LAB denun­cia la repre­sión marro­quí y exi­ge una solu­ción demo­crá­ti­ca para el pue­blo saha­raui

El sin­di­ca­to LAB denun­cia la sal­va­je repre­sión ejer­ci­da en duran­te estos días en El Aaiún por el Esta­do marro­quí con­tra miles de civi­les saha­rauis al des­alo­jar el cam­pa­men­to de pro­tes­ta de Gdeim Izik. Repre­sión que ha supues­to la muer­te de varios de ellos, en un núme­ro aún sin con­cre­tar, y la deten­ción de dece­nas de saha­rauis.

Al expre­sar, hace unos días, nues­tra soli­da­ri­dad con las miles de per­so­nas acam­pa­das, sub­ra­ya­ba­mos el ries­go que había de un des­en­la­ce trá­gi­co, tal y como final­men­te ha suce­di­do, por des­gra­cia.

Este caso es, por des­gra­cia, un ejem­plo más de las cons­tan­tes vio­la­cio­nes de Dere­chos Huma­nos, civi­les y polí­ti­cos, a los que se ve some­ti­da la pobla­ción saha­raui por par­te del Esta­do de Marrue­cos. Estas vio­la­cio­nes de Dere­chos Huma­nos las pade­cen con espe­cial cru­de­za las y los saha­rauis que viven en los Terri­to­rios ile­gal­men­te ocu­pa­dos des­de 1976: las tor­tu­ras, deten­cio­nes arbi­tra­rias, la ausen­cia de liber­tad de expre­sión, etc. son una cons­tan­te, ade­más de las vul­ne­ra­cio­nes de los Dere­chos de los pre­sos polí­ti­cos saha­rauis y de la exis­ten­cia de un muro del Apartheid que divi­de el terri­to­rio saha­raui.

Igual­men­te, denun­cia­mos en espe­cial la acti­tud del Esta­do espa­ñol, que des­de el momen­to en que aban­do­nó las tie­rras colo­ni­za­das del Saha­ra en 1976, se des­en­ten­dió de su res­pon­sa­bi­li­dad his­tó­ri­ca en este asun­to. Con­se­cuen­cia de ello el Pue­blo Saha­raui se vio abo­ca­do a una gue­rra con­tra Marrue­cos y Mau­ri­ta­nia, y la ocu­pa­ción ile­gal marro­quí que empe­zó enton­ces hoy día per­du­ra.

En todo este tiem­po, demos­tran­do tam­bién en esta cues­tión su nulo talan­te demo­crá­ti­co, el Esta­do espa­ñol no ha exi­gi­do nun­ca a Marrue­cos que pon­ga fin a la ocu­pa­ción ile­gal del Saha­ra y a la vul­ne­ra­ción sis­te­má­ti­ca de Dere­chos Huma­nos de la pobla­ción saha­raui. Todo lo con­tra­rio: ha aumen­ta­do la coope­ra­ción polí­ti­ca, eco­nó­mi­ca y mili­tar con Marrue­cos, inde­pen­dien­te­men­te de qué par­ti­do ocu­pa­se el Gobierno en la Mon­cloa. Igual­men­te, denun­cia­mos la acti­tud de la ONU, que hace la vis­ta gor­da ante el incum­pli­mien­to de las Reso­lu­cio­nes por par­te de Marrue­cos.

Por lo tan­to, des­de LAB expre­sa­mos toda nues­tra soli­da­ri­dad con el pue­blo saha­raui y recla­ma­mos que se res­pe­ten sus Dere­chos, en espe­cial el Dere­cho de Auto­de­ter­mi­na­ción.

Igual­men­te, la ONU debe velar por el cum­pli­mien­to ínte­gro del pro­ce­so de des­co­lo­ni­za­ción del Sáha­ra.
Asi­mis­mo, nos adhe­ri­mos a todas las mani­fes­ta­cio­nes y movi­li­za­cio­nes que en Eus­kal Herria se están rea­li­zan­do y están con­vo­ca­das duran­te estos días en soli­da­ri­dad con el Pue­blo Saha­raui y de denun­cia de la sal­va­je repre­sión ejer­ci­da con­tra el mis­mo por el gobierno marro­quí.

En Eus­kal Herria, a 9 de noviem­bre de 2010

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *