Wiki­leaks reve­la que el Gobierno for­zó man­te­ner pre­so a De Jua­na- Gara

Entre los 250.000 cables de la diplo­ma­cia esta­dou­ni­den­se que el por­tal de Wiki­leaks vie­ne fil­tran­do duran­te la últi­ma sema­na, ayer se cono­ció otro que ver­sa sobre algo rela­cio­na­do con el con­flic­to polí­ti­co vas­co. En este caso, con la situa­ción que vivió el ex pre­so Iña­ki de Jua­na entre 2005 y 2007, cuan­do for­za­ron su man­te­ni­mien­to en pri­sión. Algo que reco­no­ce Alfre­do Pérez Rubal­ca­ba, según Wiki­leaks.

El minis­tro del Inte­rior y vice­pre­si­den­te del Gobierno espa­ñol, Alfre­do Pérez Rubal­ca­ba, habría reco­no­ci­do en 2007 ante el enton­ces emba­ja­dor de EEUU en Madrid, Eduar­do Agui­rre, que habría sido mejor dejar que el ex pre­so polí­ti­co donos­tia­rra Iña­ki de Jua­na hubie­ra que­da­do en liber­tad en 2005, una vez cum­pli­da de for­ma ínte­gra la con­de­na impues­ta, en vez de for­zar su man­te­ni­mien­to en pri­sión. Esto ocu­rrió tras pre­sen­tar el Eje­cu­ti­vo «un car­go adi­cio­nal» en su con­tra, como lo fue la impo­si­ción de una con­de­na por dos artícu­los de opi­nión.

Wiki­leaks col­gó ayer en uno de sus por­ta­les digi­ta­les uno de los pocos cables, atri­bui­do a la diplo­ma­cia esta­dou­ni­den­se, sobre el con­flic­to polí­ti­co y que la agen­cia Euro­pa Press difun­dió, tra­du­ci­do al espa­ñol. Se tra­ta­ría de un cable fecha­do el 3 de mar­zo de 2007 y remi­ti­do a la Secre­ta­ría de Esta­do de Washing­ton, en la que se rela­ta la con­ver­sa­ción entre Rubal­ca­ba y el emba­ja­dor de EEUU en Madrid sobre por­qué el Eje­cu­ti­vo de Rodrí­guez Zapa­te­ro acor­dó man­te­ner en arres­to domi­ci­lia­rio a De Jua­na tras rea­li­zar sen­das huel­gas de ham­bre de lar­ga dura­ción.

«Habría sido mejor…»

Rubal­ca­ba ale­gó, infor­ma Wiki­leaks, que la inten­ción del Gobierno era evi­tar el falle­ci­mien­to del donos­tia­rra, para que no se con­vir­tie­ra «en un már­tir para la juven­tud radi­cal de ETA duran­te déca­das».

Sin embar­go, la infor­ma­ción más valio­sa de ese cable de la diplo­ma­cia sería que Rubal­ca­ba reco­no­ció, «en con­fian­za», al emba­ja­dor Agui­rre que, cuan­do la con­de­na impues­ta a De Jua­na esta­ba a pun­to de ago­tar­se en 2005, el enton­ces minis­tro de Jus­ti­cia, Fer­nan­do López Agui­lar ‑el mis­mo que afir­mó públi­ca­men­te que el Gobierno «cons­trui­rá impu­tacio­nes» para evi­tar la pues­ta en liber­tad de pre­sos polí­ti­cos vascos‑, no qui­so «que un ase­sino con­vic­to que­da­ra en liber­tad». Por ello, pre­sen­tó «un car­go adi­cio­nal, si bien es cier­to que poco cla­ro y de méri­tos poco sóli­dos, para que el miem­bro de ETA siguie­ra en la cár­cel».

Según el cable, el minis­tro de Inte­rior y vice­pre­si­den­te espa­ñol reco­no­ció que, «vis­to con pers­pec­ti­va, habría sido mejor» per­mi­tir que De Jua­na fue­se pues­to en liber­tad en 2005, y que en 2007 el Gobierno del PSOE esta­ba «pagan­do el pre­cio» por aque­lla deci­sión.

En otro pun­to del cable, atri­bui­do al emba­ja­dor de EEUU por Wiki­leaks, tam­bién reco­no­ció que el Eje­cu­ti­vo espa­ñol no había expli­ca­do bien a la opi­nión públi­ca espa­ño­la que Iña­ki de Jua­na había cum­pli­do de for­ma ínte­gra la con­de­na impues­ta por los tri­bu­na­les espa­ño­les.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *