Cuan­do el homi­ci­dio no es homi­ci­dio- Mumia Abu Jamal

Al sen­ten­ciar al poli­cía del metro BART, Johan­nes Meh­ser­le, por el ase­si­na­to de Oscar Grant, el sis­te­ma anun­cia su valo­ra­ción de la vida de un joven negro de Oakland, Cali­for­nia.

Meh­ser­le reci­bió una sen­ten­cia de sólo dos años. Con cré­di­tos por tiem­po cum­pli­do y buen com­por­ta­mien­to, es pro­ba­ble que no pase más de sie­te meses en pri­sión por haber mata­do a un hom­bre. Per­dón. Por haber mata­do a un hom­bre negro.

A final de cuen­tas, Meh­ser­le pue­de ter­mi­nar pasan­do menos tiem­po en la cár­cel que el rape­ro Li’l Way­ne, quien sola­men­te esta­ba en pose­sión de un arma en lugar de usar­la.

Y ahí está la his­to­ria del com­ple­jo indus­trial car­ce­la­rio en Esta­dos Uni­dos: quién cum­ple cuán­to tiem­po para qué.

¿Pue­den ima­gi­nar cual­quier con­jun­to de hechos, cual­quier con­ver­gen­cia de posi­bi­li­da­des, per­so­na­li­da­des o des­ti­nos que pudie­ran haber colo­ca­do a Grant como el tira­dor y a Meh­ser­le como el balea­do de muer­te, resul­tan­do en una sen­ten­cia de sie­te meses en pri­sión para Grant? Yo tam­po­co.

Creo que eso lo dice todo.

Des­de el corre­dor de la muer­te soy Mumia Abu-Jamal.

–© ’10 maj
07 de noviem­bre de 2010
Audio gra­ba­do por Noe­lle Han­rahan: www​.pri​son​ra​dio​.org
Tex­to cir­cu­la­do por Fati­rah [email protected]​aol.​com
Tra­duc­ción [email protected] de Mumia, Méxi­co

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *