Decla­ra­ción sobre las noti­cias apa­re­ci­das en dife­ren­tes medios sobre Mar­tín de la Jara – SOC

El Sin­di­ca­to de Obre­ros del Cam­po y del Medio Rural de Anda­lu­cía (SOC-MRA), ante las infor­ma­cio­nes apa­re­ci­das en dife­ren­tes medios escri­tos y digi­ta­les sobre la situa­ción de Mar­tín de la Jara quie­re mani­fes­tar lo siguien­te:

1º) Tan­to nues­tra orga­ni­za­ción, como sus miem­bros están ple­na­men­te invo­lu­cra­dos en la lucha por la trans­for­ma­ción de la socie­dad, defen­dien­do los intere­ses de la cla­se tra­ba­ja­do­ra fren­te a los ata­ques del Gobierno y de la patro­nal. Esto ha sido una cons­tan­te des­de que sur­gi­mos en los años 70 y que­re­mos reite­rar que nues­tros com­pa­ñe­ros y com­pa­ñe­ras de Mar­tín de la Jara han per­ma­ne­ci­do des­de siem­pre fie­les a esos obje­ti­vos de lucha y com­pro­mi­so.

2º) En esta lar­ga anda­du­ra, nues­tra orga­ni­za­ción siem­pre ha impul­sa­do la uni­dad de acción con otros colec­ti­vos polí­ti­cos, sin­di­ca­les y socia­les anti­ca­pi­ta­lis­tas y esto ha ido crean­do un espa­cio de rela­cio­nes fra­ter­na­les con muchos de ellos. En ese mar­co de bue­nas rela­cio­nes y res­pe­to mutuo siem­pre hemos resuel­to de for­ma hones­ta, demo­crá­ti­ca y dia­lo­ga­da las dife­ren­cias que hayan podi­do sur­gir. Jamás en sus más de 30 años de his­to­ria, el SOC ha acu­di­do a los tri­bu­na­les para resol­ver un con­flic­to con otra orga­ni­za­ción obre­ra.

3º) Tras inten­tar resol­ver infruc­tuo­sa­men­te las dife­ren­cias exis­ten­tes con la CGT‑A hemos lle­ga­do a la con­clu­sión de que nues­tro pru­den­te silen­cio pue­de malin­ter­pre­tar­se como una espe­cie de acep­ta­ción de sus argu­men­tos. Esto situa­ría en la inde­fen­sión más abso­lu­ta a nues­tros com­pa­ñe­ros y com­pa­ñe­ras de Mar­tín de la Jara, a los que des­de aquí que­re­mos agra­de­cer­les públi­ca­men­te la pacien­cia demos­tra­da en estos meses.

4º) Pero dado que los ata­ques per­sis­ten, no pode­mos con­sen­tir que se empa­ñe nues­tra tra­yec­to­ria con acu­sa­cio­nes sin fun­da­men­to. Cuan­do el actual equi­po de gobierno acce­de por mayo­ría abso­lu­ta al Gobierno muni­ci­pal en 2007, es el momen­to en que se les des­pier­ta a algu­nos la con­cien­cia sin­di­ca­lis­ta, tras cor­tar­le el equi­po de gobierno los pri­vi­le­gios que venían gozan­do con el PSOE y que la mayo­ría de veci­nos y veci­nas de Mar­tín de la Jara seña­la­ban como escan­da­lo­sos. En este momen­to lla­man a la puer­ta del SAT para afi­liar­se y no se les admi­te pre­ci­sa­men­te por­que se veía que sus inten­cio­nes no eran la defen­sa de los tra­ba­ja­do­res del ayun­ta­mien­to sino la de sus pro­pios pri­vi­le­gios. Es el momen­to tam­bién en el que comien­zan a difun­dir calum­nias y a ali­men­tar el des­con­ten­to gene­ra­do por la cri­sis eco­nó­mi­ca como si el Ayun­ta­mien­to fue­se el res­pon­sa­ble de la mis­ma. Esta cla­ro y eso lo sabe igual­men­te el pue­blo de Mar­tín de la Jara que, este con­flic­to res­pon­de más a los intere­ses indi­vi­dua­les de algu­nos de man­te­ner sus pri­vi­le­gios que a la defen­sa colec­ti­va de los intere­ses y dere­chos de los tra­ba­ja­do­res. Por tan­to, recha­za­mos por mani­pu­la­das y ama­ña­das las infor­ma­cio­nes apa­re­ci­das.

5.- Las medi­das toma­das para eli­mi­nar los pri­vi­le­gios extras de algu­nos se inten­tan pre­sen­tar como aco­so labo­ral. Tam­po­co se ha pro­du­ci­do nin­gún des­pi­do en la plan­ti­lla del Ayun­ta­mien­to. Lamen­ta­mos que la CGT‑A se esté dejan­do mani­pu­lar por intere­ses aje­nos a los prin­ci­pios sin­di­ca­les. Y lla­ma mucho la aten­ción la faci­li­dad con que algu­nos con­si­guen pági­nas ente­ras de una pren­sa cor­po­ra­ti­va, que no dedi­có, por ejem­plo, ni una sola línea a la exi­to­sa huel­ga gene­ral de la Sie­rra Sur de Sevi­lla con­vo­ca­da por el SAT el 14 de abril de este año, y que secun­dó al cien por cien todo el pue­blo de Mar­tín de la Jara.

6.-Por últi­mo el SOC se pone a dis­po­si­ción de la opi­nión públi­ca para acla­rar cuan­tas dudas pue­dan sur­gir de todas las infor­ma­cio­nes apa­re­ci­das en cual­quier medio de comu­ni­ca­ción.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *