La denun­cia silen­cio­sa – Mikel Ari­za­le­ta

1.- ¿Por qué un DIPUTADO con tan sólo SIETE AÑOS DE EJERCICIO, ya opta a la JUBILACIÓN con todos sus dere­chos y un TRABAJADOR nece­si­ta 35 AÑOS?

2.- Un espa­ñol tie­ne una PENSIÓN MÁXIMA de 32.000 euros anua­les, pero los polí­ti­cos tie­nen dere­cho a PENSIONES VITALICIAS muy supe­rio­res. 74.000 euros en el caso de los pri­me­ros espa­das de La Cas­ta. Ade­más estas pen­sio­nes no son INCOMPATIBLES con otros suel­dos de la Admi­nis­tra­ción o con otras acti­vi­da­des eco­nó­mi­cas. Un dipu­tado o sena­dor tie­ne que estar sólo sie­te años en el car­go para optar a la pen­sión máxi­ma (32.000 euros), mien­tras que un tra­ba­ja­dor autó­no­mo o por cuen­ta aje­na nece­si­ta 35 años coti­za­dos.

3.- La reten­ción de las nómi­nas de dipu­tados y sena­do­res es sólo del 4,5%

AZNAR, JOSÉ MARÍA: es el úni­co ex pre­si­den­te del Gobierno que ha soli­ci­ta­do el suel­do vita­li­cio que supo­ne sen­tar­se en el Con­se­jo de Esta­do: 74.000 euros anua­les. Nómi­na que pre­ten­día sumar a la de eje­cu­ti­vo del mag­na­te de la pren­sa Rupert Mur­doch. Se lo dene­ga­ron pero le salió ren­ta­ble. Aznar renun­ció por un suel­do de 220.000 euros al año, tres veces más de lo que cobra­ba como con­se­je­ro de Esta­do. [Resul­ta difí­cil cifrar, como en el caso de otros ex pre­si­den­tes, cuán­to dine­ro suman sus acti­vi­da­des pri­va­das y públi­cas].

ABSENTISMO: no exis­ten datos ofi­cia­les sobre la fal­ta al tra­ba­jo de los polí­ti­cos o al menos no se han hecho públi­cos.

AVIONES: los dipu­tados pue­den uti­li­zar a su anto­jo con car­go a las arcas del Esta­do avio­nes, tre­nes o bar­cos. Dis­po­nen de 5.000.000 de euros al año para via­jes.

BONO, JOSÉ: entre suel­do y com­ple­men­tos, el pre­si­den­te del Con­gre­so cobra 13.856 euros al mes: 3.126 por dipu­tado, 3.605 como com­ple­men­to, 3.915 para gas­tos de repre­sen­ta­ción y 3.210 de libre dis­po­si­ción. Las dos últi­mas par­ti­das suman más de 6.000 euros men­sua­les para comi­das, rega­los y actos de pro­to­co­lo. Todo este dine­ro sin con­tar las indem­ni­za­cio­nes pre­vis­tas por ley para sufra­gar «gas­tos que sean indis­pen­sa­bles para el ejer­ci­cio de su fun­ción».

BOTELLA, JOSÉ: el cuña­do de José María Aznar fue ficha­do en Bru­se­las, des­de las ofi­ci­nas del PP en esa capi­tal. En el tri­bu­nal que lo exa­mi­nó para fun­cio­na­rio esta­ba un miem­bro deter­mi­nan­te, Gerar­do Galeo­te, que pre­si­día la dele­ga­ción popu­lar en Euro­pa. En menos de dos años el her­mano de Ana Bote­lla se blin­dó con un suel­do euro­peo para toda la vida.

CALDERA, JESÚS: el ex minis­tro de Tra­ba­jo y Asun­tos Socia­les reci­be 6.319 euros men­sua­les por su esca­ño en la cáma­ra baja, don­de redon­dea su suel­do como vocal de la Dipu­tación Per­ma­nen­te y pre­si­den­te de una comi­sión. Cuan­do era minis­tro subió el sala­rio míni­mo a 600 euros. Cua­tro años des­pués, su suel­do es 10 veces supe­rior a esa cifra, que reci­be sim­ple­men­te por no abrir la boca. Cal­de­ra no ha pre­sen­ta­do ni una sola ini­cia­ti­va ni ha inter­ve­ni­do en el Con­gre­so des­de que comen­zó la actual legis­la­tu­ra. Al final, cobra­rá en 2009 más de 120.000 euros por los ser­vi­cios pres­ta­dos.

CARGOS: hay 8.112 alcal­des, 65.896 con­ce­ja­les, 1.206 par­la­men­ta­rios auto­nó­mi­cos, 1.031 dipu­tados pro­vin­cia­les, 650 dipu­tados y sena­do­res, 139 res­pon­sa­bles de Cabil­dos y Con­se­jos insu­la­res y 13 con­se­je­ros del Valle de Arán.

COCHES: el lujo de muchos diri­gen­tes auto­nó­mi­cos les lle­va a sen­tar sus posa­de­ras en auto­mó­vi­les de más de 100.000 euros. Gallar­dón, el alcal­de de Madrid, se mue­ve en un Audi A8 de 591.624 euros. Fue con­tra­ta­do en arren­da­mien­to has­ta 2011, así que el alcal­de gas­ta 150.000 euros al año del bol­si­llo de sus ciu­da­da­nos para mover­se por la ciu­dad y alre­de­do­res. Cator­ce de los 17 pre­si­den­tes auto­nó­mi­cos usan Audi. El valen­ciano Fran­cis­co Camps tie­ne varios a su dis­po­si­ción (esa comu­ni­dad dis­po­ne de 200 vehícu­los para sus altos car­gos, la mayo­ría de ellos Vol­vo S80, de 40.000 euros), lo mis­mo que suce­día con Cha­ves en Anda­lu­cía, cuyo Gobierno cuen­ta con 234 coches ofi­cia­les.

CHAVES, MANUEL: cobra al año 81.155 euros por ser minis­tro más una indem­ni­za­ción de 46.000 al año por aban­do­nar la pre­si­den­cia de Anda­lu­cía. O sea, 127.155 euros anua­les. Dos suel­dos del

Esta­do com­pa­ti­bles sólo para altos car­gos. Para los demás espa­ño­les está prohi­bi­do por ley.

DESPILFARRO: el Con­gre­so gas­ta cada año 160.000 euros en rega­los navi­de­ños. 11.000 car­gos públi­cos reci­ben obse­quios por esas fechas, un gas­to que suma al año 2.200.000 euros.

DEUDAS: cada espa­ñol debe a los ban­cos 566 euros por la deu­da de los ayun­ta­mien­tos.

DIETAS: los par­la­men­ta­rios que no viven en Madrid reci­ben, ade­más del suel­do, otros 1.823 euros al mes por sus supues­tos gas­tos de manu­ten­ción y alo­ja­mien­to. Los loca­les, 870 para gas­tos, libres de impues­tos. La suma de estos sen­ci­llos com­ple­men­tos supera el suel­do de 12 millo­nes de ciu­da­da­nos. Ade­más, cobran 150 euros cada día si salen al extran­je­ro, y 120 si via­jan por el país.

ENCHUFADOS: has­ta hace tres meses, cada euro­dipu­tado dis­po­nía de 17.140 euros al mes para con­tra­tar a fami­lia­res. El ex pre­si­den­te del PP de Cata­lu­ña y vice­pre­si­den­te de la cáma­ra euro­pea, Ale­jo Vidal-Qua­dras, puso en nómi­na como secre­ta­rio en Bru­se­las a Albert Fuer­tes, her­mano de su espo­sa. Y el euro­dipu­tado cace­re­ño del PP, Feli­pe Cami­són (falle­ci­do en mayo de 2009) con­tra­tó a su cón­yu­ge como asis­ten­te, al igual que hizo la tam­bién dipu­tada popu­lar Cris­ti­na Gutié­rrez-Cor­ti­nes con su hija. Y lo mis­mo hizo el socia­lis­ta Enri­que Barón con la hija de un mili­tan­te afín. [En la actua­li­dad, los fami­lia­res direc­tos han sido eli­mi­na­dos de las plan­ti­llas de los dipu­tados espa­ño­les. Sin embar­go, los parien­tes de san­gre han sido reem­pla­za­dos por per­so­nal pró­xi­mo al par­ti­do].

FUNDACIONES: 52 polí­ti­cos nacio­na­les ocu­pan car­gos en 74 fun­da­cio­nes dis­tin­tas: 31 por el PSOE, 28 por el PP y 4 por el res­to de gru­pos. La con­ser­va­do­ra Sole­dad Bece­rril pare­ce la más acti­va: es miem­bro del patro­na­to de seis fun­da­cio­nes. No todas tie­nen un mar­ca­do carác­ter polí­ti­co.

GUERRA REINA, ALFONSO: hijo del ex vice­pre­si­den­te del Gobierno, Alfon­so Gue­rra. Fue ele­gi­do a dedo como asis­ten­te del vice­pre­si­den­te del Par­la­men­to Euro­peo, el socia­lis­ta Miguel Ángel Mar­tí­nez. Más de 140 millo­nes al año se van en suel­dos de 1.200 reco­men­da­dos. Con ese dine­ro se podrían man­te­ner los ser­vi­cios de una ciu­dad espa­ño­la de 115.000 habi­tan­tes duran­te un año.

HORAS EXTRAS: en 2008 el Gobierno de La Rio­ja pagó 200.000 euros extras a sus con­duc­to­res. Rea­li­za­ron 870.182 kiló­me­tros, unos 2.300 al día, lo sufi­cien­te para cru­zar tres veces Espa­ña de este a oes­te. Un gas­to curio­so ya que es la comu­ni­dad más peque­ña del país y que su pobla­ción es infe­rior a la de cual­quier ciu­dad dor­mi­to­rio de Madrid. El uso de coches ofi­cia­les para asun­tos par­ti­cu­la­res es una prác­ti­ca tan común como sote­rra­da.

IBARRETXE, JUAN JOSÉ: el ex lehen­da­ka­ri del Gobierno vas­co reci­be unos 45.000 euros al año, la mitad de lo que ingre­sa­ba cuan­do era pre­si­den­te. Y lo cobra­rá de por vida, igual que todos los miem­bros de su eje­cu­ti­vo. Este tipo de jubi­la­cio­nes están muy por enci­ma del lími­te legal para el res­to de los espa­ño­les, que no pue­den cobrar más de 32.000 euros anua­les, por mucho que hayan coti­za­do toda su vida.

JUBILADO DE ORO: tras aban­do­nar el FMI, Rodri­go Rato regre­só a Espa­ña con una pen­sión vita­li­cia de 80.000 dóla­res anua­les. Suma­dos al suel­do de ex minis­tro, en 2006 per­ci­bía 37.070 euros men­sua­les. [Un espa­ñol nece­si­ta coti­zar al menos 35 años, 15 con la base más alta, para poder cobrar la jubi­la­ción máxi­ma de 32.000 euros al año].

MARISCADAS: no hay lími­te legal para las comi­das de repre­sen­ta­ción de los polí­ti­cos espa­ño­les. Tam­po­co hay fis­ca­li­za­ción pre­via a la hora de com­prar jamón, cham­pán o puros de alta cava. Ejem­plo de des­con­trol es el socia­lis­ta valen­ciano Vicent Cos­ta. Aca­ba­ba de per­der las elec­cio­nes muni­ci­pa­les a favor del PP, pero seguía sien­do alcal­de en fun­cio­nes. Y como tal se gas­tó casi 500 euros del dine­ro públi­co en gam­bas, ciga­las, lan­gos­ta, nava­jas, jamón y cal­de­re­ta. Una bue­na des­pe­di­da.

MARTIN BERAMENDI: del examen docu­men­tal de los jus­ti­fi­can­tes se dedu­ce que el ante­rior alcal­de de Oiar­tzun (Gipuz­koa) fre­cuen­tó cer­ca de 70 res­tau­ran­tes (muchos de ellos de lujo) de la comar­ca y alguno que otro de fue­ra de ella, lo que vino a cos­tar al era­rio muni­ci­pal casi 63.000 euros. Ade­más de los one­ro­sos menús y pro­duc­tos con­su­mi­dos, lla­ma la aten­ción que algu­nos de los casi 300 ága­pes acon­te­cie­ran en fines de sema­na y fes­ti­vos, días en los que se duda tuvie­ran que ver con labo­res rela­cio­na­das con su car­go.

MOROSOS: los miem­bros de La Cas­ta invir­tie­ron 66,6 millo­nes de euros en la cele­bra­ción de las elec­cio­nes gene­ral de 2008. De ese dine­ro, 44 millo­nes fue­ron pres­ta­dos por ban­cos espa­ño­les para finan­ciar cam­pa­ñas publi­ci­ta­rias mega­ló­ma­nas. Las mis­mas enti­da­des que ese año de cri­sis embar­gó las casas a 60.000 fami­lias por fal­ta de liqui­dez. 180.000 per­so­nas se que­da­ron sin techo. Sin embar­go, los par­ti­dos de La Cas­ta deben a los ban­cos 144,8 millo­nes de euros.

MÓVILES: los sena­do­res cuen­tan con 1,7 millo­nes de euros al año para gas­tos de telé­fono. El ayun­ta­mien­to de San Lúcar de Barra­me­da tenía 270 dados de alta. Entre los ser­vi­cios varias líneas eró­ti­cas.

NEGOCIOS: sólo el 33% de los dipu­tados del Con­gre­so se dedi­ca en exclu­si­va a su labor polí­ti­ca. El res­to engor­da sus cuen­tas corrien­tes con la par­ti­ci­pa­ción en empre­sas pri­va­das, fun­da­cio­nes y cola­bo­ra­cio­nes varias. Algu­nos, como el dipu­tado del PP Miguel Ángel Cor­tés, aglu­ti­nan has­ta 12 acti­vi­da­des extra­par­la­men­ta­rias.

NÓMINAS: los suel­dos de los polí­ti­cos elec­tos (80.000 miem­bros de La Cas­ta, que lle­na­rían un esta­dio como el del Real Madrid) cues­tan a los ciu­da­da­nos unos 720 millo­nes de euros al año, más que el pre­su­pues­to anual de toda la red ferro­via­ria, tres veces supe­rior al dine­ro dedi­ca­do a cui­dar el patri­mo­nio nacio­nal y 60 veces más que lo que gas­ta el país en salud buco­den­tal para jóve­nes.

OCULTISMO: no hay datos ofi­cia­les sobre el núme­ro de polí­ti­cos que cobran del Esta­do. El

alcal­de de Bar­ce­lo­na ‑el mejor paga­do del país- tie­ne un sala­rio de 177.398 euros bru­tos anua­les. Más que un minis­tro, que se lle­va a casa 74.000 al año.

PAJÍN, LEIRE: en 2000 se coro­nó como la dipu­tada más joven de Espa­ña. Ocho años des­pués, con 33 de edad, ya tie­ne dere­cho a una indem­ni­za­ción de 85.000 euros anua­les del Esta­do. Reci­be 5.500 euros al mes por su tra­ba­jo al fren­te del PSOE, tie­ne dere­cho al 80% de su suel­do como ex secre­ta­ria de Esta­do de Coope­ra­ción, 103.000 euros anua­les con todos los com­ple­men­tos, a lo que hay que sumar 3.126 como sena­do­ra.

PENSIÓN DE ESCÁNDALO: los ex minis­tros man­tie­nen duran­te dos años una pen­sión por cese de 58.000 euros anua­les, cifra seis veces supe­rior a la pen­sión media espa­ño­la. En la actua­li­dad, cua­tro ex minis­tros com­pa­ti­bi­li­zan ese dine­ro con el suel­do de dipu­tado: José Anto­nio Alon­so, Fer­nán­dez Ber­me­jo, María Anto­nia Tru­ji­llo y Jesús Cal­de­ra.

PUJOL, JORDI: cobra­rá 76.800 euros al año como ex pre­si­den­te de Cata­lu­ña has­ta 2014. Y des­pués una pen­sión de 57.600 euros duran­te el res­to de su vida. [El ex minis­tro socia­lis­ta Javier Sola­na podría cobrar al menos tres pen­sio­nes vita­li­cias].

RAJOY, MARIANO: se embol­sa cada mes 8.996 euros (sin con­tar otros com­ple­men­tos): 3.126 por ser dipu­tado, 870 para alo­ja­mien­to (más que el sala­rio míni­mo) y 5.000 como pre­si­den­te del PP. Con lo que gana en un mes, una pen­sio­nis­ta con cua­tro hijos vive duran­te dos años y medio.

REGALOS: no hay una ley con­cre­ta sobre los obse­quios que pue­den acep­tar o no los polí­ti­cos. En EEUU, por ejem­plo, pasan al Esta­do. Con­do­lez­za Rice reci­bió el año pasa­do en sus via­jes ofi­cia­les joyas por valor de 360.000 euros. Aquí nadie tie­ne obli­ga­ción de decla­rar­los. Se pue­den que­dar con ellos. Sin más.

SECRETOS: el oscu­ran­tis­mo sobre los gas­tos lle­ga al absur­do. El Par­la­men­to Euro­peo cuen­ta con una Ofi­ci­na de Lucha Con­tra el Frau­de (OLAF, por su siglas en inglés). Sin embar­go, sus infor­mes son con­fi­den­cia­les y su con­te­ni­do com­ple­to sólo es cono­ci­do por los par­la­men­ta­rios. Los votan­tes pue­den saber de las bue­nas accio­nes de los polí­ti­cos, pero sólo La Cas­ta cono­ce datos sobre el frau­de.

SIN LÍMITES: cada par­la­men­to auto­nó­mi­co, dipu­tación o ayun­ta­mien­to fija el suel­do de sus car­gos elec­tos sin lími­te ni bare­mo alguno. José Bola­rín, alcal­de de Ulea (Mur­cia), con 900 habi­tan­tes, cobra unos 4.000 euros. El de Rico­te, cer­ca del pue­blo ante­rior, se lle­va 40.000 al año en una pobla­ción que no alcan­za los 1.300 veci­nos. Y la alcal­de­sa de Mar­be­lla, Mari­sol Yagüe, cobra­ba más que el pre­si­den­te del Gobierno: 84.462 euros al año en un ayun­ta­mien­to que esta­ba en ban­ca­rro­ta.

SOLBES, PEDRO: tras dejar la polí­ti­ca en abril de 2009, el ex minis­tro de Eco­no­mía se encon­tró con un reti­ro de unos 12.000 euros men­sua­les (una pen­sión de 2.725 euros por ser fun­cio­na­rio, su pen­sión vita­li­cia como ex comi­sa­rio euro­peo y otros 5.700 al mes como com­pen­sa­ción, duran­te dos años, por ex minis­tro). A Sol­bes, pues, le espe­ra­ba una jubi­la­ción cin­co veces mayor que la de cual­quier espa­ñol.

TAXIS: la como­di­dad de sus seño­rías para hacer su tra­ba­jo es tal que el Con­gre­so rega­la a los que no dis­po­nen de coche pro­pio una tar­je­ta per­so­na­li­za­da con un sal­do de 250 men­sua­les para que via­jen en taxi por Madrid.

VACACIONES: Zapa­te­ro es el úni­co pre­si­den­te de la UE que car­ga sus vaca­cio­nes a las arcas públi­cas. Con él van más de 100 per­so­nas (escol­tas, guar­dias civi­les, ase­so­res…). Cobran una media de 80 euros de die­ta dia­ria, 8.000 euros por jor­na­da sólo por este con­cep­to. Si pasa tres sema­nas en Lan­za­ro­te, le cues­ta al Esta­do 160.000 euros en die­tas. A eso hay que sumar avión, des­pla­za­mien­tos, gaso­li­na, manu­ten­ción… Al final, 200.000 euros en vaca­cio­nes.

(Datos, que cir­cu­lan por la red y que requie­ren ser com­ple­ta­dos)


Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *