Gui­ller­mo Fari­ñas: lo que los medios ocul­tan del «Gandhi cubano»- Jose Man­za­ne­da

«La Unión Euro­pea debe man­te­ner la posi­ción común hacia Cuba». Gui­ller­mo Fari­ñas, al agra­de­cer el Pre­mio Saja­rov 2010

El Par­la­men­to euro­peo ha otor­ga­do en 2010, por ter­ce­ra vez en los últi­mos nue­ve años, el Pre­mio Saja­rov a la Liber­tad de Con­cien­cia, dota­do con 50.000 euros, a un repre­sen­tan­te de la lla­ma­da «disi­den­cia» cuba­na: des­pués de Oswal­do Payá y las Damas de Blan­co, este año ha sido con­ce­di­do a Gui­ller­mo Fari­ñas. Can­di­da­tu­ras como la de la saha­raui Ami­na­tu Hai­dar o la de la ONG israe­lí Brea­king the Silen­ce han que­da­do en el camino, un año más. Algo curio­so si se com­pa­ra con obje­ti­vi­dad la reali­dad de dere­chos huma­nos de Cuba con la de tan­tos paí­ses del mun­do, entre ellos algu­nos de su región, como Hon­du­ras o Colom­bia; y más aún si se tie­ne en cuen­ta que Cuba está al final de un pro­ce­so de excar­ce­la­cio­nes de todos los que la Unión Euro­pea con­si­de­ra como «pre­sos polí­ti­cos».

Gui­ller­mo Fari­ñas es una de las figu­ras más mediá­ti­cas de la lla­ma­da «disi­den­cia» cuba­na. Cono­ci­do por sus huel­gas de ham­bre, se defi­ne a sí mis­mo como un «con­tra­rre­vo­lu­cio­na­rio» cubano, y dice ser par­ti­da­rio de la lucha «no vio­len­ta» con­tra la Revo­lu­ción. Nume­ro­sos medios inter­na­cio­na­les le deno­mi­nan inclu­so el «Gandhi cubano». Pero ¿qué hay de cier­to en lo que cuen­tan los medios e ins­ti­tu­cio­nes que le defien­den y sos­tie­nen?

En la jus­ti­fi­ca­ción del Pre­mio Saja­rov, por ejem­plo, el Par­la­men­to euro­peo afir­ma que las estan­cias de Gui­ller­mo Fari­ñas en pri­sión se debie­ron a su acti­vi­dad polí­ti­ca. Sin embar­go, si repa­sa­mos su his­to­rial penal, vemos que esto es abso­lu­ta­men­te fal­so.

Fari­ñas ha sido juz­ga­do y con­de­na­do en Cuba en dos oca­sio­nes. En 1995 fue sen­ten­cia­do a tres años de pri­sión sin inter­na­mien­to y a una mul­ta de 600 pesos, por la agre­sión a una com­pa­ñe­ra del hos­pi­tal en el que tra­ba­ja­ba, a la que oca­sio­nó múl­ti­ples lesio­nes en ros­tro y bra­zos. La pren­sa inter­na­cio­nal ha silen­cia­do com­ple­ta­men­te este suce­so que sin duda que­bra­ría la ima­gen de su defen­di­do. Varios sitios webs, como la enci­clo­pe­dia Wiki­pe­dia, rela­ti­vi­zan la cita­da agre­sión sos­te­nien­do que se dio al calor de una dis­cu­sión en la que Fari­ñas acu­sa­ba a aqué­lla de corrup­ción.

Gui­ller­mo Fari­ñas fue pro­ta­go­nis­ta de una segun­da agre­sión vio­len­ta en 2002, en la ciu­dad de San­ta Cla­ra. En aque­lla oca­sión, agre­dió con un bas­tón a un anciano tras una dis­cu­sión polí­ti­ca. Como con­se­cuen­cia, a esta per­so­na se le hubo de prac­ti­car una inter­ven­ción qui­rúr­gi­ca para extir­par­le el bazo. Fari­ñas fue con­de­na­do a cin­co años y diez meses de pri­sión. Los gran­des medios tam­po­co han refle­ja­do este suce­so.

Gui­ller­mo Fari­ñas tie­ne estre­chos víncu­los con per­so­nas y orga­ni­za­cio­nes de la extre­ma dere­cha de Mia­mi, de quie­nes reci­be finan­cia­mien­to. Los pagos a Fari­ñas son reco­no­ci­dos por él mis­mo en una car­ta, de agos­to de 2009, diri­gi­da a Ángel de Fana Serrano, cono­ci­do terro­ris­ta de Mia­mi vin­cu­la­do con la orga­ni­za­ción para­mi­li­tar Alpha 66. Curio­sa­men­te, en fechas recien­tes Gui­ller­mo Fari­ñas apli­ca­ba el cali­fi­ca­ti­vo de «terro­ris­tas» a los mapu­ches chi­le­nos que rea­li­za­ron una lar­ga huel­ga de ham­bre duran­te el verano de 2010.

Al con­tra­rio que las pro­tes­tas de los lucha­do­res mapu­ches, las huel­gas de ham­bre de Gui­ller­mo Fari­ñas son amplia­men­te cubier­tas por los medios inter­na­cio­na­les. La últi­ma la reali­zó entre febre­ro y julio de 2010, recla­man­do la libe­ra­ción de los que cali­fi­ca­ba como «pre­sos de opi­nión» de Cuba. Estos pre­sos, muchos de los cua­les han sido ya libe­ra­dos por el Gobierno cubano tras un acuer­do con la Igle­sia cató­li­ca y el Gobierno espa­ñol, fue­ron con­de­na­dos en tri­bu­na­les de la Isla por su finan­cia­mien­to por par­te del gobierno de EEUU, super­po­ten­cia que ‑recor­de­mos- some­te a Cuba a un blo­queo eco­nó­mi­co con­de­na­do por toda la comu­ni­dad inter­na­cio­nal. Sólo la Agen­cia para el Desa­rro­llo Inter­na­cio­nal de EEUU (USAID) des­ti­nó, para el año fis­cal 2009, la suma de 15,62 millo­nes de dóla­res a la lla­ma­da «disi­den­cia» cuba­na, con la inten­ción de derro­car el orden cons­ti­tu­cio­nal de Cuba. Las can­ti­da­des pro­ce­den­tes de otras ins­ti­tu­cio­nes, así como de orga­ni­za­cio­nes que a su vez son finan­cia­das por el Gobierno de EEUU, mul­ti­pli­ca esa cifra. Des­de un pun­to de vis­ta jurí­di­co, este finan­cia­mien­to con­vier­te a dichos «disi­den­tes» en agen­tes al ser­vi­cio de una super­po­ten­cia, lo que es pena­do en cual­quier país del mun­do.

Hace meses, el Gobierno espa­ñol ofre­ció a Gui­ller­mo Fari­ñas la posi­bi­li­dad de emi­grar y ser aco­gi­do en terri­to­rio espa­ñol. Pue­de resul­tar curio­so que alguien que, en sus cons­tan­tes apa­ri­cio­nes en la pren­sa inter­na­cio­nal, dibu­ja como un infierno la vida en Cuba, se nie­gue a emi­grar a la nove­na poten­cia eco­nó­mi­ca del mun­do y pre­fie­ra seguir vivien­do en un país blo­quea­do del Ter­cer Mun­do. Pero no lo es tan­to si se tie­ne en cuen­ta que aban­do­nar Cuba sig­ni­fi­ca­ría para Gui­ller­mo Fari­ñas el fin de las cuan­tio­sas ayu­das finan­cie­ras des­de Mia­mi y de los pre­mios millo­na­rios de la Unión Euro­pea.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *