El fren­te cul­tu­ral- Car­lo Fabret­ti

Duran­te la “tran­si­ción”, el PSOE y sus alia­dos pusie­ron un con­si­de­ra­ble empe­ño en arti­cu­lar un amplio equi­po de inte­lec­tua­les y “crea­do­res de opi­nión” orgá­ni­cos, sobre todo alre­de­dor del gru­po Pri­sa y con el dia­rio El País como prin­ci­pal órgano de expre­sión. Rosa Mon­te­ro, Juan José Millás, Fer­nan­do Sava­ter, Ludol­fo Para­mio, Félix de Azúa, Vicen­te Moli­na Foix, Juan Cruz, Juan Cue­to, Vicen­te Ver­dú, Manuel Vicens, Javier Marías, Anto­nio Muñoz Moli­na, Josep Vicent Mar­qués, Maru­ja Torres, Manuel Váz­quez Mon­tal­bán, Eduar­do Haro Tec­glen… Un equi­po que hoy pue­de pare­cer hete­ro­gé­neo, inclu­so con­tra­dic­to­rio, pero que en su momen­to, y con la supera­ción de la bar­ba­rie fran­quis­ta como obje­ti­vo inme­dia­to, con­si­guió dar la ima­gen de un fren­te cul­tu­ral cohe­ren­te y pro­gre­sis­ta.

Con el tiem­po, algu­nos se ale­ja­ron por la dere­cha del eje Pri­sa-PSOE, como Sava­ter, y los menos dóci­les se mar­cha­ron espon­tá­nea­men­te o fue­ron invi­ta­dos a mar­char­se. O se murie­ron. Con lo cual el equi­po tuvo que incor­po­rar a nue­vos ficha­jes y pro­mo­cio­nar a segun­do­nes como Elvi­ra Lin­do, David True­ba o Ben­ja­mín Pra­do, aun­que con resul­ta­dos poco satis­fac­to­rios. Y a par­tir de 2003, y sobre todo con sus des­afo­ra­dos ata­ques a Cuba y Vene­zue­la, el gru­po Pri­sa fue dejan­do cada vez más cla­ro que su prin­ci­pal fun­ción era la defen­sa de los intere­ses eco­nó­mi­cos de sus amos, con lo que a estas altu­ras solo los muy ton­tos siguen cre­yen­do que El País o la SER son medios pro­gre­sis­tas. La rápi­da degra­da­ción físi­ca y moral de un Iña­ki Gabi­lon­do, cada vez más zafio y abo­tar­ga­do, es una expre­si­va metá­fo­ra ‑o meto­ni­mia- del dete­rio­ro de la ima­gen y la pér­di­da de cre­di­bi­li­dad del gru­po mediá­ti­co al que per­te­ne­ce.

Como inten­to de recu­pe­rar a una fran­ja social fron­te­ri­za que ha deja­do de leer los perió­di­cos de siem­pre (o nun­ca lle­gó a leer­los), en 2007 nace el dia­rio Públi­co. Una vez más, los ilu­sio­nis­tas del PSOE recu­rren a la pres­ti­di­gi­ta­ción y los mala­ba­res, en un cir­co polí­ti­co-cul­tu­ral don­de el más difí­cil toda­vía es la úni­ca mane­ra de man­te­ner la aten­ción de un públi­co des­en­can­ta­do y abu­rri­do. Pero esta vez les han cre­ci­do los enanos. Cre­ye­ron que podían com­prar a un Rafael Reig nom­brán­do­lo jefe de opi­nión, o que un direc­tor joven e inex­per­to como Igna­cio Esco­lar no se sal­dría de su papel de mario­ne­ta obe­dien­te. Pen­sa­ron que, jun­to con el pro­pio Reig, Isaac Rosa y Anto­nio Ore­ju­do podrían ser los nue­vos ros­tros perio­dís­ti­co-lite­ra­rios de la social­de­mo­cra­cia, y resul­ta que ade­más de bri­llan­tes son hon­ra­dos y no están dis­pues­tos a ven­der­se por un pla­to de len­te­jas enve­ne­na­das. La seu­do­iz­quier­da siem­pre inten­ta comer­se a la izquier­da, pero a veces se atra­gan­ta. Es difí­cil saber qué pasa­rá con ese intere­san­te híbri­do en que se ha con­ver­ti­do Públi­co; la cria­da res­pon­do­na le está salien­do muy cara al zapa­te­ris­mo; pero, a pesar de todo, no deja de pres­tar­le impor­tan­tes ser­vi­cios en estos momen­tos de zozo­bra.

Unos momen­tos en los que, para­dó­ji­ca­men­te, es la dere­cha explí­ci­ta la que dis­po­ne de una plan­ti­lla mediá­ti­co-cul­tu­ral más acti­va y cohe­ren­te, engro­sa­da con no pocos deser­to­res de la izquier­da. Fer­nan­do Sava­ter, Fede­ri­co Jimé­nez Losan­tos, Gabriel Albiac, César Alon­so de los Ríos, Alfon­so Ussía, César Vidal, Juan Manuel de Pra­da, Mario Var­gas Llo­sa, Fer­nan­do Sán­chez Dra­gó, Luis Racio­ne­ro, Anto­nio Escoho­ta­do, Luis Alber­to de Cuen­ca, Gus­ta­vo Bueno, Albert Boa­de­lla… Una plan­ti­lla ver­sá­til y agre­si­va que sin duda juga­rá un papel impor­tan­te (ya lo está jugan­do) en la más que pro­ba­ble derro­ta del PSOE en las pró­xi­mas elec­cio­nes.

Y la izquier­da pro­pia­men­te dicha, la que de ver­dad se opo­ne a la bar­ba­rie capi­ta­lis­ta, ¿con qué efec­ti­vos cuen­ta en el res­ba­la­di­zo terreno de la cul­tu­ra? Pocos y dis­per­sos. Entre los inte­lec­tua­les de pri­me­ra mag­ni­tud y amplia pro­yec­ción inter­na­cio­nal, solo uno: Alfon­so Sas­tre. A su alre­de­dor, más o menos cer­ca, escri­to­res como Vicen­te Romano, Andrés Sorel, Juan Madrid, Sara Rosen­berg, Javier Maqua, San­tia­go Alba Rico, Car­los Fer­nán­dez Liria, Higi­nio Polo, Fran­cis­co Fer­nán­dez Buey, Fito Rodrí­guez, Car­los Tai­bo, Manuel Talens, Belén Gope­gui o Mar­ta Sanz; edi­to­res como José María Espar­za (Txa­la­par­ta), Eva Sas­tre (Hiru) y Cons­tan­tino Bér­to­lo (Caba­llo de Tro­ya); perio­dis­tas como Anto­nio Álva­rez Solís, Iña­ki Erraz­kin, Anto­nio Mai­ra, Car­los Tena, Alfre­do Gri­mal­dos y Pas­cual Serrano; acto­res y actri­ces como Ali­cia Her­mi­da, Vicen­te Cues­ta, Glo­ria Berro­cal, Juan Mar­ga­llo o Willy Tole­do; narra­do­res ora­les como Xose­ma­ri Carre­re y Qui­co Cada­val; artis­tas plás­ti­cos como Andrés Váz­quez de Sola, Paco Ber­nal y Kal­ve­lli­do; can­tau­to­res como Fer­mín Mugu­ru­za y el recien­te­men­te falle­ci­do Quin­tín Cabre­ra… Pue­den pare­cer una lis­ta lar­ga com­pa­ra­da con las de la dere­cha y la seu­do­iz­quier­da; pero es que en las ante­rio­res solo figu­ran los más des­ta­ca­dos miem­bros de sen­das fami­lias nume­ro­sí­si­mas, mien­tras que esta no sería fácil alar­gar­la mucho más (inclu­so pue­de que sobren algu­nos nom­bres) si solo inclui­mos en ella a cono­ci­dos pro­fe­sio­na­les del mun­do de la cul­tu­ra abier­ta­men­te com­pro­me­ti­dos con la lucha anti­ca­pi­ta­lis­ta. Sin olvi­dar, por otra par­te, que el menos mediá­ti­co de los inte­lec­tua­les y artis­tas orgá­ni­cos del nacio­nal­ca­to­li­cis­mo o de la social­de­mo­cra­cia lo es más que el más popu­lar de los nues­tros (pues aun­que algu­nos, como Ali­cia Her­mi­da y Willy Tole­do, apa­rez­can a menu­do en los medios, tie­nen muy pocas oca­sio­nes de decir lo que pien­san).

Pese a todo, no es un fren­te inope­ran­te, y lo que en algu­na oca­sión he defi­ni­do como la con­ver­sión de la cali­dad en can­ti­dad (ver # 131 en www​.nodo50​.org/​c​o​n​t​r​a​e​l​i​m​p​e​rio) ha dado resul­ta­dos nota­bles, como la pro­tes­ta con­tra la inva­sión de Iraq duran­te la cere­mo­nia de los Goya en 2003 o la defen­sa de la revo­lu­ción cuba­na tras la ofen­si­va de Pri­sa y sus inte­lec­tua­les a suel­do. Y con la con­so­li­da­ción de los lla­ma­dos medios alter­na­ti­vos se abre una nue­va eta­pa en la bata­lla de las ideas. Los movi­mien­tos socia­les, las orga­ni­za­cio­nes de base y quie­nes hemos hecho de la cul­tu­ra nues­tro ofi­cio tene­mos un nue­vo espa­cio, ili­mi­ta­do y por eso mis­mo incon­tro­la­ble, en el que con­ver­ger y arti­cu­lar­nos. No pode­mos des­apro­ve­char­lo.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *