Esta­dos Uni­dos: una diplo­ma­cia de muer­te – Angel Gue­rra Cabre­ra

La diplo­ma­cia de Esta­dos Uni­dos ha actua­do his­tó­ri­ca­men­te en pro del saqueo, la gue­rra y la muer­te de millo­nes de seres huma­nos, anta­gó­ni­ca al fomen­to de la demo­cra­cia, la amis­tad, la paz y la pros­pe­ri­dad de los pue­blos, que pro­cla­ma como sus obje­ti­vos. Des­de esta pers­pec­ti­va, las reve­la­cio­nes de Wiki­lea­kassobre el inter­cam­bio cable­grá­fi­co entre el Depar­ta­men­to de Esta­do y las emba­ja­das esta­du­ni­den­ses, al mar­gen de otros intere­ses que podrían influir­las, han pro­por­cio­na­do ya un pano­ra­ma casi en tiem­po real, y con­si­de­ra­ble­men­te amplio sobre las acti­tu­des mato­nes­cas de los pro­ta­go­nis­tas de la polí­ti­ca exte­rior impe­rial en las últi­mas déca­das y, sobre todo, en la actua­li­dad, que van de la mano con su pen­sa­mien­to, ema­na­do de la igno­ran­cia y el menos­pre­cio por “los otros”, uni­dos al cul­to faná­ti­co por la omni­po­ten­cia del mer­ca­do, la bana­li­dad y el chis­me de aldea que com­par­ten con sus acó­li­tos.

Cuan­do digo muer­te, me refie­ro, sí, a las gue­rras de rapi­ña des­de que los pró­ce­res de la repú­bli­ca escla­vis­ta exter­mi­na­ron a la mayo­ría de la pobla­ción indí­ge­na y ane­xio­na­ron la mitad de Méxi­co has­ta actos de supre­mo terro­ris­mo como los arte­fac­tos nuclea­res lan­za­dos sobre Hiroshi­ma y Naga­saky; los millo­nes de viet­na­mi­tas muer­tos por los bom­bar­deos o el ase­si­na­to de dece­nas de miles de civi­les en Irak, Afga­nis­tán y Paquis­tán, y últi­ma­men­te los fes­ti­na­dos con­cep­tos desa­rro­lla­dos sobre una supues­ta gue­rra nuclear “con­tro­la­da” tác­ti­ca­men­te. Pero tam­bién inclu­yo, dada su enor­me impor­tan­cia, a cien­tos de miles que mue­ren todos los años por ham­bre, insa­lu­bri­dad o por efec­to del cam­bio cli­má­ti­co oca­sio­na­dos por el sis­te­ma capi­ta­lis­ta. Por esta últi­ma cau­sa mue­ren ya anual­men­te alre­de­dor de 300 000 per­so­nas, cifra que podría alcan­zar en poco tiem­po el millón de sólo redu­cir­se la emi­sión de gases de efec­to inver­na­de­ro a 3 por cien­to, cómo pre­ten­de Esta­dos Uni­dos en la cum­bre de Can­cún, en lugar del entre 40 y 50 por cien­to pro­pues­to por los paí­ses inte­gran­tes del G- 77. La pos­tu­ra yan­qui equi­val­dría a un aumen­to en las tem­pe­ra­tu­ras del pla­ne­ta entre 4 y 5 gra­dos, con­du­cen­te a una situa­ción sin retorno hacia la des­apa­ri­ción en cor­to tiem­po de nues­tra espe­cie.

No por rela­ti­va­men­te cono­ci­das es ocio­so reite­rar estas ver­da­des pues­to que toda­vía no han toma­do con­cien­cia de ellas muchas per­so­nas en el mun­do, víc­ti­mas del incle­men­te e inmo­ral bom­bar­deo de refle­jos con­di­cio­na­dos y pre­jui­cios por la gran mayo­ría de los medios de infor­ma­ción, par­te inse­pa­ra­ble como son del sis­te­ma de domi­na­ción y sus intere­ses más mez­qui­nos. En esta lógi­ca, son de suma uti­li­dad los cables diplo­má­ti­cos fil­tra­dos por Wiki­leaks en rela­ción a los inten­tos de impo­si­ción por Esta­dos Uni­dos de la ile­gal y anti­de­mo­crá­ti­ca Decla­ra­ción de Copenha­gue basán­do­se en sobor­nos, chan­ta­jes y ame­na­zas, en par­ti­cu­lar con­tra los paí­ses más pobres, como los peque­ños esta­dos insu­la­res o los afri­ca­nos. La decla­ra­ción fue coci­na­da por Oba­ma y un gru­pi­to de incon­di­cio­na­les al mar­gen del regla­men­to y a espal­das de la mayo­ría de dele­ga­cio­nes a la con­fe­ren­cia sobre cam­bio cli­má­ti­co cele­bra­da en la capi­tal dane­sa. Así fue denun­cia­do en varias oca­sio­nes por Fidel Cas­tro, Evo Mora­les y Hugo Chá­vez, sin que tuvie­ra difu­sión por los pul­pos mediá­ti­cos, que si aca­so se mofa­ron de la acti­tud apo­ca­líp­ti­ca e “ideo­ló­gi­ca” de los líde­res de la ALBA. Es todo un poe­ma la soli­ci­tud de datos per­so­na­les sobre los diplo­má­ti­cos de la ONU y acti­vis­tas de ONG fir­ma­da por la secre­ta­ria Clin­ton a peti­ción de la CIA, bus­can­do pun­tos débi­les por don­de ata­car a pro­ba­bles adver­sa­rios de la acti­tud esta­du­ni­den­se sobre el cli­ma. O esta per­sua­si­va y deli­ca­da pren­da sol­ta­da por la sub­se­cre­ta­ria de Esta­do María Ote­ro a Meles Zena­wi, can­ci­ller etío­pe y repre­sen­tan­te de la Unión Afri­ca­na en las nego­cia­cio­nes sobre cam­bio cli­má­ti­co: Fir­ma el acuerdo(de Copenha­gue) o la dis­cu­sión se aca­bó aho­ra. ¿Qué tal esta otra? “Neu­tra­li­zar, coop­tar o mar­gi­nar a los paí­ses que no ayu­dan como Vene­zue­la y Boli­via”, toma­da de un cable que rela­ta la reu­nión de los repre­sen­tan­tes de Esta­dos Uni­dos y la Unión Euro­pea ante las nego­cia­cio­nes. Más tar­de, Washing­ton cor­tó a Boli­via y Ecua­dor la ayu­da para com­ba­tir el cam­bio cli­má­ti­co, citan­do su opo­si­ción al acuer­do.

Y esto no es todo. Esta­dos Uni­dos y sus alia­dos pre­ten­den comer­ciar con la tra­ge­dia cli­má­ti­ca con­vir­tien­do en mer­can­cía el agua, el aire y el car­bono y sal­var­se de la cri­sis capi­ta­lis­ta ven­dien­do bonos de estos bie­nes en el casino glo­bal.

¡Jus­ti­cia para Julian Assan­ge!

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *