La mayo­ría sin­di­cal y polí­ti­ca vas­ca tie­nen que ir calen­tan­do los moto­res, hay que salir a la calle

Boltxe Kolek­ti­boa

Edi­to­ria­la

Atrás se nos ha que­da­do la huel­ga gene­ral del 29 – J, esa que CC.OO. y UGT denun­cia­ron en los media del capi­tal acu­san­do a las fuer­zas sin­di­ca­les que recla­man el Mar­co Vas­co de Rela­cio­nes Labo­ra­les y la Sobe­ra­nía Nacio­nal como posi­ción ideo­ló­gi­ca de ir a una huel­ga polí­ti­ca. Ni más ni menos. Para el sis­te­ma una huel­ga gene­ral polí­ti­ca es lo peor de lo peor, por eso lla­ma­ron a las cla­ses tra­ba­ja­do­ras y popu­la­res a no secun­dar­la. El gru­po Vocen­to o el inefa­ble Dia­rio de Nava­rra hicie­ron de alta­voz de los esqui­ro­les pero la reali­dad qui­so que en setiem­bre, tar­de, mal y de pri­sa los sin­di­ca­tos que el poder tan gene­ro­sa­men­te man­tie­ne tuvie­sen que lla­mar a la mis­ma movi­li­za­ción que antes cri­ti­ca­ron en el ámbi­to esta­tal.

Los esqui­ro­les del 29 – J cono­cen per­fec­ta­men­te el paño y has­ta hicie­ron lla­ma­mien­tos a la mayo­ría sin­di­cal vas­ca a no esqui­ro­lear ante su con­vo­ca­to­ria. Fui­mos la inmen­sa mayo­ría quie­nes deja­mos sola a las buro­cra­cias de UGT y CCOO el 29 – S en Hego Eus­kal Herria, no por­que igno­re­mos el valor de la uni­dad, lo hici­mos para evi­tar que la fuer­za del pue­blo tra­ba­ja­dor vas­co, de la juven­tud com­ba­ti­va y de los sec­to­res popu­la­res más lúci­dos fue­se capi­ta­li­za­da por los res­pon­sa­bles de todas y cada una de las trai­cio­nes a nues­tra cla­se a lo lar­go de los últi­mos trein­ta y cua­tro años. Ahí es nada: trein­ta y cua­tro años de prác­ti­cas ven­di­das, anti­obre­ras y cons­ti­tu­cio­na­lis­mo monár­qui­co y pre­ten­den dar­nos cla­ses de nada.

Eus­kal Herria nece­si­ta urgen­te­men­te una nue­va movi­li­za­ción nacio­nal y de cla­se. Es cier­to que las elec­cio­nes sin­di­ca­les mar­can la agen­da dia­ria del sin­di­ca­lis­mo vas­co pero esta­mos en una situa­ción de emer­gen­cia nacio­nal y social. No pode­mos cons­truir un país ni un esta­do vas­co con los cimien­tos de barro del paro y la mise­ria.

En la agen­da de las mayo­rías sin­di­cal y polí­ti­ca de Eus­kal Herria debe ins­cri­bir­se de mane­ra cla­ra la ofer­ta social aber­tza­le, pro­gre­sis­ta y socia­lis­ta fren­te a la coa­li­ción anti­so­cial que for­man PP,PSOE,PNV,IU, con sus corre­li­gio­na­rio naba­rros de UPN,CDN y PSN, PP, la nue­va CEDA.

Esta­mos en tiem­po de una nue­va Huel­ga Gene­ral sin­di­cal, social y polí­ti­ca fren­te a los des­ma­nes pre­su­pues­ta­rios que pac­ta el PNV en Madrid con el PSOE y hace suyos el PP en los par­la­men­tos vas­con­ga­do y naba­rro.

Indu­da­ble­men­te esa huel­ga debie­ra ser con­vo­ca­da por todos los agen­tes sin­di­ca­les sin excep­ción pero antes UGT y CC.OO. recep­to­res de las trein­ta mone­das que paga Madrid gene­ro­sa­men­te por su com­por­ta­mien­to cana­lla deben acla­rar su res­pe­to y aca­ta­mien­to a las deci­sio­nes y ámbi­tos que la inmen­sa mayo­ría del pue­blo tra­ba­ja­dor vas­co que­re­mos y asu­mi­mos para nues­tro pre­sen­te y nues­tro futu­ro.

Una bue­na mues­tra de esto que se escri­be es el con­ve­nio del metal de Gipuz­koa, fir­ma­do tras las movi­li­za­cio­nes uni­ta­rias del sec­tor con­tra los habi­tua­les diri­gen­tes esqui­ro­les de las fede­ra­cio­nes del metal de UGT y CC.OO en el terri­to­rio.; a buen segu­ro que los meta­lúr­gi­cos del herrial­de han toma­do cum­pli­da nota y sabrán poner en su lugar a cada cual en las elec­cio­nes sin­di­ca­les que aho­ra mis­mo se están desa­rro­llan­do.

De momen­to el día 15 el sin­di­ca­lis­mo aber­tza­le vuel­ve a tomar las calles para denun­ciar los pre­su­pues­tos del cam­bio espa­ño­lis­ta y anti obre­ro impues­to por el PP y el PSOE, a los que el Euka­di Buru Batzar del PNV sos­tie­ne des­de el reco­no­ci­mien­to de las elec­cio­nes ampu­tadas que a tan­tos con­vie­nen y ni se moles­tan en disi­mu­lar.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *