Comu­ni­ca­do del colec­ti­vo de [email protected] [email protected] de SRI, del PCE ® y de los GRAPO

El obje­to de este comu­ni­ca­do es denun­ciar la cam­pa­ña de ensa­ña­mien­to y ani­qui­la­ción que está lle­van­do a cabo el Esta­do fas­cis­ta y terro­ris­ta espa­ñol con­tra el Colec­ti­vo de Pre­sos Polí­ti­cos del PCE® y de los GRAPO.

Aun­que esta situa­ción no es nue­va, pues lle­va­mos ya muchos años sopor­tan­do un plan meticu­losa­men­te dise­ña­do para que rene­gue­mos de nues­tras ideas demo­crá­ti­co-revo­lu­cio­na­rias y para que aban­do­ne­mos nues­tra jus­ta línea de Resis­ten­cia, en los últi­mos tiem­pos esa cam­pa­ña se ha incre­men­ta­do de for­ma sig­ni­fi­ca­ti­va en todos los terre­nos, empe­zan­do por el judi­cial. Si siem­pre hemos denun­cia­do que los jui­cios cele­bra­dos en la Audien­cia Nacio­nal son una autén­ti­ca far­sa, últi­ma­men­te se ha dado un paso más en ese sen­ti­do con la cele­bra­ción de con­ti­nuos mon­ta­jes jurí­di­co-poli­cia­les para encar­ce­lar de por vida a Manuel Pérez Mar­tí­nez, Secre­ta­rio Gene­ral del PCE® o para con­de­nar a cade­na per­pe­tua a otros diri­gen­tes comu­nis­tas como Juan Gar­cía Mar­tín. Habría que retro­ce­der a la épo­ca fran­quis­ta, en la que los tri­bu­na­les mili­ta­res apli­ca­ban sin des­can­so las leyes de «repre­sión de la maso­ne­ría y el comu­nis­mo» o las de «ban­di­da­je y terro­ris­mo» para encon­trar una situa­ción simi­lar en ese terreno.

Hoy, esos mon­ta­jes pue­den tener lugar no sólo gra­cias al arse­nal de leyes repre­si­vas, las lla­ma­das «anti­te­rro­ris­tas», de las que se ha dota­do el Esta­do, sino par­ti­cu­lar­men­te a la últi­ma de ellas, a la fas­cis­ta Ley de Par­ti­dos, espe­cial­men­te dedi­ca­da a cri­mi­na­li­zar a las orga­ni­za­cio­nes de la resis­ten­cia polí­ti­ca, como es el caso del PCE®, las de soli­da­ri­dad con los pre­sos polí­ti­cos o las de la izquier­da aber­tza­le que en el País Vas­co luchan por­que se reco­noz­ca su pro­gra­ma inde­pen­den­tis­ta y el dere­cho del pue­blo vas­co a la auto­de­ter­mi­na­ción. Tam­po­co pode­mos olvi­dar que esa ley pen­de como una espa­da sobre el futu­ro de orga­ni­za­cio­nes sin­di­ca­les inde­pen­dien­tes, de jóve­nes anti­fas­cis­tas o de cual­quier otro colec­ti­vo que se radi­ca­li­ce al calor de la lucha de cla­ses.

Los pre­sos polí­ti­cos somos los rehe­nes con que el Esta­do pre­ten­de chan­ta­jear al con­jun­to del movi­mien­to de resis­ten­cia orga­ni­za­do. Para ello ini­ció su polí­ti­ca de dis­per­sión y de ais­la­mien­to, ale­ján­do­nos cien­tos de km. de nues­tro entorno fami­liar y man­te­nién­do­nos a la mayo­ría en régi­men de abso­lu­to ais­la­mien­to. Esa cri­mi­nal polí­ti­ca sigue dan­do vuel­tas de tuer­ca: impi­dien­do nues­tras comu­ni­ca­cio­nes escri­tas, difi­cul­tan­do y en algu­nos casos supri­mien­do las comu­ni­ca­cio­nes con fami­lia­res y ami­gos, impo­nien­do humi­llan­tes cacheos a nues­tros alle­ga­dos, etc.

Su sed de ven­gan­za no pare­ce tener lími­tes. No con­ten­tos con impo­ner­nos dece­nas de años de cár­cel, el Esta­do fas­cis­ta espa­ñol se sacó de la man­ga la lla­ma­da Doc­tri­na Parot, gra­cias a la cual un buen núme­ro de pre­sos polí­ti­cos que ya habían cum­pli­do su con­de­na siguen en pri­sión. Este es el caso de Xai­me Simón Quin­te­la que lle­va más de 25 años encar­ce­la­do y a quien se le ha pro­lon­ga­do por 10 años más. Otro tan­to cabe decir del man­te­ni­mien­to en pri­sión de los pre­sos polí­ti­cos gra­ve­men­te enfer­mos, como Paco Cela Seoa­ne, Lau­reano Orte­ga Orte­ga, Car­men Muñoz Mar­tí­nez, Manuel Aran­go Rie­go, Mª José Baños Andu­jar, Isa­bel Apa­ri­cio Sán­chez y algu­nos otros, cuya libe­ra­ción inme­dia­ta exi­gi­mos.

Como es lógi­co, cual­quier pre­so desea salir de pri­sión y noso­tros no somos una excep­ción, pero no fui­mos encar­ce­la­dos por una cues­tión per­so­nal, sino por nues­tras ideas, y si sali­mos de ella será para defen­der las mis­mas ideas y pro­yec­tos demo­crá­ti­co-revo­lu­cio­na­rios por los que en su día fui­mos encar­ce­la­dos, de lo con­tra­rio aquí segui­re­mos.

Por todo ello, a par­tir del 1 de diciem­bre comen­za­re­mos unas jor­na­das de ayuno que, en prin­ci­pio, serán todos los mar­tes y vier­nes, tenien­do muy pre­sen­te que los com­pa­ñe­ros enfer­mos y los que lle­van más de vein­te años en pri­sión y han par­ti­ci­pa­do en lar­gas huel­gas de ham­bre podrían empeo­rar su ya deli­ca­do esta­do de salud.

¡Dero­ga­ción de la Ley de Par­ti­dos!
¡Libe­ra­ción inme­dia­ta de los pre­sos polí­ti­cos gra­ve­men­te enfer­mos y de los que ya han cum­pli­do su con­de­na!
¡Reuni­fi­ca­ción de todos los pre­sos del PCE® y de los GRAPO en una mis­ma pri­sión!

Octu­bre, 2010

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *