Con­cen­tra­ción con­tra las reda­das racis­tas en Bil­bo- Sare Anti­fa­xis­ta

La con­cen­tra­cion ha sido vigi­la­da, muy de cer­ca, por poli­cia muni­ci­pal y las F.S.E de la C.A.V

SOS Arra­za­ke­ria eta Sare Anti­fa­xis­ta, Bil­bo * E.H
Esta tar­de, mas de cien per­so­nas, con­vo­ca­das por SOS Arra­za­ke­ria y con el apo­yo de las orga­ni­za­cio­nes: Harre­siak Apur­tuz, Berriotxoak, Mbo­lo Moy Doo­le, Sare Anti­fa­xis­ta, Alter­na­ti­ba, Cen­tro Ella­cu­ria, etc… nos hemos con­cen­tra­do en barrio de San Fran­cis­co con­tra las reda­das poli­cia­les racis­tas.
A su ter­mino sea lei­do el siguien­te comu­ni­ca­do:

El pasa­do mar­tes, dece­nas de per­so­nas fue­ron dete­ni­das en la calle Gar­cía Sala­zar mien­tras hacían cosas del día a día: com­prar car­ne, ir a la pelu­que­ría, lla­mar a algún fami­liar des­de el locu­to­rio… No las detu­vie­ron bajo la sos­pe­cha de haber come­ti­do algún deli­to. Su úni­co deli­to era no tener la piel blan­ca. La poli­cía nacio­nal y la muni­ci­pal se dedi­ca­ron a pedir docu­men­ta­ción a las per­so­nas negras y a las que tenían ras­gos magre­bíes. Se lle­va­ron a quie­nes en ese momen­to no tenían pape­les. Denun­cia­mos que esa actua­ción es racis­ta y, por tan­to, ile­gal.
Este tipo de ope­ra­cio­nes se ven­den como una for­ma de luchar con­tra la inmi­gra­ción ile­gal y la inse­gu­ri­dad ciu­da­da­na. Hoy que­re­mos decir bien cla­ro que nin­gu­na per­so­na es ile­gal. Que estar sin pape­les no supo­ne come­ter un deli­to. Y que quie­nes no tene­mos pape­les, no es por­que no que­ra­mos, sino por­que la Ley de Extran­je­ría nos obli­ga a pasar muchos años en situa­ción irre­gu­lar para con­se­guir un per­mi­so de resi­den­cia. Esta­mos har­tas de que la cla­se polí­ti­ca y los medios de comu­ni­ca­ción rela­cio­nen inmi­gra­ción e inse­gu­ri­dad.
Noso­tros y noso­tras tam­bién somos veci­nas de San Fran­cis­co, ciu­da­da­nas de Bil­bao. Noso­tras tam­bién que­re­mos vivir en un barrio tran­qui­lo y segu­ro. Un barrio en el que poda­mos hacer la com­pra o char­lar en la ace­ra sin que nos pare la poli­cía. Un barrio en el que se den solu­cio­nes socia­les a pro­ble­mas reales. El Ayun­ta­mien­to lan­za pla­nes para reha­bi­li­tar el barrio, pero lo man­tie­ne reple­to de poli­cía como si se tra­ta­ra de un esta­do de excep­ción. ¿Pre­ten­de así con­ver­tir San Fran­cis­co en un barrio de van­guar­dia? ¿Cómo va la gen­te a acer­car­se a nues­tros comer­cios si cada vez que cru­zan el puen­te se encuen­tran con imá­ge­nes pro­pias de pelí­cu­las de acción?
La Ley de Extran­je­ría no solu­cio­na nin­guno de los pro­ble­mas reales de la ciu­da­da­nía y en cam­bio hace que en nues­tra socie­dad haya per­so­nas de pri­me­ra y segun­da cate­go­ría. Más aún, pro­vo­ca sufri­mien­to. ¿Se ima­gi­nan los res­pon­sa­bles del Ayun­ta­mien­to qué se sien­te pasan­do una fies­ta tan espe­cial como la del Cor­de­ro en el cala­bo­zo? ¿Qué se sien­te con una orden de expul­sión en la mano que pue­de poner fin a nues­tros sue­ños?
Por todo ello, recla­ma­mos unas ciu­da­des sin fron­te­ras, libres de dis­cri­mi­na­ción y racis­mo.
¡La Ley de Extran­je­ría es una por­que­ría!
¡Nin­gu­na per­so­na es ile­gal

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *