Una veci­na de Bil­bo de ori­gen para­gua­yo sufre una agre­sión racis­ta en el metro – Sare Anti­fa­xis­ta

Agra­de­ce­mos la info publi­ca­da por Sare Anti­fa­xis­ta y tam­bién Boltxe quie­re mos­trar su repul­sa por este tipo de com­por­ta­mien­tos fas­cis­tas y racis­tas en Eus­kal Herria. No sobran inmi­gran­tes, sobran racis­tas.

Los agre­so­res le lan­za­ron humi­llan­tes insul­tos xenó­fo­bos: «Todas las inmi­gran­tes sois pros­ti­tu­tas» y «Muer­tos de ham­bre, iros de aquí, que venís aquí a qui­tar­nos el tra­ba­jo».

No sobran inmi­gran­tes, sobran racis­tas. Los agre­so­res le lan­za­ron humi­llan­tes insul­tos xenó­fo­bos: «Todas las inmi­gran­tes sois pros­ti­tu­tas» y «Muer­tos de ham­bre, iros de aquí, que venís aquí a qui­tar­nos el tra­ba­jo».

Sarri­ko auzoa, Bil­bo * E.H
Una veci­na del barrio bil­baino de Sarri­ko, de ori­gen para­gua­yo, ha denun­cia­do haber sido víc­ti­ma de una «agre­sión racis­ta» en el inte­rior de Metro de Bil­bo a manos de una pare­ja de jóve­nes.
La agre­sión ocu­rrió el pasa­do mar­tes sobre las cua­tro menos vein­te de la tar­de, cuan­do el vagón esta­ba lleno de pasa­je­ros, que ni inter­ce­die­ron para ayu­dar a la mujer, ni aler­ta­ron a la Poli­cía.
Fue la pro­pia agre­di­da la que lla­mó a la Poli­cía Muni­ci­pal que la puso, des­pués, en manos de la DYA para que se le aten­die­ra de sus lesio­nes.
La Aso­cia­ción de Para­gua­yos Gua­ra­ní Teta­gua ha mos­tra­do su recha­zo a esta agre­sión racis­ta. En la nota deman­da que se deje de «estig­ma­ti­zar a un sec­tor de la ciu­da­da­nía por el mero de su ori­gen, y de difun­dir dis­cur­sos polí­ti­cos y mediá­ti­cos que actúan como la base de acti­tu­des este­reo­ti­pa­das y racis­tas».
— — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — —

SOS Arra­za­ke­ria con­de­na la agre­sión machis­ta y racis­ta a una mujer en el Metro de Bil­bo.

SOS Arra­za­ke­ria * E.H

Ante la agre­sión sufri­da por una mujer en el Metro de Bil­bao, Biz­kai­ko SOS Arra­za­ke­ria desea mani­fes­tar lo siguien­te:

•Nues­tra soli­da­ri­dad hacia la víc­ti­ma y dis­po­si­ción a cola­bo­rar en accio­nes de denun­cia.
•Esta agre­sión, al igual que otras ante­rio­res como la de Lan­ta­rón, no han de ver­se como suce­sos ais­la­dos y anec­dó­ti­cos. Las polí­ti­cas racis­tas que pro­mue­ven las ins­ti­tu­cio­nes (por ejem­plo, la recien­te reda­da de Extran­je­ría en Bil­bo) y los pre­jui­cios que ali­men­tan medios de comu­ni­ca­ción, la cla­se polí­ti­ca y demás agen­tes socia­les, están con­tri­bu­yen­do a cri­mi­na­li­zar y estig­ma­ti­zar a las per­so­nas inmi­gran­tes. Ese cal­do de cul­ti­vo racis­ta es el que enva­len­to­na a los colec­ti­vos o per­so­nas de ideo­lo­gía fas­cis­ta, y el que impi­de que haya una ade­cua­da res­pues­ta social ante este tipo de inci­den­tes.
•Des­de SOS Arra­za­ke­ria, recha­za­mos esta agre­sión como un caso san­gran­te de vio­len­cia con­tra las muje­res. Que­re­mos sub­ra­yar el carác­ter machis­ta de la agre­sión y recor­dar que las inmi­gran­tes están expues­tas doble­men­te a la vio­len­cia, por razón de su ori­gen y su sexo.
•Nos preo­cu­pa la res­pues­ta dada a esta agre­sión. Y no nos refe­ri­mos sólo a la ausen­cia de reac­ción por par­te de las per­so­nas que via­ja­ban en el vagón, lo cuál tam­bién nos inquie­ta. Sobre todo, la fal­ta de rapi­dez en la actua­ción del per­so­nal de segu­ri­dad de Metro Bil­bao con­tras­ta con los exce­sos que ha come­ti­do ante infrac­cio­nes leves como escu­char músi­ca o entrar con una lata de refres­co. Habla­mos de casos reales denun­cia­dos ante SOS Racis­mo, en los que detec­ta­mos actua­cio­nes arbi­tra­rias basa­das en pre­jui­cios racis­tas.
•Por ello, recla­ma­mos a Metro Bil­bao que se impli­que a fon­do en evi­tar situa­cio­nes racis­tas y machis­tas come­ti­das tan­to por pasa­je­ros como por el per­so­nal de segu­ri­dad.
•Lla­ma­mos a la ciu­da­da­nía a movi­li­zar­se con­tra el machis­mo y el racis­mo, no sólo en las fechas seña­la­das sino expre­sán­do­se con­tra toda acti­tud, expre­sión o acto que pre­sen­cien en su día a día. Pedi­mos la cola­bo­ra­ción de las per­so­nas que pue­dan ofre­cer infor­ma­ción para iden­ti­fi­car a la pare­ja agre­so­ra y ser tes­ti­gos de lo ocu­rri­do.

Sare Info:

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *