El núme­ro de cadá­ve­res de saha­rauis sin iden­ti­fi­car supe­ra­ría la cen­te­na- La Haine/​Agencias

Las noti­cias que pro­ce­den de El Aaiún con­ti­núan mos­tran­do el alcan­ce del geno­ci­dio per­pe­tra­do por la monar­quía marro­quí. Según denun­cia Thaw­ra, una orga­ni­za­ción que agru­pa a varios colec­ti­vos que luchan por la defen­sa de los dere­chos huma­nos en el Sáha­ra, el núme­ro de detenidos/​desaparecidos saha­rauis ha aumen­ta­do de mane­ra insó­li­ta en las últi­mas horas, debi­do «al indis­cri­mi­na­do secues­tro de saha­rauis, en sus pro­pias casas, por par­te de los mili­ta­res marro­quíes, con la ayu­da de cien­tos de colo­nos que patru­llan la ciu­dad».

Aun­que el Fren­te Poli­sa­rio cifró ayer en 19 el núme­ro de falle­ci­dos, la can­ti­dad de cuer­pos sin iden­ti­fi­car podría supe­rar la cen­te­na, según Thaw­ra, que denun­cia que Marrue­cos está amon­to­nan­do los cadá­ve­res de saha­rauis en pozos y fosas comu­nes.

«El con­trol mili­tar en El Aaiún es bru­tal y a los saha­rauis se les hace total­men­te impo­si­ble reco­ger prue­bas de las agre­sio­nes y ase­si­na­tos que está come­tien­do Marrue­cos», ase­gu­ra esta orga­ni­za­ción.

Una repre­sión que se ha pro­du­ci­do des­pués de que el Ejér­ci­to inva­sor marro­quí des­man­te­la­se con gran vio­len­cia el cam­pa­men­to de pro­tes­ta de los saha­rauis de “Gdeim Izik”, lo que pro­vo­có enfren­ta­mien­tos con la pobla­ción. En “Gdeim Izik” vivían unos 25.000 saha­rauis en 7.500 jai­mas para deman­dar una mejo­ra de sus con­di­cio­nes de vida.

El cam­pa­men­to saha­raui se levan­tó hace más de tres sema­nas. Has­ta el lunes, el momen­to de máxi­ma ten­sión se pro­du­jo el pasa­do 24 de octu­bre cuan­do un joven saha­raui, de 14 años, murió a tiros del Ejér­ci­to marro­quí cuan­do inten­ta­ba acce­der al cam­pa­men­to.

Más de 4.500 heri­dos y 2.000 dete­ni­dos en El Aaiún

La Ofi­ci­na del Minis­te­rio de Terri­to­rios Ocu­pa­dos de la Repú­bli­ca Ára­be Saha­raui Demo­crá­ti­ca (RASD) ha cifra­do hoy en más de 4.500 los heri­dos y más de 2.000 los dete­ni­dos tras el des­man­te­la­mien­to del cam­pa­men­to de Gdeim Izik en El Aaiún, ciu­dad que se man­tie­ne «en esta­do de sitio».

Esta Ofi­ci­na pre­ci­sa en un comu­ni­ca­do remi­ti­do a La Hai­ne que el Ejér­ci­to, las Fuer­zas Auxi­lia­res y la Poli­cía de Marrue­cos con­ti­núan ata­can­do las vivien­das de los ciu­da­da­nos saha­rauis, dete­nien­do a todo el que encuen­tran, apa­lean­do a fami­lias ente­ras y secues­tran­do a los jóve­nes, sobre todo, en los barrios de Skei­ki­ma, Bucraa y Mat­ta­lla.

En los barrios del este de la ciu­dad, como Raha y Due­rat, has­ta ayer por la maña­na, se pro­du­cían con­ti­nuos alla­na­mien­tos de vivien­das por par­te de las fuer­zas marro­quíes, que obli­gan a los ciu­da­da­nos a gri­tar «Viva el Rey» y «Sáha­ra marro­quí».

En la nota, expli­can que el Ejér­ci­to ha roba­do vehícu­los de saha­rauis para que­mar­los en ple­na calle y ha dete­ni­do a sus ocu­pan­tes. La Ofi­ci­na del Minis­te­rio de Terri­to­rios Ocu­pa­dos de la RASD tie­ne cons­tan­cia de más de 2.000 deten­cio­nes has­ta el momen­to. Los pocos libe­ra­dos, lo fue­ron «des­pués de ser bru­tal­men­te tor­tu­ra­dos», expre­sa el infor­me ofi­cial.

Más de 4.500 per­so­nas han resul­ta­do heri­das de diver­sa con­si­de­ra­ción y muchas de ellas per­ma­ne­cen ocul­tas en sus vivien­das, sin que se pue­da cono­cer su evo­lu­ción.

Tes­ti­gos ocu­la­res han con­ta­do dece­nas de muer­tos dis­per­sos en los alre­de­do­res del cam­pa­men­to de Gdeim Izik y en la par­te este de la ciu­dad de El Aaiún, mien­tras que el núme­ro de des­apa­re­ci­dos es «incal­cu­la­ble», agre­ga la nota ofi­cial.

La Ofi­ci­na del Minis­te­rio de Terri­to­rios Ocu­pa­dos de la RASD ase­gu­ra que en la ciu­dad ocu­pa­da de Sma­ra se decre­tó el esta­do de sitio y se sus­pen­die­ron tem­po­ral­men­te las cla­ses has­ta el pró­xi­mo 19 de noviem­bre, des­pués de que la poli­cía dis­per­sa­ra con vio­len­cia las mani­fes­ta­cio­nes de jóve­nes estu­dian­tes de los liceos, en soli­da­ri­dad con los ciu­da­da­nos de la pobla­ción ocu­pa­da de El Aaiún.


Ulti­mas noti­cias minu­to a minu­to des­de los Terri­to­rios Ocu­pa­dos: http://​terri​to​rio​so​cu​pa​dos​mi​nu​toa​mi​nu​to​.blogs​pot​.com/
Se habla de has­ta un cen­te­nar de muer­tos. El Fren­te Poli­sa­rio denun­cia «lim­pie­za étni­ca» por par­te de Marrue­cos

El repre­sen­tan­te en el Esta­do espa­ñol del Fren­te Poli­sa­rio, Bucha­ra­ya Beyun, denun­ció este jue­ves que Marrue­cos está come­tien­do una «lim­pie­za étni­ca» en El Aaiún y advir­tió de que si la comu­ni­dad inter­na­cio­nal no inter­vie­ne para bus­car una solu­ción pací­fi­ca, «el pue­blo saha­raui recu­rri­rá a todos los medios, inclui­da la gue­rra».

«La ciu­dad está toma­da por el Ejér­ci­to y la Poli­cía», decla­ró. «Están yen­do casa por casa, hay cien­tos de dete­ni­dos, sobre todo entre los más jóve­nes», denun­ció. «Dece­nas de sol­da­dos entran en motos en las calles en las que no entran los coches para per­se­guir a la gen­te», ase­gu­ró.

Según el repre­sen­tan­te del Poli­sa­rio, «se ha infor­ma­do de 19 muer­tos, pero no pode­mos decir cuán­tos hay, por­que no tene­mos acce­so a los hos­pi­ta­les ni a las fosas comu­nes». «Hay una lim­pie­za étni­ca ante la que nadie quie­re inter­ve­nir», denun­ció. Orga­ni­za­cio­nes de dere­chos huma­nos hablan de al menos cien cadá­ve­res de saha­rauis.

A jui­cio de Beyun, la actua­ción de Marrue­cos supo­ne una «rup­tu­ra del alto del fue­go» de 1991. Por ello, advir­tió de que si la comu­ni­dad inter­na­cio­nal no inter­vie­ne para pro­pi­ciar una solu­ción pací­fi­ca, «el pue­blo saha­raui y el Poli­sa­rio se plan­tea­rán recu­rrir a todos los medios lega­les para defen­der sus dere­chos, inclui­da la gue­rra». «Nun­ca hemos esta­do tan cer­ca de la gue­rra des­de el alto el fue­go», ase­ve­ró.


Miér­co­les 11

El Poli­sa­rio denun­cia que El Aaiún vive «una situa­ción de terror»

José S. Muji­ca

El Fren­te Poli­sa­rio ase­gu­ró hoy que son al menos 19 los muer­tos saha­rauis por los suce­sos en El Aaiún, y denun­ció que la capi­tal del Saha­ra Occi­den­tal vive una «situa­ción de terror» en la que los agen­tes marro­quíes aban­do­nan los cadá­ve­res en las calles para sem­brar el páni­co entre la pobla­ción.

En decla­ra­cio­nes a Efe, el minis­tro saha­raui de Exte­rio­res, Moha­med Uld Salek, afir­mó que en los barrios con mayor pre­sen­cia saha­raui de la ciu­dad «están apa­re­cien­do cuer­pos dego­lla­dos y cadá­ve­res con impac­tos de bala, algu­nos de ellos de niños» a los que «resul­ta muy difí­cil iden­ti­fi­car».

«La tele­vi­sión marro­quí mues­tra imá­ge­nes apa­ren­te­men­te en cal­ma de las zonas de colo­nos, pero en los barrios saha­rauis los marro­quíes matan a la gen­te y la dejan tira­da en la calles, es algo autén­ti­ca­men­te terro­rí­fi­co que recuer­da a lo que hizo (Augus­to) Pino­chet en Chi­le», dijo el minis­tro.

Uld Salek ase­gu­ró ade­más que «los mili­ta­res y poli­cías marro­quíes que­man cual­quier coche saha­raui que encuen­tran a su paso para des­po­jar­les de su medio de trans­por­te, espe­cial­men­te los anti­guos Land Rover, todo un sím­bo­lo que sus­ti­tu­yó al came­llo de los nóma­das».

Asi­mis­mo, denun­ció que «dece­nas de poli­cías de pai­sano y colo­nos marro­quíes arma­dos con cuchi­llos y palos alla­nan las vivien­das saha­rauis, gol­pean a la gen­te y se lle­van a muchas per­so­nas sin saber adon­de».

El minis­tro ase­ve­ró que «mucha gen­te se encuen­tra des­apa­re­ci­da», algu­nos por­que huye­ron tras la entra­da de las fuer­zas marro­quíes en el cam­pa­men­to de pro­tes­ta de Gdeim Izik, don­de les qui­ta­ron sus telé­fo­nos móvi­les y de los que no se tie­ne nin­gu­na noti­cia.

«Espe­ra­mos que el Con­se­jo de Segu­ri­dad adop­te una posi­ción cla­ra y con­tun­den­te con­de­nan­do los hechos y envian­do urgen­te­men­te una misión de inves­ti­ga­ción a la zona», dijo el diri­gen­te saha­raui, que deman­dó tam­bién a la Misión de Nacio­nes Uni­das para el Refe­rén­dum en el Saha­ra Occi­den­tal (MINURSO) que infor­me deta­lla­da­men­te sobre lo que está suce­dien­do.

Por su par­te, el Minis­te­rio saha­raui de los Terri­to­rios Ocu­pa­dos con­fir­mó hoy que los cadá­ve­res de ocho civi­les saha­rauis, entre ellos un niño de sie­te años, han sido encon­tra­dos a ori­llas del río Saguia el Ham­ra y en dife­ren­tes barrios de El Aaiún.

Dos de los cuer­pos pre­sen­ta­ban impac­tos de bala y otro las hue­llas de haber sido aplas­ta­do por un vehícu­lo duran­te la entra­da al cam­pa­men­to de Gdeim Izik, según un comu­ni­ca­do de este depar­ta­men­to.

El niño fue encon­tra­do en el barrio de Due­rat de El Aaiún y murió «a cau­sa de la vio­len­cia de las mili­cias de colo­nos diri­gi­das por la Poli­cía y las agre­sio­nes que eje­cu­tan tras los alla­na­mien­tos de vivien­das saha­rauis», seña­la la nota.

El Gobierno saha­raui ha cifra­do los heri­dos saha­rauis en 723 y en más de 150 las per­so­nas toda­vía des­apa­re­ci­das.


Rabat fija medi­das racia­les para mar­car a los saha­rauis

La gue­rra abier­ta en El Aaiún está dejan­do imá­ge­nes para el horror, pero ayer se coló una que mar­ca las dis­tan­cias sobre la igual­dad ciu­da­da­na que Marrue­cos vie­ne pre­go­nan­do des­de hace 35 años. Por vez pri­me­ra, la Admi­nis­tra­ción de Rabat ha auto­ri­za­do la apli­ca­ción de medi­das racia­les para dis­tin­guir a la pobla­ción resi­den­te en El Sáha­ra Occi­den­tal.

Ayer entró en vigor una medi­da polé­mi­ca con la auto­ri­za­ción táci­ta de Nacio­nes Uni­das que recuer­da a las prác­ti­cas del Nacio­nal Socia­lis­mo de la Ale­ma­nia de entre gue­rras. Los marro­quíes oriun­dos (cono­ci­dos como colo­nos o nor­te­ños) cami­nan por las calles con gorras blan­cas, mien­tras que a los saha­rauis autóc­to­nos se les exi­ge que sus ros­tros sean visi­bles si se ven obli­ga­dos a salir de sus casas.

La deci­sión cau­só per­ple­ji­dad entre las aso­cia­cio­nes de dere­chos huma­nos, que no han duda­do en repro­bar la deci­sión por «racial», «fue­ra de lugar» y suma­men­te «arries­ga­da» para garan­ti­zar la con­vi­ven­cia des­pués de los inci­den­tes.

Pero la wila­ya se des­en­ten­di­do ale­gan­do que la orden «vie­ne de más arri­ba». Des­de ayer, es impe­ra­ti­vo legal en El Aaiún acu­dir al tra­ba­jo, a las cafe­te­rías, tien­das o cen­tros públi­cos con una cachu­cha de color blan­co que dis­tri­bu­ye la poli­cía en los cen­tros neu­rál­gi­cos de la socie­dad.

A la hora del repar­to de gorras, los agen­tes exi­gen el docu­men­to de iden­ti­dad. Sólo a los que acre­di­tan su pro­ce­den­cia marro­quí se les asig­na el dis­tin­ti­vo. Dece­nas de saha­rauis acu­dían ayer a los pues­tos para, en medio de la con­fu­sión, pasar des­aper­ci­bi­dos con la obten­ción de una cachu­cha pero los ser­vi­cios poli­cia­les son de lo más efi­cien­tes, ya que la wila­ya ha ele­gi­do al per­so­nal que vive en la capi­tal.

La seña de iden­ti­dad dife­ren­cia por vez pri­me­ra, des­de 1975, quién es saha­raui y quién es marro­quí. «Es la mayor ofen­sa que nos podían afli­gir. Nos dije­ron que éra­mos uno. El rey y su padre habla­ron siem­pre del regre­so a la madre patria. ¿Cómo es posi­ble aho­ra que nos dife­ren­cien como súb­di­tos de segun­da?».

Un por­ta­voz ofi­cial pró­xi­mo a la wila­ya seña­ló a este perió­di­co que se tra­ta de una medi­da tran­si­to­ria. «Es por unos días y no afec­ta a todo el mun­do. Sólo a los hom­bres. Per­mi­ti­rá recu­pe­rar cuan­to antes la cal­ma y bajar la ten­sión. Es pre­ven­ti­vo y nada tie­ne que ver con cues­tio­nes racia­les. Marrue­cos es el due­ño y señor del terri­to­rio y todos los saha­rauis son marro­quíes, inclui­dos los her­ma­nos de Tin­duf».

— — — — — — — — — — — — — — —

El repre­sen­tan­te en Espa­ña del Fren­te Poli­sa­rio, Bucha­ra­ya Beyun, denun­ció este jue­ves en decla­ra­cio­nes a Euro­pa Press que Marrue­cos está come­tien­do una «lim­pie­za étni­ca» en El Aaiún y advir­tió de que si la comu­ni­dad inter­na­cio­nal no inter­vie­ne para bus­car una solu­ción pací­fi­ca, «el pue­blo saha­raui recu­rri­rá a todos los medios, inclui­da la gue­rra».

«La ciu­dad está toma­da por el Ejér­ci­to y la Poli­cía», decla­ró. «Están yen­do casa por casa, hay cien­tos de dete­ni­dos, sobre todo entre los más jóve­nes», denun­ció. «Dece­nas de sol­da­dos entran en motos en las calles en las que no entran los coches para per­se­guir a la gen­te», ase­gu­ró.

Según el repre­sen­tan­te del Poli­sa­rio, «se ha infor­ma­do de 19 muer­tos, pero no pode­mos decir cuán­tos hay, por­que no tene­mos acce­so a los hos­pi­ta­les ni a las fosas comu­nes». «Hay una lim­pie­za étni­ca ante la que nadie quie­re inter­ve­nir», denun­ció.

A jui­cio de Beyun, la actua­ción de Marrue­cos supo­ne una «rup­tu­ra del alto del fue­go» de 1991. Por ello, advir­tió de que si la comu­ni­dad inter­na­cio­nal no inter­vie­ne para pro­pi­ciar una solu­ción pací­fi­ca, «el pue­blo saha­raui y el Poli­sa­rio se plan­tea­rán recu­rrir a todos los medios lega­les para defen­der sus dere­chos, inclui­da la gue­rra». «Nun­ca hemos esta­do tan cer­ca de la gue­rra des­de el alto el fue­go», ase­ve­ró.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *