Bru­tal agre­sión fas­cis­ta con­tra meno­res del Materno Infan­til

Varios meno­res resi­den­tes en el cen­tro de aco­gi­da Materno Infan­til de Ovie­do han sido sal­va­je­men­te agre­di­dos por varios indi­vi­duos arma­dos con palos. Dos de ellos están hos­pi­ta­li­za­dos y otros tres afor­tu­na­da­men­te con­si­guie­ron esca­par. Todo esto suce­de tras la cam­pa­ña de Demo­cra­cia Nacio­nal con­tra estos meno­res en situa­ción de des­am­pa­ro y por tan­to tute­la­dos por el Prin­ci­pa­do de Astu­rias.

Esta­mos asis­tien­do a una cam­pa­ña de cri­mi­na­li­za­ción de la inmi­gra­ción cons­cien­te y orga­ni­za­da por par­te de la bur­gue­sía, arro­jan­do oscu­ri­dad y con­fu­sión a la pobla­ción con el fin de ali­men­tar los pre­jui­cios racis­tas. El obje­ti­vo de fon­do es divi­dir a la cla­se tra­ba­ja­do­ra entre inmi­gran­tes y nati­vos y des­viar la aten­ción de ambos de la lucha con­tra las medi­das anti­so­cia­les que los capi­ta­lis­tas quie­ren impo­ner a todos los tra­ba­ja­do­res, inde­pen­dien­te­men­te de su ori­gen nacio­nal, su reli­gión o su cul­tu­ra.

En Euro­pa, todos los gobier­nos están endu­re­cien­do sus polí­ti­cas migra­to­rias, acom­pa­ñan­do las modi­fi­ca­cio­nes lega­les con un dis­cur­so de tin­tes xenó­fo­bos y con un aumen­to del aco­so poli­cial. Las reda­das racis­tas están a la orden del día y los medios de comu­ni­ca­ción de masas siguen actuan­do de com­par­sas del poder. A todo esto hay que sumar el dan­tes­co espec­tácu­lo de las depor­ta­cio­nes masi­vas de gita­nos en Fran­cia y otros paí­ses de la Unión Euro­pea, con la com­pli­ci­dad de todas las ins­ti­tu­cio­nes, entre ellas el gobierno espa­ñol.

Estas polí­ti­cas tam­bién se están tras­la­dan­do a los lla­ma­dos “menas” (meno­res extran­je­ros no acom­pa­ña­dos), ya que la ten­den­cia gene­ra­li­za­da es a con­si­de­rar­les inmi­gran­tes antes que niños, con la inten­ción de ir apli­cán­do­les las leyes de inmi­gra­ción en lugar de las leyes inter­na­cio­na­les de pro­tec­ción de la infan­cia. En el esta­do espa­ñol, cada vez son más las comu­ni­da­des autó­no­mas que inten­tan des­ha­cer­se de estos meno­res, negán­do­les la tute­la (con dudo­sas prue­bas para cer­ti­fi­car la edad) y come­tien­do todo tipo de irre­gu­la­ri­da­des como han denun­cia­do nume­ro­sos colec­ti­vos y orga­ni­za­cio­nes socia­les, como SOS Racis­mo o la Coor­di­na­do­ra de Barrios.

IMPUNIDAD FASCISTA

Esta situa­ción de cri­mi­na­li­za­ción y per­se­cu­ción que sufren los tra­ba­ja­do­res y los jóve­nes inmi­gran­tes son el cal­do de cul­ti­vo per­fec­to para que los gru­púscu­los fas­cis­tas actúen con impu­ni­dad (según el Infor­me Raxen, se pro­du­cen unas 4000 agre­sio­nes racis­tas al año en el esta­do espa­ñol), inten­tan­do ino­cu­lar el veneno del racis­mo en nues­tros barrios. Prue­ba de esto es la mise­ra­ble cam­pa­ña orques­ta­da por Demo­cra­cia Nacio­nal en Ovie­do con­tra los menas, cul­pan­do a los meno­res extran­je­ros de la “inse­gu­ri­dad” ciu­da­da­na en esta ciu­dad. Recien­te­men­te repar­tie­ron pan­fle­tos racis­tas y rea­li­za­ron varias con­cen­tra­cio­nes a las puer­tas del Cen­tro Materno Infan­til, resi­den­cia de aco­gi­da don­de viven meno­res de entre 0 y 18 años, tan­to extran­je­ros como nati­vos. La pasi­vi­dad de las auto­ri­da­des públi­cas ante esta situa­ción está sien­do bochor­no­sa, así como la cam­pa­ña de cri­mi­na­li­za­ción de estos jóve­nes en la pren­sa local que está acom­pa­ñan­do la acti­vi­dad de los nazis de Demo­cra­cia Nacio­nal. Y como resul­ta­do de esta per­mi­si­vi­dad para con estos terro­ris­tas, final­men­te se ha pro­du­ci­do esta sal­va­je agre­sión.

Hace­mos un lla­ma­mien­to a las orga­ni­za­cio­nes de la izquier­da social, polí­ti­ca y sin­di­cal para que orga­ni­cen una res­pues­ta con­tun­den­te con­tra las agre­sio­nes racis­tas y la bar­ba­rie fas­cis­ta, movi­li­zan­do a la socie­dad con­tra estos ener­gú­me­nos. A su vez, una vez más, vol­ve­mos a exi­gir a las auto­ri­da­des la ile­ga­li­za­ción de Demo­cra­cia Nacio­nal y demás orga­ni­za­cio­nes de extre­ma dere­cha.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *