10 de noviem­bre, el día de la amne­sia y la impu­ni­dad- Aso­cia­ción de Víc­ti­mas del Geno­ci­dio fran­quis­ta

A esta con­clu­sión lle­ga­mos cuan­do des­de el mun­do ins­ti­tu­cio­nal se inten­ta des­vir­tuar la labor de los gru­pos de la MEMORIA HISTÓRICA que han sur­gi­do y siguen sur­gien­do para rei­vin­di­car el reco­no­ci­mien­to de las víc­ti­mas del geno­ci­dio fran­quis­ta y la arti­cu­la­ción de medi­das para el res­ta­ble­ci­mien­to de la ver­dad, jus­ti­cia, repa­ra­ción y garan­tías de no repe­ti­ción.

El obje­ti­vo prio­ri­ta­rio de la socie­dad vas­ca, trein­ta y cin­co años des­pués de la muer­te del geno­ci­da dic­ta­dor gene­ral Fran­co y tres de la pro­mul­ga­ción de la ley de la Memo­ria His­tó­ri­ca, es el reco­no­ci­mien­to de las víc­ti­mas y la dero­ga­ción de la Ley cono­ci­da popu­lar­men­te como del PUNTO FINAL, toda­vía vigen­te, que ampa­ra la impu­ni­dad con­tra­vi­nien­do la lega­li­dad inter­na­cio­nal e incum­plien­do los con­ve­nios inter­na­cio­na­les fir­ma­dos por el Esta­do espa­ñol, que no pres­cri­ben los crí­me­nes de lesa huma­ni­dad.

La MEMORIA HISTÖRICA no sólo cons­ti­tu­ye un dere­cho fun­da­men­tal de los cien­tos de milla­res de víc­ti­mas que han sufri­do el terror des­ata­do por un régi­men geno­ci­da, sino que debe ser tra­ba­ja­da para recu­pe­rar a las víc­ti­mas de la impu­ni­dad for­za­da por el terror ejer­ci­do por el régi­men geno­ci­da y el olvi­do intere­sa­do que se obser­va des­de ins­ti­tu­cio­nes cer­ca­nas como el ayun­ta­mien­to de Donos­tia, para dotar­la de nom­bres y ape­lli­dos a las víc­ti­mas, cuyos res­tos siguen apa­re­cien­do en fosas clan­des­ti­nas de nues­tro muni­ci­pio al rit­mo de la eje­cu­ción de obras urba­nís­ti­cas cuya fina­li­dad no era su hallaz­go y loca­li­za­ción.

Las nue­vas gene­ra­cio­nes deben cono­cer una tene­bro­sa pági­na de la his­to­ria que se les está ocul­tan­do, y que, en cuan­to a nues­tra pobla­ción se refie­re, cons­ti­tu­ye la mayor tra­ge­dia sufri­da por la ciu­dad des­de su des­truc­ción en 1813. Cer­ca de cua­tro­cie­nos fusi­la­dos , todos ellos civi­les, y el éxo­do de la pobla­ción, que nues­tro ayun­ta­mien­to tie­ne guar­da­dos en el arma­rio del olvi­do, ocul­tan­do su dimen­sión.

Es la mejor con­tri­bu­ción que pode­mos hacer a las nue­vas gene­ra­cio­nes, para que pue­dan cono­cer la ver­dad ocul­ta­da for­zo­sa­men­te por el terror geno­ci­da y evi­tar su repe­ti­ción, y no con­sen­tir que, nue­va­men­te les con­vier­tan en víc­ti­mas del olvi­do.

No se pue­de pasar pági­na sin escri­bir­la para que pue­da ser leí­da median­te la crea­ción de una Comi­sión de la Ver­dad.

Como acto de reafir­ma­ción y des­agra­vio a la memo­ria de las víc­ti­mas del geno­ci­dio fran­quis­ta, invi­ta­mos a los ciu­da­da­nos com­pro­me­ti­dos con la ver­dad, la jus­ti­cia y las liber­ta­des, a la con­cen­tra­ción que el miér­co­les día diez de noviem­bre a las ocho de la tar­de se rea­li­za­rá en el Bou­le­vard donos­tia­rra.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *