[Fotos] Miles de per­so­nas mar­chan en Irlan­da para pro­tes­tar por las medi­das anti­po­pu­la­res- La Haine

[Tra­du­ci­do por La Hai­ne] Más de 100 mil per­so­nas, según los orga­ni­za­do­res, mar­cha­ron hace una hora por el cen­tro de Dublín para pro­tes­tar con­tra el plan del Gobierno

La mar­cha comen­zó en los mue­lles del sur al medio­día de hoy, y los mani­fes­tan­tes se diri­gie­ron a la la cen­tral de Correos en la calle O’Con­nell, un lugar sim­bó­li­co por­que ahí fue leí­da la decla­ra­ción de inde­pen­den­cia irlan­de­sa en 1916.

La poli­cía infor­mó que unas 10.000 per­so­nas comen­za­ron la mar­cha, pero la mul­ti­tud cre­ció a cer­ca de 50.000 per­so­nas mien­tras avan­za­ba por los muelles.

Sin embar­go, los orga­ni­za­do­res de la mar­cha han esti­ma­do que la mul­ti­tud era de entre 100.000 y 150.000 personas.

La pro­tes­ta fue orga­ni­za­da por el Con­gre­so Irlan­dés de Sin­di­ca­tos, como una for­ma de des­car­gar la frus­tra­ción popu­lar que exi­ge medi­das más duras, como la huel­ga gene­ral, con­tra unas medi­das de aus­te­ri­dad con­si­de­ra­das injus­tas ya que sólo afec­tan a [email protected] [email protected]

Irlan­da pre­ten­de tras­pa­sar 15 mil millo­nes de euros des­de los gas­tos socia­les a la ayu­da a los ricos en los pró­xi­mos cua­tro años. La gen­te gri­ta­ba con­sig­nas en las que se pedía que el gobierno debe gene­rar empleo en vez de finan­ciar a los que endeu­da­ron la economía.

Uno de los orga­ni­za­do­res de la mar­cha, el Con­gre­so Irlan­dés de Sin­di­ca­tos, un gru­po para­guas que repre­sen­ta a unos 800.000 tra­ba­ja­do­res en toda la isla de Irlan­da, dijo que el gobierno aún tie­ne tiem­po para cam­biar de rum­bo antes de que anun­cie su pre­su­pues­to el 7 de diciem­bre, cuan­do pla­nea esta­ble­cer inme­dia­ta­men­te recor­tes en los gas­tos socia­les de 6 mil millo­nes de euros.

Fren­te a la cri­sis de la deu­da tras el colap­so del sis­te­ma ban­ca­rio del país, el gobierno de Irlan­da está lle­van­do a cabo impor­tan­tes tras­pa­sos pre­su­pues­ta­rios y está nego­cian­do con el Fon­do Mone­ta­rio Inter­na­cio­nal, Unión Euro­pea y del Ban­co Cen­tral Euro­peo un paque­te de miles de millo­nes de euros para apo­yar a los bancos.

El miér­co­les se anun­ció deta­lles de un plan de cua­tro años, inclui­do 10 mil millo­nes de euros en recor­tes de gas­tos socia­les y 5 mil millo­nes de euros en subi­das de impues­tos a la pobla­ción en general.

Las medi­das inclu­yen bajar el sala­rio míni­mo, reduc­ción de empleos y bajar los sala­rios y las pen­sio­nes del sec­tor públi­co, redu­cir el gas­to de bien­es­tar social, el aumen­to de impues­to a las ven­tas, y la amplia­ción de la base de impues­to sobre la ren­ta. Curio­sa­men­te de momen­to no pare­ce que se vaya a tocar el impues­to a las ganan­cias, el úni­co que afec­ta a los empresarios

Shay Cody, el secre­ta­rio gene­ral de IMPACT, el mayor sin­di­ca­to del sec­tor públi­co de Irlan­da, dijo que el plan del gobierno de cua­tro años es impul­sa­do por una obse­sión para res­ca­tar a los «ban­cos zom­bis» y seguir apos­tan­do a la eco­no­mía finan­cie­ra, en vez de esti­mu­lar la eco­no­mía pro­duc­ti­va para crear empleo y con­se­guir dine­ro para gas­tos sociales.

Pero a pesar de que Irlan­da anun­cia algu­nas de las medi­das más duras con­tra el nivel de vida de la pobla­ción, en la cen­tral sin­di­cal ICTU, Con­gre­so Irlan­dés de Sin­di­ca­tos, pare­ce haber poco ape­ti­to por lle­gar a la huel­ga, como se ha vis­to en paí­ses como Espa­ña, Por­tu­gal y Gre­cia, que tam­bién han sido obje­to de duras medi­das de austeridad.

Al igual que en otros paí­ses de Euro­pa, los sin­di­ca­tos ofi­cia­lis­tas o cer­ca­nos al poder tra­tan de enfriar la pro­tes­ta popu­lar. «No creo que el enfo­que correc­to en este momen­to sea ir a la huel­ga, si no más bien la acción polí­ti­ca a la vis­ta de las pró­xi­mas elec­cio­nes gene­ra­les», dijo Sally Kinahan, sub­se­cre­ta­ria gene­ral de la ICTU.

Sin embar­go, los movi­mien­tos socia­les impul­san a que los sin­di­ca­tos irlan­de­ses vayan más lejos. «Tie­nen que esca­lar la pro­tes­ta y hacer una huel­ga gene­ral, no sólo orga­ni­zar mar­chas alre­de­dor de la ciu­dad», dijo una emplea­da del gobierno local, miembrto de «Gen­te Antes que Bene­fi­cios», una agru­pa­ción polí­ti­ca de izquier­da de base. «La gen­te entien­de que exis­te el poder colec­ti­vo, pero nun­ca ha sido movilizado.»

Ella ase­gu­ró que el gobierno debe rever­tir sus medi­das de aus­te­ri­dad e aumen­tar la car­ga impo­si­ti­va a los ricos, los que más se bene­fi­cia­ron duran­te los años de bonan­za eco­nó­mi­ca. Tam­bién opi­nó que los accio­nis­tas debe­ría hacer­se car­go de la mayor par­te de las pér­di­das eco­nó­mi­cas de estos años, y no tras­pa­sar­las al pue­blo vía reduc­ción de gas­tos socia­les, aumen­tos de impues­tos gene­ra­les y ayu­das a los bancos.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.