Dic­ta­du­ra hon­du­re­ña mili­ta­ri­za zona rural fren­te a pro­tes­tas cam­pe­si­nas – Resu­men lati­no­ame­ri­cano

honduras_campesino_aguan.jpg

Resu­men Latinoamericano/​Agencias - El régi­men de Hon­du­ras mili­ta­ri­zó una amplia zona rural de Tocoa Colón, en el Valle del Aguán, don­de los cam­pe­si­nos recla­man la pro­pie­dad de sus tie­rras sus­traí­das por terra­te­nien­tes, entre ellos el empre­sa­rio gol­pis­ta Miguel Facus­sé.

El terra­te­nien­te es acu­sa­do de orga­ni­zar ejér­ci­tos pri­va­dos entre­na­dos por para­mi­li­ta­res colom­bia­nos y se lo res­pon­sa­bi­li­za por el ase­si­na­to la sema­na pasa­da de cin­co tra­ba­ja­do­res miem­bros del Movi­mien­to Uni­fi­ca­do Cam­pe­sino del Aguán (Muca)

La mili­ta­ri­za­ción de El Aguán fue orde­na­da per­so­nal­men­te por Por­fi­rio Lobo, quien asu­mió el Eje­cu­ti­vo lue­go de elec­cio­nes ile­gí­ti­mas, ya que el país había sufri­do un gol­pe de Esta­do que derro­có al pre­si­den­te Manuel Zela­ya.

El régi­men hon­du­re­ño bus­ca hacer creer que la muer­te de los cam­pe­si­nos del Aguán, que ya suman 19 en lo que va de año, es resul­ta­do de enfren­ta­mien­tos arma­dos con lo cual inten­ta jus­ti­fi­car la mili­ta­ri­za­ción de la región.

Así lo denun­ció la Red Mora­zá­ni­ca de Infor­ma­ción (RMI) a tra­vés del Fren­te Nacio­nal de Resis­ten­cia Popu­lar (FNRP), la cual afir­ma que Lobo se dis­po­ne a apli­car en esa zona una ley anti­te­rro­ris­ta diri­gi­da a repri­mir a los opo­si­to­res.

Des­de la RMI indi­ca­ron que esta situa­ción se demues­tra por­que el Eje­cu­ti­vo no cues­tio­nó las muer­tes pro­vo­ca­das por los terra­te­nien­tes y sus mer­ce­na­rios.

Por su par­te, el FNRP lla­mó a des­mon­tar la manio­bra de Lobo y sus men­ti­ras sobre un supues­to arma­men­tis­mo de los cam­pe­si­nos, y apo­yó la deci­sión de estos últi­mos de con­ti­nuar la lucha por la recu­pe­ra­ción de tie­rras a pesar de las ame­na­zas.

En tan­to, se cono­ció que que se man­tie­ne la inter­ven­ción mili­tar del Ins­ti­tu­to Nacio­nal Agra­rio (INA) de Hon­du­ras mien­tras cre­ce el temor de que la infor­ma­ción legal y expe­dien­tes de pro­pie­da­des de tie­rras y empre­sas sean des­apa­re­ci­dos.

La inva­sión de sol­da­dos en las ofi­ci­nas del ins­ti­tu­to de la ciu­dad de Sina­loa fue rea­li­za­da ayer y orde­na­da por el pro­pio Lobo.

Más de qui­nien­tos uni­for­ma­dos tie­nen ocu­pa­das las ins­ta­la­cio­nes del INA e impi­den la entra­da de tra­ba­ja­do­res.

El sin­di­ca­to de emplea­dos de esa ins­ti­tu­ción emi­tió un comu­ni­ca­do en el que denun­cia que el régi­men quie­re demos­trar quié­nes son los que tie­nen el poder, y la ocu­pa­ción mili­tar es un recru­de­ci­mien­to de la repre­sión con­tra el pue­blo hon­du­re­ño en resis­ten­cia.

El diri­gen­te del Muca, Juan Chin­chi­lla, aler­tó que en las ins­ta­la­cio­nes del INA están algu­nos pro­yec­tos en desa­rro­llo, como los de pis­ci­cul­tu­ra y avi­cul­tu­ra, los cua­les pue­den ser des­trui­dos.

Entre los docu­men­tos están las reme­di­cio­nes de las tie­rras fis­ca­les, en espe­cial la fin­ca El Tum­ba­dor don­de se pro­du­jo una masa­cre de cam­pe­si­nos que se le atri­bu­ye a Facus­sé.

El INA infor­mó en un comu­ni­ca­do que la mili­ta­ri­za­ción de las ofi­ci­nas de Sina­loa, con el supues­to pro­pó­si­to de regis­trar en bus­ca de armas de uso ofi­cial, fue un acto inne­ce­sa­rio y bas­ta­ba con que las auto­ri­da­des corres­pon­dien­tes lo hubie­ran reque­ri­do.

Por otro lado, legis­la­do­res hon­du­re­ños con­si­de­ra­ron como indig­na la con­de­co­ra­ción en el Con­gre­so Nacio­nal al ex pre­si­den­te colom­biano Álva­ro Uri­be.
Dipu­tados aban­do­na­ron el hemi­ci­clo en repu­dio a la entre­ga de la Meda­lla de Honor al Méri­to al ex man­da­ta­rio, quien apo­yó al régi­men de fac­to ins­ta­la­do des­pués del gol­pe de Esta­do y al régi­men de Lobo.

Uri­be reali­zó una visi­ta de tres días a Hon­du­ras, invi­ta­do por el Con­se­jo Hon­du­re­ño de la Empre­sa Pri­va­da y fue reci­bi­do por Lobo.

Dece­nas de mani­fes­tan­tes, ves­ti­dos de negro, rea­li­za­ron una mani­fes­ta­ción en el aero­puer­to inter­na­cio­nal de Ton­con­tín en repu­dio a la pre­sen­cia del ex man­da­ta­rio.

El FNRP denun­ció que Uri­be repre­sen­ta los intere­ses de la oli­gar­quía y de Esta­dos Uni­dos de mili­ta­ri­zar la región y des­truir los pro­ce­sos de cam­bio en Lati­noa­mé­ri­ca.

“Álva­ro Uri­be es un gue­rre­ris­ta al ser­vi­cio de la agen­da de con­trol geo­es­tra­té­gi­co nor­te­ame­ri­cano” afir­mó la resis­ten­cia hon­du­re­ña.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *