6D: ¡La rup­tu­ra demo­crá­ti­ca y repu­bli­ca­na de los pue­blos es el camino! – Izquier­da Cas­te­lla­na

Nos encon­tra­mos ante un con­tex­to de gra­ve cri­sis eco­nó­mi­ca del mode­lo neo­li­be­ral capi­ta­lis­ta a nivel mun­dial, que en el caso con­cre­to del esta­do espa­ñol coin­ci­de ade­más con una cri­sis del actual mode­lo social, polí­ti­co e ins­ti­tu­cio­nal exis­ten­te.

La fase de cre­ci­mien­to basa­da en el expo­lio impe­ria­lis­ta, en el irra­cio­nal con­su­mo, en la cons­truc­ción y en el endeu­da­mien­to tocó techo. La bur­bu­ja esta­lló, y el capi­tal finan­cie­ro está lan­zan­do una bru­tal ofen­si­va sobre las cla­ses popu­la­res y tra­ba­ja­do­ras, logran­do que la deu­da pri­va­da haya sido asu­mi­da de for­ma públi­ca, e impo­nien­do pla­nes de rees­truc­tu­ra­ción a los esta­dos endeu­da­dos que supo­nen un cla­ro avan­ce depre­da­dor de dere­chos y de empeo­ra­mien­to de nues­tra cali­dad de vida.

Ante esta situa­ción, en el esta­do espa­ñol es abso­lu­ta­men­te nece­sa­rio arti­cu­lar una res­pues­ta popu­lar que vaya más allá del plan­tea­mien­to de res­pues­tas de tipo eco­nó­mi­co-labo­ral, que sien­do nece­sa­rias son insu­fi­cien­tes. Es nece­sa­rio el cam­bio de régi­men polí­ti­co, ya que sin ese cam­bio no será posi­ble poner fin a la ofen­si­va del neo­li­be­ra­lis­mo finan­cie­ro. Y la rup­tu­ra demo­crá­ti­ca y repu­bli­ca­na de los pue­blos con el Régi­men bor­bó­ni­co post-fran­quis­ta es el camino.

Con sus luchas, el pue­blo tra­ba­ja­dor cas­te­llano ha apor­ta­do nume­ro­sos ele­men­tos a la cues­tión repu­bli­ca­na y fede­ral. El pro­pio color mora­do de la ban­de­ra tri­co­lor hace expre­sa refe­ren­cia a la lucha popu­lar comu­ne­ra. Y den­tro de la memo­ria colec­ti­va de lucha repu­bli­ca­na en Cas­ti­lla, el Pac­to Fede­ral Cas­te­llano de la 1ª Repú­bli­ca, aún tenien­do en cuen­ta sus limi­ta­cio­nes his­tó­ri­cas, ha sido y es todo un refe­ren­te a tener en cuen­ta.

En nues­tra tie­rra, bue­na par­te de las fuer­zas pro­gre­sis­tas y revo­lu­cio­na­rias nos agru­pa­mos hoy en día bajo la con­sig­na de la rup­tu­ra demo­crá­ti­ca en cla­ve repu­bli­ca­na, inclu­yen­do entre nues­tras rei­vin­di­ca­cio­nes fun­da­men­ta­les el dere­cho a la libre auto­de­ter­mi­na­ción de los dife­ren­tes pue­blos que con­vi­vi­mos bajo juris­dic­ción del esta­do espa­ñol. Y la cues­tión nacio­nal pue­de con­ver­tir­se en uno de los ele­men­tos dife­ren­cia­do­res esen­cia­les entre [email protected] que apos­te­mos en pro­fun­di­dad por la rup­tu­ra repu­bli­ca­na de los pue­blos con el Régi­men, y [email protected] que se colo­quen del lado de una nue­va refor­ma, tam­bién repu­bli­ca­na, pero en un sen­ti­do mera­men­te for­mal y anec­dó­ti­co.

En ese sen­ti­do, al plan­tear opcio­nes fede­ra­les es nece­sa­rio tener una pos­tu­ra cla­ra sobre cuál es la pro­pia reali­dad nacio­nal que se aspi­ra a fede­rar con otras reali­da­des nacio­na­les. No son tiem­pos para la ambi­güe­dad o las medias tin­tas, es nece­sa­ria la cla­ri­dad con res­pec­to a la pro­pia cues­tión nacio­nal de los cas­te­lla­nos y las cas­te­lla­nas.

Es nece­sa­rio y posi­ble derro­tar al actual Régi­men monár­qui­co y al neo­li­be­ra­lis­mo, y las ini­cia­ti­vas inter­na­cio­na­lis­tas y la soli­da­ri­dad entre los pue­blos sin duda refor­za­rán y ace­le­ra­rán ese pro­ce­so. Aho­ra bien, el inter­na­cio­na­lis­mo y la posi­bi­li­dad de aunar luchas entre los dife­ren­tes pue­blos no debe ni pue­de supo­ner la renun­cia a la pro­pia cons­truc­ción de las fuer­zas popu­la­res en el pro­pio mar­co nacio­nal. Lucha inter­na­cio­na­lis­ta y cons­truc­ción de fuer­zas popu­la­res en cada mar­co nacio­nal de lucha de cla­ses no son pro­ce­sos anta­gó­ni­cos, sino todo lo con­tra­rio: se tra­ta de pro­ce­sos com­ple­men­ta­rios, inse­pa­ra­bles e irre­nun­cia­bles.

Fren­te a la cri­sis del mode­lo neo­li­be­ral capi­ta­lis­ta, fren­te a la cri­sis social que vive nues­tro pue­blo, fren­te a la cri­sis polí­ti­ca e ins­ti­tu­cio­nal que atra­vie­sa el Régi­men bor­bó­ni­co espa­ñol, la lucha es el úni­co camino.

¡La cri­sis que la paguen los capi­ta­lis­tas! ¡La rup­tu­ra demo­crá­ti­ca está aún pen­dien­te!

¡Aba­jo la Cons­ti­tu­ción monár­qui­ca! ¡Cas­ti­lla maña­na será repu­bli­ca­na!

Izquier­da Cas­te­lla­na

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *