Irlan­da: el espe­jo – Mikel Ari­za­le­ta

Albrecht Müller es el autor del libro “Mei­nungs­ma­che. Wie Wir­ts­chaft, Poli­tik und Medien uns das Den­ken abge­wöh­nen wollen”, que podía ser tra­du­ci­do como La mani­pu­la­ción de la opi­nión. La mane­ra cómo la eco­no­mía, la polí­ti­ca y los medios de comu­ni­ca­ción pre­ten­den des­ha­bi­tuar­nos a pen­sar.

Albrecht Müller sabe del tema: fue el guio­nis­ta de los dis­cur­sos del minis­tro de eco­no­mía ale­mán Karl Schi­ller en los años 1968 y 69, lue­go res­pon­sa­ble de la cam­pa­ña elec­to­ral de Willy Brandt y, más tar­de, direc­tor del depar­ta­men­to de Pla­ni­fi­ca­ción de la Can­ci­lle­ría Fede­ral con Brandt y Sch­midt. Pien­sa que en nues­tros días ni la gen­te ni los miem­bros de los par­ti­dos tie­nen mucho que decir en la con­fi­gu­ra­ción de la opi­nión públi­ca, sino que ésta está con­for­ma­da por la unión de intere­ses de un gru­po eli­tis­ta del mun­do de la eco­no­mía, de la polí­ti­ca y de los medios de comu­ni­ca­ción, que tra­tan de ven­der­nos demo­cra­cia. Para saquear al ciu­da­dano se sir­ven vil­men­te y sin son­ro­jo de la con­fian­za que éste depo­si­ta de modo naif, par­di­llo e irre­fle­xi­vo en exper­tos, cien­tí­fi­cos, par­ti­dos polí­ti­cos y medios. El libro pre­ten­de, median­te nume­ro­sos casos con­cre­tos, poner­nos en cla­ro quién nos mani­pu­la y sus téc­ni­cas. Es avi­so a nave­gan­tes, una lla­ma­da de aler­ta a la refle­xión pro­pia.

Prue­ba de ello lo ocu­rri­do en El Aaiún; la masa­cre eje­cu­ta­da por el gobierno marro­quí y su rey con­tra el pue­blo saha­raui es un no sé qué opa­co a ojos del gobierno espa­ñol y sus intere­ses eco­nó­mi­cos, una repren­sión com­pren­si­va y cla­ri­fi­ca­do­ra des­de los esca­ños del Par­la­men­to Euro­pea, en cam­bio para la mayo­ría de ciu­da­da­nos con acce­so a fuen­tes y ojos lim­pios una vio­la­ción cla­ra de los dere­chos huma­nos. O, dicho de otro modo, nues­tro gobierno nos ofre­ce sumi­sión ante sus intere­ses, nos pre­sen­ta terro­ris­mo como demo­cra­cia y cobar­día como refle­xión. Tie­ne razón Albrecht Müller.

Irlan­da ha esta­do gober­na­da duran­te muchos años por una coa­li­ción de un par­ti­do libe­ral y un par­ti­do con­ser­va­dor demó­cra­ta-cris­tiano. “El Fon­do Mone­ta­rio Inter­na­cio­nal y el Ban­co Cen­tral Euro­peo (los guar­dia­nes de la orto­do­xia neo­li­be­ral), habían pre­sen­ta­do duran­te todos estos años a Irlan­da como un mode­lo a seguir. Irlan­da era el dis­cí­pu­lo aven­ta­ja­do de la escue­la neo­li­be­ral patro­ci­na­da por el FMI y el BCE. Ha sido duran­te todos estos años el país con menos impues­tos (los impues­tos sobre el capi­tal, (cor­po­ra­te taxes) son sólo un 12.5%, los más bajos de la UE, (cuyo pro­me­dio es 24%); el gas­to públi­co (inclu­yen­do el gas­to publi­co social) es el más bajo de la UE-15 (el gas­to públi­co social, que cubre todas las trans­fe­ren­cias públi­cas, como las pen­sio­nes, y los ser­vi­cios públi­cos del esta­do del bien­es­tar como sani­dad, edu­ca­ción, ser­vi­cios socia­les, y otros es el más bajo de la UE-15, un 18% del PIB, com­pa­ra­do con el 28% del pro­me­dio de los paí­ses de la UE-15, y el 21% de Espa­ña); la pri­va­ti­za­ción de los ser­vi­cios públi­cos ha sido la más acen­tua­da en el UE-15 (la Igle­sia Cató­li­ca, ges­tio­na gran núme­ro de cen­tros edu­ca­ti­vos, escue­las y cen­tros sani­ta­rios, todos ellos muy sub­si­dia­dos por el esta­do) y el mer­ca­do de tra­ba­jo es el más des­re­gu­la­do (es faci­lí­si­mo des­pe­dir a un tra­ba­ja­dor); la ban­ca es pode­ro­sí­si­ma (reci­bien­do las ayu­das más sus­tan­cia­les del Esta­do, en la UE-15). Éste era el mode­lo neo­li­be­ral pro­mo­vi­do por el FMI y por el BCE (y tam­bién, aun­que en menor medi­da, por la Comi­sión Euro­pea)…, las des­igual­da­des socia­les son tam­bién de las más ele­va­das de la UE-15, jun­to con Espa­ña, Gre­cia y Por­tu­gal. Un entra­ma­do de ban­cos y gran­des empre­sas domi­nan, jun­to con la Igle­sia, la cul­tu­ra polí­ti­ca y mediá­ti­ca de Irlan­da. Según Pau­la Clancy, Direc­to­ra del cono­ci­do cen­tro de estu­dios Action on Social Chan­ge (TASC) de Irlan­da, trein­ta y nue­ve indi­vi­duos con­tro­lan la vida eco­nó­mi­ca y finan­cie­ra del país a tra­vés de múl­ti­ples nom­bra­mien­tos en varios comi­tés de direc­ción de las cua­ren­ta com­pa­ñías más impor­tan­tes, que repre­sen­tan ¾ par­tes de las gran­des empre­sas del país. El cen­tro de este gru­po de poder es la ban­ca que, jun­to con las inmo­bi­lia­rias y la cons­truc­ción, ha cons­ti­tui­do un com­ple­jo, que ha sido el cen­tro de desa­rro­llo eco­nó­mi­co de Irlan­da (tal como tam­bién ha ocu­rri­do en Espa­ña)”. Es, lo que ellos han cali­fi­ca­do como “mila­gro neo­li­be­ral”[i].

Y el alumno más obe­dien­te y aven­ta­ja­do de la escue­la neo­li­be­ral res­pon­dió pres­to a la cri­sis y en el 2007, siguien­do los dic­ta­dos del FMI y del BCE. Nin­gún país siguió las ins­truc­cio­nes con mayor doci­li­dad: “ Redu­jo un 20% el suel­do de los emplea­dos públi­cos, redu­jo un 10% las pres­ta­cio­nes socia­les, redu­jo el gas­to públi­co en sani­dad y edu­ca­ción, pri­va­ti­zó toda­vía más los ser­vi­cios públi­cos y tomó otras medi­das que el mun­do finan­cie­ro y empre­sa­rial habían esta­do desean­do hacer des­de hacia mucho tiem­po, que fue­ron acom­pa­ña­das por medi­das de apo­yo públi­co a los ban­cos (la ayu­da más masi­va en la UE-15), inten­tan­do no sólo evi­tar sus pér­di­das, sino tam­bién garan­ti­zar los depó­si­tos”.

¡Ya ven el resul­ta­do!

Has­ta Ánge­la Mer­kel des­ve­ló hace tiem­po que la cri­sis la crea­ron los fon­dos pri­va­dos, los espe­cu­la­do­res y los ban­cos de inver­sión. Pero hoy el minis­tro de finan­zas irlan­dés, Brian Lenihan,  se desa­yu­na con que, como medi­da nue­va, “se redu­ci­rán aún más los sala­rios, las pen­sio­nes y el gas­to social; se va a redu­cir el suel­do míni­mo. Se eli­mi­na­rán 24.750 empleos del sec­tor públi­co. Aumen­ta­rá la con­tri­bu­ción por par­te del estu­dian­te para su for­ma­ción uni­ver­si­ta­ria”. Ellos la crea­ron y se lucra­ron, pero la pagan y refi­nan­cian los ciu­da­da­nos irlan­de­ses.

El Fon­do Mone­ta­rio Inter­na­cio­nal, el Ban­co Cen­tral Euro­peo, el gobierno irlan­dés y su minis­tro de finan­zas, tras saquear a su hija ama­da y ejem­plar, Irlan­da, tras esquil­mar a los irlan­de­ses, toda­vía en el 2010 les cul­pan de derro­che. El Fon­do Mone­ta­rio Inter­na­cio­nal, el Ban­co Cen­tral Euro­peo y el Gobierno y su polí­ti­ca, siguien­do la vie­ja tra­di­ción usu­re­ra del medioe­vo, per­si­guen úni­ca­men­te sus pro­pios intere­ses y estos de cual­quier modo y a cual­quier pre­cio. De ellos sólo cabe espe­rar saqueo: viven bien de él, pero dejan tras de sí una hue­lla inmen­sa y pro­fun­da de pobre­za, mise­ria, escla­vi­tud e inhu­ma­ni­dad.

Tam­po­co espe­ren de ellos dis­cul­pas.

Irlan­da es avi­so y espe­jo: ¡Que miran­do al espe­jo no se te que­de cara de idio­ta! Y recuer­da que quien te saquea y te sablea no lle­ga ni en pate­ra ni, tam­po­co, es soli­da­rio.

Mikel Ari­za­le­ta,


[i] Léa­se a este res­pe­to a pro­fe­so­res de eco­no­mía como Juan Torres López, Vice­nç Nava­rro, Jor­di Gar­cía Soler. James K.Galbraith, Joseph Sti­gliyz, Oskar Lafon­tai­ne…

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *