La mujer que acu­sa a Julian Assan­ge de “vio­la­ción” está vin­cu­la­da a la CIA – Cuba­de­ba­te

Artícu­lo publi­ca­do ori­gi­nal­men­te en inglés el 6 de diciem­bre de 2010. Tra­du­ci­do por Cuba­de­ba­te

Una de las muje­res que acu­sa al fun­da­dor de Wiki­leaks, Julian Assan­ge, de deli­tos sexua­les pare­ce haber tra­ba­ja­do con un gru­po que tie­ne cone­xio­nes con la Agen­cia Cen­tral de Inte­li­gen­cia (CIA) de los Esta­dos Uni­dos.

James D. Catlin, un abo­ga­do que repre­sen­tó recien­te­men­te a Assan­ge, afir­mó que la inves­ti­ga­ción por deli­to sexual con­tra el fun­da­dor Wiki­Leaks se basa en afir­ma­cio­nes de que no usó con­do­nes duran­te sus rela­cio­nes sexua­les con dos muje­res sue­cas.

Fuen­tes de la Fis­ca­lía sue­ca dije­ron AOL News la sema­na pasa­da que Assan­ge no era bus­ca­do por vio­la­ción como se ha infor­ma­do, sino por algo lla­ma­do “sexo por sor­pre­sa” o “sexo ines­pe­ra­do”.

Una de las acu­sa­do­ras, Anna Ardin, pare­ce tener “víncu­los con gru­pos finan­cia­dos por Esta­dos Uni­dos con­tra Fidel Cas­tro y por gru­pos anti­co­mu­nis­tas”, de acuer­do con una inves­ti­ga­ción publi­ca­da por Israel Sha­mir y Paul Ben­nett, en Coun­ter­Punch. Ardin, naci­da en Cuba, tra­ba­jó a favor de “Las Damas de Blan­co”, un gru­po de muje­res que se opo­nen al gobierno cubano.

Sha­mir y Ben­nett tam­bién des­cri­ben a Ardin como una supues­ta “izquier­dis­ta” que “publi­có dia­tri­bas anti-Cas­tro (ver aquíaquí) en len­gua sue­ca para la Revis­ta Asig­na­tu­ras Cuba­nas difun­di­da por Mis­ce­lá­neas de Cuba.” Seña­ló el pro­fe­sor Michael Sel­tzer que el gru­po está diri­gi­do por Car­los Alber­to Mon­ta­ner, un hom­bre vin­cu­la­do con la CIA.

Sha­mir y Ben­nett seña­la­ron que “Las Damas de Blan­co reci­ben finan­cia­mien­to del gobierno de los EE.UU. y cuen­tan entre sus par­ti­da­rios con Luis Posa­da Carri­les“.

Un docu­men­to des­cla­si­fi­ca­do en 1976 (. Pdf) reve­ló que Posa­da era enton­ces agen­te de la CIA y sus abo­ga­dos han sos­te­ni­do que man­tu­vo víncu­los con la agen­cia por 25 años. Ha esta­do vin­cu­la­do a ata­ques terro­ris­tas que mata­ron a dece­nas de per­so­nas.

Ardin es “está vin­cu­la­da a mili­tan­tes por la equi­dad de géne­ro en la Uni­ver­si­dad de Upp­su­la, que opta­ron por aso­ciar­se con ese gru­po de muje­res cuba­nas finan­cia­do por EE.UU. y apo­ya­do abier­ta­men­te por terro­ris­ta y ase­sino de masas”, obser­vó Kirk James Murphy en Fire­do­gla­ke.

En agos­to, Assan­ge le dijo a Al Jaz­zee­ra que las acu­sa­cio­nes eran “cla­ra­men­te una cam­pa­ña de des­pres­ti­gio”. ”Se nos ha adver­ti­do que, por ejem­plo, el Pen­tá­gono está pla­nean­do usar tru­cos sucios para des­truir nues­tro tra­ba­jo”, dijo Assan­ge al dia­rio sue­co Afton­bla­det.

El fun­da­dor de Wiki­Leaks dijo que fue adver­ti­do de tener cui­da­do con “las tram­pas del sexo.” ¿Habrá caí­do Assan­ge en una de esas tram­pas? ‑Tal vez, sí. Tal vez no”, dijo.

El abo­ga­do Catlin seña­ló que tan­to Ardin com Sofía Wilén, la segun­da acu­sa­do­ra, envia­ron men­sa­jes SMS y tweets alar­dean­do de sus con­quis­tas des­pués de las supues­tas “vio­la­cio­nes”.

“En el caso de Ardin está cla­ro que has­ta hizo una fies­ta en honor a Assan­ge en su apar­ta­men­to des­pués de que él come­tie­ra “el deli­to” y ella ase­gu­ró a sus segui­do­res en Twit­ter que él era “una de las per­so­nas más sim­pá­ti­cas e inte­li­gen­tes del mun­do, es increí­ble!”, escri­bió. (El men­sa­je en sue­co ori­gi­nal está borra­do del Twit­ter de Anna Ardin, sin embar­go fue publi­ca­do

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *