6D: ¡La rup­tu­ra demo­crá­ti­ca y repu­bli­ca­na de los pue­blos es el camino! – Izquier­da Castellana

Nos encon­tra­mos ante un con­tex­to de gra­ve cri­sis eco­nó­mi­ca del mode­lo neo­li­be­ral capi­ta­lis­ta a nivel mun­dial, que en el caso con­cre­to del esta­do espa­ñol coin­ci­de ade­más con una cri­sis del actual mode­lo social, polí­ti­co e ins­ti­tu­cio­nal existente.

La fase de cre­ci­mien­to basa­da en el expo­lio impe­ria­lis­ta, en el irra­cio­nal con­su­mo, en la cons­truc­ción y en el endeu­da­mien­to tocó techo. La bur­bu­ja esta­lló, y el capi­tal finan­cie­ro está lan­zan­do una bru­tal ofen­si­va sobre las cla­ses popu­la­res y tra­ba­ja­do­ras, logran­do que la deu­da pri­va­da haya sido asu­mi­da de for­ma públi­ca, e impo­nien­do pla­nes de rees­truc­tu­ra­ción a los esta­dos endeu­da­dos que supo­nen un cla­ro avan­ce depre­da­dor de dere­chos y de empeo­ra­mien­to de nues­tra cali­dad de vida.

Ante esta situa­ción, en el esta­do espa­ñol es abso­lu­ta­men­te nece­sa­rio arti­cu­lar una res­pues­ta popu­lar que vaya más allá del plan­tea­mien­to de res­pues­tas de tipo eco­nó­mi­co-labo­ral, que sien­do nece­sa­rias son insu­fi­cien­tes. Es nece­sa­rio el cam­bio de régi­men polí­ti­co, ya que sin ese cam­bio no será posi­ble poner fin a la ofen­si­va del neo­li­be­ra­lis­mo finan­cie­ro. Y la rup­tu­ra demo­crá­ti­ca y repu­bli­ca­na de los pue­blos con el Régi­men bor­bó­ni­co post-fran­quis­ta es el camino.

Con sus luchas, el pue­blo tra­ba­ja­dor cas­te­llano ha apor­ta­do nume­ro­sos ele­men­tos a la cues­tión repu­bli­ca­na y fede­ral. El pro­pio color mora­do de la ban­de­ra tri­co­lor hace expre­sa refe­ren­cia a la lucha popu­lar comu­ne­ra. Y den­tro de la memo­ria colec­ti­va de lucha repu­bli­ca­na en Cas­ti­lla, el Pac­to Fede­ral Cas­te­llano de la 1ª Repú­bli­ca, aún tenien­do en cuen­ta sus limi­ta­cio­nes his­tó­ri­cas, ha sido y es todo un refe­ren­te a tener en cuenta.

En nues­tra tie­rra, bue­na par­te de las fuer­zas pro­gre­sis­tas y revo­lu­cio­na­rias nos agru­pa­mos hoy en día bajo la con­sig­na de la rup­tu­ra demo­crá­ti­ca en cla­ve repu­bli­ca­na, inclu­yen­do entre nues­tras rei­vin­di­ca­cio­nes fun­da­men­ta­les el dere­cho a la libre auto­de­ter­mi­na­ción de los dife­ren­tes pue­blos que con­vi­vi­mos bajo juris­dic­ción del esta­do espa­ñol. Y la cues­tión nacio­nal pue­de con­ver­tir­se en uno de los ele­men­tos dife­ren­cia­do­res esen­cia­les entre [email protected] que apos­te­mos en pro­fun­di­dad por la rup­tu­ra repu­bli­ca­na de los pue­blos con el Régi­men, y [email protected] que se colo­quen del lado de una nue­va refor­ma, tam­bién repu­bli­ca­na, pero en un sen­ti­do mera­men­te for­mal y anecdótico.

En ese sen­ti­do, al plan­tear opcio­nes fede­ra­les es nece­sa­rio tener una pos­tu­ra cla­ra sobre cuál es la pro­pia reali­dad nacio­nal que se aspi­ra a fede­rar con otras reali­da­des nacio­na­les. No son tiem­pos para la ambi­güe­dad o las medias tin­tas, es nece­sa­ria la cla­ri­dad con res­pec­to a la pro­pia cues­tión nacio­nal de los cas­te­lla­nos y las castellanas.

Es nece­sa­rio y posi­ble derro­tar al actual Régi­men monár­qui­co y al neo­li­be­ra­lis­mo, y las ini­cia­ti­vas inter­na­cio­na­lis­tas y la soli­da­ri­dad entre los pue­blos sin duda refor­za­rán y ace­le­ra­rán ese pro­ce­so. Aho­ra bien, el inter­na­cio­na­lis­mo y la posi­bi­li­dad de aunar luchas entre los dife­ren­tes pue­blos no debe ni pue­de supo­ner la renun­cia a la pro­pia cons­truc­ción de las fuer­zas popu­la­res en el pro­pio mar­co nacio­nal. Lucha inter­na­cio­na­lis­ta y cons­truc­ción de fuer­zas popu­la­res en cada mar­co nacio­nal de lucha de cla­ses no son pro­ce­sos anta­gó­ni­cos, sino todo lo con­tra­rio: se tra­ta de pro­ce­sos com­ple­men­ta­rios, inse­pa­ra­bles e irrenunciables.

Fren­te a la cri­sis del mode­lo neo­li­be­ral capi­ta­lis­ta, fren­te a la cri­sis social que vive nues­tro pue­blo, fren­te a la cri­sis polí­ti­ca e ins­ti­tu­cio­nal que atra­vie­sa el Régi­men bor­bó­ni­co espa­ñol, la lucha es el úni­co camino.

¡La cri­sis que la paguen los capi­ta­lis­tas! ¡La rup­tu­ra demo­crá­ti­ca está aún pendiente!

¡Aba­jo la Cons­ti­tu­ción monár­qui­ca! ¡Cas­ti­lla maña­na será republicana!

Izquier­da Castellana

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.