EITB: la tele­vi­sión públi­ca como arma polí­ti­ca- EH Con­fi­den­cial

La MANIPULACIÓN de ayer de hoy

La situa­ción actual que se vive en EITB ha deja­do una vez más al des­cu­bier­to la tris­te reali­dad que des­de su naci­mien­to ha rodea­do al ente públi­co, y que no es otra que su «eter­na mani­pu­la­ción» por par­te de los gober­nan­tes de turno. Ayer el PNV, hoy el PSE y PP. Tris­te reali­dad. Los Antxon Urru­so­lo de aho­ra, son los Calle­ja de anta­ño, y por cier­to el inefa­ble crea­dor de la tele­ba­su­ra en ETB tam­bién estu­vo cuan­do gober­na­ba el PNV. Los Juan Car­los Vilo­ria de aho­ra son los Bin­gen Zupi­ria de antes, edi­tor de infor­ma­ti­vos y jefe de pren­sa de Ardan­za. Ain­tza­ne Boli­na­ga (mujer de Zupi­ria) es la mis­ma que hace años hacía tán­dem per­fec­to con su com­pa­ñe­ro Jose Maria Calle­ja. De infaus­to recuer­do aque­lla entre­vis­ta en la que estos dos perio­dis­tas ejer­cie­ron de inqui­si­do­res fren­te a los miem­bros de la izquier­da aber­tza­le, Flo­ren Aoiz y Kar­me­lo Lan­da. Tal fue el cli­ma de ten­sión que a mitad de la entre­vis­ta Lan­da deci­dió levan­tar­se e irse del pla­tó, más aguan­te tuvo Aoiz que ter­mi­nó des­qui­cian­do a los dos perio­dis­tas. Esta perio­dis­ta en la actua­li­dad diri­ge y pre­sen­ta el pro­gra­ma «Graf­fi­ti» de Radio Eus­ka­di. Por no men­cio­nar a los Juan Luis Biku­ña, Ugal­de, Oter­min… Este últi­mo des­ta­co en los años 90 por, entre otras actua­cio­nes, por cen­su­rar inter­ven­cio­nes de ber­tso­la­ris en el pro­gra­ma «Hitze­tik hor­tze­ra» por el hecho de lle­var cami­se­tas con el lema «Eus­kal Herria Aska­tu» o por la apa­ri­ción de micros con pega­ti­nas a favor de los pre­sos.

Muchos de los tra­ba­ja­do­res del ente públi­co cono­cían muchas veces su ingre­so en tele­vi­sión a tra­vés de la gen­te del batzo­ki de turno, algo que ya había suce­di­do con las pri­me­ras pro­mo­cio­nes de la Ertzain­tza, y des­de esos mis­mos batzo­kis se infor­ma­ba de las carac­te­ris­ti­cas ideo­ló­gi­cas de los aspi­ran­tes.

La cen­su­ra de ima­ge­nes de car­gas poli­cia­les o decla­ra­cio­nes que en ese momen­to no bene­fi­cia­ban al par­ti­do en el poder han sido una cons­tan­te a lo lar­go de los años en EITB. No reco­no­cer esto es des­co­no­cer la reali­dad. Uno de los pri­me­ros ejem­plos de cen­su­ra direc­ta lle­ga­ría en 1990 con moti­vo del fune­ral del pre­so de ETA Jose­ba Asen­sio, muer­to en la cár­cel. Cono­ci­das son las fotos de aque­llas per­so­nas lle­van­do al hom­bro el ataúd por las calles de Bil­bo, mien­tras la Poli­cia espa­ño­la apa­lea­ba sal­va­je­men­te a fami­lia­res y ami­gos has­ta el pun­to de tirar el fere­tro al sue­lo. ETB dis­po­nía de unas esca­lo­frian­tes ima­ge­nes que aquel dia no vie­ron la luz.

Actua­cio­nes de la Ertzain­tza, como ejem­plo el cemen­te­rio de Tolo­sa en 1995 con la lle­ga­da de los cuer­pos de Lasa y Zaba­la, mani­fes­ta­cio­nes…, no sea­mos cini­cos e inten­te­mos poner ven­das en los ojos de milla­res de per­so­nas naci­das en este pue­blo y con bue­na memo­ria. La mani­pu­la­cion infor­ma­ti­va en el ente públi­co ha exis­ti­do siem­pre, lo que suce­de que nos hemos dado cuen­ta que aun sien­do lo de antes poco edi­fi­can­te, lo de aho­ra resul­ta paté­ti­co a la vez que deni­gran­te.
Me vie­nen a la memo­ria unas pala­bras de la perio­dis­ta Mirentxu Purroy: «la fal­si­fi­ca­ción infor­ma­ti­va es un arma polí­ti­ca de muy alta pre­ci­sión. Es ren­ta­ble duran­te un tiem­po. Pare­ce que auto­glo­ri­fi­ca. Pero nun­ca es anó­ni­ma y aca­ba pudrien­do a sus auto­res y cola­bo­ra­do­res» , No hay nada más que aña­dir.

Con el cam­bio de Gobierno hemos asis­ti­do a un «qui­ta­te tú, que aho­ra me toca a mí a los míos», algo nada nove­do­so. Todos los direc­to­res de EITB has­ta la fecha tenían rela­ción direc­ta con el par­ti­do que osten­ta­ba la Lehen­da­ka­ritza: Ama­ti­ño (can­di­da­to a alcal­de por el PNV en Eibar, jefe de pren­sa de Imaz), Goror­do (alcal­de de Bil­bo PNV), Ortuon­do (alcal­de PNV en Bil­bo y Euro­par­la­men­ta­rio jel­tza­le), Zarraoa (alcal­de PNV de Getxo), Ortu­zar (pre­si­den­te BBB), Zupi­ria, que fue direc­tor en fun­cio­nes has­ta la entra­da de Surio había sido jefe de pren­sa de Ardanza.Toda una lec­ción de impar­cia­li­dad.

Los par­ti­dos en el poder supe­di­tan a sus intere­ses la poli­ti­ca infor­ma­ti­va y la getión de la radio y tele­vi­sio­nes públi­cas. Lo han hecho antes y lo siguen hacien­do aho­ra. Las pala­bras que hace unos días pro­nun­cia­ba el cate­drá­ti­co audio­vi­sual Enri­que Bus­ta­man­te arro­jan algo más de luz al tema: «el mayor pro­ble­ma de la tele­vi­sión públi­ca no son ni la frag­men­ta­ción de la audien­cia, ni el des­em­bar­co de laTDT ni las limi­ta­cio­nes pre­su­pues­ta­rias. La mayor ame­na­za para las tele­vi­sio­nes publi­cas son los gobier­nos de los que depen­den». Esta es la lacra que arras­tra­mos duran­te años, la fal­ta de inde­pen­den­cia en un ente públi­co.

Lle­ga­da al poder de PSE-PP: EITB, el oscu­ro obje­to de deseo

Tras el pasao simu­la­cro elec­to­ral, el tán­dem PSE-PP diri­gi­do por López lle­ga­ba a Aju­ria Enea mos­tran­do una sóli­dez artif­cial y vir­tual gra­cias a unas medi­das de excep­cio­na­li­dad que deja­ban a la ante­rior cuar­ta fuer­za polí­ti­ca del Par­la­men­to de Gas­teiz sin opción de pre­sen­tar­se a las comi­cios. Un mun­do de fic­ción comen­za­ba su anda­du­ra. Esta situa­ción venía coci­nan­do­se des­de años atrás cono­ce­do­res de que la úni­ca mane­ra de lograr el poder era hacien­do tram­pas en el table­ro. Y así lo hicie­ron. Una vez logra­do, dedi­ca­ron todos sus esfuer­zos en des­man­te­lar gran par­te de la ante­rior estruc­tu­ra del ente públi­co y comen­za­ron a poner en prác­ti­ca el plan de acción urdi­do años atrás, como caza­dor que espe­ra aga­za­pa­do a su pre­sa entre la male­za, y en el momen­to pre­ci­so acer­se con la pie­za, el tro­feo: EITB. Así, des­de el revan­chis­mo y las ansias de con­trol y poder, aco­me­tie­ron des­de el pri­mer día ambos par­ti­dos, la entra­da en el ente públi­co.

Pocos dias des­pués de las elec­cio­nes la perio­dis­ta Tonia Etxa­rri, a la pos­tre, mujer del actual jefe de Poli­ti­ca de EITB, Juan Car­los Vilo­ria, plas­ma­ba negro sobre blan­co las pro­xi­mas líneas de actua­ción del gobierno López, vis­to lo vis­to, sabía muy bien de lo que habla­ba. Decía Etxa­rri:
«La línea de EITB debe­rá dar un giro de 180 gra­dos. No sólo en las licen­cias que se han per­mi­ti­do duran­te todos estos años en los jue­gos mala­ba­res sobre la geo­gra­fía vas­ca, que ha exten­di­do sus domi­nios has­ta la zona del sur­oes­te fran­cés, sal­tán­do­se todos los días y en todos los infor­ma­ti­vos la deli­mi­ta­ción mar­ca­da en el pro­pio Esta­tu­to de auto­no­mía»
Dicho y hecho, su com­pa­ñe­ro en Vocen­to, Alber­to Surio, asu­mía el car­go de Direc­tor Gene­ral de EITB, el perio­dis­ta de TVE, Miguel Angel Idi­go­ras, direc­tor de la tele­vi­sión públi­ca, y meses más tar­de, su pro­pio mari­do, Juan Car­los Vilo­ria, perio­dis­ta de ABC y El Correo, se con­ver­ti­ria en el Jefe del área de Poli­ti­ca de ETB. Los ancla­jes para los «180 gra­dos» de los que habla­ba Etxa­rri, ya esta­ban pues­tos, aho­ra que­da­ba el obse­si­vo tema del mapa del tiem­po, la perio­dis­ta lo lla­ma «jue­gos mala­ba­res sobre la geo­gra­fia», pues dicho y hecho tam­bién. Por arte de magia, de la noche a la maña­na des­cu­bri­mos como el mapa de Eus­kal Herria se difu­mi­na en el plas­ma y nos que­da­mos sin saber el tiem­po que ten­dre­mos en Ipa­rral­de, pero sabre­mos si hace buen tiem­po o no, en Logro­ño o en zonas de Ara­gón. La fal­ta de razón y cohe­ren­cia con­lle­va al pate­tis­mo más ran­cio.

No deja de tener su gra­cia que la mujer perio­dis­ta del que a la pos­tre se con­ver­ti­ría en el jefe de poli­ti­ca de EITB, y ambos com­pa­ñe­ros de tra­ba­jo del actual Direc­tor gene­ral del ente, publi­que sema­nas antes en su perio­di­co de cabe­ce­ra, la línea de actua­ción lle­va­da a cabo a pos­te­rio­ri. Asom­bro­so.
Otra de las per­las de Etxa­rri (El Correo /​23 – 3‑2009): «arrin­co­nar los men­sa­jes que has­ta aho­ra han jus­ti­fi­ca­do la exis­ten­cia del terro­ris­mo de ETA, espe­cial­men­te en las ter­tu­lias». Dicho y hecho. Se pro­du­ce una lim­pie­za de per­so­nas de ideo­lo­gía aber­tza­le y pro­gre­sis­tas de todas las ter­tu­lias de EITB, y, ¿a que no sabéis quien pasa a engro­sar la lis­ta de opi­na­do­res ofi­cia­les de la tele­vi­sión públi­ca? Pues sí, ella mis­ma, Tonia Etxa­rri. Si no fue­se por lo gra­ve del asun­to, esto pare­ce­ría más una peli­cu­la de Ber­lan­ga.
Decía un ex pre­si­den­te de EEUU, Harry S. Tru­man: «Si no pue­des con­ven­cer­les, con­fun­de­les». Pues eso.

Basa­goi­ti lo apren­dió de Fra­ga

En 1989 Manuel Fra­ga lle­gó a la pre­si­den­cia de la Xun­ta de Gali­cia. Por aquel año la TVG lle­va­ba en ante­na unos años. Al igual Basa­goi­ti y López, cuan­do no se habían cum­pli­do los cien dias de man­da­to, el ex minis­tro de Fran­co, a tra­vés del per­so­nal a sus orde­nes, soli­ci­tó un infor­me sobre los perio­dis­tas de los medios de comui­ca­ción publi­cos, de sus curri­cu­lum, de sus afi­ni­da­des ideo­ló­gi­cas. Esto fue des­ta­pa­do por Dia­rio 16 y dias más tar­de publi­ca­do por Xosé Her­mi­da en El País (14−5−1990).
Se demos­tra­ría que fue el pro­pio Fra­ga con su cali­gra­fia qué perio­dis­tas debían subir, y bajar, o cómo debían reor­ga­ni­zar­se los car­gos direc­ti­vos. Años antes, cuan­do RTVE era acu­sa­da de estar en manos del Gobierno del PSOE, la TVG aun no había vis­to la luz, era Fra­ga quien se atre­vía a opi­nar al res­pec­to: «la tele­vi­sión en manos del Gobierno des­equi­li­bra cual­quier demo­cra­cia. Mien­tras la tele­vi­sión en Espa­ña sea lo que es no habrá cosa pare­ci­da a una demo­cra­cia dig­na de ese nom­bre». Esta vis­to que el cinis­mo no tie­ne lími­tes.

La lle­ga­da de Alber­to cen­Su­rio

Nada más lle­gar a la direc­ción de EITB, el perio­dis­ta de Vocen­to dejo cla­ras sus inten­cio­nes des­pren­dien­do­se de todas las voces «enemi­gas» posi­bles de pro­gra­mas, ter­tu­lias, infor­ma­ti­vos…, y comen­za­ba a impo­ner su polí­ti­ca. En octu­bre de 2009 se pro­du­cían las deten­cio­nes de dife­ren­tes miem­bros de la izquier­da aber­tza­le con Ote­gi al fren­te. La infor­ma­ción de esta noti­cia le cos­tó el pues­to a la edi­to­ra del infor­ma­ti­vo y a ren­glón segui­do la jefa de Poli­ti­ca de infor­ma­ti­vos pre­sen­ta­ría su dimi­sión. Pare­ce ser que las decla­ra­cio­nes en con­tra de dis­tin­tos poli­ti­cos y agen­tes socia­les que la edi­to­ra pre­ten­día que vie­ran la luz en el infor­ma­ti­vo, no eran del agra­do del cen­sor, y les cos­tó caro.
Qui­zás Surio había mama­do la doc­tri­na del direc­tor gene­ral de RTVE con el PP, Jose Anto­nio Sán­chez, quién no se rubo­ri­zó al expli­car lo siguien­te en una Comi­sión de Con­trol al ente:
«En los infor­ma­ti­vos de TVE se da lo que dice su direc­tor, que para eso está y para eso se le paga, para que sea el que diga con qué se abre un tele­dia­rio, qué infor­ma­ción se da y qué infor­ma­ción no se da. Si las infor­ma­cio­nes las tuvie­ran que dar los redac­to­res y no el direc­tor, sobra­ría el direc­tor. Por lo tan­to lo que usted lla­ma mani­pu­la­ción es una for­ma nor­mal y común de tra­ba­jar en cual­quier par­te del mun­do, don­de solo se dice, se publi­ca y se edi­ta lo que dice el que man­da, que es el direc­tor, que para eso está» (26−3−2003) Ave César, los que van a infor­mar te salu­dan…, si a usted no le moles­ta.

A su lle­ga­da el bueno de Surío decla­ró que: «el ente será un ser­vi­cio públi­co com­pro­me­ti­do con los valo­res demo­crá­ti­co, con la cau­sa de la paz y de la con­vi­ven­cia y con el plu­ra­lis­mo». Lo del plu­ra­lis­mo no deja de tener su gra­cia, cuan­do des­de su lle­ga­da se ha encar­ga­do de lim­piar los deba­tes y ter­tu­lias de gen­te incó­mo­da, y por otro lado, el PSE-PP impo­nien­do en el Con­se­jo de Admi­nis­tra­ción de EITB una repre­sen­ta­ción sin­di­cal que vul­ne­ra las reglas demo­crá­ti­cas de la mayo­ria.

Las inten­cio­nes del Bipar­ti­to y de Surio han que­da­do plas­ma­das por escri­to en los Pre­su­pues­tos para 2011 del Depar­ta­men­to de Cul­tu­ra, que en su pági­na 262 admi­te que «uno de los obje­ti­vos de los infor­ma­ti­vos de ETB es desa­rro­llar los aspec­tos esen­cia­les del acuer­do de gobierno entre PSE y PP». De esta mane­ra se pone negro sobre blan­co la rela­ción entre ETB y el acuer­do «Bases para el cam­bio demo­crá­ti­co al ser­vi­cio de la socie­dad vas­ca». Qui­zás nun­ca se había lle­ga­do a expli­ci­tar de mane­ra tan públi­ca y sin pudor alguno, la mani­pu­la­ción orques­ta­da de un medio de comu­ni­ca­ción públi­co por par­te de dos par­ti­dos polí­ti­cos. Una bofe­ta­da más a la inde­pen­den­cia infor­ma­ti­va, a la obje­ti­vi­dad. La perio­dis­ta de El Pais Sole­dad Galle­go-Diaz teo­ri­zó hace unos años al res­pec­to: «para mejo­rar (…) las tele­vi­sio­nes no hace fal­ta que (…) sus res­pec­ti­vos res­pon­sa­bles sean unos genios, ni tan siquie­ra que sean per­so­nas extra­ña­men­te aje­nas a cual­quier plan­tea­mien­to poli­ti­co o ideo­lo­gi­co. Lo que hace fal­ta es que, diri­ja quien diri­ja los medios (…), se decla­ren inde­pen­dien­tes, socia­lis­tas, cen­tris­tas, teó­so­fos o car­lis­tas de cora­zon, estén obli­ga­dos a seguir unas deter­mi­na­das nor­mas de fun­cio­na­mien­to y que se les pue­da exi­gir su cum­pli­mien­to escru­pu­lo­so, bajo pena de cese» .

Audien­cias: refle­jo de la dura reali­dad

La situa­ción en octu­bre refle­ja­ba que ETB‑2 obte­nía un 7,7% de audien­cia, y ETB‑1 con un pési­mo 1,7%, en resu­men, en poco mas­de año y medio el ente públi­co ha per­di­do el 50% de audien­cia en ETB‑1 y el 45% en ETB‑2, sitúan­do­se por detrás de Cua­tro y La Sex­ta. Caí­da libre y sin visos de mejo­ra.
Cono­ci­do era que la gen­te del PNV daría la espal­da al canal públi­co una vez que cam­bia­se la direc­ción del mis­mo, y esto se ha suma­do a la cir­cuns­tan­cia obvia, que los que antes no veían ETB (afi­nes al PSE-PP) aho­ra siguen sin ver­lo. Todo ello hace que la caí­da sea monu­men­tal y que Onda Vas­ca crez­ca en detri­men­to de Radio Eus­ka­di o que los Tele­be­rris no los vea casi ni Surio.
Surio que deci­dió colo­car a Antxon Urru­so­lo al man­do de las tar­des de ETB‑2 con su pro­gra­ma Aspal­di­ko, se ha vis­to obli­ga­do a des­pe­dir­lo por moti­vos más que obvios, al mar­gen de su acti­tud des­pó­ti­ca con par­te de los tra­ba­ja­do­res. Nada nue­vo bajo el sol. Si a esto le suma­mos que el PP de Basa­goi­ti quie­re intro­du­cir el cas­te­llano en ETB‑1…

Ante tan­to des­ca­la­bro, exis­te un dato a tener en cuen­ta y con lec­tu­ra posi­ti­va, este es, el aumen­to de audien­cia de Eus­ka­di Irra­tia, aun con los cam­bios exis­ten­tes, la emi­so­ra demues­tra ser «algo dife­ren­te», y deno­ta que el com­po­nen­te humano ha con­se­gui­do man­te­ner una plu­ra­li­dad, algo que en Radio Eus­ka­di no ha suce­di­do. Por cier­to, en esta ulti­ma ha regre­sa­do Almu­de­na Cacho tras su anda­du­ra por Pun­to Radio. Ahí que­da eso.

A menu­do oímos que Cata­lun­ya es dife­ren­te, y en algo deben tener razón. Solo hace unos días en unas jor­na­das sobre medios de comu­ni­ca­ción, la direc­to­ra de TV3, Móni­ca Terri­bas, hacía la siguien­te refle­xión:

«las tele­vi­sio­nes auto­nó­mi­cas son pie­zas fun­da­men­ta­les para refle­jar e inter­pre­tar la socie­dad en la que sur­gen, para hacer pais, para com­par­tir emo­cio­nes, pun­tos de vis­ta, expe­rien­cias, un ser­vi­cio públi­co del que la audien­cia espe­ra y desea algo muy con­cre­to: que res­pon­dan a la legi­ti­mi­dad que his­to­ri­ca­men­te se han gana­do» (noviem­bre 2010). ¿a que le sona­rá al señor Surío eso de «hacer país» ?

Mien­tras un medio publi­co esté en manos del poder polí­ti­co segui­re­mos vivien­do acti­tu­des como las que, por des­gra­cia, hemos vivi­do a lo lar­go de los años y que hoy por hoy segui­mos vivien­do. Esta es la cru­da reali­dad infor­ma­ti­va. Como diría un artis­ta en el arte de la mani­pu­la­ción, «así ha sido y así se lo hemos con­ta­do».

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *