4 de Diciem­bre uni­ta­rio en Mála­ga. Home­na­je a Capa­rrós e inter­ven­cio­nes de NA y el SAT

El pasa­do 4 de Diciem­bre, los anda­lu­ces con­cien­tes y de con­cien­cia cele­bra­mos, un año más, el Día Nacio­nal de Anda­lu­cía. El úni­co Día de nues­tra tie­rra. Este año cabe des­ta­car la amplia par­ti­ci­pa­ción de orga­ni­za­cio­nes y com­pa­ñe­ros, no solo de Mála­ga, sino des­pla­za­dos des­de muchos pun­tos de nues­tro País, pues la con­vo­ca­to­ria poseía carác­ter nacio­nal. En este 2010 ha sido posi­ble un acto común y amplio, de rei­vin­di­ca­ción de Anda­lu­cía como una nación y de la devo­lu­ción de su sobe­ra­nía la Pue­blo Tra­ba­ja­dor Anda­luz. Un acto en el que hemos con­ver­gi­do tan­to las dis­tin­tas orga­ni­za­cio­nes de la izquier­da sobe­ra­nis­ta, jun­to con otras fuer­zas nacio­na­lis­tas y de la izquier­da anda­lu­za. En el lugar don­de fue ase­si­na­do Gar­cía Capa­rrós, don­de se encuen­tra la pla­ca que recuer­da al últi­mo anda­luz que dio su vida en defen­sa de su pue­blo y su ban­de­ra, nos uni­mos en con­me­mo­ra­ción con­jun­ta del Día y en home­na­je a un már­tir por la cau­sa de nues­tro Pueblo.

Rese­ñe­mos tam­bién la cobar­día fas­cis­ta, capaz de pin­ta­rra­jear la pla­ca y de hacer pin­ta­das, ampa­ra­dos en la oscu­ri­dad y el ano­ni­ma­to de la noche ante­rior, pero que inten­tó y no se atre­vió a reven­tar el acto ante la mul­ti­tu­di­na­ria pre­sen­cia de anda­lu­ces. En el comien­zo de la inter­ven­ción de nues­tro Coor­di­na­dor Nacio­nal, se pue­den apre­ciar y escu­char el inten­to frus­tra­do de boi­cot de un gru­po ultra­de­re­chis­ta que, ante la fir­me res­pues­ta de los con­cu­rren­tes, se vie­ron obli­ga­dos a desis­tir de su pro­pó­si­to. Deba­jo de la pla­ca, tapa­da con una arbo­nai­da, habían rea­li­za­do una pin­ta­da que resu­me per­fec­ta­men­te los que es el espa­ño­lis­mo y lo que pode­mos espe­rar de Espa­ña: “Espa­ña o muer­te”. En reali­dad la fra­se debe­ría haber sido: “Espa­ña es muer­te”. Por eso han ase­si­na­do ha cien­tos de miles de com­pa­trio­tas a lo lar­go de siglos. Por eso mata­ron a Blas Infan­te, a seis dedos o a Gar­cía Lor­ca. Por eso murió Caparrós.

A con­ti­nua­ción os ofre­ce­mos unas imá­ge­nes con dis­tin­tos momen­tos del acto. De la colo­ca­ción flo­ral bajo la pla­ca, de la lec­tu­ra del comu­ni­ca­do uni­ta­rio y de las interven­cio­nes de nues­tro Coor­di­na­dor Nacio­nal, Car­los Ríos, y del Por­ta­voz Nacio­nal del Sin­di­ca­to Anda­luz de Tra­ba­ja­do­res, Die­go Cañamero.


Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.