El esta­do espa­ñol debe­ría decla­rar­se ya, en quie­bra téc­ni­ca- Luis Ocam­po

El Esta­do Espa­ñol debe­ría decla­rar­se en quie­bra téc­ni­ca ya y poner en mar­cha de for­ma inme­dia­ta un plan de rees­truc­tu­ra­ción de la deu­da que corres­pon­de al sec­tor públi­co, rom­pien­do ade­más abso­lu­ta­men­te con la polí­ti­ca segui­da has­ta aho­ra de asu­mir las deu­das del sec­tor pri­va­do. Deu­das cuya volu­men real es des­co­no­ci­do por la pro­pia admi­nis­tra­ción públi­ca, pero en cual­quier caso muy supe­rior a las cifras que estos reco­no­cen, tal como ha que­da­do en evi­den­cia en el caso de Caja Sur, por poner un ejem­plo.

La cri­sis finan­cie­ra actual tie­ne su ori­gen fun­da­men­tal en el sec­tor pri­va­do, su endeu­da­mien­to fru­to de una ava­ri­cia sin lími­tes, es en el caso del Esta­do Espa­ñol de al menos un 500% mayor a la del sec­tor públi­co.

La mayo­ría de los pro­ble­mas socia­les y tam­bién eco­nó­mi­cos, deri­va­dos de la cri­sis, están con­di­cio­na­dos por la polí­ti­ca eco­nó­mi­ca pues­ta en mar­cha por el Gobierno del PSOE, con el apo­yo de la dere­cha, al trans­fe­rir al sec­tor públi­co las sal­va­jes pér­di­das del sec­tor pri­va­do.

Los recor­tes de los sala­rios a los fun­cio­na­rios, los recor­tes a las pres­ta­cio­nes a [email protected] [email protected], la Refor­ma Labo­ral, la subi­da del IVA, las pro­yec­ta­das refor­mas en las pen­sio­nes, nego­cia­ción colectiva…son las con­se­cuen­cias de esa polí­ti­ca eco­nó­mi­ca de socia­li­zar las pér­di­das del sec­tor pri­va­do para que este pue­da seguir con sus juer­gas..

Lo peor de todo es que esa polí­ti­ca eco­nó­mi­ca, ade­mas de tener un carác­ter intrín­se­ca­men­te injus­to y anti­so­cial, no ser­vi­rá para salir de la cri­sis, sino para pro­fun­di­zar en ella.

La polí­ti­ca eco­nó­mi­ca actual del Gobierno es simi­lar a aque­llo de cavar hacia aba­jo para salir del agu­je­ro, cada vez te hun­di­rás más en él.

La polí­ti­ca eco­nó­mi­ca pues­ta en mar­cha en Argen­ti­na a fina­les del pasa­do siglo y los ini­cios del pre­sen­te, ilus­tran muy cla­ra­men­te el asun­to, sólo el giro impues­to por los Kirch­ner, con una rees­truc­tu­ra­ción radi­cal de la deu­da, per­mi­tió salir a la Argen­ti­na de la situa­ción rui­no­sa en la que esta esta­ba ins­ta­la­da.

Más cer­ca­nos en el tiem­po y en espa­cio tene­mos los casos de Irlan­da e Islan­dia, y su acti­tud tan dife­ren­te a la hora de arti­cu­lar una sali­da de la cri­sis, ante situa­cio­nes bas­tan­te simi­la­res de par­ti­da, en lo polí­ti­co y en lo eco­nó­mi­co.

El Pue­blo de Islan­dia fue con­sul­ta­do sobre la cues­tión prin­ci­pal en la situa­ción eco­nó­mi­ca actual.

¿Se deben asu­mir por las finan­zas públi­cas las deu­das del sec­tor pri­va­do?.

La res­pues­ta mayo­ri­ta­ria fue cla­ra, el Esta­do sólo debe garan­ti­zar los depó­si­tos ban­ca­rios de los ciu­da­da­nos, es decir el aho­rro fami­liar, el res­to debe­rá ser asu­mi­do úni­ca y exclu­si­va­men­te por su cau­san­tes.

Al prin­ci­pio fue trau­má­ti­co, pero Islan­dia está actual­men­te en fase de recu­pe­ra­ción eco­nó­mi­ca y el cos­te social de la cri­sis fue el menor de los posi­bles en la actual coyun­tu­ra.

En Irlan­da la opción fue la con­tra­ria, asu­mir las quie­bras del sec­tor pri­va­do, espe­cial­men­te del finan­cie­ro, por supues­to a espal­das de la pobla­ción.

Las con­se­cuen­cias: inten­si­fi­ca­ción de la esca­la­da de endeu­da­mien­to, recor­tes socia­les, pér­di­da de sobe­ra­nía…

En el Esta­do Espa­ñol, el mar­gen de tiem­po se ago­ta día a día, las pre­sio­nes del capi­tal espe­cu­la­ti­vo son bru­ta­les para que se pro­fun­di­ce en la línea pues­ta en mar­cha de asu­mir des­de el sec­tor públi­co todo el endeu­da­mien­to del sec­tor pri­va­do: ban­ca­rio y empre­sa­rial, sea este el que sea y lle­gue has­ta don­de lle­gue.

Ello por supues­to lle­va apa­re­ja­do todas las con­tra­rre­for­mas socia­les pues­tas en mar­cha o anun­cia­das, pero aún y con todo, ello no será sufi­cien­te, por­que el tama­ño de la deu­da pri­va­da suma­da al de la públi­ca, es sim­ple y lla­na­men­te inma­ne­ja­ble.

Es por ello que, antes de que sea dema­sia­do tar­de, el Gobierno debe decla­rar al Esta­do en quie­bra téc­ni­ca y rees­truc­tu­rar en un plan social­men­te admi­si­ble la deu­da públi­ca, ade­más de negar­se a asu­mir un euro más de la deu­da pri­va­da. Ello debe ir acom­pa­ña­do de la pues­ta en mar­cha de una polí­ti­ca de refuer­zo del sec­tor públi­co y de los ser­vi­cios socia­les, que es lo que pue­de per­mi­tir cami­nar a medio pla­zo hacia una sali­da de la cri­sis.

Evi­den­te­men­te esa polí­ti­ca eco­nó­mi­ca, requie­re una volun­tad polí­ti­ca y una capa­ci­dad de deci­sión sobe­ra­na que el Gobierno espa­ñol actual no posee en abso­lu­to, entre otras cosas por­que una de las con­se­cuen­cias prin­ci­pa­les de esta cri­sis, es que el papel de las ins­ti­tu­cio­nes cuyos com­po­nen­tes son ele­gi­dos en pro­ce­sos elec­to­ra­les, ya de por si con gra­ví­si­mos défi­cits demo­crá­ti­cos en el caso del Esta­do Espa­ñol, se ha redu­ci­do a la nada. Como ejem­plo tene­mos el Gobierno de fac­to que ha mon­ta­do el señor Zapa­te­ro en La Mon­cloa, con ban­que­ros y gran­des empre­sa­rios, que según la inten­ción que nos ha expre­sa­do, se reu­ni­rá regu­lar­men­te, des­pla­zan­do inclu­so en el sen­ti­do for­mal, en el real ya venía ocu­rrien­do, al Gobierno sali­do del Par­la­men­to.

Esa nue­va polí­ti­ca eco­nó­mi­ca, insis­ti­mos, sería la úni­ca sali­da via­ble a medio pla­zo en el mar­co actual, tal como que­dó sobra­da­men­te demos­tra­do en Argen­ti­na y se está demos­tran­do en estos momen­tos en Islan­dia.

Esa nue­va polí­ti­ca eco­nó­mi­ca per­mi­ti­ría al Gobierno tomar la ini­cia­ti­va, y poner a la defen­si­va al capi­tal espe­cu­la­ti­vo inter­na­cio­nal.

Esa nue­va polí­ti­ca eco­nó­mi­ca logra­ría un amplio apo­yo social y que­bra­ría la ten­den­cia actual cada vez más inten­sa hacia el des­áni­mo y la des­es­pe­ran­za.

Esa polí­ti­ca eco­nó­mi­ca, es aquí y aho­ra, la úni­ca con carác­ter pro­gre­sis­ta rea­li­za­ble en lo inme­dia­to, con la actual corre­la­ción de fuer­zas.

Pro­fun­di­zar en lo que esta en mar­cha nos situa­rá a [email protected], pro­gre­si­va­men­te en otro nivel, de sufri­mien­to social des­de lue­go, pero de con­fron­ta­ción tam­bién.

De la lucha por un cam­bio de polí­ti­ca eco­nó­mi­ca, pasa­re­mos si esta con­ti­núa como has­ta aho­ra, a la lucha por un cam­bio radi­cal de mode­lo eco­nó­mi­co.

El deber y la res­pon­sa­bi­li­dad social de [email protected] [email protected] y [email protected] en gene­ral , es estar [email protected] para lo uno y para lo otro.

Luis Ocam­po, IzCa.

Cas­ti­lla a 1 de diciem­bre de 2010

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *