Todas las con­de­nas no son igua­les- Martxe­lo Diaz

Alfre­do Pérez Rubal­ca­ba, el que mues­tra per­ma­nen­te­men­te su intran­si­gen­cia hacia los vas­cos, se ha teni­do que tra­gar el sapo de tener que aguan­tar imper­té­rri­to la sar­ta de men­ti­ras del minis­tro marro­quí del Inte­rior, Taieb Cher­kaoui, que en Madrid lle­gó a decir, a su lado, que la Poli­cía de Rabat des­man­te­ló el cam­pa­men­to saha­raui sin vio­len­cia y que la cul­pa de todo era de la pren­sa espa­ño­la, que mien­te más que habla. Rubal­ca­ba no con­de­nó lo suce­di­do, pese a que en el con­flic­to vas­co está todo el día erre que erre pidien­do con­de­nas.

Si se apli­ca­se el mis­mo cri­te­rio que el PSOE emplea con la izquier­da aber­tza­le, ya habrían sali­do voces recla­man­do al fis­cal de turno que ile­ga­li­za­se inme­dia­ta­men­te la for­ma­ción de José Luis Rodrí­guez Zapa­te­ro por su com­pli­ci­dad en la masa­cre que han pade­ci­do los saha­rauis.

Pero el cinis­mo no es exclu­si­vo en este caso del PSOE, ya que el PP tam­bién tie­ne una bue­na dosis. Altos car­gos del par­ti­do dere­chis­ta, como Este­ban Gon­zá­lez Pons, secre­ta­rio de Comu­ni­ca­ción, tuvie­ron la cara dura de colo­car­se en la cabe­za de la mani­fes­ta­ción que se cele­bró en Madrid el domin­go pasa­do. Allí esta­ba el tío, imper­té­rri­to com­par­tien­do pan­car­ta con toda la fami­lia Bar­dem, la mis­ma a la que han cri­ti­ca­do has­ta la sacie­dad, y otros miem­bros de la «cua­dri­lla de la ceja».

Y tam­bién tie­ne su bue­na dosis de cinis­mo e hipo­cre­sía Rosa Díez, la líder de UPyD, que tam­bién par­ti­ci­pó en la mis­ma movi­li­za­ción y ha repe­ti­do en más de una oca­sión que defien­de el dere­cho de auto­de­ter­mi­na­ción del pue­blo saha­raui. Será del pue­blo saha­raui por­que, des­de su fun­da­ción, la línea ideo­ló­gi­ca de la for­ma­ción espa­ño­lis­ta que pre­si­de ha sido negar la voz y la pala­bra al pue­blo vas­co.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *