[Vídeo] – Cin­co tesis fun­da­men­ta­les sobre el capi­ta­lis­mo, hoy

1.- El capi­ta­lis­mo es UNA RELACIÓN SOCIAL que se da entre los capi­ta­lis­tas, que com­pran la mer­can­cía fuer­za de tra­ba­jo, y el pro­le­ta­ria­do, que ven­de su fuer­za de tra­ba­jo por un salario.

2.- El capi­ta­lis­mo es UNA RELACIÓN HISTÓRICA entre dos cla­ses anta­gó­ni­cas, que obli­ga y coac­cio­na a la mayo­ría de la pobla­ción a ven­der al capi­tal su fuer­za de tra­ba­jo por un salario.

(Sin este pro­ce­so his­tó­ri­co de acu­mu­la­ción pri­mi­ti­va del capi­tal y de expro­pia­ción y expul­sión del cam­pe­sino de las comu­ni­da­des rura­les a las fábri­cas y gran­des cen­tros indus­tria­les no exis­ti­ría la rela­ción social del pun­to 1).

3.- El capi­ta­lis­mo pro­vo­ca UNA CONTRADICCIÓN, o con­flic­to, entre el desa­rro­llo SOCIAL de las fuer­zas pro­duc­ti­vas y las actua­les rela­cio­nes socia­les de pro­duc­ción, de apro­pia­ción pri­va­da del valor, que no se corres­pon­de con el carác­ter social de esas fuer­zas productivas.

(Esto se tra­du­ce en un repar­to des­igual de la rique­za en el mun­do: EN 2007 tres ciu­da­da­nos esta­dou­ni­den­ses (Bill Gates, Paul Allen y Warren Buf­fett) poseen, jun­tos, una for­tu­na supe­rior al PIB de las 42 nacio­nes más pobres, en las cua­les viven 600 millo­nes de habi­tan­tes; las 356 per­so­nas más ricas del mun­do supe­ran la ren­ta anual del 40% de la huma­ni­dad; Esta­dos Uni­dos repre­sen­ta el 6% de la pobla­ción mun­dial, pero con­su­me el 48% de la rique­za total del planeta).

4.- Se da hoy, UNA CRISIS (ini­cia­da a media­dos de los años seten­ta) de las rela­cio­nes de pro­duc­ción capi­ta­lis­tas, que no garan­ti­zan ya el pro­ce­so de repro­duc­ción de la fuer­za de tra­ba­jo. Apa­re­ce un enor­me ejér­ci­to indus­trial de reser­va (glo­bal) a cau­sa de la insu­fi­cien­te absor­ción de la fuer­za de tra­ba­jo en el pro­ce­so de pro­duc­ción capi­ta­lis­ta, que pro­du­ce fenó­me­nos nuevos:

a.- des­man­te­la­mien­to de las con­quis­tas socia­les del lla­ma­do Esta­do del Bienestar.

b.- exclu­sión de paí­ses y con­ti­nen­tes ente­ros del pro­ce­so de pro­duc­ción capi­ta­lis­ta; fenó­me­nos migra­to­rios masi­vos por moti­vos eco­nó­mi­cos, béli­cos o catas­tró­fi­cos, sin paí­ses o regio­nes dis­pues­tos a dar­les más que una aco­gi­da par­cial y selectiva.

c.- pro­ce­sos de acu­mu­la­ción pri­mi­ti­va del capi­tal en Chi­na y la India.

d.- lími­tes eco­ló­gi­cos a la explo­ta­ción masi­va e indis­cri­mi­na­da de los recur­sos natu­ra­les, sin medi­das efec­ti­vas con­tra la con­ta­mi­na­ción. Peli­gro de extin­ción de la espe­cie huma­na, sin res­pues­tas ade­cua­das de prevención.

e.- apa­ri­ción de múl­ti­ples focos y sec­to­res de tra­ba­jo infan­til esclavizado.

f.- apa­ri­ción de una eco­no­mía vir­tual, fru­to de una enor­me espe­cu­la­ción finan­cie­ra des­con­tro­la­da, que pro­vo­ca un abis­mo insal­va­ble con la eco­no­mía real, con el con­si­guien­te ries­go de cri­sis finan­cie­ras y depre­sión económica.

g.- gue­rras impe­ria­lis­tas por el con­trol del petró­leo y otros recur­sos naturales.

h.- cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co sin gene­ra­ción de empleo.

i.- toyo­tis­mo, o nue­vas fór­mu­las de orga­ni­za­ción empre­sa­rial para incre­men­tar la pro­duc­ti­vi­dad labo­ral, fle­xi­bi­li­zar la fuer­za de tra­ba­jo (en cuan­to a sala­rios y en cuan­to a dis­po­ni­bi­li­dad espa­cial), des­truir las con­quis­tas socia­les del Esta­do del Bien­es­tar, e impe­dir las aso­cia­cio­nes sin­di­ca­les, que no sean de empresa.

j.- En Japón, el toyo­tis­mo apa­re­ció en los años cin­cuen­ta para aten­der las nece­si­da­des béli­cas de los Esta­dos Uni­dos en la Gue­rra de Corea. Se des­tru­ye­ron lo sin­di­ca­tos nacio­na­les manu mili­ta­ri, sus­ti­tui­dos por dóci­les sin­di­ca­tos de empre­sa. Las gran­des empre­sas se con­cen­tra­ron en comar­cas que domi­na­ban des­pó­ti­ca­men­te. Se crea­ron equi­pos de cali­dad que con­si­guie­ron esta­ble­cer la nor­ma de la com­pe­ti­ti­vi­dad entre los tra­ba­ja­do­res para alcan­zar los obje­ti­vos de la empre­sa. Apa­re­cie­ron las sub­con­tra­ta­cio­nes de unas empre­sas a otras, con una esca­la sala­rial que dis­mi­nu­ye en cada sub­con­tra­ta­ción. Es habi­tual una ele­va­da ten­sión en el tra­ba­jo, que pro­du­ce al año unas 10.000 muer­tes por Karoshi). «Karoshi» es una pala­bra com­pues­ta, for­ma­da por «karo» y «shi» que sig­ni­fi­can res­pec­ti­va­men­te tra­ba­jo exce­si­vo y muer­te, y com­bi­na­das pasan a sig­ni­fi­car «muer­te repen­ti­na como con­se­cuen­cia del tra­ba­jo exce­si­vo»; es decir, muer­tes por estrés.)

5.- El comu­nis­mo no es un BELLO IDEAL, sino una NECESIDAD MATERIAL, cuyas pre­mi­sas han sido pues­tas­por el capi­ta­lis­mo, con un cre­ci­mien­to de las fuer­zas pro­duc­ti­vas que pue­de ase­gu­rar ya una socie­dad que cubra todas las nece­si­da­des mate­ria­les de la humanidad.

En “La Ideo­lo­gía ale­ma­na” se defi­ne al comu­nis­mo como “el movi­mien­to real que supri­me el esta­do de cosas exis­ten­tes”, que sitúa la con­cien­cia revo­lu­cio­na­ria en la exis­ten­cia de una cla­se revo­lu­cio­na­ria y que defi­ne explí­ci­ta­men­te la con­cien­cia revo­lu­cio­na­ria como una ema­na­ción his­tó­ri­ca del pro­le­ta­ria­do explo­ta­do. La con­ti­nui­dad con las “Tesis sobre Feuer­bach”, don­de se dice que los edu­ca­do­res deben tam­bién ser edu­ca­dos, es tam­bién evi­den­te. En ambos tra­ba­jos Marx recha­za­ba ya a todos los“salvadores” del pro­le­ta­ria­do, a todos quie­nes creen que la con­cien­cia comu­nis­ta es apor­ta­da a los humil­des obre­ros des­de fue­ra de la cla­se obre­ra, por inte­lec­tua­les o diri­gen­tes, que nadie necesita.

El comu­nis­mo no es un bello ideal sino una nece­si­dad mate­rial y la úni­ca solu­ción rea­lis­ta a las cri­sis del capi­ta­lis­mo, en su actual fase de deca­den­cia. Comu­nis­mo o barbarie.

BALANCE. Cua­der­nos de historia.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.