¿Cami­na­mos hacia el IV Reich? – IZCA

El pro­yec­to de refor­ma del recién pues­to en mar­cha TRATADO DE LISBOA, impul­sa­do por la can­ci­ller ale­ma­na Ange­la Mer­kel y apo­ya­do por el pre­si­den­te fran­cés, Sar­kozy, supo­ne en la prác­ti­ca la subor­di­na­ción defi­ni­ti­va en lo eco­nó­mi­co de la Unión Euro­pea al eje ger­mano-fran­co, así como una bru­tal pér­di­da de sobe­ra­nía en lo polí­ti­co del con­jun­to de sus Esta­dos miem­bros, excep­ción hecha de la pro­pia Ale­ma­nia y Fran­cia
La deri­va toma­da en el pro­ce­so de cons­truc­ción Euro­pea a par­tir de fina­les de los ochen­ta del pasa­do siglo, coin­ci­dien­do con la entra­da del Esta­do Espa­ñol y Por­tu­gal en ese pro­yec­to, así como con el ini­cio del des­man­te­la­mien­to del blo­que euro­peo del Socia­lis­mo Real y del pro­fun­do debi­li­ta­mien­to de la URSS, iba ya cla­ra­men­te orien­ta­da en esa direc­ción.
Ale­ma­nia se reser­va­ba para sí, en el dise­ño pues­to en mar­cha, el papel de poten­cia indus­trial y a Fran­cia se le adju­di­ca­ba el papel de poten­cia en la agri­cul­tu­ra, la gana­de­ría y los ser­vi­cios.
Al res­to, inclui­do el Esta­do Espa­ñol, le toca­ba pasar a jugar un papel subor­di­na­do, y con espe­cial dedi­ca­ción a ser terri­to­rio de ser­vi­cios: ocio y turis­mo; zona resi­den­cial para los jubi­la­dos de los paí­ses ricos de Euro­pa; paraí­so de la pros­ti­tu­ción y del nar­co­trá­fi­co… Y por supues­to del capi­ta­lis­mo espe­cu­la­ti­vo.
Ello exi­gía el des­man­te­la­mien­to en bue­na medi­da del sec­tor indus­trial autóc­tono, excep­to aque­lla par­te en manos del capi­tal extran­je­ro, orien­ta­do a la expor­ta­ción como es el caso del sec­tor auto­mo­triz así como algu­nos sub­sec­to­res con lar­ga tra­di­ción y arrai­go en algu­nas zonas del Esta­do.
Exac­ta­men­te lo mis­mo ocu­rrió con el sec­tor agra­rio y gana­de­ro hoy redu­ci­do a la míni­ma expre­sión, así como el sec­tor ser­vi­cios ven­di­do en muy bue­na medi­da al capi­ta­lis­mo fran­cés.
De imple­men­tar esa polí­ti­ca, estra­té­gi­ca­men­te liqui­da­do­ra des­de un pun­to de vis­ta eco­nó­mi­co para el futu­ro de nues­tro Pue­blo, se encar­gó a fon­do duran­te su eta­pa de Gobierno, Feli­pe Gon­zá­lez.
Los Gobier­nos de Feli­pe Gon­zá­lez fue­ron un autén­ti­co desas­tre para los intere­ses de las cla­ses tra­ba­ja­do­ras y de los Pue­blos del Esta­do Espa­ñol. Sus con­se­cuen­cias se empe­za­ron a pagar ya en aquel enton­ces, pero aho­ra se mani­fies­tan en toda su cru­de­za.

Cada vez es más evi­den­te que hace fal­ta una segun­da tran­si­ción que resuel­va las asig­na­tu­ras pen­dien­tes de la pri­me­ra en lo que corres­pon­den al régi­men polí­ti­co y al mode­lo social, pero que afron­te tam­bién lo rela­cio­na­do con la ubi­ca­ción del Esta­do Espa­ñol en el esce­na­rio inter­na­cio­nal.
Des­de lue­go para Cas­ti­lla la per­te­nen­cia a la UE en las actua­les con­di­cio­nes es una autén­ti­co sui­ci­dio que no pode­mos tole­rar.

Izquier­da Cas­te­lla­na
Cas­ti­lla a 30 de octu­bre de 2010.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *