­ra­les y afec­ta a la tota­li­dad de ámbi­tos de la vida, pasan­do a ser un fenó­meno estruc­tu­ral. Aún más; las cla­ses domi­nan­tes están hacien­do de la pre­ca­rie­dad un nue­vo modo de opre­sión.

En lo labo­ral los Expe­dien­tes de Regu­la­ción de Empleo y la pre­ca­rie­dad mate­rial que con­lle­van se acom­pa­ña de una pre­ca­rie­dad intan­gi­ble, pero no menos des­truc­to­ra.

Ade­más de los EREs hay que seña­lar que la no reno­va­ción de los con­tra­tos tem­po­ra­les ( cuan­do al ini­cio de la cri­sis afec­ta­ban 1 de cada 3 tra­ba­ja­do­res) no se inclu­ye en tra­ba­ja­do­res afec­ta­dos por EREs lo que enmas­ca­ra gran­de­men­te los aná­li­sis..

Expe­dien­tes apro­ba­dos Per­so­nas afec­ta­das
2008 2009 2010* 2008 2009 2010*
Nafa­rroa 264 947 549 37.673 16.085
Ara­ba, Biz­kaia
Gipuz­koa
496
2.565
1.153
12.794
68.722
19.249
HEH 760 3.512 1.702 106.395 35.334
Fuen­te: Minis­te­rio Tra­ba­jo y Asun­tos Socia­les
* Sola­men­te has­ta final del 2º tri­mes­tre de 2010

El que las des­igual­da­des socia­les aumen­tan en tiem­pos de cri­sis, que­da refle­ja­do en la evo­lu­ción de las tasas de paro de los colec­ti­vos más des­fa­vo­re­ci­dos. Si la tasa de paro de los meno­res de 25 antes de la cri­sis era ya muy alta (15,8%), aho­ra se sitúa en el 30,0%. Es decir, casi una de cada tres per­so­nas jóve­nes está en des­em­pleo. Por sexos, la tasa de paro entre las muje­res (11,5%) sigue sien­do mayor a la tasa gene­ral, pese a que el últi­mo año la tasa gene­ral ha aumen­ta­do en mayor medi­da que la tasa de paro feme­ni­na. Por el con­tra­rio, la tasa para los hom­bres (11,1%) se sitúa por deba­jo de la gene­ral, aun­que haya aumen­ta­do más que esta.

En lo mate­rial la pre­ca­rie­dad se mani­fies­ta en:

_​Sala­rio Míni­mo Inter­pro­fe­sio­nal por deba­jo del umbral de pobre­za, por lo que se extien­de la pobre­za real entre la pobla­ción emplea­da. Y con­lle­va pres­ta­cio­nes míni­mas en caso de des­em­pleo.

_​Pro­lon­ga­ción de la jor­na­da labo­ral, reduc­ción de suel­dos, “fle­xi­bi­li­dad”, sub­con­tra­ta­ción gene­ra­li­za­da, pro­vi­sio­na­li­dad, con­tra­tos de cor­ta dura­ción que pue­den lle­gar a ser inclu­so de unas pocas horas, aba­ra­ta­mien­to de los des­pi­dos, rit­mos labo­ra­les inten­sos…

_​No subi­da de las pen­sio­nes en 2011. El gobierno espa­ñol ha decre­ta­do que en 2011 no se van a reva­lo­ri­zar las pen­sio­nes, sal­vo la cuan­tía de las pen­sio­nes míni­mas, no con­tri­bu­ti­vas y SOVI. Esta medi­da es de una gran gra­ve­dad, ya que hay que tener en cuen­ta que la pen­sión media de jubi­la­ción es de 875€ en Nava­rra y 962€ en el con­jun­to de Ara­ba, Biz­kaia y Gipuz­koa (pen­sión con la que viven nor­mal­men­te dos per­so­nas, ya que la pen­sión de viu­de­dad media supera esca­sa­men­te los 600€). Esto supo­ne que la mayo­ría de los pen­sio­nis­tas tie­nen pro­ble­mas impor­tan­tes para lle­gar a fin de mes.

En lo intan­gi­ble: Apa­ri­ción de nue­vas enfer­me­da­des labo­ra­les, y aumen­to de las cau­sa­das por el estrés, ansie­dad, adi­cio­nes etc. como con­se­cuen­cia de una alta pre­sión psí­qui­ca con­te­ni­da en los nue­vos dise­ños de orga­ni­za­ción y direc­ción , que con­du­cen hacia la com­pe­ti­ti­vi­dad y el indi­vi­dua­lis­mo den­tro de las pro­pias rela­cio­nes entre tra­ba­ja­do­res y a asu­mir de for­ma indi­vi­dual (como fal­ta de habi­li­da­des socia­les, de com­pe­ten­cias for­ma­ti­vas, etc.) pro­ble­mas que son colec­ti­vos (uti­li­za­ción de las per­so­nas como meras mer­can­cías al ser­vi­cio de un mer­ca­do de tra­ba­jo total­men­te fle­xi­bi­li­za­do)

La pre­ca­rie­dad labo­ral está ponien­do en cues­tión la salud y la pro­pia vida de amplios sec­to­res de la socie­dad. Los fac­to­res de pre­ca­ri­za­ción de las rela­cio­nes labo­ra­les: la pro­lon­ga­ción de la jor­na­da labo­ral, la sub­con­tra­ta­ción, el hecho de tener que rea­li­zar tareas para las que no se cuen­ta con expe­rien­cia, la impo­si­ción de rit­mos labo­ra­les fre­né­ti­cos… están mul­ti­pli­can­do los acci­den­tes labo­ra­les y los pro­ble­mas de salud.

La mayor evi­den­cia de la pre­ca­rie­dad y de la explo­ta­ción sal­va­je, sin lugar a dudas, son los tra­ba­ja­do­res muer­tos en sus pues­tos de tra­ba­jo, y en los ase­si­na­dos len­ta­men­te por unos mate­ria­les can­ce­rí­ge­nos que los res­pon­sa­bles ya cono­cían, pero el nego­cio tie­ne más valor que la sim­ple vida de los tra­ba­ja­do­res, las muer­tes por amian­to se están dis­pa­ran­do, y otras por otras cau­sas serán des­cu­bier­tas cuan­do ya no pue­dan ser silen­cia­das por más tiem­po. Mas estas muer­tes no son el úni­co tri­bu­to al aumen­to de los bene­fi­cios. Y es que como con­se­cuen­cia de la situa­ción de ines­ta­bi­li­dad que la gene­ra­li­za­ción de la socie­dad pre­ca­ria está ins­ti­tu­cio­na­li­zan­do, sen­ti­mien­tos como la inse­gu­ri­dad, la depen­den­cia, el mie­do inde­fi­ni­do, la vul­ne­ra­bi­li­dad y la deses­pe­ra­ción, o la fal­ta de auto­con­fian­za, el estrés, los pro­ble­mas de socia­bi­li­dad, las depre­sio­nes y las enfer­me­da­des psí­qui­cas, son reali­da­des cada vez más comu­nes, como lo pone en evi­den­cia que la muer­te por sui­ci­dios ha supe­ra­do ya la muer­te por acci­den­tes de trá­fi­co. La espe­ran­za de vida de los tra­ba­ja­do­res suje­tos de las cade­nas de pro­duc­ción y tra­ba­jo noc­turno es diez años infe­rior a la media.

Pero como afir­má­ba­mos ante­rior­men­te, más que de pre­ca­rie­dad labo­ral, tene­mos que hablar de pre­ca­rie­dad social, por­que a los fac­to­res liga­dos al tra­ba­jo se le aña­den otros fac­to­res de pre­ca­ri­za­ción:

El uso de una vivien­da se ha con­ver­ti­do en un ele­men­to de con­su­mo de lujo. Sin lugar a dudas, la mer­can­ti­li­za­ción del dere­cho a una vivien­da dig­na se ha con­ver­ti­do en el prin­ci­pal fac­tor de pre­ca­ri­za­ción de las con­di­cio­nes de vida, y el mayor ins­tru­men­to de con­cen­tra­ción de la rique­za. Se habla del “des­plo­me del pre­cio de la vivien­da” pero solo se ha dado un lige­ro des­cen­so, en lo que era una espe­cu­la­ción des­bor­da­da.

La pri­va­ti­za­ción o des­apa­ri­ción de la pro­tec­ción social. Muchas pres­ta­cio­nes socia­les como pen­sio­nes de jubi­la­ción, segu­ros, etc. están que­dan­do en manos de la ini­cia­ti­va pri­va­da. Ade­más, debi­do a la cita­da reduc­ción del gas­to social, actual­men­te no reci­ben pres­ta­cio­nes todas las per­so­nas que lo nece­si­tan, y aun reci­bien­do son insu­fi­cien­tes para poder lle­var un modo de vida digno. Los recor­tes socia­les se están cen­tran­do en recor­tes drás­ti­cos de ayu­das socia­les a la depen­den­cia y a la pro­tec­ción de la fami­lia. La subi­da de la edad de jubi­la­ción y el cómpu­to de más años para acce­der a una pen­sión, supo­ne una baja­da de las cuan­tías per­ci­bi­das, que según Zapa­te­ro entra­rán en vigor en 2011. En gene­ral, el sala­rio social, el SMI y demás pres­ta­cio­nes están por deba­jo del umbral de pobre­za mien­tras están indi­vi­dua­li­zan­do la res­pon­sa­bi­li­dad de garan­ti­zar las nece­si­da­des socia­les, dejan­do la satis­fac­ción de las mis­mas a mer­ced de la capa­ci­dad eco­nó­mi­ca de cada uno, pro­mo­vien­do pla­nes pri­va­dos de pen­sio­nes, ase­gu­ra­mien­to sani­ta­rio pri­va­do, etc.

La pri­va­ti­za­ción de ser­vi­cios bási­cos. La elec­tri­ci­dad, el agua, el gas, el trans­por­te, la reco­gi­da de basu­ra, el telé­fono, el correo, etc. Poco a poco están pri­va­ti­zan­do los ser­vi­cios que has­ta hace poco eran públi­cos, de mane­ra que, tal y como está ocu­rrien­do con los ser­vi­cios socia­les, la satis­fac­ción de los mis­mos está que­dan­do a mer­ced de la capa­ci­dad eco­nó­mi­ca de cada uno.

El aumen­to de las “nece­si­da­des” de con­su­mo. El Sis­te­ma, al obje­to de ren­ta­bi­li­zar las inver­sio­nes I+D (gue­rra y vida) ace­le­ra la maqui­na­ria de acu­mu­la­ción de la rique­za gene­ran­do de mane­ra con­ti­nua nue­vas nece­si­da­des. En la socie­dad y el modo de vida actual, la afir­ma­ción, la acep­ta­ción, el reco­no­ci­mien­to y el esta­tus social del indi­vi­duo, en gran par­te apa­re­cen vin­cu­la­dos a su pro­pia per­so­na y a sus pose­sio­nes mate­ria­les reales. Así, la pre­sión social que impul­sa al indi­vi­duo al con­su­mo es cada vez mayor. Al igual que cada vez es mayor el esfuer­zo que cada uno tie­ne que hacer para saciar las cita­das “nece­si­da­des” de con­su­mo y res­pon­der a esa pre­sión. Prue­ba de todo ello son reali­da­des como la “auto­ex­plo­ta­ción” y la “auto­pre­ca­ri­za­ción” para inten­tar satis­fa­cer la insa­cia­ble nece­si­dad de con­su­mo.

El aumen­to de las nece­si­da­des ener­gé­ti­cas ‚y de la hue­lla eco­ló­gi­ca, por el pro­pio incre­men­to de la acti­vi­dad pro­duc­ti­va, por el con­su­mo deri­va­do del uso de los nue­vos pro­duc­tos y los inhe­ren­tes al trans­por­te de los pro­duc­tos cada vez más des­lo­ca­li­za­dos. Estas nece­si­da­des se agra­van con un dete­rio­ro medioam­bien­tal acen­tua­do, que está supo­nien­do un cos­te social alto, tan­to en inver­sio­nes reales, como en sani­dad (aler­gias, asmas..) y otras. A su vez per­mi­ten la acep­ta­ción de for­mas de pro­duc­ción de ener­gía que habían sido social­men­te recha­za­das (ener­gía nuclear).

El aumen­to del nivel de endeu­da­mien­to, que se ha des­li­ga­do de la Ren­ta Per­so­nal. Esto lle­va a la sumi­sión cre­cien­te ante la explo­ta­ción labo­ral. Una de las para­do­jas de la cri­sis actual _ cuyos orí­ge­nes están en la con­cen­tra­ción de la rique­za en cada vez menos y el con­si­guien­te aumen­to del endeu­da­mien­to de las fami­lias, y su “quie­bra” (hipo­te­cas basu­ra) ante la cons­tan­te “fle­xi­bi­li­za­ción y des­lo­ca­li­za­ción” laboral_​es pre­ci­sa­men­te que no se abor­de su sali­da redis­tri­bu­yen­do ren­tas, con un nue­vo pac­to labo­ral y social que for­ta­lez­ca el empleo y amplíe la par­ti­ci­pa­ción social en la rique­za, a tra­vés de Sala­rios y pres­ta­cio­nes más dig­nas. Por el con­tra­rio se abor­da dan­do ingen­tes can­ti­da­des de dine­ro a la ban­ca, para que siga­mos acu­mu­lan­do una deu­da de la que difí­cil­men­te podre­mos libe­rar­nos (la refi­nan­cia­ción de las deu­das fami­lia­res, amplian­do pla­zos, lo que supo­ne mayo­res pagos tota­les por intere­ses, se está exten­dien­do) y que nos obli­ga en defi­ni­ti­va a “ven­der nues­tra fuer­za de tra­ba­jo o capi­tal humano” en las con­di­cio­nes más pre­ca­rias que nos impon­gan.

En los Pre­su­pues­tos del Gobierno de Nafa­rroa para 2011 se ha sumi­nis­tra­do infor­ma­ción en rela­ción al endeu­da­mien­to total de Nafa­rroa tan­to públi­co como pri­va­do.

A comien­zo de la cri­sis (enero 2008) la deu­da viva públi­ca del Gobierno de Nafa­rroa era 613,94 millo­nes de €, alcan­zan­do en este momen­to (final de 2010) los 1.489,8 millo­nes €. La deu­da públi­ca viva ha aumen­ta­do el 143% en tres años. La deu­da pri­va­da ascien­de a 23.920 millo­nes €.

Los pre­su­pues­tos esti­man que a fina­les de 2010 la eco­no­mía Nava­rra ten­drá un endeu­da­mien­to total del 133,9% sobre el PIB, el ratio más alto que des­de el comien­zo de la cri­sis. Aun­que el endeu­da­mien­to pri­va­do de Nava­rra (125,9% del PIB esti­ma­do para 2010) es con­si­de­ra­ble­men­te menor al de la media espa­ño­la (170,5% del PIB para 2010). La posi­ble subi­da de tipos afec­ta­rá nega­ti­va­men­te a la recu­pe­ra­ción eco­nó­mi­ca por­que se tra­du­ci­rá en un menor gas­to en con­su­mo e inver­sión. Es decir, que según la infor­ma­ción del Gobierno de Nava­rra.

En Ara­ba, Biz­kaia y Gipuz­koa estos datos pue­den ser mayo­res debi­do al mayor nivel de pre­cios de las vivien­das con res­pec­to a los sala­rios que en Nafa­rroa.

Y FRENTE A TODO ESTO MÁS DINERO A LA BANCA.

La Comi­sión Euro­pea publi­có los datos sobre el dine­ro entre­ga­do a la ban­ca has­ta fina­les del 2009 (no inclu­yen los datos de 2010). Se tra­ta de cifras astro­nó­mi­cas, que mues­tran que los gobier­nos no han teni­do nin­gún pro­ble­ma para sacar del pre­su­pues­to gran­des can­ti­da­des de dine­ro públi­co para satis­fa­cer las nece­si­da­des de la ban­ca cuan­do es este sec­tor el cau­san­te de la actual cri­sis eco­nó­mi­ca.

Las dis­tin­tas medi­das apro­ba­das supu­sie­ron has­ta fina­les del año 2009 un total de 3,7 billo­nes de euros des­ti­na­dos al sec­tor ban­ca­rio en Unión Euro­pea (UE-27). Esto equi­va­le al 31,4% de su PIB de (es decir, el 31,4% de la rique­za gene­ra­da en toda la Unión el año pasa­do). El gobierno espa­ñol, a esa fecha, ya había ha apro­ba­do ayu­das de 230.000 millo­nes de euros, que equi­va­len al 21,9% del PIB.

Las mayo­res trans­fe­ren­cias rea­li­za­das de fon­dos, en rela­ción a la rique­za, se han pro­du­ci­do en Irlan­da (174% del PIB), Bél­gi­ca (30,7% del PIB), Rei­no Uni­do (28,4% del PIB) y Holan­da (20,3% del PIB).
22
Los gobier­nos están dan­do a la ban­ca muchí­si­mo dine­ro, a cam­bio de nada. Pro­ba­ble­men­te nos encon­tra­mos ante la mayor trans­fe­ren­cia de rique­za rea­li­za­da en la his­to­ria des­de el sec­tor públi­co. Sin embar­go, no se ha dado paso alguno para impe­dir los abu­sos y la espe­cu­la­ción finan­cie­ra, ni se ha con­di­cio­na­do la polí­ti­ca cre­di­ti­cia, de lo que se des­pren­de que este dine­ro se ha des­ti­na­do a tapar agu­je­ros en lugar de para aumen­tar el cré­di­to.

Estos datos evi­den­cian que los gobier­nos están al ser­vi­cio del capi­tal y les están dan­do todo el dine­ro que quie­ren, sin que en este capí­tu­lo ale­guen res­tric­cio­nes pre­su­pues­ta­rias. Exis­tien­do una abso­lu­ta des­in­for­ma­ción que tra­ta de ocul­tar que la polí­ti­ca pre­su­pues­ta­ria se está enca­mi­nan­do a rea­li­zar una redis­tri­bu­ción de la rique­za en la direc­ción con­tra­ria a la que ten­dría que pro­du­cir­se.

Este dine­ro públi­co no ha ser­vi­do para sal­var a las fami­lias del desahu­cio por impa­ga­dos, por el con­tra­rio a la vez de aumen­tar estos los intere­ses de los nue­vos prés­ta­mos con­ce­di­dos se han dis­pa­ra­do a pesar del des­cen­so con­ti­nua­do del tipo de inte­rés mar­ca­do por el Ban­co cen­tral Euro­peo, BCE.

Así, es evi­den­te que hoy en día no es nece­sa­rio estar para­da o tra­ba­jar en pre­ca­rio para saber qué es la pre­ca­rie­dad. Y es que bajo los varia­dos fac­to­res de pre­ca­ri­za­ción y con la con­se­cuen­te sus­ti­tu­ción del “Esta­do de Bien­es­tar” por la “Socie­dad del Bien­es­tar”, cada vez son más los sec­to­res socia­les que se encuen­tran en una situa­ción de even­tua­li­dad, ines­ta­bi­li­dad y des­am­pa­ro bajo el peso de un endeu­da­mien­to casi vita­li­cio, sin medios para poder lle­var una vida dig­na. Al igual que cada vez son más los que viven bajo la ame­na­za de encon­trar­se al día siguien­te en dicha situa­ción a pesar de dis­fru­tar en la actua­li­dad de con­di­cio­nes labo­ra­les y de vida esta­bles.

De hecho, el modo de opre­sión de la pre­ca­rie­dad antes men­cio­na­do, se basa pre­ci­sa­men­te en esa ame­na­za per­ma­nen­te y omni­pre­sen­te .

La situa­ción de las muje­res se degra­da mucho más rápi­da­men­te que la de los hom­bres, por­que en nues­tro caso el empeo­ra­mien­to de las con­di­cio­nes de vida por cul­pa de la pre­ca­rie­dad social es mucho más evi­den­te, como se ha desa­rro­lla­do en la par­te pri­me­ra de este libro. Las muje­res cons­ti­tui­mos el sec­tor social con mayor ries­go de pade­cer nue­vas for­mas de pobre­za (exis­ten 5 muje­res por cada hom­bre en dicha situa­ción).

Por últi­mo debe­mos ser cons­cien­tes de que la pre­ca­rie­dad social está hacien­do des­apa­re­cer las con­di­cio­nes sub­je­ti­vas impres­cin­di­bles para lle­var a cabo el pro­ce­so de libe­ra­ción de Eus­kal Herria, ya que los valo­res capi­ta­lis­tas, con­su­mis­tas y mer­can­ti­lis­tas que se están divul­gan­do están debi­li­tan­do las refe­ren­cias y la cul­tu­ra colec­ti­vas, nues­tra base iden­ti­ta­ria, e impul­san­do un modo de vida indi­vi­dua­lis­ta y egoís­ta que está pro­vo­can­do que cada vez que­de más gen­te fue­ra de la comu­ni­dad, exclui­da y está ponien­do en peli­gro la míni­ma cohe­sión social que sub­ya­ce tan­to a la iden­ti­dad como a la con­cien­cia de comu­ni­dad, pue­blo y nación.

Y en la base de todo lo ante­rior está la actua­ción del Sec­tor Públi­co uti­li­zan­do uno de los ins­tru­men­tos de polí­ti­ca eco­nó­mi­ca más poten­te de entre los que pue­de usar: LOS PRESUPUESTOS.

Los pre­su­pues­tos (polí­ti­ca fis­cal y de gas­to públi­co) son el ins­tru­men­to cla­ve de polí­ti­ca eco­nó­mi­ca que refle­jan­do la capa­ci­dad de orde­na­ción eco­nó­mi­ca deter­mi­nan quien paga y quien reci­be.

Año tras año des­de Elkar­tzen denun­cia­mos el mode­lo eco­nó­mi­co actual de capi­ta­lis­mo que, ejer­cien­do el poder a tra­vés de todas las ins­ti­tu­cio­nes públi­cas, uti­li­za todos los ins­tru­men­tos de polí­ti­ca eco­nó­mi­ca en manos del sec­tor públi­co ( polí­ti­ca fis­cal, polí­ti­ca pre­su­pues­ta­ria, regu­la­ción de mer­ca­dos) para ahon­dar en sus obje­ti­vos de glo­ba­li­za­ción-acu­mu­la­ción.

Los movi­mien­tos socia­les vamos pro­fun­di­zan­do en la toma de con­cien­cia de la gran impor­tan­cia que encie­rran los docu­men­tos pre­su­pues­ta­rios del sec­tor públi­co. En ellos se reco­ge tan­to su dise­ño de polí­ti­ca fis­cal, como de orien­ta­ción del gas­to públi­co, ade­más de su inci­den­cia en la regu­la­ción de mer­ca­dos, como el labo­ral, el de la vivien­da etc. Dise­ño que res­pon­de cla­ra­men­te a intere­ses de cla­se y de géne­ro.

CADA VEZ MAS ALEJADOS DE LA EUROPA SOCIAL: Sani­dad y Edu­ca­ción

La infor­ma­ción que per­mi­te vez el por­cen­ta­je de gas­to social res­pec­to al PIB, y su dis­tri­bu­ción por fun­cio­nes, para com­pa­rar con la UE, es la “Cuen­ta de la pro­tec­ción Social” que ela­bo­ra­ba el EUSTAT. Des­pués de 5 años sin su publi­ca­ción, en noviem­bre de 2010 el Eus­tat ha hecho públi­ca la cuen­ta de 2008, por lo que no se refle­jan en ella más que los efec­tos de la pri­me­ra par­te de la cri­sis.

El gas­to en pro­tec­ción social res­pec­to al PIB en 2008 ha sido del 20%, cuan­do en 2007 fue del 18,8%, esta subi­da se debe casi en exclu­si­va al fuer­te aumen­to de las pres­ta­cio­nes de des­em­pleo como con­se­cuen­cia de la olea­da de des­pi­dos de 2008. (aumen­ta­ron el 16,8% entre 2007 y 2008)

Des­de la pues­ta en mar­cha del Tra­ta­do de Maas­tricht des­ta­ca el des­cen­so con­ti­nua­do en el gas­to social res­pec­to al PIB en Hego Eus­kal Herria, que entre 1993 – 2007 ha des­cen­di­do 5,2 pun­tos por­cen­tua­les, des­cen­so mucho más agu­di­za­do que el de la UE que en el mis­mo perio­do de tiem­po ha des­cen­di­do 2,8 pun­tos por­cen­tua­les .

Así en 1993 el gas­to social de Ara­ba, Biz­kaia y Gipuz­koa (muy simi­lar en Nafa­rroa) era del 24% del PIB, y el de la UE-15, del 29% del PIB, en 2007 este ha pasa­do a ser un 18,8% en Ara­ba, Biz­kaia y Gipuz­koa , (un por­cen­ta­je aná­lo­go en Nafa­rroa) y un 26,2% en la UE-25.

El gas­to social por habi­tan­te en poder de pari­dad de com­pra, PPC; tam­bién es infe­rior a la media de la UE-27. En 2007, se des­ti­na­ba en HEH 5.851 € anua­les por habi­tan­te, fren­te a los 6.522 € anua­les en PPC, de la UE-27. Ipa­rral­de par­te de un desa­rro­llo supe­rior de pro­tec­ción social, no en vano Fran­cia des­ti­na­ba en PPC 8.264 € anua­les por habi­tan­te.

Pero la media de la UE-27 (2007) inclu­ye en su cálcu­lo todos los paí­ses de la Euro­pa del este de nue­va incor­po­ra­ción si se hace la com­pa­ra­ción con los paí­ses del euro o euro zona la dife­ren­cia se agran­da con­si­de­ra­ble­men­te, ya que en este espa­cio eco­nó­mi­co-mone­ta­rio la media de gas­to por habi­tan­te en PPC es de 8.142, o sea un 40% más que en Hego Eus­kal Herria

Y estas fuer­tes dife­ren­cias son espe­cial­men­te remar­ca­bles en sani­dad y edu­ca­ción. Estas dos áreas repre­sen­tan en 2011 el 56,4% del gas­to con­ta­bi­li­za­do en los Pptos de la CAPV ( el 60,46% en 2010), y el 54% en los de Nafa­rroa.

SANIDAD:

En 2010 se esti­ma­ba un gas­to sani­ta­rio en HEH del 5,23% del PIB. La evo­lu­ción del gas­to públi­co inver­ti­do en salud se ha incre­men­ta­do en un pun­to des­de 1998, cuan­do el gas­to era de, un 4,24% del PIB.

A pesar de esta evo­lu­ción, el gas­to públi­co en sani­dad es cla­ra­men­te insu­fi­cien­te, no per­mi­te cubrir las cre­cien­tes nece­si­da­des en salud, y está nota­ble­men­te por deba­jo del gas­to exis­ten­te en la OCDE, a pesar de tener una pobla­ción más enve­je­ci­da que la media de dichos paí­ses. Por otra par­te hay que seña­lar que par­te de este aumen­to se debió a la mala ges­tión de la gri­pe A, don­de bajo la pre­sión del lobby de la indus­tria far­ma­céu­ti­ca el cos­te de las vacu­nas no con­su­mi­das ha sido astro­nó­mi­co.

La últi­ma infor­ma­ción dis­po­ni­ble para poder rea­li­zar una com­pa­ra­ción con el entorno inter­na­cio­nal es del ejer­ci­cio 2007, año en el que la media del gas­to públi­co en salud en la OCDE era del 6,5% del PIB; en este ejer­ci­cio, en HEH el por­cen­ta­je des­ti­na­do a salud públi­ca era tan sólo del 4,4% del PIB, más bajo que el esfuer­zo del esta­do espa­ñol situa­do en el 6,1% del PIB. Y casi la mitad de paí­ses del euro, como Dina­mar­ca, Holan­da o Ale­ma­nia dón­de dicho gas­to supera el 8% del PIB. Es decir, se ten­drían que haber des­ti­na­do 1.748,4 millo­nes de euros más de los que se des­ti­na­ron para que el gas­to públi­co en salud hubie­ra teni­do el mis­mo peso que la media de la OCDE.

Ipa­rral­de está en una mejor situa­ción, la media del esta­do fran­cés era del 7,1 % PIB.

El gas­to en Sani­dad repre­sen­ta la par­ti­da más ele­va­da de gas­to de los pre­su­pues­tos y en Ara­ba, Biz­kaia y Gipuz­koa para 2011 ascien­de a 3.400,2 millo­nes € fren­te a los 3.442,71 de 2009., tenien­do en cuen­ta que en este perio­do la infla­ción ha sido del 3,5%, el pre­su­pues­to en tér­mi­nos reales ha des­cen­di­do el 4,8% en los últi­mos 2 años. Este gas­to se repar­te entre Osa­ki­detza (2.473,87 millo­nes) far­ma­céu­ti­cas (614,26 millo­nes) y res­to del depar­ta­men­to de sani­dad.

Un aná­li­sis más deta­lla­do refle­ja que en 2011 del total del gas­to sani­ta­rio 648,4 millo­nes € se han des­ti­na­do a con­tra­tar ser­vi­cios sani­ta­rios exte­rio­res (pri­va­dos). Un 24% del total del gas­to de la sani­dad públi­ca se va a des­ti­nar a con­tra­tar ser­vi­cios médi­cos pri­va­dos.

En 2011, a pesar de las denun­cias del PSOE al equi­po de Sani­dad del ante­rior Gobierno, se siguen deri­van­do pacien­tes hacia la sani­dad pri­va­da y siguen dis­mi­nu­yen­do las inver­sio­nes de Osa­ki­detza que se sitúan en 84,9 millo­nes €, fren­te a los 88,95 millo­nes € de 2010 (dis­mi­nu­ción real del 5,8% en un año)

En Nafa­rroa el gas­to de Sani­dad para 2011 ascien­de a 973,63 millo­nes €, el mis­mo impor­te mone­ta­rio que en 2010 (lo que sig­ni­fi­ca una baja­da del 2,1% real debi­da a la infla­ción, IPC) fren­te a los 903,16 de 2009. O sea que al con­tra­rio de A‑B-G el gas­to sani­ta­rio ha aumen­ta­do en los dos años de la cri­sis. De este pre­su­pues­to 960,4 millo­nes corres­pon­de a Osa­sun­bi­dea, que inclu­ye 151,2 millo­nes en pres­ta­cio­nes far­ma­céu­ti­cas y 68 millo­nes en con­cer­ta­ción de ser­vi­cios pri­va­dos (el 8% del gas­to sani­ta­rio de Osa­sun­bi­dea). Cabe des­ta­car el capí­tu­lo de inver­sio­nes de Osa­sun­bi­dea para 2011, den­tro del Plan Nava­rra 2012, que ascien­den a 64,4 millo­nes €, fren­te a los 90,53 millo­nes € pre­su­pues­ta­dos para 2010.

Que la sani­dad vas­ca sufre un dete­rio­ro pro­gre­si­vo, se refle­ja en todos los indi­ca­do­res sani­ta­rios o de equi­pos de alta tec­no­lo­gía por cada millón de habi­tan­tes. A la vez se ve un esfuer­zo de gas­to publi­co (gas­to res­pec­to al PIB) decre­cien­te e infe­rior a nues­tro entorno eco­nó­mi­co.

El núme­ro de camas dis­po­ni­ble en Nafa­rroa en 2008 era de 1.388 (2,23 camas por cada 1.000 habi­tan­tes). En el año 2003, era 2,3 camas por cada 1.000 habi­tan­tes. En Ara­ba, Biz­kaia y Gipuz­koa el núme­ro de camas ha des­cen­di­do en 286 des­de 1998 a 2007, a pesar del aumen­to de la pobla­ción, y el aumen­to de la edad media, don­de ya casi el 20% de la pobla­ción supera los 65 años.

La fal­ta de camas es uno de los varios fac­to­res que influ­ye en el aumen­to de las lis­tas de espe­ra. En Nafa­rroa duran­te el 2008 ha habi­do una media de 8.781 per­so­nas en espe­ra para las inter­ven­cio­nes qui­rúr­gi­cas, 1.055 más que en 2007 y 4.184 per­so­nas más que en el año 2000.

La fal­ta de per­so­nal y su alta tem­po­ra­li­dad es otro fac­tor. En Osa­sun­bi­dea en 2008 la tasa de tem­po­ra­li­dad se sitúa en el 44,4% (cuan­do la tasa de tem­po­ra­li­dad gene­ral en Nava­rra el cuar­to tri­mes­tre de 2008 es del 23,3%), lo que sig­ni­fi­ca que de 9.539 per­so­nas tra­ba­jan­do, 4.233 lo hacen median­te con­tra­ta­ción tem­po­ral. Es des­ta­ca­ble La media de edad ele­va­da (por fal­ta de con­tra­ta­cio­nes). Exis­ten más tra­ba­ja­do­res entre 65 y 70 años que meno­res de 30 años.

En Osa­ki­detza las con­sul­tas se han incre­men­ta­do en un 16,5% des­de 1998 a 2007, pasan­do de 11,8 millo­nes de con­sul­tas a 13,8. Des­de 2006 las con­sul­tas han incre­men­ta­do en un 3%. Pero este aumen­to no se ha cubier­to con el aumen­to nece­sa­rio de las plan­ti­llas, así el núme­ro de con­sul­tas por médi­co se ha incre­men­ta­do en un 5,4% des­de 1998, pasan­do de 4.718 a 4.974. Des­de el 2006 el incre­men­to ha sido del 2,5%.

La plan­ti­lla de Osa­ki­detza en 2008 está com­pues­ta por 23.803 per­so­nas, lo cual sig­ni­fi­ca que des­de el 2001 ha dis­mi­nui­do en 1.861 per­so­nas. El 43% de la plan­ti­lla tie­ne entre 50 y 60 años.

En defi­ni­ti­va, con la dota­ción eco­nó­mi­ca menor entre todos los esta­dos de la OCDE, y hacien­do recaer toda la car­ga del sec­tor sani­ta­rio públi­co en una plan­ti­lla cada vez más enve­je­ci­da, y con una inacep­ta­ble tem­po­ra­li­dad, que­da cla­ro que los Gobier­nos de Hego Eus­kal Herria no están apos­tan­do por mejo­rar la cali­dad del tra­ba­jo y del ser­vi­cio pres­ta­do en Osa­sun­bi­dea y Osa­ki­detza.

Como resul­ta­do de estas polí­ti­cas, la cali­dad del sec­tor sani­ta­rio públi­co va empeo­ran­do. Al mis­mo tiem­po, el sec­tor sani­ta­rio pri­va­do cada vez ocu­pa un lugar más impor­tan­te. Este es un aspec­to cen­tral a la hora de exa­mi­nar el dise­ño de la sani­dad en vas­ca, la pri­va­ti­za­ción.

Fren­te a la pri­va­ti­za­ción cre­cien­te y encu­bier­ta de la sani­dad vas­ca de debe de dar un giro radi­cal al con­cep­to de salud y pri­mar­lo como bien social por exce­len­cia, de fuer­te carác­ter reequi­li­bra­dor de las dife­ren­cias socia­les. Exis­te una rela­ción direc­ta entre cla­se social y salud. Dicha rela­ción se refle­ja en múl­ti­ples indi­ca­do­res y pará­me­tros remar­can­do que la espe­ran­za de vida es con­si­de­ra­ble­men­te infe­rior para los tra­ba­ja­do­res no cua­li­fi­ca­dos, o que las muje­res a pesar de poseer una espe­ran­za de vida supe­rior a los hom­bres, gozan de peor salud direc­ta­men­te rela­cio­na­da con la acep­ta­ción del rol patriar­cal: doble jor­na­da labo­ral, cui­da­do­ra, etc. , como se reco­ge en varios infor­mes ofi­cia­les .

EDUCACIÓN

Camino para­le­lo al que esta siguien­do la sani­dad hacia la pri­va­ti­za­ción se obser­va en Edu­ca­ción. En 2007 en Ara­ba, Biz­kaia y Gipuz­koa, el gas­to total res­pec­to al PIB era de 4,6% (en 2001 fue el 4,9%) fren­te al 6,5% de Espa­ña en 2009, el 6,0 de Fran­cia o el 8,4% de Dina­mar­ca . Esto que­da cla­ra­men­te de mani­fies­to en el gas­to en inver­sión real por estu­dian­te matri­cu­la­do en la uni­ver­si­dad públi­ca (no inclu­yen los gas­tos de per­so­nal, ni los gas­tos corrien­tes), en 2004 este gas­to fue de 839€ por alumno en la CAPV, fren­te a los 1.346 € de la media espa­ño­la; de hecho sola­men­te tres comu­ni­da­des autó­no­mas tenían un gas­to menor: Cas­ti­lla la Man­cha, La Rio­ja y Extre­ma­du­ra. Nafa­rroa en este ran­king se sitúa en pri­mer lugar con 2.360€ por alumno, casi 3 veces mas que la CAPV.

El gas­to total de edu­ca­ción para 2011 es de 2.572,8 millo­nes, en tér­mi­nos reales (inclui­da la infla­ción) ha des­cen­di­do un 9,5% en solo un año, sien­do infe­rior en tér­mi­nos reales a lo gas­ta­do en 2008.

Este aban­dono pau­la­tino del esfuer­zo del gas­to en edu­ca­ción se refle­ja en el gas­to total por alumno (Inclui­da la edu­ca­ción ter­cia­ria y la for­ma­ción I+D) medi­do en uni­da­des de Pari­dad de Com­pra para 2007 , que ascen­día a 10.882 € por alumno (gas­to públi­co y pri­va­do), fren­te a más del doble de los paí­ses que más invier­ten en for­ma­ción (EEUU 24.370, Cana­dá 20.156, Sui­za 21.732, Norue­ga 15.552, Dina­mar­ca 14.995) y muy ale­ja­dos de los paí­ses más fuer­tes de la euro­zo­na que supe­ra­ban de media los 14.000 euros por alumno.

La Admi­nis­tra­ción públi­ca sigue con­so­li­dan­do el pro­yec­to edu­ca­ti­vo pri­va­do de Mon­dra­gón Cor­po­ra­ción Cor­po­ra­ti­va, a la vez que se cofi­nan­cia la uni­ver­si­dad de Deus­to. En los pre­su­pues­tos de 2011, se les trans­fie­re 3,9 y 4,5 millo­nes de € res­pec­ti­va­men­te (fren­te a los 3,13 y 3,58 millo­nes de € res­pec­ti­va­men­te de 2010) como se ve para estas uni­ver­si­da­des no solo no ha habi­do recor­tes, sino que ha aumen­ta­do el dine­ro. Todo en detri­men­to de las infra­es­truc­tu­ras físi­cas de edu­ca­ción que nece­si­tan urgen­te­men­te un Plan de Inver­sión, que no aca­ba de mate­ria­li­zar­se, ya que las inver­sio­nes reales repre­sen­tan en 2011 esca­sa­men­te el 3% del pre­su­pues­to de gas­to de este depar­ta­men­to (80,4 millo­nes de € para todo el sis­te­ma edu­ca­ti­vo, inclui­do uni­ver­si­da­des). Se está apos­tan­do por la pri­va­ti­za­ción pro­gre­si­va de las ense­ñan­zas medias y supe­rio­res, a tra­vés de los Pre­su­pues­tos Públi­cos.

En Nafa­rroa el pre­su­pues­to para 2011 ascien­de a 638,26 millo­nes, en tér­mi­nos reales (inclui­da la infla­ción) ha des­cen­di­do un 7% en solo un año sien­do infe­rior en tér­mi­nos reales a lo gas­ta­do en 2008.

Como la sani­dad en HEH el nivel de edu­ca­ción sigue alta­men­te liga­do a la cla­se social de per­te­nen­cia y a los nive­les de ren­ta. Por lo que tene­mos que situar el gas­to en edu­ca­ción a nive­les de la UE, con­si­de­rán­do­lo no como gas­to sino como inver­sión en capi­tal humano, la mejor inver­sión hacia la equi­dad social. Un nivel de vida digno, una edu­ca­ción ade­cua­da y los logros en mate­ria de aten­ción a la salud y otros logros socia­les y eco­nó­mi­cos no son sólo obje­ti­vos del desa­rro­llo, son dere­chos inhe­ren­tes a la dig­ni­dad y a la liber­tad huma­na. Pero esto no sig­ni­fi­ca que se reci­ban como una limos­na. Estos dere­chos exi­gen de un con­jun­to de meca­nis­mos socia­les ‑ins­ti­tu­cio­na­les, nor­mas, leyes, entorno eco­nó­mi­co ade­cua­do- que pue­da garan­ti­zar el goce de esos dere­chos.

El deba­te no es si el gas­to social es un por­cen­ta­je u otro del total de gas­to públi­co reco­gi­do en los pre­su­pues­tos gene­ra­les, sino que esta­mos muy lejos de haber con­se­gui­do la con­ver­gen­cia euro­pea en gas­to social, y se nece­si­ta des­ti­nar toda­vía un 8% más del PIB, para estar sim­ple­men­te en la media de la UE.
VENDIENDO EXPECTATIVAS VACÍAS
Si mucho es el maqui­lla­je y mar­ke­ting en la pre­sen­ta­ción publi­ca de los pre­su­pues­tos, hay casi más­ca­ra para ocul­tar la reali­dad eco­nó­mi­ca de cri­sis social. Con­vie­ne mirar en este mis­mo pun­to el aná­li­sis que hici­mos en 2009 y 2010 don­de reco­gía­mos las pre­vi­sio­nes eco­nó­mi­cas de los gobier­nos de HEH que nos la pre­sen­ta­ban como una isla atrin­che­ra­da con­tra el hura­cán de la cri­sis.

El Gobierno de la CAPV no solo no se hace el más míni­mo comen­ta­rio sobre sus errá­ti­cos aná­li­sis, sino que repi­ten triun­fa­lis­mo para 2011. El PIB va a cre­cer el 1,4%, al igual que el con­su­mo pri­va­do que cre­ce­rá el 1,3%. El con­su­mo públi­co se man­ten­drá inva­ria­ble (pre­dic­ción que con­tras­ta con la drás­ti­ca baja­da de pre­su­pues­tos en todas las áreas y el recor­te de gas­tos de per­so­nal). Des­de el empleo afir­man que va a ver crea­ción neta de empleo (0,4%). Cuan­do mes a mes se sigue des­tru­yen­do empleo neto) la caí­da de la indus­tria tocó sue­lo en el II Trim de 2009 y se comen­zó un cam­bio de ten­den­cia. Los datos del paro men­sua­les del ter­cer y cuar­to tri­mes­tres solo hacen que des­men­tir este opti­mis­mo. Noviem­bre ha cerra­do con 166.703 para­dos regis­tra­dos en HEH, lo que supo­ne una tas de paro del 12,32%.
El Gobierno de Nafa­rroa pre­vé para 2011 un cre­ci­mien­to del PIB del 1,3%, el con­su­mo pri­va­do cre­ce­ría el 1,8%, mien­tras que el públi­co dis­mi­nu­ye en un 1,6%. Y res­pec­to a la tesa de paro solo seña­la que espe­ran que se esta­bi­li­ce

Entre otras tareas a Eus­kal Herria le aguar­da el desa­rro­llo de una nue­va eco­no­mía polí­ti­ca, fer­ti­li­za­da en la prác­ti­ca de un pen­sa­mien­to crí­ti­co sobre el poder. Tam­bién el reto de una com­pren­sión radi­cal del Sec­tor Publi­co, en el sen­ti­do de des­cu­brir que nues­tra ente­ra exis­ten­cia está con­di­cio­na­da por un dise­ño polí­ti­co-eco­nó­mi­co que es cons­trui­do des­de la oli­gar­quía de cla­se, para, a su vez cons­truir­nos a noso­tros en nues­tras rela­cio­nes eco­nó­mi­cas dia­rias, que se extien­den al tra­ba­jo, la vivien­da, el con­su­mo, etc. Ese des­cu­bri­mien­to es esplen­do­ro­so pues nos reve­la que las cosas, noso­tros mis­mos, podría­mos ser de otra mane­ra y que por lo tan­to tam­bién pode­mos deci­dir qué Sec­tor Publi­co, que mode­lo eco­nó­mi­co, que pre­su­pues­tos, qué modo de vida que­re­mos, en defi­ni­ti­va nues­tro ver­da­de­ro auto­go­bierno.

Elkar­tzen, 5-12-2010

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *