[Fotos] Con­ver­sa­cio­nes con Fidel Cas­tro: Los Peli­gros de una Gue­rra Nuclear

Fidel Castro y Michel Chossudovsky en La Habana, el 14 de octubre de 2010.Fidel Cas­tro y Michel Chos­su­dovsky en La Haba­na, el 14 de octu­bre de 2010. Foto: Estu­dios Revolución 

Nota Intro­duc­to­ria

A par­tir del 12 de octu­bre de 2010 has­ta el día 15 del mis­mo mes, sos­tu­ve amplias y deta­lla­das con­ver­sa­cio­nes con Fidel Cas­tro en La Haba­na rela­cio­na­das con los peli­gros de una gue­rra nuclear, la cri­sis eco­nó­mi­ca mun­dial y el carác­ter del Nue­vo Orden Mun­dial. Dichas reunio­nes die­ron lugar a una fruc­tí­fe­ra entre­vis­ta sobre temas diversos. 

La pri­me­ra par­te de esta entre­vis­ta publi­ca­da por Glo­bal Research y Cuba­De­ba­te se cen­tra en los peli­gros de una gue­rra nuclear. 

El Mun­do se encuen­tra ante una peli­gro­sa encru­ci­ja­da. Hemos alcan­za­do un pun­to crí­ti­co deci­si­vo en nues­tra historia. 

La entre­vis­ta con Fidel Cas­tro pro­por­cio­na una inter­pre­ta­ción de la natu­ra­le­za de la gue­rra moder­na: Si se lle­ga­ra a lan­zar una ope­ra­ción mili­tar con­tra la Repú­bli­ca Islá­mi­ca del Irán, Esta­dos Uni­dos y sus alia­dos no podrían ganar una gue­rra con­ven­cio­nal, y exis­ti­ría la posi­bi­li­dad de que dicha gue­rra se con­vir­tie­se en una gue­rra nuclear. 

Los deta­lles de los actua­les pre­pa­ra­ti­vos de gue­rra en rela­ción con Irán se han ocul­ta­do a la opi­nión públi­ca. “¿Cómo enfren­tar la pro­pues­ta dia­bó­li­ca y absur­da for­mu­la­da por el gobierno de los Esta­dos Uni­dos de que el uso de las armas nuclea­res tác­ti­cas con­tra Irán con­ver­ti­rán al Mun­do en un lugar más seguro?”

Un con­cep­to bási­co for­mu­la­do por Fidel Cas­tro en la entre­vis­ta es la “Bata­lla de Ideas”. El líder de la Revo­lu­ción cuba­na pien­sa que solo una gran “Bata­lla de Ideas” podría cam­biar el cur­so de la his­to­ria mun­dial. El obje­ti­vo con­sis­te en impe­dir lo impen­sa­ble, una gue­rra nuclear que ame­na­za con des­truir la vida del Planeta. 

Los medios de infor­ma­ción cor­po­ra­ti­vos par­ti­ci­pan en actos de camu­fla­je. Las con­se­cuen­cias devas­ta­do­ras de una gue­rra nuclear son tri­via­li­za­das o no men­cio­na­das. Ante estas cir­cuns­tan­cias, el men­sa­je de Fidel al Mun­do debe­rá escu­char­se; todos los pue­blos del Pla­ne­ta, nacio­nal e inter­na­cio­nal­men­te, debe­rán com­pren­der la gra­ve­dad de la situa­ción actual y actuar enér­gi­ca­men­te en todos los nive­les de la socie­dad para rever­tir el cur­so de los acontecimientos.

La “Bata­lla de Ideas” es par­te de un pro­ce­so revo­lu­cio­na­rio. Fren­te a este mar de des­in­for­ma­ción, Fidel Cas­tro está deci­di­do a difun­dir la pala­bra a todo lo lar­go y ancho, a infor­mar a la opi­nión públi­ca mun­dial, a “hacer posi­ble lo impo­si­ble”, por impe­dir una aven­tu­ra mili­tar, que en el ver­da­de­ro sen­ti­do de la pala­bra, ame­na­za el futu­ro de la humanidad. 

Cuan­do una gue­rra patro­ci­na­da por los Esta­dos Uni­dos se con­vier­te en “ins­tru­men­to de paz”, con la apro­ba­ción y acep­ta­ción de las ins­ti­tu­cio­nes mun­dia­les y la más alta auto­ri­dad inclui­da las Nacio­nes Uni­das, no hay vuel­ta atrás: la socie­dad huma­na se ha pre­ci­pi­ta­do inde­le­ble­men­te rum­bo a la autodestrucción. 

La “Bata­lla de Ideas” pro­pug­na­da por Fidel debe­rá tra­du­cir­se en un movi­mien­to mun­dial. Los pue­blos debe­rán movi­li­zar­se con­tra esta agen­da mili­tar diabólica.

Esta gue­rra podrá evi­tar­se si los pue­blos pre­sio­nan a sus gobier­nos y a sus repre­sen­tan­tes elec­tos, si se orga­ni­zan a nivel local en pue­blos, aldeas y muni­ci­pa­li­da­des, difun­den la pala­bra, infor­man a sus con­ciu­da­da­nos en torno a las con­se­cuen­cias de una gue­rra ter­mo­nu­clear, e ini­cian deba­tes y deli­be­ra­cio­nes con las fuer­zas armadas.

Lo que se requie­re es un movi­mien­to de masas de los pue­blos que desa­fíe enér­gi­ca­men­te la legi­ti­mi­dad de la gue­rra, un movi­mien­to mun­dial de los pue­blos que pena­li­ce la guerra. 

En su dis­cur­so del 15 de octu­bre, Fidel Cas­tro advir­tió al Mun­do de los peli­gros de una gue­rra nuclear: “Habría daños cola­te­ra­les, como afir­man siem­pre los líde­res polí­ti­cos y mili­ta­res nor­te­ame­ri­ca­nos, para jus­ti­fi­car la muer­te de per­so­nas ino­cen­tes. En una gue­rra nuclear el ‘daño cola­te­ral’ sería la vida de la huma­ni­dad. ¡Ten­ga­mos el valor de pro­cla­mar que todas las armas nuclea­res o con­ven­cio­na­les, todo lo que sir­va para hacer gue­rra, deben desaparecer!”

La “Bata­lla de Ideas” con­sis­te en enfren­tar a los cri­mi­na­les de gue­rra que ocu­pan altos pues­tos para rom­per el con­sen­so enca­be­za­do por los Esta­dos Uni­dos en favor de una gue­rra mun­dial, para cam­biar la men­ta­li­dad de cien­tos de millo­nes de per­so­nas, para abo­lir las armas nuclea­res. En esen­cia, la “Bata­lla de Ideas” con­sis­te en res­tau­rar la ver­dad y esta­ble­cer los cimien­tos de un Mun­do de paz.

Michel Chos­su­dovsky, Glo­bal Research, Mon­treal, 11 de noviem­bre de 2010

Imagen del encuentro entre Fidel Castro y Michel Chossudovsky, director del Centro de Investigaciones sobre Globalización y editor principal del sitio web Global Research. Durante este intercambio, fue grabado en video un Mensaje de Fidel contra la Guerra Nuclear. Foto: Estudios RevoluciónIma­gen del encuen­tro entre Fidel Cas­tro y Michel Chos­su­dovsky, direc­tor del Cen­tro de Inves­ti­ga­cio­nes sobre Glo­ba­li­za­ción y edi­tor prin­ci­pal del sitio web Glo­bal Research. Duran­te este inter­cam­bio, fue gra­ba­do en video un Men­sa­je de Fidel con­tra la Gue­rra Nuclear. Foto: Estu­dios Revolución 

  • “La gue­rra con­ven­cio­nal la per­de­ría Esta­dos Uni­dos y la nuclear no es alter­na­ti­va para nadie. Por otro lado, la gue­rra nuclear se con­ver­ti­ría inevi­ta­ble­men­te en una gue­rra nuclear glo­bal.
  • Pien­so que nadie en el mun­do desea que la espe­cie huma­na des­apa­rez­ca. Y es por ello que sos­ten­go el cri­te­rio de que deben des­apa­re­cer, no solo las armas nuclea­res, sino tam­bién las armas con­ven­cio­na­les. Hay que ofre­cer­les garan­tía de paz a todos los pue­blos sin dis­tin­ción
  • “En una gue­rra nuclear el daño cola­te­ral sería la vida de la huma­ni­dad. ¡Ten­ga­mos el valor de pro­cla­mar que todas las armas nuclea­res o con­ven­cio­na­les, todo lo que sir­va para hacer gue­rra, deben desaparecer!”
  • “Se tra­ta de exi­gir que el mun­do no sea con­du­ci­do a una catás­tro­fe nuclear, se tra­ta de pre­ser­var la vida.

Fidel Cas­tro Ruz, Octu­bre de 2010

Michel Chos­su­dovsky.- Estoy muy hon­ra­do de tener esta opor­tu­ni­dad de inter­cam­biar, de tener esta con­ver­sa­ción sobre cues­tio­nes que son tan fun­da­men­ta­les, que afec­tan la socie­dad huma­na en su con­jun­to. La noción que usted ha pre­sen­ta­do en sus últi­mos tex­tos de ame­na­za al Homo sapiens, me pare­ce fun­da­men­tal ¿Cuál es esa ame­na­za, el peli­gro de gue­rra nuclear y la ame­na­za a los seres huma­nos, al Homo sapiens?

Cmd­te. Fidel Cas­tro Ruz.- Des­de hace bas­tan­te tiem­po ‑yo diría que años‑, pero espe­cial­men­te des­de hace varios meses, empe­cé a preo­cu­par­me sobre la inmi­nen­cia de una peli­gro­sa y pro­ba­ble gue­rra que rápi­da­men­te se tor­na­ría nuclear.

Antes había con­cen­tra­do los esfuer­zos en el aná­li­sis del sis­te­ma capi­ta­lis­ta en gene­ral, los méto­dos que la tira­nía impe­rial ha impues­to a la huma­ni­dad. Esta­dos Uni­dos apli­ca al mun­do las vio­la­cio­nes de los dere­chos más elementales.

Duran­te la gue­rra fría no se habla­ba de la gue­rra, ni se habla­ba de las armas nuclea­res; se habla­ba de una apa­ren­te paz, es decir, esta­ba garan­ti­za­do entre la URSS y Esta­dos Uni­dos el famo­so MAD, la “des­truc­ción mutua ase­gu­ra­da”. Pare­cía que el mun­do iba a dis­fru­tar las deli­cias de una paz pro­lon­ga­da por tiem­po ilimitado.

Michel Chos­su­dovsky.- Esa noción de “des­truc­ción mutua” se aca­bó con la gue­rra fría y des­pués se refor­mu­ló la doc­tri­na nuclear, por­que en reali­dad nun­ca pen­sa­mos en una gue­rra nuclear duran­te la gue­rra fría. Bueno, evi­den­te­men­te había un peli­gro ‑como lo dijo inclu­so Robert McNa­ma­ra en una épo­ca. Pero des­pués de la gue­rra fría se empe­zó a refor­mu­lar la doc­tri­na nuclear, y, en par­ti­cu­lar, des­pués del 11 de sep­tiem­bre 2001.

Cmd­te. Fidel Cas­tro Ruz. Usted me pre­gun­tó cuán­do es que comen­za­mos a dar­nos cuen­ta del inmi­nen­te peli­gro de gue­rra nuclear, y esto se ini­cia en el perío­do que le dije, hace ape­nas seis meses; sobre todo, una de las cosas que más nos lla­mó la aten­ción sobre tal peli­gro de gue­rra, fue el hun­di­mien­to del Cheo­nan en una manio­bra mili­tar. Era el buque insig­ne de la arma­da sud­co­rea­na, suma­men­te sofis­ti­ca­do. Fue en aque­llos días cuan­do noso­tros encon­tra­mos en Glo­bal Research, el artícu­lo del perio­dis­ta que ofre­cía una infor­ma­ción cla­ra y ver­da­de­ra­men­te cohe­ren­te del hun­di­mien­to del Cheo­nan, que no podía ser obra de un sub­ma­rino de más de 60 años fabri­ca­do en la URSS, con vie­ja tec­no­lo­gía, que no nece­si­ta­ba equi­pos sofis­ti­ca­dos para detec­tar­lo por el Cheo­nan, en una manio­bra con­jun­ta con las más moder­nas naves de Esta­dos Unidos.

La pro­vo­ca­ción con­tra la Repú­bli­ca Demo­crá­ti­ca de Corea se suma­ba a nues­tras preo­cu­pa­cio­nes con rela­ción a una agre­sión a Irán, que venían de atrás. Está­ba­mos siguien­do de cer­ca el pro­ce­so polí­ti­co de ese país. Cono­cía­mos per­fec­ta­men­te lo ocu­rri­do en la déca­da del 50 cuan­do Irán nacio­na­li­zó a las pro­pie­da­des de la Bri­tish Petro­leum en Irán, cuan­do aque­llo se lla­ma­ba Anglo Per­sian Oil Company.

Las ame­na­zas con­tra Irán, a mi jui­cio, se vuel­ven inmi­nen­tes para mí, con la Reso­lu­ción 1929 del 9 de Junio 2010, en que el Con­se­jo de Segu­ri­dad de Nacio­nes Uni­das con­de­na a Irán por las inves­ti­ga­cio­nes que lle­va y la pro­duc­ción de peque­ñas can­ti­da­des de ura­nio enri­que­ci­do al 20%, y acu­sán­do­la de cons­ti­tuir una ame­na­za para el mun­do. En esa reu­nión se cono­cen las posi­cio­nes de cada miem­bro del Con­se­jo de Segu­ri­dad: por 12 votos a favor, entre ellos los 5 con dere­cho a veto; 1 abs­ten­ción, y 2 en con­tra, que fue­ron Bra­sil y Tur­quía. Des­pués que se adop­ta esa reso­lu­ción, la más agre­si­va de todas, casi de inme­dia­to cru­zan por el Canal de Suez un por­ta­avio­nes de Esta­dos Uni­dos en un gru­po de com­ba­te, un sub­ma­rino nuclear con la coope­ra­ción del gobierno egip­cio; uni­da­des nava­les de Israel se suman des­tino al Gol­fo Pér­si­co y los mares cer­ca­nos a Irán.

La san­ción, impues­ta por Esta­dos Uni­dos y sus alia­dos de la OTAN a Irán, es abso­lu­ta­men­te abu­si­va e injus­ta. No pue­do com­pren­der la razón por las cua­les Rusia y Chi­na no veta­ron la peli­gro­sa Reso­lu­ción 1929 del Con­se­jo de Segu­ri­dad de las Nacio­nes Uni­das, a mi jui­cio, eso ha com­pli­ca­do tre­men­da­men­te la situa­ción polí­ti­ca y pone al mun­do al bor­de de una guerra.

Recor­dé los ante­ce­den­tes de los ata­ques israe­li­tas a los cen­tros de inves­ti­ga­cio­nes nuclea­res ára­bes. Pri­me­ro ata­ca­ron y des­tru­ye­ron el de Iraq en junio de 1981, no le pidie­ron per­mi­so a nadie, no habla­ron con nadie, los ata­ca­ron y los ira­quíes tuvie­ron que sopor­tar el golpe.

En el año 2007 vol­vie­ron a repe­tir esa ope­ra­ción con­tra un Cen­tro de Inves­ti­ga­ción que esta­ba cons­tru­yen­do Siria. Hay algo en ese epi­so­dio que yo real­men­te no com­pren­do bien: para mí no está cla­ra la tác­ti­ca, lo que sea, o las razo­nes por las que Siria no denun­ció el ata­que israe­lí a ese Cen­tro de Inves­ti­ga­ción, en el que indis­cu­ti­ble­men­te hacían algo, tra­ba­jan­do en algo que como se cono­ce reci­bían la cola­bo­ra­ción de Corea del Nor­te, es legal, no come­tían nin­gu­na falta.

Yo lo digo aquí con toda fran­que­za que no com­pren­do por qué no se denun­ció, por­que habría sido, a mi jui­cio, impor­tan­te denun­ciar eso, son dos ante­ce­den­tes muy importantes.

Hay muchas más razo­nes, a mi jui­cio, para pen­sar que tra­ta­ran de hacer lo mis­mo con Irán: des­truir sus cen­tros de inves­ti­ga­ción, o a los Cen­tros de Pro­duc­ción Ener­gé­ti­ca de ese país. Como se sabe, el resi­duo del uso del ura­nio en la pro­duc­ción eléc­tri­ca es mate­ria pri­ma del plutonio.

Fidel Castro y Michel Chossudovsky (derecha). Foto: Estudios RevoluciónFidel Cas­tro y Michel Chos­su­dovsky (izquier­da). Foto: Estu­dios Revolución 

Michel Chos­su­dovsky.- Es cier­to que esa Reso­lu­ción del Con­se­jo de Segu­ri­dad en cier­ta for­ma está anu­lan­do el pro­gra­ma de coope­ra­ción mili­tar que Rusia y Chi­na tie­nen con Irán, en par­ti­cu­lar Rusia tie­ne coope­ra­ción en el Sis­te­ma de Defen­sa Aéreo con su sis­te­ma S‑300.

Yo me acuer­do que jus­to des­pués de la deci­sión del Con­se­jo de Segu­ri­dad, con el aval de Chi­na y Rusia, el Minis­tro de Asun­tos Exte­rio­res de Rusia dice: “Bueno, no hemos apro­ba­do esa Reso­lu­ción y eso no va a inva­li­dar nues­tra coope­ra­ción mili­tar con Irán”, eso fue en junio 2010; pero unos meses des­pués, el gobierno de Mos­cú con­fir­mó que se iba a con­ge­lar esa coope­ra­ción mili­tar, de tal for­ma que Irán aho­ra está en una situa­ción tre­men­da­men­te gra­ve, por­que nece­si­ta la tec­no­lo­gía rusa para man­te­ner su segu­ri­dad, diga­mos, su defen­sa aérea.

Pero yo creo que las ame­na­zas a Rusia y a Chi­na tie­nen por obje­ti­vo que estos dos paí­ses no se metan en la cues­tión de Irán. Es decir que si hay una gue­rra con Irán, los demás pode­res, que son Chi­na y Rusia, no van a inter­ve­nir de nin­gu­na mane­ra, con­ge­lan su coope­ra­ción mili­tar con Irán, y, por lo tan­to, esto es una mane­ra para Esta­do Uni­dos y la OTAN de exten­der la gue­rra en el Medio Orien­te sin que haya una con­fron­ta­ción con Chi­na y Rusia, y yo creo que esto es un poco el esce­na­rio ahora.

Las ame­na­zas a Rusia y Chi­na son múl­ti­ples en dis­tin­tas fron­te­ras. El hecho de que las fron­te­ras de Chi­na están mili­ta­ri­za­das, el mar del sur de Chi­na, el mar Ama­ri­llo, la fron­te­ra con Afga­nis­tán, el estre­cho de Tai­wán tam­bién, es en cier­ta for­ma una ame­na­za para disua­dir a Chi­na y Rusia de desem­pe­ñar un papel de poten­cia en la geo­po­lí­ti­ca mun­dial, y pre­pa­rar el terreno y el con­sen­so, inclu­so, para una gue­rra a Irán, que ocu­rre bajo con­di­cio­nes de debi­li­ta­mien­to del sis­te­ma de defen­sa aérea; hay una expre­sión en inglés que se dice un pato sen­ta­do -a sit­ting duck-, que Irán es un pato sen­ta­do des­de el pun­to de vis­ta de sus posi­bi­li­da­des de defen­der­se a nivel del sis­te­ma de defen­sa aérea.

Cmd­te. Fidel Cas­tro Ruz.- En mi modes­ta y sere­na opi­nión esa Reso­lu­ción debió ser veta­da por­que, a mi jui­cio, ha com­pli­ca­do todo en varios sentidos.

En un sen­ti­do mili­tar, por lo que usted expli­ca con rela­ción, por ejem­plo, a que había el com­pro­mi­so y se había hecho un con­tra­to para el sumi­nis­tro de los S‑300 a Irán, son armas anti­aé­reas muy efi­cien­tes, en pri­mer lugar.

Hay otras cosas que se rela­cio­nan con los sumi­nis­tros de com­bus­ti­ble, que son muy impor­tan­tes para Chi­na, por­que es el país que más cre­ce eco­nó­mi­ca­men­te, su cre­cien­te eco­no­mía gene­ra mayor deman­da de petró­leo y de gas. Aun­que exis­ten acuer­dos con Rusia para los sumi­nis­tros de petró­leo y gas, desa­rro­llan tam­bién la ener­gía eóli­ca y otras for­mas de ener­gía reno­va­ble, poseen enor­mes reser­vas de car­bón, la ener­gía nuclear no cre­ce­rá mucho, ascen­de­rá solo a un 5% duran­te muchos años; es decir, la nece­si­dad de gas y petró­leo de la eco­no­mía Chi­na es muy gran­de, y no con­ci­bo, real­men­te, cómo se podrá obte­ner esa ener­gía y a qué pre­cio si el país don­de tie­nen impor­tan­tes inver­sio­nes es des­trui­do por Esta­dos Uni­dos. Pero el ries­go peor es una gue­rra de ese tipo en Irán. Irán es un país musul­mán que posee millo­nes de com­ba­tien­tes entre­na­dos y fuer­te­men­te motivados.

Hay dece­nas de millo­nes de per­so­nas que están bajo la ins­truc­ción, sien­do edu­ca­dos polí­ti­ca­men­te y entre­na­dos, hom­bres y muje­res, millo­nes de com­ba­tien­tes entre­na­dos y deci­di­dos a morir. Son gen­te que no se van a inti­mi­dar y que a la fuer­za no los van a hacer cam­biar. Por otro lado están los afga­nos ‑están sien­do ase­si­na­dos por los avio­nes sin piloto‑, esta­rían paquis­ta­níes, ira­quíes, que han vis­to morir de uno a dos millo­nes de com­pa­trio­tas como con­se­cuen­cia de la gue­rra anti­te­rro­ris­ta inven­ta­da por Bush. No se pue­de ganar una gue­rra con­tra el mun­do musul­mán, es una locu­ra insólita.

Michel Chos­su­dovsky.- Es cier­to, las fuer­zas con­ven­cio­na­les de Irán son tre­men­das. Ellos pue­den movi­li­zar de un día a otro varios millo­nes de efec­ti­vos mili­ta­res y están en la fron­te­ra con Iraq, están en la fron­te­ra con Afga­nis­tán, y aun cuan­do hay una gue­rra de Blitz­krieg, Esta­dos Uni­dos no pue­de evi­tar una gue­rra con­ven­cio­nal muy cer­ca de sus bases mili­ta­res en esa región.

Cmd­te. Fidel Cas­tro Ruz.- Pero es que per­de­ría esa gue­rra con­ven­cio­nal. El pro­ble­ma es que nadie pue­de ganar una gue­rra con­ven­cio­nal con­tra millo­nes de gen­te, no van a con­cen­trar en un lugar a una mul­ti­tud para que los nor­te­ame­ri­ca­nos los maten, todo un país.

Bueno, yo fui gue­rri­lle­ro y recuer­do que tuve que pen­sar mucho cómo usar las fuer­zas que tenía­mos y nun­ca habría come­ti­do el error de con­cen­trar, por­que mien­tras más con­cen­tra­das estén las fuer­zas mayo­res serán las bajas que oca­sio­nen las armas de des­truc­ción masiva.

Fidel Castro, Michel Chossudovski y Randy Alonso, durante la entrevista. Foto: Estudios RevoluciónFidel Cas­tro, Michel Chos­su­dovs­ki y Randy Alon­so, duran­te la entre­vis­ta. Foto: Estu­dios Revolución 

Michel Chos­su­dovsky.- Usted lo ha men­cio­na­do ante­rior­men­te, que era muy impor­tan­te la cues­tión, que en la deci­sión de Chi­na y Rusia en el Con­se­jo de Segu­ri­dad, su apo­yo a la Reso­lu­ción 1929, el daño es para ellos por­que, pri­me­ro, Rusia no pue­de expor­tar armas, de tal for­ma que la prin­ci­pal entra­da de divi­sas a Rusia ya está con­ge­la­da. Irán era uno de los prin­ci­pa­les clien­tes o com­pra­do­res de armas rusas, y eso era una entra­da de divi­sas impor­tan­te que sos­tie­ne a la eco­no­mía de con­su­mo y las nece­si­da­des de la población.

Y, por otro lado, Chi­na, nece­si­ta acce­so a fuen­tes de ener­gía, que usted ha men­cio­na­do. En reali­dad el hecho de que Chi­na y Rusia hayan acep­ta­do el con­sen­so en el Con­se­jo de Segu­ri­dad de Nacio­nes Uni­das es como decir: ”Acep­ta­mos que maten nues­tra eco­no­mía, en cier­ta for­ma, a nues­tros con­ve­nios comer­cia­les que tene­mos con Irán…” Esto es muy gra­ve, por­que no es sola­men­te el daño para Irán, es el daño para estos dos paí­ses, y yo supon­go ‑aun­que no soy polí­ti­co- que debe haber divi­sio­nes tre­men­das den­tro del lide­raz­go, tan­to en Rusia como en Chi­na, para que eso acon­tez­ca, para que Rusia acep­te no expre­sar su veto en el Con­se­jo de Seguridad.

A mí me han dicho, estu­ve con­ver­san­do tam­bién con perio­dis­tas rusas, que eso no era un con­sen­so del gobierno como tal, era un linea­mien­to. Pero hay gen­te den­tro del gobierno que tie­ne otro pun­to de vis­ta en cuan­to a los intere­ses de Rusia y su com­por­ta­mien­to den­tro del Con­se­jo de Segu­ri­dad de Nacio­nes Uni­das. ¿Cómo lo ve?

Cmd­te. Fidel Cas­tro Ruz.- ¿La situa­ción gene­ral cómo la veo? La alter­na­ti­va en Irán ‑lo voy a decir así- la gue­rra con­ven­cio­nal la per­de­ría Esta­dos Uni­dos y la nuclear no es alter­na­ti­va para nadie.

Por otro lado, la gue­rra nuclear se con­ver­ti­ría inevi­ta­ble­men­te en una gue­rra nuclear glo­bal. De ahí la peli­gro­si­dad que a mi jui­cio tie­ne la actual situa­ción en Irán, toman­do en cuen­ta las razo­nes que usted está expo­nien­do y otros muchos datos más que me lle­van a la con­clu­sión de que la gue­rra adqui­ri­ría un carác­ter nuclear.

Michel Chos­su­dovsky.- Es decir que como Esta­dos Uni­dos y sus alia­dos son inca­pa­ces de ganar la gue­rra con­ven­cio­nal, van a uti­li­zar el arma nuclear, pero tam­po­co esa gue­rra la pue­den ganar, por­que lo vamos a per­der todo.

Cmd­te. Fidel Cas­tro Ruz.- La per­de­rían todos, es una gue­rra que todos la per­de­ría­mos. ¿Qué gana­ría Rusia si allí se des­ata una gue­rra nuclear? ¿Qué gana­ría Chi­na? ¿Qué carác­ter ten­dría esa gue­rra, cómo reac­cio­na­ría el mun­do, qué efec­to ten­dría en la eco­no­mía mun­dial? Usted lo expli­có en la uni­ver­si­dad, cuan­do habló del sis­te­ma de defen­sa cen­tra­li­za­do ela­bo­ra­do por el Pen­tá­gono. Pare­ce cien­cia fic­ción, no se pare­ce en nada a la últi­ma gue­rra mun­dial. Lo otro es muy impor­tan­te, el inten­to de con­ver­tir las armas nuclea­res en arma­men­tos tác­ti­cos convencionales.

Sobre eso mis­mo hoy, día 13 de octu­bre, estu­ve leyen­do en un des­pa­cho noti­cio­so que los ciu­da­da­nos de Hiroshi­ma y Naga­sa­ki esta­ban for­mu­lan­do enér­gi­cas pro­tes­tas por el hecho de que Esta­dos Uni­dos aca­ba­ba de rea­li­zar prue­bas nuclea­res sub­crí­ti­cas. Las lla­man nuclea­res sub­crí­ti­cas, que sig­ni­fi­ca el empleo del arma nuclear sin des­ple­gar toda la ener­gía que pue­da alcan­zar­se con la masa crítica.

Dice: “Indig­na­ción en Hiroshi­ma y Naga­sa­ki por una prue­ba nuclear de Esta­dos Unidos.” …

“Las ciu­da­des japo­ne­sas de Hiroshi­ma y Naga­sa­ki que sufrie­ron un ata­que nuclear al tér­mino de la Segun­da Gue­rra Mun­dial, deplo­ra­ron hoy la prue­ba nuclear efec­tua­da por Esta­dos Uni­dos en sep­tiem­bre pasa­do, deno­mi­na­da sub­crí­ti­ca por­que no des­ata reac­cio­nes nuclea­res en cadena.

“El ensa­yo, el pri­me­ro de este tipo en ese país des­de 2006 tuvo lugar el 15 de sep­tiem­bre en un cen­tro de Neva­da, Esta­dos Uni­dos. Fue con­fir­ma­do ofi­cial­men­te por el Depar­ta­men­to de Ener­gía de ese país, infor­mó el dia­rio Japan Times.”

¿Qué dijo ese diario?

“Lo deplo­ro pro­fun­da­men­te por­que espe­ra­ba que el pre­si­den­te Barack Oba­ma asu­mie­ra el lide­raz­go en la eli­mi­na­ción de armas nuclea­res”, decla­ró hoy el gober­na­dor de Naga­sa­ki, Hodo Naka­mu­ra, en una rue­da de prensa.

Lue­go siguen una serie de noti­cias con rela­ción a eso.

“El ensa­yo ha pro­vo­ca­do tam­bién pro­tes­tas entre los ciu­da­da­nos de Hiroshi­ma y Naga­sa­ki, inclui­da la de varios super­vi­vien­tes de las bom­bas ató­mi­cas que aso­la­ron ambas ciu­da­des en agos­to de 1945.

“No pode­mos tole­rar una acción de Esta­dos Uni­dos que trai­cio­na la pro­me­sa del pre­si­den­te Barack Oba­ma de avan­zar hacia un mun­do sin armas nuclea­res, dijo el sub­di­rec­tor del Con­se­jo de Víc­ti­mas de la Bom­ba Ató­mi­ca de Hiroshi­ma Yukio Yoshioka.

“El gobierno decla­ró que no tie­ne inten­ción de pro­tes­tar.” Deja a la esfe­ra social la pro­tes­ta y enton­ces dice: “Con ello se ele­van a 26 las prue­bas nuclea­res sub­crí­ti­cas efec­tua­das por Esta­dos Uni­dos des­de julio de 1997, cuan­do tuvo lugar la pri­me­ra de ellas.”

Aho­ra dice:

“Washing­ton con­si­de­ra que estas prue­bas no vio­lan el Tra­ta­do para la Prohi­bi­ción Com­ple­ta de los Ensa­yos Nuclea­res, CTBT, ya que no des­atan reac­cio­nes en cade­na, y por tan­to no expi­den ener­gía nuclear, por lo que pue­den con­si­de­rar­se ensa­yos de laboratorios.”

Esta­dos Uni­dos dice que tie­ne que hacer esas prue­bas por­que son nece­sa­rias para man­te­ner la segu­ri­dad de su arse­nal nuclear”, es decir, como que tene­mos gran­des arse­na­les nuclea­res, lo hace­mos para tener segu­ri­dad.

Fidel y Michel Chossudovski en La Habana. Foto: Estudios RevoluciónFidel y Michel Chos­su­dovs­ki en La Haba­na. Foto: Estu­dios Revolución 

Michel Chos­su­dovsky.- Vol­ve­mos a la cues­tión de la ame­na­za a Irán, por­que usted dijo que Esta­dos Uni­dos y sus alia­dos no pue­den ganar una gue­rra con­ven­cio­nal. Eso es cier­to; pero el arma nuclear podría ser uti­li­za­da como una alter­na­ti­va a una gue­rra con­ven­cio­nal, y esto evi­den­te­men­te es una ame­na­za a la huma­ni­dad, como usted lo ha sub­ra­ya­do en sus escritos.

La cues­tión que a mí me preo­cu­pa es que des­pués de la Gue­rra Fría se desa­rro­lló esa noción del arma nuclear con cara huma­ni­ta­ria dicien­do que real­men­te no es un arma peli­gro­sa, que no daña a los civi­les, y en cier­ta for­ma cam­bia­ron la eti­que­ta del arma nuclear. Por lo tan­to, según sus cri­te­rios, el arma nuclear no es dis­tin­ta del arma con­ven­cio­nal, y aho­ra en los manua­les mili­ta­res dicen que el arma nuclear tác­ti­ca es un arma que no tie­ne daños para los civiles

Por lo tan­to podría­mos tener una situa­ción don­de inclu­so los que deci­den ata­car a Irán con el arma nuclear no se dan cuen­ta de las con­se­cuen­cias que podría tener para el Medio Orien­te, Asia Cen­tral, pero tam­bién para la huma­ni­dad en su con­jun­to, por­que van a decir: “Bueno, según nues­tros cri­te­rios, esa arma nuclear es dis­tin­ta de la de la gue­rra fría, y, por lo tan­to, la pode­mos uti­li­zar en con­tra de Irán como un arma que ase­gu­ra la segu­ri­dad mundial.

¿Cómo ve eso? Eso es tre­men­da­men­te peli­gro­so, por­que ellos mis­mos creen en su pro­pia pro­pa­gan­da. Es una pro­pa­gan­da inter­na den­tro de las fuer­zas arma­das, den­tro del apa­ra­to político.

En la des­cla­si­fi­ca­ción que se hizo en el en el 2002, 2003 del arma nuclear tác­ti­ca, inclu­so el sena­dor Edward Ken­nedy dijo en esa épo­ca que esa era una mane­ra de tras­to­car las fron­te­ras entre las armas con­ven­cio­na­les y las nuclea­res. Pero esta­mos en esto, esta­mos en una épo­ca don­de el arma nuclear no es dis­tin­ta de la Kalash­ni­kov, estoy exa­ge­ran­do, pero en cier­ta for­ma es par­te de la caja de herra­mien­tas ‑es la pala­bra que ellos uti­li­zan, “caja de herra­mien­tas”-, y ahí se selec­cio­na el tipo de arma­men­to que se va a uti­li­zar, de tal for­ma que el arma nuclear podría ser … uti­li­za­da en el tea­tro de gue­rra con­ven­cio­nal, lle­ván­do­nos hacia lo que es impen­sa­ble, que sería un esce­na­rio nuclear a nivel regio­nal, pero tam­bién con las reper­cu­sio­nes que podría tener a nivel planetario.

Cmd­te. Fidel Cas­tro Ruz.- Yo escu­ché lo que usted afir­mó en la Mesa Redon­da de que tales armas, supues­ta­men­te ino­fen­si­vas para los veci­nos en las pro­xi­mi­da­des don­de se uti­li­za­ran, podrían tener un ran­go equi­va­len­te que iba des­de un ter­cio de la que usa­ron en Hiroshi­ma has­ta seis veces el poder de esa arma, y se cono­ce hoy per­fec­ta­men­te bien su terri­ble daño, una sola bom­ba mató ins­tan­tá­nea­men­te a 100 000 per­so­nas. Ima­gí­nen­se una bom­ba que ten­ga seis veces el poder de aque­lla, o dos veces, o un poder igual, o el 30% de ese poder. Es absurdo.

Tam­bién lo que usted expu­so en la uni­ver­si­dad sobre el inten­to de pre­sen­tar­la como un arma huma­ni­ta­ria, que ade­más podría estar a dis­po­si­ción de las tro­pas en ope­ra­cio­nes. De modo que en un momen­to deter­mi­na­do podría ser facul­tad del coman­dan­te de la zona de ope­ra­cio­nes emplear esa arma como más efi­cien­te que las demás, lo cual sería su deber den­tro de las doc­tri­nas mili­ta­res y de las ense­ñan­zas que le dan en las aca­de­mias militares.

Michel Chos­su­dovsky.- En ese sen­ti­do, no creo que esta arma nuclear se va a uti­li­zar sin el aval, diga­mos, del Pen­tá­gono o del Coman­do cen­tra­li­za­do; pero sí pien­so que podría ser toma­do sin el aval del Pre­si­den­te de Esta­dos Uni­dos y del Coman­dan­te en Jefe de las Fuer­zas Arma­das, que es el Pre­si­den­te de Esta­dos Uni­dos; es decir que no es la lógi­ca de la gue­rra fría, don­de esta­ba el telé­fono rojo…

Cmd­te. Fidel Cas­tro Ruz.- Yo com­pren­do, pro­fe­sor, lo que usted dice con rela­ción al empleo de esa arma como facul­tad de las auto­ri­da­des supe­rio­res del Pen­tá­gono, y me pare­ce correc­to que usted haga esa acla­ra­ción para que no le vayan a impu­tar la res­pon­sa­bi­li­dad de exa­ge­rar el peli­gro de esa arma.

Pero, fíje­se, des­pués que uno sabe el anta­go­nis­mo y las dis­cu­sio­nes del Pen­tá­gono con el Pre­si­den­te de Esta­dos Uni­dos, real­men­te no le que­dan muchas dudas de cuál sería la deci­sión del Pen­tá­gono si el jefe del tea­tro de las ope­ra­cio­nes soli­ci­ta el uso de esa arma por­que la con­si­de­ra nece­sa­ria o imprescindible.

Michel Chos­su­dovsky.- Hay otro ele­men­to tam­bién, es que el des­plie­gue de armas nuclea­res aho­ra, a mi enten­der, es por varios paí­ses euro­peos miem­bros de la OTAN que inclu­yen todo ese des­plie­gue del arma nuclear tác­ti­ca, ahí está Tur­quía, Ita­lia, Ale­ma­nia, Bel­gi­ca, Holan­da; de tal for­ma, hay mon­to­nes de estas peque­ñas bom­bas nuclea­res muy cer­ca del tea­tro de gue­rra, y por otro lado está Israel.

Aho­ra bien, no creo que Israel va a ini­ciar una gue­rra por su cuen­ta, eso es una impo­si­bi­li­dad en tér­mi­nos estra­té­gi­cos y deci­sio­na­les. En la gue­rra moder­na con la cen­tra­li­za­ción del sis­te­ma de comu­ni­ca­ción, de logís­ti­ca, es una deci­sión cen­tra­li­za­da; pero Israel podría actuar en el sen­ti­do que Esta­dos Uni­dos le dé la luz ver­de y des­pués Israel es el que hace el pri­mer ata­que. Eso no está fue­ra de lo posi­ble, aun­que hay algu­nos ana­lis­tas que aho­ra dicen que la gue­rra a Irán va a empe­zar en el Líbano y Siria con una gue­rra fron­te­ri­za con­ven­cio­nal, y lue­go eso dará un pre­tex­to para una esca­la­da de las ope­ra­cio­nes militares.

Cmd­te. Fidel Cas­tro Ruz.- Ayer 13 de octu­bre una mul­ti­tud de per­so­nas reci­bió a Ahma­di­ne­jad en el Líbano como héroe nacio­nal de ese país. Estu­ve leyen­do un cable sobre eso esta mañana.

Ade­más, se cono­ce tam­bién las preo­cu­pa­cio­nes de Israel con rela­ción a eso, por el hecho de que los liba­ne­ses, es gen­te muy com­ba­ti­va, poseen tres veces el núme­ro de pro­yec­ti­les reac­ti­vos que dis­po­nía en el ante­rior con­flic­to Israel y el Líbano, lo cual cons­ti­tu­ye una gran preo­cu­pa­ción para Israel, por­que nece­si­tan ‑afir­man los téc­ni­cos israe­li­tas- la avia­ción para com­ba­tir esa arma. De modo, afir­man, que solo podrían estar un núme­ro de horas, no tres días ata­can­do a Irán, por­que debe­rían pres­tar­le aten­ción a tal peli­gro. Es por ello, des­de esos pun­tos de vis­ta, que cada día que pasa se preo­cu­pan más, por­que esas armas for­man par­te del arse­nal de arma­men­tos con­ven­cio­na­les de los ira­níes. Ellos entre los arma­men­tos con­ven­cio­na­les, por ejem­plo, tie­nen cien­tos de lan­za­do­res de cohe­tes con­tra buques de super­fi­cie en esa área del Cas­pio, se cono­ce, des­de las gue­rras de las Mal­vi­nas, que un buque de super­fi­cie pue­de defen­der­se de uno, dos o tres pro­yec­ti­les; pero ima­gí­nen­se cómo se pue­de pro­te­ger una nave de gue­rra, con bas­tan­te dimen­sión, con­tra una llu­via de armas de ese tipo. Son naves rápi­das ope­ra­das por gen­te bien entre­na­da, por­que los ira­níes lle­van 30 años pre­pa­ran­do la gen­te y han desa­rro­lla­do armas con­ven­cio­na­les eficientes.

Usted mis­mo lo cono­ce y cono­ce lo que ocu­rrió en la últi­ma Gue­rra Mun­dial, antes de que apa­re­cie­ran las armas nuclea­res, habían muer­to ya 50 millo­nes de per­so­nas por el efec­to des­truc­tor de las armas convencionales.

Una gue­rra hoy no es una gue­rra como en el siglo XIX, antes de que apa­re­cie­ran las armas nuclea­res, la gue­rra era ya suma­men­te des­truc­ti­va. Las armas nuclea­res apa­re­cie­ron en el últi­mo minu­to, por­que Tru­man qui­so usar­las, hacer la prue­ba con la bom­ba de Hiroshi­ma, crean­do la masa crí­ti­ca a par­tir del ura­nio, y otra con plu­to­nio en Naga­sa­ki. Las dos mata­ron a alre­de­dor de 100 000 per­so­nas de for­ma inme­dia­ta. No se sabe la gen­te que hirie­ron e irra­dia­ron, que mori­rían des­pués o sufri­rían duran­te lar­gos años sus efec­tos. Ade­más, una gue­rra nuclear crea­ría el invierno nuclear.

Le estoy hablan­do de los peli­gros que sig­ni­fi­ca­ría una gue­rra por el daño inme­dia­to. Bas­ta un núme­ro limi­ta­do, las armas que tie­ne una de las dos poten­cias menos pode­ro­sas, India y Paquis­tán, y su esta­lli­do sería sufi­cien­te para crear un invierno nuclear del cual no sobre­vi­vi­ría, sería impo­si­ble, nin­gún ser humano, que dura­ría de 8 o 10 años. En pocas sema­nas no se vería la luz del sol.

El hom­bre tie­ne menos de 200 000 años, has­ta aho­ra todo era nor­ma­li­dad, las leyes de la natu­ra­le­za se cum­plían, las leyes de la vida se desa­rro­lla­ban en el pla­ne­ta Tie­rra des­de hace más de 3 000 millo­nes de años. El hom­bre, el homo sapiens, el ser inte­li­gen­te no exis­tía cuan­do habían trans­cu­rri­do las 8 déci­mas par­tes de un millón, según todos los estu­dios. Hace 200 años todo vir­tual­men­te se igno­ra­ba. Hoy se cono­ce las leyes que rigen la evo­lu­ción de las espe­cies. Los cien­tí­fi­cos, los teó­lo­gos, inclu­so, los más sin­ce­ros reli­gio­sos, que ini­cial­men­te se hacían eco de la cam­pa­ña de las gran­des ins­ti­tu­cio­nes ecle­siás­ti­cas con­tra la teo­ría de Dar­win, acep­tan hoy las leyes de la evo­lu­ción como reales, sin que eso haya impe­di­do el ejer­ci­cio de sin­ce­ras creen­cias reli­gio­sas, en las que muchas veces, las per­so­nas encuen­tran una com­pen­sa­ción a sus más sen­ti­das penas.

Pien­so que nadie en el mun­do desea que la espe­cie huma­na des­apa­rez­ca. Y es por ello que sos­ten­go el cri­te­rio de que deben des­apa­re­cer, no solo las armas nuclea­res, sino tam­bién las armas con­ven­cio­na­les. Hay que ofre­cer­les garan­tía de paz a todos los pue­blos sin dis­tin­ción, lo mis­mo a los ira­níes, que a los israe­li­tas, y que los recur­sos de la natu­ra­le­za deben ser dis­tri­bui­dos, ¡deben ser!, no quie­ro decir que lo van a hacer, tam­po­co que sea fácil lograr­lo; pero no habría otra alter­na­ti­va para la huma­ni­dad, en un mun­do limi­ta­do en exten­sión, y en deter­mi­na­dos recur­sos, aún cuan­do se desa­rro­llen todas las fuer­zas cien­tí­fi­cas para crear fuen­tes de ener­gía reno­va­bles. Hay casi 7 000 millo­nes de habi­tan­tes, lue­go hace fal­ta una polí­ti­ca de pobla­ción, hacen fal­ta muchas cosas, y cuan­do usted las colo­ca todas jun­tas y se hace la pre­gun­ta, ¿será el ser humano capaz de com­pren­der eso y supe­rar todas esas difi­cul­ta­des? Real­men­te, úni­ca­men­te el entu­sias­mo pue­de con­du­cir a una per­so­na a decir que se va a enfren­tar y resol­ver fácil­men­te seme­jan­te problema.

Michel Chos­su­dovsky.- Lo que usted ha dicho es suma­men­te impor­tan­te, cuan­do habló de Tru­man. Tru­man había dicho que Hiroshi­ma era una base mili­tar y que no había daños para los civiles.

Esa noción de daños cola­te­ra­les, pare­ce ser par­te de una con­ti­nui­dad en la doc­tri­na nuclear des­de el año 1945 has­ta la fecha, es decir, no a nivel de reali­dad pero a nivel de doc­tri­na y de pro­pa­gan­da; es decir que en 1945 se dijo: Vamos a sal­var la huma­ni­dad matan­do a 100 000 per­so­nas y negan­do el hecho de que Hiroshi­ma era una ciu­dad pobla­da, que era una base mili­tar. Pero hoy en día esa fal­si­fi­ca­ción es mucho más sofis­ti­ca­da, más gene­ra­li­za­da, y el arma nuclear es más avan­za­da. De tal for­ma que, en la medi­da en que esta­mos tra­tan­do del futu­ro de la huma­ni­dad y la ame­na­za de una gue­rra nuclear a nivel pla­ne­ta­rio, la cues­tión de la men­ti­ra, la cues­tión de la fic­ción den­tro del dis­cur­so polí­ti­co y mili­tar, que nos lle­va a una catás­tro­fe pla­ne­ta­ria sin que los polí­ti­cos entien­dan sus pro­pias mentiras.

Enton­ces, usted dijo que los seres huma­nos inte­li­gen­tes exis­ten des­de hace 200 000 años, pero esa pro­pia inte­li­gen­cia tra­du­ci­da a nivel de ins­ti­tu­cio­nes, de la pren­sa, de los ser­vi­cios de inte­li­gen­cia, de las Nacio­nes Uni­das, vie­ne a ser el ele­men­to que nos va a des­truir; por­que uno cree en sus men­ti­ras y lle­ga a la gue­rra nuclear, sin dar­se cuen­ta de que esta es la últi­ma gue­rra, como lo decía Eins­tein cla­ra­men­te: Que una gue­rra nuclear no pue­de lle­var a una con­ti­nua­ción de la huma­ni­dad, es la ame­na­za mundial.

Cmd­te. Fidel Cas­tro Ruz.- Son muy bue­nas esas pala­bras, pro­fe­sor. El daño cola­te­ral, en este caso, pue­de ser la huma­ni­dad. La gue­rra es un hecho cri­mi­nal, y no hace fal­ta nin­gu­na ley nue­va, por­que des­de Nurem­berg la gue­rra esta­ba con­si­de­ra­da ya como un cri­men, el más gran­de cri­men con­tra la huma­ni­dad y con­tra la paz, el más horri­ble de todos los crímenes.

Michel Chos­su­dovsky.- Los tex­tos de Nurem­berg lo dicen cla­ra­men­te: “La gue­rra es un acto cri­mi­nal, es el acto supre­mo de gue­rra en con­tra de la paz.” Ha sido muy cita­do ese tex­to de Nurem­berg. Los alia­dos des­pués de la Segun­da Gue­rra Mun­dial lo que­rían uti­li­zar en con­tra de los ven­ci­dos, y no digo que no tie­ne vali­dez; pero los crí­me­nes que ellos come­tie­ron, inclu­so los crí­me­nes que come­tie­ron en con­tra de Ale­ma­nia y Japón, de eso no se habla.

Cmd­te. Fidel Cas­tro Ruz.- Con el arma nuclear, en el segun­do caso.

Michel Chos­su­dovsky.- En fin, es un tema para mí tre­men­da­men­te impor­tan­te y si esta­mos hablan­do de una con­tra­alian­za por la paz, la cri­mi­na­li­za­ción de la gue­rra me pare­ce fun­da­men­tal. Es la abo­li­ción de la gue­rra, es un acto cri­mi­nal que hay que eliminar.

Cmd­te. Fidel Cas­tro Ruz.- Bueno, a los prin­ci­pa­les cri­mi­na­les. ¿Quién los juzga?

Michel Chos­su­dovsky.- El pro­ble­ma es que ellos con­tro­lan tam­bién las cor­tes de jus­ti­cia, enton­ces los jue­ces son cri­mi­na­les tam­bién, ¿qué pode­mos hacer?

Cmd­te. Fidel Cas­tro Ruz.- Yo digo que esto for­ma par­te de la bata­lla de ideas.

Aho­ra, se tra­ta de exi­gir que el mun­do no sea con­du­ci­do a una catás­tro­fe nuclear, se tra­ta de pre­ser­var la vida. No sabe­mos, pero pre­su­mi­mos que si el hom­bre toma con­cien­cia de que su exis­ten­cia, la de su pue­blo, la de los seres más que­ri­dos, has­ta los mis­mos jefes mili­ta­res de Esta­dos Uni­dos esta­rían cons­cien­tes del resul­ta­do, aun­que los hayan edu­ca­do en la vida para cum­plir órde­nes, no pocas veces geno­ci­das como el empleo de armas nuclea­res tác­ti­cas o estra­té­gi­cas, por­que es lo que les ense­ña­ron en las academias.

Como todo eso es una locu­ra, nin­gún polí­ti­co está exen­to del deber de tras­mi­tir a la pobla­ción estas ver­da­des. Hay que creer en ellas, de lo con­tra­rio no habría nada por lo cual luchar.

Michel Chos­su­dovsky.- Yo creo que lo que usted está dicien­do es que en el momen­to actual, el gran deba­te his­tó­ri­co de la huma­ni­dad debe enfo­car­se en el peli­gro de una gue­rra nuclear que ame­na­za el futu­ro de la huma­ni­dad, y que cual­quier deba­te que haga­mos sobre nece­si­da­des bási­cas o sobre eco­no­mía exi­ge que poda­mos impe­dir la gue­rra e ins­ta­lar una paz mun­dial para que se pue­da, jus­ta­men­te, pla­ni­fi­car el nivel de vida a nivel mun­dial basa­do en nece­si­da­des bási­cas; pero si no solu­cio­na­mos el pro­ble­ma de la gue­rra, el capi­ta­lis­mo tam­po­co sub­sis­te, es cier­to, ¿no?

Cmd­te. Fidel Cas­tro Ruz.- No, no pue­de sub­sis­tir, por todos los aná­li­sis que hemos hecho no pue­de sub­sis­tir. El sis­te­ma capi­ta­lis­ta y la eco­no­mía de mer­ca­do que le insu­fla vida, no va a des­apa­re­cer de la noche a la maña­na, pero el impe­ria­lis­mo basa­do en la fuer­za, en las armas nuclea­res y las armas con­ven­cio­na­les de tec­no­lo­gía moder­na, tie­nen que des­apa­re­cer si desea­mos que la huma­ni­dad sobreviva.

Aho­ra, hay un hecho real que está ocu­rrien­do en este momen­to y demues­tra la enor­me des­in­for­ma­ción que sufre el mun­do y es el siguien­te: En Chi­le que­da­ron atra­pa­dos a 700 metros de pro­fun­di­dad 33 mine­ros, y en el mun­do hay júbi­lo por la noti­cia de que 33 mine­ros han sido sal­va­dos. Bueno, pues sen­ci­lla­men­te, qué hará el mun­do si toma con­cien­cia de que hay seis mil 877 millo­nes 596 mil 300 habi­tan­tes que hay que sal­var, si 33 han crea­do un júbi­lo uni­ver­sal y todos los medios masi­vos no hablan más que de eso en estos días, ¿por qué no se sal­van los casi 7 000 millo­nes de habi­tan­tes atra­pa­dos por el terri­ble peli­gro de pere­cer, en una muer­te tan horri­ble como las de Hiroshi­ma o Nagasaki?

Michel Chos­su­dovsky.- Mire, esto es tam­bién, visi­ble­men­te, la cues­tión de la cober­tu­ra mediá­ti­ca que se hace de dis­tin­tos even­tos y de la pro­pa­gan­da que emana.

Yo pien­so que fue una ope­ra­ción huma­ni­ta­ria tre­men­da lo que hicie­ron los chi­le­nos; pero es cier­to que si hay una ame­na­za a la huma­ni­dad, como usted lo plan­tea, eso debe­ría estar en pri­me­ra pági­na en todos los dia­rios del mun­do, por­que es la tota­li­dad de la socie­dad huma­na que … podría ser la víc­ti­ma de una deci­sión toma­da, inclu­so, por un gene­ral de tres estre­llas, que no cono­ce las con­se­cuen­cias, pero ahí esta­mos hablan­do de la mane­ra en que los medios de comu­ni­ca­ción, en par­ti­cu­lar en occi­den­te, están escon­dien­do la cues­tión más gra­ve que afec­ta poten­cial­men­te el mun­do actual, que es el peli­gro de una gue­rra nuclear y debe­mos tomar­lo en serio, por­que tan­to Hillary Clin­ton, como Oba­ma han dicho que ellos tenían la idea de uti­li­zar el arma nuclear en una lla­ma­da gue­rra pre­ven­ti­va en con­tra de Irán.

Bueno, ¿cómo con­tes­ta­mos? ¿Qué le dice usted a Hillary Clin­ton y Barak Oba­ma por las decla­ra­cio­nes que han hecho res­pec­to al uso uni­la­te­ral del arma nuclear en con­tra de Irán, un país que no repre­sen­ta nin­gún peli­gro para nadie?

Cmd­te. Fidel Cas­tro Ruz.- Sí, conoz­co dos cosas: lo que se dis­cu­tió, que ha sido reve­la­do en estos días, las tre­men­das dis­cu­sio­nes en el seno del Con­se­jo de Segu­ri­dad de Esta­dos Uni­dos. Es el valor que le daba al libro que escri­bió Bob Wood­ward, por­que reve­la­ba cómo fue­ron todas esas dis­cu­sio­nes. Se sabe cuál fue la posi­ción de Biden, de Hillary, de Oba­ma y, en reali­dad en esas dis­cu­sio­nes el que se mos­tró más fir­me en con­tra de la exten­sión de la gue­rra, que fue capaz de dis­cu­tir con los mili­ta­res, fue Oba­ma, eso es un hecho real, estoy escri­bien­do la últi­ma refle­xión, en reali­dad, sobre eso. El úni­co que allí lle­gó y le dio un con­se­jo, había sido adver­sa­rio suyo por su per­te­nen­cia al Par­ti­do Repu­bli­cano, fue Colin Powell, le recor­dó que era el Pre­si­den­te de Esta­dos Uni­dos, un con­se­jo alentador.

Creo que hay que hacer­les lle­gar a todos este men­sa­je, de lo que hemos habla­do; creo que muchos leen en Glo­bal Research los artícu­los que usted ha publi­ca­do, … Creo que se debe divul­gar, y en la medi­da en que hemos teni­do estas con­ver­sa­cio­nes y alber­ga­mos la idea de divul­gar­las, me ale­gra mucho cada vez que usted argu­men­ta, razo­na y plan­tea estos pro­ble­mas, ya que sen­ci­lla­men­te, a mi jui­cio, exis­te un ver­da­de­ro défi­cit de infor­ma­ción por las cau­sas que usted explica.

Aho­ra, noso­tros debe­mos inven­tar, ¿cuá­les serán las for­mas de hacer que esto se conoz­ca? En la épo­ca de los doce Após­to­les, eran 12 nada más, y se die­ron a la tarea de divul­gar las ense­ñan­zas que un pre­di­ca­dor les tras­mi­tió. Cla­ro, tenían cien­tos de años por delan­te, noso­tros, en cam­bio, no los tene­mos, pero esta­ba vien­do la lis­ta de per­so­na­li­da­des, son más de 20 las per­so­na­li­da­des que han esta­do tra­ba­jan­do con Glo­bal Research, gen­te pres­ti­gio­sa, plan­tean­do las mis­mas cosas; pero no dis­po­nen de cien­tos de años, sino, bueno, de muy poco tiempo.

Michel Chos­su­dovsky El movi­mien­to anti-gue­rra en Esta­do Uni­dos, Cana­da y Euro­pa esta muy divi­di­do. Algu­nos pien­san que la ame­na­za vie­ne de Irán, otros dicen que son los terro­ris­tas, y hay mucha des­in­for­ma­ción den­tro del mis­mo movi­mien­to antiguerra.

Ade­más, en el Foro Social Mun­dial la gue­rra nuclear no es par­te del deba­te entre gen­te de izquier­da o pro­gre­sis­tas. Duran­te la Gue­rra Fría sí se habló del peli­gro de un con­flic­to nuclear, y la gen­te tenía esa conciencia.

En la últi­ma reu­nión que se cele­bró en Nue­va York sobre la no pro­li­fe­ra­ción, bajo las Nacio­nes Uni­das, el énfa­sis era la ame­na­za nuclear de enti­da­des no esta­ta­les, de terroristas.

El pre­si­den­te Oba­ma decía que la ame­na­za vie­ne de Al Qae­da, que tie­ne el arma nuclear; ade­más si uno lee los dis­cur­sos de Oba­ma, se va insi­nuan­do que el terro­ris­mo tie­ne capa­ci­dad de fabri­car bom­bas nuclea­res peque­ñas, a lo que lla­man la bom­ba sucia. Bueno, es una mane­ra de cam­biar total­men­te el énfasis.

Cmd­te.Fidel Cas­tro Ruz- Es lo que le dicen a él, es lo que le dicen su pro­pia gen­te y se lo hacen creer.

Fíje­se, ¿qué yo hago con las refle­xio­nes? Las dis­tri­bu­yo en las Nacio­nes Uni­das, se las envío a todos los gobier­nos ‑las refle­xio­nes, por supues­to, que sean cor­tas, para man­dár­se­las a todos los gobiernos‑, y sé que hay mucha gen­te que las lee. El pro­ble­ma es si usted está dicien­do una ver­dad o no. Cla­ro que cuan­do uno reúne toda esta infor­ma­ción con rela­ción a un pro­ble­ma más con­cre­to, por­que tam­bién las refle­xio­nes están dilui­das en muchos temas, pero yo creo que hay que con­cen­trar­se, por nues­tra par­te más, en la divul­ga­ción de cosas esen­cia­les, no pue­de abar­car­se todo.

Michel Chos­su­dovsky.- Qui­sie­ra hacer­le una pre­gun­ta, por­que hay una cues­tión fun­da­men­tal rela­ti­va a la his­to­ria de la Revo­lu­ción Cuba­na. Con­si­de­ro que ese deba­te sobre el futu­ro de la huma­ni­dad tam­bién es par­te del dis­cur­so revo­lu­cio­na­rio. Si la socie­dad en su con­jun­to podría ser ame­na­za­da por una gue­rra nuclear, es nece­sa­rio, en cier­ta for­ma, tener una revo­lu­ción del pen­sa­mien­to y de las accio­nes en con­tra de ese acontecimiento.

Cmd­te. Fidel Cas­tro Ruz- Hay que decir, repi­to, que la huma­ni­dad está a 800 metros de pro­fun­di­dad y que hay que sacar­la, hay que hacer una ope­ra­ción de sal­va­men­to. Es el men­sa­je que tene­mos que tras­mi­tir a un núme­ro de gen­te. Si mucha gen­te lo pien­sa, mucha gen­te va a hacer lo que usted está hacien­do y van a apo­yar lo que uste­des están apo­yan­do, ya no depen­de de quié­nes son los que lo digan, que lo diga alguien.

Hay que inven­tar cómo se lle­ga a las masas más cons­cien­tes. La solu­ción no está en los dia­rios. Inter­net exis­te, Inter­net es más eco­nó­mi­co, Inter­net es más ase­qui­ble. Yo me acer­qué a uste­des por la vía de Inter­net bus­can­do noti­cias, no a tra­vés de las agen­cias noti­cio­sas, no a tra­vés de los órga­nos de pren­sa, de la CNN, sino bus­can­do noti­cias a tra­vés de un bole­tín que reci­bo dia­ria­men­te con artícu­los publi­ca­dos en Inter­net. Más de 100 pági­nas todos los días.

Ayer uste­des esta­ban razo­nan­do que en Esta­dos Uni­dos hace un tiem­po dos ter­ce­ras par­tes de la opi­nión públi­ca esta­ba con­tra la gue­rra en Irán, y hoy el cin­cuen­ta y tan­to por cien­to era par­ti­da­rio de accio­nes mili­ta­res con­tra Irán.

Michel Chos­su­dovsky.- Lo que pasó, inclu­so en los últi­mos meses, es que se dijo: “Sí, la gue­rra nuclear es muy peli­gro­sa, es una ame­na­za; pero la ame­na­za vie­ne de Irán”, y hubo car­te­les en Nue­va York dicien­do: “Di no a Irán nuclear”, y el men­sa­je de estos car­te­les era pre­sen­tar a Irán como una ame­na­za a la segu­ri­dad mun­dial, aun cuan­do la ame­na­za no exis­tía por­que ellos no tie­nen el arma nuclear. En fin, esta­mos en esto, y The New York Times a comien­zos de esta sema­na publi­có un tex­to que dice que sí, que los ase­si­na­tos polí­ti­cos son legales.

Enton­ces, cuan­do tene­mos una pren­sa que nos pre­sen­ta cosas de ese esti­lo, con la dis­tri­bu­ción que ellos tie­nen, es tre­men­do el tra­ba­jo. No tene­mos posi­bi­li­dad de rever­tir este pro­ce­so con la dis­tri­bu­ción de los medios alter­na­ti­vos. Ade­más de que aho­ra muchos de estos medios alter­na­ti­vos están finan­cia­dos por el poder económico.

Cmd­te Fidel Cas­tro Ruz.- Y sin embar­go tene­mos que luchar.

Michel Chos­su­dovsky.- Su men­sa­je que había dado ayer, es que en el caso de una gue­rra nuclear, el daño cola­te­ral sería la huma­ni­dad en su totalidad.

Cmd­te.Fidel Cas­tro Ruz- Sería la huma­ni­dad, la vida de la humanidad.

Michel Chos­su­dovsky.- Es cier­to que Inter­net debe seguir fun­cio­nan­do como un ins­tru­men­to de divul­ga­ción para que esa gue­rra no ocurra.

Cmd­te Fidel Cas­tro Ruz.- Bueno, es la úni­ca mane­ra que pode­mos impe­dir­la. Si crea­mos la opi­nión mun­dial, es como el ejem­plo que men­cio­né: hay casi 7 000 millo­nes de per­so­nas a 800 metros de pro­fun­di­dad; debe­mos uti­li­zar el fenó­meno de Chi­le para divul­gar estas cosas.

Michel Chos­su­dovsky.- La com­pa­ra­ción que usted hace con el res­ca­te de los 33 mine­ros, dicien­do que hay 33 mine­ros por deba­jo del sue­lo que hay res­ca­tar, que se hizo una cober­tu­ra mediá­ti­ca, y usted dice que tene­mos casi 7 000 millo­nes de habi­tan­tes que están por deba­jo de 800 metros y no entien­den lo que está pasan­do, pero tene­mos que res­ca­tar­los, por­que la huma­ni­dad en su con­jun­to está ame­na­za­da por el arma nuclear de Esta­dos Uni­dos y de sus alia­dos, por­que son ellos los que dicen que están dis­pues­tos a utilizarla.

Cmd­te.Fidel Cas­tro Ruz- Y la van a uti­li­zar si no hay opo­si­ción, si no hay resis­ten­cia. Están enga­ña­dos, están endro­ga­dos con la supe­rio­ri­dad mili­tar y la tec­no­lo­gía moder­na y no saben lo que están haciendo.

No entien­den las con­se­cuen­cias, creen que eso pue­de man­te­ner­se. Es imposible.

Michel Chos­su­dovsky.- O creen que esto es sim­ple­men­te un arma con­ven­cio­nal cualquiera.

Cmd­te.Fidel Cas­tro Ruz- Sí, están enga­ña­dos y creen que se pue­de seguir usan­do esa arma. Están con­fun­dien­do una épo­ca, no recuer­dan lo que dijo Eins­tein: no sabía con qué armas se pelea­ría la ter­ce­ra gue­rra mun­dial, pero la cuar­ta sería con palos y pie­dras. Yo le aña­dí ahí: “…solo que no exis­ti­rá quie­nes mane­jen los palos y las pie­dras”. Esa es la reali­dad; lo ten­go ahí escri­to en el mis­mo dis­cur­si­to bre­ve que usted me sugi­rió elaborara.

Michel Chos­su­dovsky.- El pro­ble­ma que yo veo es que el uso del arma nuclear no va nece­sa­ria­men­te a lle­var al fin de la huma­ni­dad de un día para otro, por­que el impac­to radiac­ti­vo es un pro­ce­so acumulativo.

Cmd­te.Fidel Cas­tro Ruz- Repí­ta­me, repí­ta­me por favor.

Michel Chos­su­dovsky.- Que el arma nuclear tie­ne varias con­se­cuen­cias: una que es la explo­sión y la des­truc­ción en el tea­tro de gue­rra, que es el fenó­meno de Hiroshi­ma; y la otra es la radia­ción que va expandiéndose.

Cmd­te.Fidel Cas­tro Ruz- Sí, el invierno nuclear, diga­mos. El pres­ti­gio­so inves­ti­ga­dor nor­te­ame­ri­cano, pro­fe­sor emé­ri­to de la Uni­ver­si­dad de Rut­gers, de New Jer­sey, Alan Robock, demos­tró de for­ma irre­ba­ti­ble que el esta­lli­do de una gue­rra entre dos de la ocho poten­cias nuclea­res que menos armas de ese tipo poseen pro­vo­ca­ría un “invierno nuclear”.

Reali­zó ese des­cu­bri­mien­to al fren­te de un gru­po de inves­ti­ga­do­res que uti­li­za­ron mode­los ultra cien­tí­fi­cos de computación.

Bas­ta­ría el esta­lli­do de 100 armas nuclea­res estra­té­gi­cas de las 25 mil que poseen las ocho poten­cias men­cio­na­das para pro­vo­car tem­pe­ra­tu­ras por deba­jo del pun­to de con­ge­la­ción en todo el pla­ne­ta, y una lar­ga noche que dura­ría alre­de­dor de ocho años. Es algo tan terri­ble, excla­ma el pro­fe­sor Robock, que las per­so­nas caen en “esta­do de nega­ción, no quie­ren pen­sar en eso, es más fácil simu­lar que esto no exis­te”. Me lo con­tó per­so­nal­men­te, en una con­fe­ren­cia inter­na­cio­nal que ofre­ció, don­de tuve el honor de con­ver­sar con él.

Bien, yo par­to de una tesis: Si se des­ata una gue­rra en Irán, esta se tor­na nuclear glo­bal inevi­ta­ble­men­te. Por eso ayer está­ba­mos dicien­do que no fue correc­to per­mi­tir ese acuer­do en el Con­se­jo de Segu­ri­dad, por­que lo faci­li­tó todo, ¿se da cuenta?

Una gue­rra de ese tipo hoy en Irán no pue­de ser local, por­que los ira­níes no se ple­ga­rán ante la fuer­za. Si man­tu­vie­ra su carác­ter con­ven­cio­nal, sería una gue­rra que Esta­dos Uni­dos y Euro­pa, no pue­den ganar, y sos­ten­go que se tor­na­ría nuclear rápi­da­men­te. Si Esta­dos Uni­dos come­tie­ra el error de usar armas nuclea­res tác­ti­cas, en el mun­do se pro­du­ci­ría una gran con­mo­ción y el con­trol de los acon­te­ci­mien­tos esca­pa­ría de sus manos.

Si Oba­ma ha teni­do que dis­cu­tir fuer­te­men­te con el Pen­tá­gono lo que debe hacer­se en Afga­nis­tán, ima­gí­nen­se la situa­ción de Oba­ma con los sol­da­dos nor­te­ame­ri­ca­nos e israe­li­tas com­ba­tien­do con­tra millo­nes de com­ba­tien­tes ira­níes. Los sau­di­tas no van a luchar en Irán, ni los paquis­ta­níes u otros sol­da­dos ára­bes o musul­ma­nes. Lo que pue­de ocu­rrir es que los yan­kis ten­gan serios con­flic­tos con las tri­bus paquis­ta­níes a las que están ata­can­do y matan­do con sus avio­nes sin pilo­tos, y ellos lo saben. Cuan­do dan un gol­pe con­tra esas tri­bus, pri­me­ro ata­can y des­pués se lo avi­san al gobierno, no se lo dicen antes; es una de las cosas que más irri­tan a los paquis­ta­níes. Hay un anti­nor­te­ame­ri­ca­nis­mo fuer­te allí.

Es un error pen­sar que los ira­níes se ren­di­rán si usan con­tra ellos las armas nuclea­res tác­ti­cas, y el mun­do se con­mo­cio­na­ría de ver­dad, cuan­do tal vez sea ya dema­sia­do tarde.

Michel Chos­su­dovsky.- Ellos no pue­den ganar una gue­rra convencional.

Cmd­te.Fidel Cas­tro Ruz No la pue­den ganar.

Michel Chos­su­dovsky.- Y eso lo vemos en Iraq; en Afga­nis­tán pue­den des­truir un país, pero no pue­den ganar des­de el pun­to de vis­ta militar…

Cmd­te.Fidel Cas­tro Ruz- Pero para des­truir­lo a qué pre­cio, a qué pre­cio ante el mun­do, a qué cos­to eco­nó­mi­co de todo tipo, en la mar­cha hacia la catás­tro­fe. Los pro­ble­mas que usted men­cio­na se agra­van, has­ta el pue­blo nor­te­ame­ri­cano reac­cio­na­ría; por­que el pue­blo nor­te­ame­ri­cano aun­que muchas veces reac­cio­na tar­día­men­te, ter­mi­na reac­cio­nan­do. El pue­blo nor­te­ame­ri­cano reac­cio­na a las bajas, a los muertos.

Al gobierno de Nixon lo apo­ya­ba mucha gen­te cuan­do la gue­rra en Viet­nam, inclu­so sugi­rió a Kis­sin­ger emplear el arma nuclear en ese país y este lo disua­dió de dar ese cri­mi­nal paso. Esta­dos Uni­dos se vió obli­ga­do por el pro­pio pue­blo nor­te­ame­ri­cano a poner­le fin a la gue­rra, tuvo que nego­ciar y tuvo que entre­gar el sur. Irán ten­dría que renun­ciar al petró­leo de la zona. ¿En Viet­nam qué entre­ga­ba? Un gas­to. Al fin y al cabo aho­ra están otra vez en Viet­nam, com­pran­do petró­leo, nego­cian­do. En Irán se per­de­rían muchas vidas, y tal vez las ins­ta­la­cio­nes petro­le­ras en gran par­te de la zona que­da­rían destruidas.

En una situa­ción como la actual, es muy pro­ba­ble que no entien­dan nues­tro men­sa­je. Si la gue­rra esta­lla, mi opi­nión es que ellos y el mun­do nada ganan. Si fue­ra úni­ca­men­te con­ven­cio­nal, lo que es muy poco pro­ba­ble, la per­de­rían irre­mi­si­ble­men­te, y si se tor­na en una gue­rra nuclear glo­bal, la per­de­ría la humanidad.

Michel Chos­su­dovsky.- Irán tie­ne fuer­zas con­ven­cio­na­les que son significativas.

Cmd­te.Fidel Cas­tro Ruz- Millo­nes.

Michel Chos­su­dovsky.- Fuer­zas de tie­rra, pero tam­bién cohe­tes y tam­bién tie­ne posi­bi­li­da­des de defenderse.

Cmd­te.Fidel Cas­tro Ruz- Mien­tras haya un hom­bre con un fusil es un enemi­go que ten­drán que derrotar.

Michel Chos­su­dovsky.- Y ahí hay varios millo­nes con fusiles.

Cmd­te.Fidel Cas­tro Ruz- Millo­nes, y ten­drían que sacri­fi­car muchas vidas de nor­te­ame­ri­ca­nos, des­gra­cia­da­men­te sería enton­ces que los nor­te­ame­ri­ca­nos reac­cio­na­rían, si no reac­cio­nan aho­ra reac­cio­na­rían des­pués cuan­do sería dema­sia­do tar­de; hay que escri­bir, hay que divul­gar en la medi­da de nues­tras posi­bi­li­da­des. Recuer­de que a los cris­tia­nos los per­se­guían, los lle­va­ban a las cata­cum­bas, los ase­si­na­ban, se los lan­za­ban a los leo­nes, estu­vie­ron siglos sin rene­gar de sus creen­cias, y des­pués eso era lo que le hacían a los musul­ma­nes, sin que estos jamás se plegaran.

Hay una gue­rra real con­tra el mun­do musul­mán. ¿Por qué se olvi­dan esas lec­cio­nes de la his­to­ria? He leí­do muchos de los artícu­los que usted escri­bió sobre los ries­gos de esa guerra.

Michel Chos­su­dovsky.- Vol­ve­mos a la cues­tión de Irán. Lo que creo que es muy impor­tan­te es que la opi­nión mun­dial entien­da el esce­na­rio de gue­rra. Usted plan­tea cla­ra­men­te que ellos pier­den la gue­rra, la con­ven­cio­nal, la están per­dien­do en Iraq y Afga­nis­tán, Irán tie­ne fuer­zas con­ven­cio­na­les mucho más que la OTAN.

Cmd­te.Fidel Cas­tro Ruz- Mucho más expe­ri­men­ta­da y moti­va­da. Ellos están aho­ra en con­flic­to con las de Afga­nis­tán y las de Iraq y una que no men­cio­nan: los paquis­ta­níes de la mis­ma etnia que los de la resis­ten­cia en Afga­nis­tán. Y esa gue­rra ellos la dan por per­di­da en las dis­cu­sio­nes que se sos­tie­nen en la Casa Blan­ca, es lo que nos cuen­ta el libro “Las gue­rras de Oba­ma” de Bob Wood­ward, que ellos afir­man. Ima­gí­ne­se que a eso le aña­dan la gue­rra para liqui­dar lo que que­de des­pués de los gol­pes ini­cia­les que den en Irán.

Enton­ces se verían o en una situa­ción de gue­rra con­ven­cio­nal que no pue­den ganar, u obli­ga­dos a una gue­rra glo­bal nuclear, lo empleo ya, en con­di­cio­nes de que se va a pro­du­cir una con­mo­ción mun­dial muy gran­de. Yo no sé quién podrá jus­ti­fi­car el tipo de gue­rra que tie­nen que hacer; para des­truir tie­nen seña­la­dos 450 obje­ti­vos en Irán, y de los cua­les algu­nos, según ellos, ten­drían que ata­car­los con cabe­zas nuclea­res tác­ti­cas, por su ubi­ca­ción en zonas mon­ta­ño­sas y la pro­fun­di­dad en que están. Mori­ría en eso mucha gen­te del per­so­nal ruso y de otras nacio­na­li­da­des que están cola­bo­ran­do con ellos.

¿Cuál será la reac­ción de la opi­nión mun­dial fren­te a ese gol­pe, que hoy irres­pon­sa­ble­men­te los medios han pro­mo­vi­do con el apo­yo de muchos norteamericanos?

Michel Chos­su­dovsky.- Una cues­tión, Irán, Iraq, Afga­nis­tán, son todos paí­ses veci­nos, en cier­ta for­ma. Irán tie­ne fron­te­ra con Afga­nis­tán, tie­ne fron­te­ra con Iraq, y Esta­dos Uni­dos y la OTAN tie­nen ins­ta­la­cio­nes mili­ta­res en los paí­ses que ellos ocu­pan. ¿Qué va a pasar? Las tro­pas de Irán van a pasar la fron­te­ra de inme­dia­to, supongo.

Cmd­te.Fidel Cas­tro Ruz- Bueno, no sé qué tác­ti­ca segui­rán ellos, pero si uno estu­vie­ra en su lugar, lo más acon­se­ja­ble no es con­cen­trar las tro­pas, por­que con­cen­tra­das las tro­pas serían más víc­ti­mas del ata­que con armas nuclea­res tác­ti­cas. Es decir que, tal y como está pin­ta­da la ame­na­za, lo mejor sería que ellos usen una tác­ti­ca pare­ci­da a la nues­tra en el sur de Ango­la cuan­do sos­pe­cha­mos que Sudá­fri­ca dis­po­nía de armas nuclea­res; crea­mos gru­pos tác­ti­cos de 1 000 hom­bres con poder de fue­go terres­tre y anti­aé­reo. Las armas nuclea­res nun­ca ten­drían a su alcan­ce una masa de sol­da­dos. La cohe­te­ría anti­aé­rea y otras armas simi­la­res apo­ya­ban nues­tras fuer­zas. Las armas y el terreno cam­bian y las tác­ti­cas deben cam­biar constantemente.

Michel Chos­su­dovsky.- Dis­per­sos.

Cmd­te.Fidel Cas­tro Ruz- Dis­per­sos, pero no son hom­bres ais­la­dos, eran alre­de­dor de 1 000 hom­bres con las armas ade­cua­das, el terreno era are­no­so, a don­de­quie­ra que ellos lle­ga­ban tenían que escar­bar y pro­te­ger­se bajo tie­rra, man­te­nien­do siem­pre la mayor dis­tan­cia entre los com­po­nen­tes. Nun­ca se ofre­ció al enemi­go la opor­tu­ni­dad de ases­tar un gol­pe deci­si­vo con­tra los 60 mil sol­da­dos cuba­nos y ango­la­nos en el Sur de Angola.

Lo que noso­tros hici­mos en ese país her­mano es lo que, con cri­te­rios tra­di­cio­na­les, habría segui­do un ejér­ci­to de cien­tos de miles. Bueno, noso­tros no éra­mos 100 mil, en el sur de Ango­la había 60 000 hom­bres, entre cuba­nos y ango­la­nos, debi­do a los reque­ri­mien­tos téc­ni­cos los gru­pos tác­ti­cos esta­ban cons­ti­tui­dos prin­ci­pal­men­te por cuba­nos, por­que mane­ja­ban los tan­ques, los cohe­tes, las anti­aé­reas, las comu­ni­ca­cio­nes, pero la infan­te­ría esta­ba for­ma­da por sol­da­dos cuba­nos y ango­la­nos, con gran espí­ri­tu de lucha, que no vaci­la­ron un ins­tan­te en enfren­tar al ejér­ci­to blan­co del Apartheid apo­ya­dos por Esta­dos Uni­dos e Israel. ¿Quié­nes mane­ja­ban las nume­ro­sas armas nuclea­res que man­te­nían en ese momento?

En el caso de Irán, por ahí lle­gan noti­cias de que están escar­ban­do en el sue­lo, y cuan­do les pre­gun­tan dicen que están hacien­do cemen­te­rios para ente­rrar a los inva­so­res… No sé si será una iro­nía, pero creo que real­men­te tie­nen que escar­bar bas­tan­te para pro­te­ger sus fuer­zas del ata­que con que los amenazan.

Michel Chos­su­dovsky.- Irán tie­ne la posi­bi­li­dad de movi­li­zar varios millo­nes de tropas.

Cmd­te.Fidel Cas­tro Ruz- No sólo las tro­pas, sino tam­bién los pues­tos de man­do son deci­si­vos. A mi jui­cio, la des­con­cen­tra­ción es muy impor­tan­te. Los ata­can­tes tra­ta­rán de impe­dir la trans­mi­sión de órde­nes. Cada uni­dad de com­ba­te debe cono­cer de ante­mano lo que debe hacer en cada cir­cuns­tan­cia. El ata­can­te tra­ta­rá de gol­pear y des­ar­ti­cu­lar la cade­na de man­do con sus armas radio­elec­tró­ni­cas. Todos esos fac­to­res deben tener­se en cuen­ta. El hom­bre no ha cono­ci­do nun­ca seme­jan­te experiencia.

En cual­quier cir­cuns­tan­cia, lo de Afga­nis­tán es una bobe­ría y lo de Iraq otra, com­pa­ra­do con lo que se van a topar en Irán: el arma­men­to, el entre­na­mien­to, la men­ta­li­dad, el tipo de sol­da­do… Si hace 31 años, en 1979, los com­ba­tien­tes ira­níes lim­pia­ban los cam­pos de minas avan­zan­do sobre éstos, serán, sin duda, los adver­sa­rios más temi­bles con los que se enfren­ta­ría Esta­dos Unidos.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.